Antonio Moreno, el curandero milagroso


         

 

                     La historia del curandero  de Melilla

     El pasado 11 de junio escribí un artículo sobre “la trinidad pagana” del cementerio de Melilla, las tres tumbas que conforman un triángulo de culto esotérico y pagano. El vértice que abre el triángulo místico es la tumba de Emilia Magdelena, que abre el camino hacia la otra afamada tumba, la del soldado Benito López Franco o “soldado de los milagros”. Más alejado de todos y en la punta más extrema, de lo que constituye un triángulo isósceles, está la conocida como “tumba del curandero milagroso”, o la de Antonio Moreno Cervilla.

       El 6 de septiembre de 2011, una colaboradora, Ilse Lund, nos pedía más datos acerca de Antonio Moreno Cervilla y en aquel momento, no disponía de ninguno más que el nombre y la fecha de su fallecimiento (30/01/1945). Prometí entonces, seguir buscando referencias acerca de su vida.

        Los datos que ofrezco hoy, son apenas unos pequeñas trazas, que sitúan a Antonio Moreno como alguacil de los Juzgados de Nador, natural de Granada y fallecido a los 56 años. Vivía en la calle General Astilleros nº 50, en compañía de sus tres hermanos. Él era soltero y no tenía descendencia, pero la presencia desconocida y ya olvidada de sus tres hermanos, podría abrir la vía de la existencia de posibles descendientes, ya sea sobrinos u otro tipo de familiares. De hecho la esquela habla de tíos y sobrinos, aparte de los tres hermanos, como posibles líneas familiares a rastrear y que podrían aportar más datos sobre el enigma de su vida. Su tumba y culto, aunque en un segundo plano mediático, está a la altura del “soldado de los milagros”.

       Según dice en la esquela, el cortejo fúnebre se inició en el conocido bar “El Tropezón”, que hoy lleva el nombre de “El Semáforo”, y que debía estar próximo a su vivienda, situada en las inmediaciones de la Residencia Militar, en la que un colaborador reciente, Jesús, afirmó haber visto moverse a alguien dentro de la Residencia, pese a estar completamente tabicada y cerrada.

      El otro dato que resalta en este pequeña investigacción, es que no falleció el día que figura en su lápida, 31 de enero, sino el día anterior , el 30 de enero. Son pequeños datos, pero ya hay varios hilos de los que empezar a tirar. El cambio de numeración en la calle General Astilleros, hace imposible por el momento, saber cuál era realmente su residencia.

    ¿ Milagros o intercesiones ?

     Los milagros son hechos o curaciones completamente inexplicables desde el examen científico o médico. No hay ningún caso documentado en Melilla concerniente a estos tres cultos populares. Lo que sí se habla y hay cientos de casos, son de pequeñas intercesiones o favores, solicitadas por personas en su acontecer diario y que se relacionan con temas de salud, protección vital, problemas económicos o mediaciones relacionados con busqueda de trabajos o problemas amorosos.   

PD:     La foto muestra el actual nº48 de la calle del Gral. Astilleros. Es la última casa baja de la zona, quizá fuese esa u otra similar, la última residencia de Antonio Moreno Cervilla.

Nota: http://elalminardemelilla.com/2011/06/11/la-trinidad-pagana-del-cementerio-de-melilla/

About these ads

10 pensamientos en “Antonio Moreno, el curandero milagroso

  1. Enhorabuena por el articulo, por rescatar la memoria de personas ya fallecidas y en ocasiones olvidadas, y por dar la oportunidad, como dices, de tirar de los hilos a sus familiares.

  2. Me encanta que hayas escrito este articulo, enhorabuena una vez más.Esperemos que si algún familiar de este hombre sigue en Melilla, se pueda poner en contacto contigo, para contarnos anecdotas, en cierta ocasión me contaron que iba a la playa, y allí acudia la gente para que los curara, pero esto puede ser una leyenda.

  3. Hay otro dato curioso en la historia de Antonio Moreno, y es que la sepultura se la paga Catalina Delgado Martínez, primero por 5 años (1945-1950), y luego en 1950 la compra en propiedad. Es esta mujer la que es responsable de que “el curandero”, tenga una sepultura en tierra, algo que no era nada barato en aquella época.

  4. La casa de Antonio Moreno sigue existiendo. Un colaborador de El Alminar nos las ha hecho llegar. Esta tarde las colgaré en esta entrada. El nº 50 de la calle Astilleros sigue en pie. Estaba oculta por la nueva numeración.

  5. Hospitalario:El número 50 de General Astilleros en el año 1945 estaba cerca de las Adoratrices,porque estaba sin edificar y sin numerar la acera de los pares,lugar de la Estación del Hipódromo y de Altos de la Vía;además de un solar que había pasados los pabellones de mampostería de los pares.El 50 de Astilleros estaría pasada la residencia militar y los chalets de Villa Lola.Como viven los herederos del Chalé Las Palmeras que estaba frente a La Chimenea, podríamos consultarles.Las Adoratrices figuraban en Carretera de Nador Km. 2,900.En la ddécada de los sesenta el estanco de Astilleros tenía el nro.29 y los bloques militares eran:41,43,45 y 47.Los números 2 y 4 estaban cerca del Hospital Militar,el 6 era la Estación y el 8 y siguientes los pabellones militares de los pares.Calcula.

  6. Creo no equivocarme, el 50 estaba haciendo esquina con la entrada al Cuartel de Valenzuela,en la esquina más cercana a las Adoratrices.
    La cara de este curandero me trae a la memoria a un monaguillo de las Adoratrices,que despues trabajó con Antonio Moreno en su comercio de Gral. Marina.En el Real quedan todavía personas que vivían en las huertas cercanas a esta zona y que iban a misa a las Adoratrices.Ellas podrían decir donde vivía exactamente;aunque pienso que, dado su trabajo en Nador,en la ciudad estaría poco tiempo.
    Alguien que tenga El TeLegrama del Rif digitalizado podría aclararnos lo siguiente: ” El Curandero de los milagros ” Telegrama del Rif,23 de julio de 1926

  7. No os puedo dejar solos ni diez días. Enseguida empezaisa rayaros con Cuarto Milenio ; )
    Antonio Moreno es uno más de esos curadores, sanadores, curanderos y videntes que abundaron en Melilla y en España en general, en la oscura época de la posguerra. Ahora estoy fuera de mi localización habitual y no puedo acceder a los datos que tengo recogidos. Si recuerdo que este Curandero-vidente, ejerciía en otros lugares, como la calle Panamá, donde se reunia con sus acólitos. Ya digo que materialmente me es imposible acceder a mis de datos, donde tengo más casos como este.
    Hay que ponerse en la época, donde la medicina no era universal ni gratuita, y donde persistía una ignorancia y una incultura hoy desconocidas, aunque hay quien se empeñe en que volvamos a ello.
    Había personas que usaban estos supuestos poderes (y hago constar mi absoluto escpeticismo por estos temas) de buena fe, pero otros los usaban como sobre sueldo o como manera de vivir. Había incluso en la época de la Guerra Civil algunos “expertos” en ponerse en contacto no con los muertos, sino con los vivos de la “otra zona”. Se suponía que se ponían en contacto con los de la zona “roja” para transmitirles mensajes del estilo “estoy bien, ¿y vosotros como estais?”, etc Habría que ver las caras de los que recibian “telepáticamente” noticias buenas o esperanzadoras, y después se enteraban que no había sido así. Y esto lo conozco por un caso familiar, que se ponía en contacto con un hermano que había muerto (de enfermedad natural) en los primeros días de la Guerra.
    Y los curanderos, pues más de lo mismo. Había gente “de campo”, que conocía remedios naturales que en época de ausencia de medicina, usaban. Y si lo hacían para lo que servía, pues podían tener más o menos éxito, pero cuando ya se profesionalizaron y empezaron a mandar remedios estupidos, como ponerse una alcachofa partida por la mitad para curara el cancer de mama, o tomar mercurio, así, a lo bruto, de un termómetro roto, para curar determinadas enfermedades, con el consiguiente envenenamiento, empezaron a perder clientes.
    Cuando vuelva a mis coordenadas melillenses dare mas datos.

Los comentarios se cerrarán desde las 01 h hasta las 08h am.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s