Archivo | 17 abril, 2012

Cooperativa Gráfica Melillense


                  

                   Un siglo de Artes Gráficas al borde de la desaparición

      Hacer una visita al interior de la Cooperativa Gráfica Melillense, supone zambullirse en un pasado no tan lejano, pero ya casi desconocido, el de la edición manual de las Artes Gráficas. Esta imprenta tradicional tiene exactamente 100 años,pues surgió en 1912, en la fase de la expasión de la ciudad de Melilla y en el inicio del Protectorado español en Marruecos, del que se cumple ahora también su primer centenario.

        Moldes de letras, modelos de frases  para tarjetas de visita, para recordatorios de comunión o de bautizo, para esquelas. Fotolitos para la impresión de imágenes, placas y planchas metálicas para la edición de carteles, maquinas de impresión manuales, son el eco de un pasado totalmente desaparecido y que hablan de profesiones  y especialidades ya desaparecidas. El mundo de la edición digital y el de la edición personal, han acabado con este tipo de cooperativas gráficas.

         La Cooperativa fue fundada por un empresario catalán en 1912. Treinta años después, en 1942, los trabajadores de la imprenta se constituyeyon en cooperativa y así atravesaron los 40 años de Dictadura y la totalidad de la etapa democrática, hasta el presente. Hasta la fecha se encargaban de la edición del Boletín Oficial de Melilla (BOME), trabajo que ya están perdiendo, pues solo editan ya en papel, un reducido número para los archivos. La edición se realiza ya en versión digital y en formato PDF.

         Este año, el del centenario de su creación y también el del hundimiento del Titanic, la Cooperativa dejó de editar el almanaque con faldones del calendario, que regalaban a empresas, organismos públicos  y particulares. Los almanaques de calendario fue un producto muy popular hasta hace una década, en la que toda empresa que se preciase editaba uno, que servía como publicidad.

        La Ciudad Autónma de Melilla encarga cientos de trabajos gráficos y de imprenta, pero no reparte sus trabajos de modo equitativo. Hay empresas que reciben la mayor parte de los trabajos, también encargan muchas otras en empresas peninsulares y a veces casi olvidan a empresas melillenses, tan genuinas como esta. Durante una época, en su pasado de esplendor, editaban el primitivo cupón del Centro Asistencial de Melilla.

      La Cooperativa está situada en la céntrica calle de Sor Alegría y se reparte en los dos lados de los bajos del edifico. Una parte de la imprenta podría ser utilizada como Museo y la otra podría ser reflotada con una adecuado reparto de los trabajos encargados por el municipio. Todavía realizan con una plancha tradicional, la más conocida estampa del soldado Benito López Franco.

          

About these ads