Archivos

Los números contra el cáncer


               Es una enfermedad que nos rodea, que afecta o puede afectar a cualquiera. Todos conocemos casos de quienes han vencido en esa batalla, quienes están luchando ahora y también de quienes, desgraciadamente,  fueron vencidos por la enfermedad. Vivimos tiempos de recortes en Sanidad, en donde desde el Ministerio, se estimula a los médicos para que “ahorren” pruebas que pudieran salvar vidas, o que reduzca el gasto a base de economizar medicinas con los pacientes. Mientras tanto, seguimos sin ver ni una sola medida que acabe con los derroches, con los privilegios de los gestores, o con el mal uso del dinero público en las contratas que surten a hospitales y ambulatorios. Se sigue derrochando donde no se debe, y se restringe el gasto en aquello que es imprescindible para la salud de los pacientes. Un diagnóstico a tiempo no solo salva vidas, sino que además evita costosos tratamientos posteriores, que en ocasiones no alcanzan el final deseado, que es salvar la vida del paciente.

                      La mayor parte de los tratamientos a pacientes con cáncer de Melilla, se realizan en la ciudad de Málaga o Almería. Por ello es importante que asociaciones como la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) de Melilla, sigan existiendo, y poniendo a disposición de muchos pacientes melillenses, tanto sus voluntarios en la ciudad, como su red de pisos en la capital malagueña. No destacaremos ningún nombre sobre otro, porque todos, hombres y mujeres, son importantes y sobre todo, voluntarios.

About these ads

Las intersecciones del Barrio del Real


            El barrio del Real fue muy bien diseñado en 1910, cuando se conquistó la zona en la Guerra de 1909. Era un barrio de modernismo obrero del que ya apenas quedan unos pocos vestigios. Un siglo después de su nacimiento la situación ha cambiado mucho. En las ciudades modernas el tráfico y el problema de los aparacamientos es uno de los más serios con los que tiene que enfrentarse cualquier ciudad. Nada es irresoluble si se actúa con eficacia y no se deja que los problemas se enquisten a lo largo de los años. Hemos señalado muchos de los problemas del barrio y uno siempre recurrente es la peligrosa circulación en el barrio, sobre todo en las intersecciones entre calles.

          Los automovilistas aparcan en cualquier lado, sobre las mismas esquinas, e incluso dentro de las intersecciones, obstaculizando la visión y conviertiendo en muy peligrosa la simple acción de atravesar el cruce. En la intersección de la calle Mar Chica con la calle Valencia los accidentes son constantes, porque las esquinas y la propia intersección están permanentemente invadidas de coches. Bastaría con pintar los bordillo de las mismas de color amarillo, para disuadir el aparcamiento y realizar unas isletas centrales, como existen en la calle de La Legión, para solventar el problema. Cualquier cosa es preferible antes que el constante aumento de los accidentes y atropellos de peatones, como denuncia la propia Dirección Provincial de Tráfico.

                     Estas fotografías son de otro accidente en la zona señalada. Es una constante del barrio. Siempre el mismo lugar. No sólo se incrementan los accidentes, sino también la gravedad de los mismos.

  Nota: (1)http://elalminardemelilla.com/2011/11/03/obras-caos-accidentes/. (2) http://elalminardemelilla.com/2013/12/18/el-trafico-envilecido-de-melilla/