Sondeos de intención de voto real


       La incógnita del 22 de mayo en Melilla

             Hoy se ha publicado una encuesta electoral en un medio de comunicación en la que resulta muy llamativa la presentación de resultados. En ella se otorgan 19 escaños al PP. Al PSOE se le reconoce un mínimo de 4 escaños y un máximo de 5 y a CPM se le adjudican directamente 5. Esto nos da un total de 28 0 29 escaños cuando La Asamblea de Melilla tiene sólo 25.

           Por otra parte, reconocer que la oposición política tendría los mismos 10 escaños actuales, supone reconocer que la actual mayoría gobernante mantendría los 15 escaños en el mejor de los casos, con lo que sobran esos 4 escaños de más contabilizados.

         Sin embargo hay un factor que no se ha tenido en cuenta o que es imposible de medir, el del PPL de Ignacio Velázquez. Nadie que vaya a votar a esta opción lo reconocerá jamás, habida cuenta del modo y los medios que se están empleando contra esta formación, y que obtendría un mínimo/máximo de 2 escaños.

       Con lo cual, lo que está queriendo decir hoy la encuesta presentada a los ciudadanos, es que el PP sacará un máximo de 13 escaños en su mejor resultado. Osea, una mayoría absoluta ajustadísima, lo que impediría ejercer el poder, en las formas y excesos con los que se ha ejercido en  estos 4 últimos años.

         Esto explicaría muchos comportamientos, excesivamente nerviosos, si se creen los resultados de las encuestas presentadas a los ciudadanos y en las que el PP, nunca baja de 16 diputados.

       Por otra parte, este cuadro de datos, sí coincidiría con una encuesta, realizada sobre intención de voto real, y de la que se habla en medios políticos de absoluta solvencia. Nada que ver con las encuestas de partido o con las encuestas por encargo.

Anuncios

La parábola de Sarajevo


“… en cambio a los de fuera todo se les presenta en parábolas para que “por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados”>>. Marcos 4, 11-12

         Los Guardianes del libro, de Geraldine Brooks.

            ” <Vimos como se desmoronaba El Líbano y dijimos: “Pero eso es en Oriente Medio, son gente primitiva”. Después vimos arder Dubronik y pensamos: ” En Sarajevo somos diferentes”. Y así pensamos todos. ¿Cómo va a haber una guerra étnica aquí, en esta ciudad, cuando una de cada dos personas es hija de un matrimonio mixto?. No aquí, no en nuestra preciosa Sarajevo, nuestra ciudad olímpica ideal. Nos creíamos demasiado inteligentes, demasiado cínicos para creer en la guerra. Incluso cuando los francotiradores ya habían matado a más de una docena de chavales, seguíamos sin entenderlo. Tiene que entender que todo sucedió tal y como se lo cuento>”.

         Es imposible hablar más claro en los tiempos de la sombra  y de lo oscuro.

El Cristo de Limpias del barrio del Real


      Leyenda y desaparición del Cristo de Limpias del Real                      Enrique Delgado

              La historia del llamado Cristo de la agonía se origina en Cádiz en 1700, talla en madera que se veneraba en la Iglesia de los padres Franciscanos. En aquellos años las inundaciones y los terremotos asolaban la ciudad y tras en derrumbe de la iglesia, la imagen (a tamaño natural), pasa a la capilla privada de Diego de La Piedra, caballero cántabro de la orden de Santiago. Ya por entonces la talla del Cristo de la agonía se asociaba a prodigios y milagros, como el de detener las aguas tras un maremoto.

             En 1755 al fallecer Diego de La Piedra y ordenó en su testamento que el Cristo fuera llevado a su ciudad natal de  Limpias en Cantabria, costeando también la restauración de la Iglesia de San Pedro y la realización de su Altar Mayor, al que se añadirán las imágenes de La Virgen María y la del evangelista San Juan. Gracias al poder transformador del dinero, la desvencijada iglesia se convertirá en el Santuario del Santísimo Cristo de la agonía de Limpias. Por contra, en Cadiz, son muy venerada la advocación de: “La agonía de Cristo”.

              Al igual que con muchas obras artísticas de gran realismo, tanto sagradas como profanas, y dado lo forzado de la postura de la cabeza, los ojos del Cristo de Limpias parecen seguirte con la mirada y según desde donde se fotografíe el busto, la expresión del rostro parece cambiar. El caso es que a partir de 1919, tras la finalización del la I Guerra Mundial empiezan a sucederse la fama de los prodigios del Cristo y Limpias se convierte en un lugar de peregrinación Mundial y la fama y las reproducciones del busto llegan a todas partes, incluida Melilla.

                  El origen del culto

                    La posible introductora del culto al Cristo de Limpias en Melilla fue Emilia Magdalena Estévez, fallecida en 1934, quien regentaba junto a su marido unas bodegas en el barrio del Industrial al que acudían gran cantidad de gentes del mar, aunque otras fuentes apuntan hacia la tumba de “la pintora italiana” del cementerio de Melilla, como el más seguro origen de esta peculiar devoción, que falleció también en la década de 1930.

         En el mostrador de la tienda de comestibles del barrio de pescadores del Industrial, siempreestaba a la vista el busto del afamado Cristo y esto explicará que en 1921, un barco de la flota pesquera melillense se bautizase en 1921, con el nombre de Cristo de Limpias.

        Al morir la dueña, las gentes que la conocían llevaron el busto a su tumba del cementerio y allí se originó el culto al Cristo de Limpias en nuestra ciudad. Todos los viernes decenas de hombres y mujeres de Melilla, recorrían el trayecto entre sus casas y el cementerio para rendir culto al busto cristífero, que se encontraba dentro de una hornacina de madera y cristal y que otros refieren como metálica. Lo curioso es que pese a la importancia de la peregrinación y el gran número de personas que participaba en ella, no tuviese el más mínimo reflejo en la prensa, salvo una pequeña columna rimada publicada en 1927, cuando “el busto” estaba todavía en la tienda y no en el cementerio.

         La situación dio un importante vuelco cuando la familia de la dueña de la tienda, viendo la importancia que había cobrado este culto, decidieron a finales de la década de 1940, trasladar/donar el busto a la Iglesia de San Agustín del Real, que era la parroquia a la que le correspondía el barrio del Industrial. El maná del Cristo de Limpias, traducido en decenas de limosnas y dádivas permitió financiar proyectos asistenciales, como el comedor o la guardería y la adquisición de numerosos inmuebles por parte de la parroquia de San Agustín, como el que hoy sirve de Casa-Residencia a los Padres Paúles en la calle del Gral. Villalba. Como ejemplo sirva decir que en 1954 el Cristo de Limpias recaudó 54000 Ptas. de la época, en donaciones sólo procedentes del cepillo y las lámparas.

            Todos los viernes, hileras de peregrinos atravesaban, algunos descalzos, la ciudad para dirigirse a la iglesia del Barrio del Real y así se mantuvo durante 3 décadas. El asunto debía ser tan importante que ya lo recoge el cronista religioso Moya Casals en su obra Melilla piadosa y tradicional, publicada en los años 50.

             Cuando estas cosas empiezan a quedar fuera de control, la Iglesia del Real se llenaba los viernes de centenas de velas encendidas y se ocasionaba  tal tumulto que no se podía dar misa, la Santa Madre Iglesia suele actuar con contundencia y así, de un solo golpe se decidió acabar con el culto al busto de limpias, escondiéndolo, y haciéndolo desaparecer para siempre entre finales de 1988 o principios de 1989, con la excusa de las obras de remoción de la iglesia de San Agustín.

         La fecha la sabemos gracias a Josefina Gasulla, quien junto con otras mujeres inició una recogida de firmas para solicitar el restablecimiento del culto al Cristo de Limpias, pero sólo obtuvieron la seca respuesta del entonces Obispo de Málaga Don Ramón Buxarrais, fechada el 10 de abril de 1989, en la que les informaba que el busto había sido retirado por decisión del párroco Jesús Hurtado y que él no podía hacer nada.

                 ¿Qué ocurrió con el busto del Cristo de Limpias?.

        Nada hay claro y cada cual tiene su pequeña porción de los hechos. En un principio parece ser que el padre Paul Jesús Hurtado lo retiró a sus aposentos mientras ideaba una solución definitiva, pero después todo es confusión.

              Por un lado se afirma que siguió un culto itinerante por el barrio del Real y en algunos próximos, como El Monte y El Tesorillo. También se afirma que al final quedó fijado en alguna casa El rastreo minucioso de iglesias y tumbas del cementerio tampoco ha dado resultado, aunque he hallado muchas reproducciones en casas, en parroquias, en el cementerio. Por el rastro y el eco que ha dejado, está claro que sí fue una devoción extraordinariamente popular en Melilla.

El Poder omnimodo de Imbroda


” Rey en Castilla y Alcalde en Melilla “

          El pasado mayo de 2007, contra todo pronóstico, el PP de Imbroda firmó unos de sus mejores resultados electorales, con 16.000 votos emitidos, lo que representaba un 56% de apoyo popular.  Se esperaba su victoria pero no de un modo tan abrumador. El PSOE obtuvo unos excelentes resultados y empató en nº de concejales  (5), con CPM, algo  que nadie se hubiera atrevido a apostar.

         La oposición tardó casi medio año en recuperarse del impacto ( fueron sintomáticos los tres meses que tardó CPM en dar su 1ª rueda de prensa tras las elecciones) y nunca tuvo un modo claro de desgastar la imagen o el Poder de Imbroda. La excepcional cobertura de la que se ha rodeado con los medios informativos de la ciudad, le proporcionan un auténtico cinturón de hierro que rara vez se traspasa para erosionar su Poder o en sentido contrario, hacia la imagen que el ciudadano tiene de su Gobierno.

        No ha habido ningún escándalo en su último mandato ( en un gobierno que controla con mano ferrea), que le salpique directamente. Todo lo relacionado con su Consejero de Deportes ha sido puro ruido y ninguna nuez, fruto más de enemistades personales dentro del deporte melillense, que de una verdadera voluntad de luchar contra la corrupción, real o supuesta.

          También hay un hecho innegable y difícil de esconder y es que el que fuera su principal azote en los Plenos, habita hoy en prisión bajo dos imputaciones que podrían pesar como losas sobre el bagaje electoral del que todavía es su partido. Es casi imposible vaticinar si tendrá o no su impacto electoral. Yo me inclino a pensar en que sí tendrá su consecuencia  sobre la intención del voto cepemista, aunque pudiera suceder que su base electoral no castigue estos comportamientos sobre su partido, al igual que ocurre con el PP y sus casos de corrupción.

      El problema sería analizar si Imbroda va a acusar o no el desgaste de 11 años en el Poder y sobre todo, el haberlo ejercido de un modo tan absolutista y absoluto. Si se presentase él solo como única oferta electoral de la derecha, entoces habría que decir claramente que ese desgaste, no dejaría ni una sola muesca en la piel del elefante electoral del PP melillense.

      Las acusaciones o sospechas de corrupción, de enriquecimiento, o de mil cosas diversas, no se han traducido en una demostración palpable que haya producido alguna desafección entre los ciudadanos. El derroche, el amplísimo tamaño de su gobierno, los astronómicos sueldos, la vida suntuaria, el gratis total de los Consejeros y ViceConsejeros, no pasan factura, por más que la ciudad esté sumergida en una crisis profunda y con el 30% de los ciudadanos en situación de pobreza. Incluso de haberse demostrado, daría igual, pues en Comunidades Autónomas como la Valenciana, la mil y una pruebas de corrupción no van  suponer descenso alguno en el porcentaje de votos de PP, pese a que ha quedado  meridianamente claro en algunos casos, que son personajes corruptos hasta la médula.

        La corrupción o su sospecha nunca la paga el PP, porque  sus votantes lo hacen de modo homogéneo, en bloque y sin fisuras.

       Imbroda es un personaje muy complejo ( es el único político activo de La Transición en Melilla), como lo es también el “Regimen” del que puede considerarse fundador y el excepcional y nunca visto “aparato de Poder” que ha creado en torno suyo. Por ello, cualquier análisis en tiempo presente resulta muy complicado y sólo puede decirse que “su único rival es él mismo” y si tuvo otro, fue o es, Ignacio Velázquez, al que de momento le ha impedido presentarse y medirse con él “tet a tet” en las elecciones. Aun así, y para hacer mella en el electorado de derechas, Velázquez deberá hacer creible su presencia en el próximo gobierno, para lo cual sería necesario que pudiera esgrimir en su mano, el indulto gubernativo que le exonere de la pena de inhabilitación que le ha dejado fuera de las presentes elecciones.

       Esta es la única incognita que pesa sobre la candidatura popular, que no podrá ser despejada hasta el mismo día de las elecciones, y es  si el desgate  del Poder de Imbroda es real o sólo aparente. En cualquier caso, la oposición deberá tener previsto un segundo escenario y es el de que Imbroda renueve su mayoría absoluta, para  lo cual tendrá que desarrollar un mecanismo para impedir el “abuso de poder” y el control del mismo desde el primer día.  Hay que evitar en lo posible las broncas personales que han caracterizado esta legislatura, fomentando las relaciones personales, el dialogo y el consenso, en beneficio de los ciudadanos a los que se representa. Se pueden ganar unas elecciones por más del 50% de los votos, pero al día siguiente se gobierna para el 100% y eso es así durante los 4 años de legislatura.

Melilla ante la encrucijada del 22 de mayo


 

          ¿ Qué hacer el 22 de mayo ?

     ¿Qué hacer?, decía Lenin ante la encrucijada que se abría ante el pueblo ruso al iniciar el camino que llevaba a la Revolución de Octubre. ¿ Qué hacer?, decimos o pensamos en Melilla ante la difícil tesitura que se le presenta a los ciudadanos el próximo 22 de mayo de 2o11.

      Como hay que se claros desde el principio y despejar lo máximo posible las dudas que se ciernen sobre la ciudadanía, afirmo que el peor escenario posible sería la repeteción de la mayoría absolutista del PP de Imbroda, y especifico lo del PP de Imbroda porque hay otro PP, el del antiguo presidente de Melilla y del partido, Ignacio Velázquez. Una victoria del PP imbrodista con 13 concejales, siendo mala, les obligaría a ejercer el poder de un modo más equilibrado y más respetuoso con la oposición política y con el resto de los ciudadanos.

      Lo deseable, vuelvo a repetirlo, sería que el PP de Imbroda no pasase de los 12 concejales, para lo cual, el tandem PSOE/CPM debería mantener los 10 concejales actuales y así dejar al PPL ( Populares en Libertad de Velázquez) el esfuerzo de conseguir los otros 3 diputados, para que la mayoría política pertenezca a la oposición. Luego dará igual que el PPL pacte con el PP, o que la oposición alcance un acuerdo distinto y alternativo. El objetivo debe ser acabar con esa “mayoría absolutista” que ha aplastado al ciudadano melillense y que ha gobernado la ciudad con todos los vicios posibles del poder absoluto.

     Es en esa división del voto de la derecha, hegemónico en Melilla desde 1991, en donde se atisba una leve esperanza, tanto para la ciudadanía, como para la propia ciudad de Melilla, porque Melilla es una ciudad conservadora , con tendencia a votar a la derecha y por primera vez, el ciudadano melillense que se siente protegido con la opción de la derecha política, puede escoger qué versión del PP le parece más adecuada y eso es bueno para Melilla, aunque es un gran handicap el que Velázquez haya sido descabalgado de la lista electoral del PPL, por ello, sin él, el objetivo de los tres concejales es más que suficiente.  Es una verdadera perdida para Melilla, que la próxima Asamblea de Melilla no cuente con la capacidad dialéctica y política de alguien como Ignacio Velázquez

       El PSOE, con Dionisio Muñoz no debe bajar de 4 diputados y ese no es un objetivo dificil, porque Melilla es una ciudad con una fuerte composición ideológica, en donde las opciones como la que representan los socialistas, tienen suelo electoral. En esta ocasión debe escogerse de modo imperioso y necesario la opción del “voto útil” de la izquierda, por mucho que el PSOE sea una opción “centrista” de la izquierda. En momentos tan cruciales como el actual, no deben establecerse diferencias por matices dentro del mismo campo electoral y en Melilla, la alternativa de Izquierda Unida no existe ni es recuperable en modo alguno, en un horizonte próximo o medio.

       CpM es hoy por hoy, el partido que representa a la mayoría de los musulmanes /imazighen melillenses y tiene un suelo electoral amplio que nunca le llevará a obtener menos de 5 diputados. Es un partido complejo porque agrupa en su seno sensibilidades muy distintas dentro del cuerpo electoral amazigh. Ha sobrevivido a sitaciones muy complicadas y a un durísimo acoso por parte del Gobierno Autónomo, recibiendo una auténtica cascada de querellas por parte del servicio jurídico de la Ciudad Autónoma. Mustafa Aberchán es el verdadero líder y elemento de cohesión dentro de un partido que ya está creando sus cuadros dirigentes, necesarios  para asumir cuotas de poder en cuanto sea necesario. El año  que Aberchán presidió la Ciudad de Melilla es muy bien recordado por toda la ciudadanía de Melilla y su presidencia fue muy equilibrada.

        Estas son las tres únicas opciones para alcanzar, el legítimo objetivo, de impedir una “nueva mayoría absoluta” del PP de Imbroda.

El barranco de Cabrerizas


           El Barranco de Cabrerizas                  

              Enrique Delgado

              Es un entorno ecológico de primer orden y debería ser junto con “Los Pinos”, el 2º espacio natural protegido de Melilla. La progresión del cemento y de la especulación del suelo se ha mostrado imparable en esta última década en Melilla. Por ello se hace cada vez más necesario la conservación y preservación de espacios naturales como el Barranco de Cabrerizas.     La noticia dada por la Consejería de Fomento de que pretende realizar un Plan Especial para urbanizar el barranco de Cabrerizas y edificar allí más de 400 Viviendas de Protección Especial con 8 pisos de altura, supone una agresión más al medio ambiente, liquidando una de las últimas zonas vírgenes que todavía existen en la ciudad y echando a perder la feraz Huerta de Embarek, la última existente en Melilla.

     Este barranco es una zona histórica y en la parte alta se asentaba el poblado amazigh de Cabrerizas, cuyos últimos restos pueden verse todavía, escondidos en el terreno, bajo los restos de una edificación moderna y semiocultos entre la vegetación autóctona y precisamente esta zona es muy fértil y rica en vegetación y es por ello por lo que debe protegerse, realizar en ella algún tipo de actuación que preserva la zona y convirtiéndola en algún tipo de parque, similar a Los Pinos.

      En la parte baja del barranco, además de la Huerta Embarek, se encuentran unas caballerizas, que mantiene todavía el recuerdo de la Melilla rural de los tiempos de la expansión, en los primeros años del pasado siglo. Es un entorno destinado a protegerse y no a ser agredido con bloques de viviendas, destinados a convertirse en guetos o zonas urbanas de complicada y difícil habitabilidad.

       Los ejemplos de Averroes, Tiro Nacional, Minas del Rif o Las Palmeras deberían ser suficientes para disuadir a los dirigentes del Gobierno de Melilla a realizar nuevas actuaciones de este tipo. Porque no se trata solamente de realizar edificios y aglomeraciones de población, sino de crear zonas de esparcimiento, de aparcamientos, de nuevas unidades escolares, de servicios y quizá también de un nuevo Centro de Salud para una zona que soporta ya, la mayor concentración de población de toda Melilla.

       Crear una nueva aglomeración de viviendas en esa zona, en un barranco, sin resolver el problema de la edificación sin control del Monte de Reina Regente es una huida hacia delante, además de un sin sentido y supone incrementar los problemas de urbanización de un barrio ya saturado, sin viales de comunicación, sin aparcamientos, sin servicios urbanos.

       Todo el Monte de Reina Regente es ilegal. Carece de calles, de vías urbanas, no se puede legalizar casi nada porque la construcción ilegal sigue incrementándose sin control desde 1991, cuando el gobierno de Ignacio Velázquez intentó sin  éxito poner freno a la construcción ilegal y del crecimiento de un barrio al margen de cualquier actuación urbana.

       No consta en la elaboración del reciente Plan General, que este gobierno tenga la más mínima intención de afrontar el problema inmenso que tiene Melilla con respecto a Reina Regente y La Cañada de Hidum. Y no solo no existe la más mínima intención de hacer cosa alguna, sino que además tampoco existe actuación alguna en el sentido de impedir que el problema siga creciendo.

       Si Melilla necesita un Plan Especial es el este y es algo en el que deberían empezar a trabajar ya, tanto El Gobierno como los grupos de Oposición, porque es un problema inmenso que va a heredar cualquier gobierno de Melilla.

       Antes de destruir el barranco de Cabrerizas, deberían afrontarse los problemas reales de la ciudad. El Gobierno ya ha abierto la veda, sorprendentemente, con un proyecto inverosímil e inaudito para esa zona.

        Porque se trata de un barranco, que en los pasados aguaceros ha absorbido el 100% del caudal de agua de lluvia, pero en cuanto se sustituya el terreno por cemento, toda esa agua caerá completa sobre la desembocadura natural, osea Tadino de Martirengo y Las Palmeras y entonces, los problemas vividos en El Real y en las viviendas de Huerta Salama, se reproducirán en esta otra zona de la ciudad. Se ve que aquí ya nadie aprende de sus errores pasados.                 

LX Aniversario de La Soledad de Melilla


LX aniversario de la  salida de La Soledad en Melilla

              Enrique Delgado

        En la presente Semana Santa de Melilla, la del 2011, se cumple un importante y casi doble aniversario que está pasando casi desapercibido y que tiene a una misma protagonista, la Virgen de Ntra. Señora de La Soledad, con Sede Canónica en el Templo Arciprestal de Melilla.  Se cumplen pues 60  años desde la primera salida de la virgen de Ntra. Sra. de La Soledad ( 24/03/1951) y el 31º desde que empezara a procesionar en solitario, un 4 de abril de 1980. Un doble aniversario que pese a su importancia,  no ha tenido reflejo ni en carteles, ni en conmemoración de ningún tipo.

          Tras siete años de ausencia de cualquier paso procesional en Melilla (1974-1980), en 1980 volvió a salir a las calles de Melilla, el paso procesional de Ntra. Sra. de La Soledad y lo hacía en absoluta soledad, pues ningún otro paso lo hizo, tras el duro trance de la suspensión de la Semana Santa de Melilla en 1974.  Durante los dos años siguientes, 1981 y 1982, la Virgen de La Soledad estuvo más en soledad que nunca, aunque realmente no tanto, porque La Avenida se llenaba de melillenses, para ver este único paso, el único que mantuvo en cierto modo la llama de la Semana Santa, suspendida en 1974. Más de 2000 melillenses acompañaban el pequeño recorrido de La Soledad, a los que había que sumar los espectadores, lo que daba a esta única y solitaria procesión un considerable apoyo de público. El recorrido era y es pequeño, pero con grandes dificultades, pues en aquella época atravesaba dos callejones con escaleras, que daban gran realce a la procesión. Hoy sólo atraviesa su callejón, el del Paso de La Soledad, alfombrado de flores, como siempre.

             La decisión de suspender los desfiles procesionales en Melilla la tomó el entonces Vicario y melillense Salvador Guirado Tamayo, quien explicó en un comunicado a los fieles los pormenores de la decisión. El motivo principal era que los porteadores de trono eran, casi en su totalidad, soldados de reemplazo de la Guarnición de Melilla. El comunicado de La Vicaría se emitió el 21 de marzo de 1974 y a los dos días se registró la visita del entonces Obispo de Málaga Monseñor Buxarrais, que sin duda fue informado por su Vicario de la decisión que había tomado.

               Se quiera reconocer o no, el abrazo del franquismo a la Santa Madre Iglesia fue a la larga letal. Al igual que Melilla, la imponente Málaga entró en una profunda crisis procesional en la década de 1960 y hasta 1975. Salían todas las Hermandades, pero no sacaban todas las imágenes, se empleaban costaleros de pago y eso provocaba que muchas veces los tronos quedaran abandonados en la calle, al igual que sucedía en Melilla y este fue otro de los motivos alegados por el Vicario Salvador Guirado para suspender las procesiones en nuestra ciudad. En Málaga, entre 1959 y 1969, sólo se pudieron hacer dos pregones de Semana Santa (1). Las dificultades y las crisis afectaban a todas las ciudades y pueblos.

            En Almería el colapso procesional se produjo entre 1970 y 1979, año en que reflotaron las procesiones y en esto también tuvo que ver en Melilla, pues desde la capital almeriense se desplazaron los cofrades a ”comprar” tronos e imágenes que estaban en almoneda en nuestra ciudad. La Iglesia de San Agustín del Real fue absolutamente devastada y era la más rica en cuanto a ornamentación, pasos y vestimentas semanosanteras. La Iglesia de San Agustín era la más rica en todos los sentidos y además con el acicate de que prácticamente todo, era fruto de las donaciones de los vecinos de este populoso y más grande barrio melillense. Los cuatro pasos del Real, con sus capas de diferentes colores (2), eran los más vistosos de Melilla, por encima incluso de los de La Iglesia de Melilla La Vieja, que contaban con una abundante ayuda Municipal.

                    El doble Aniversario

                La soledad de Ntra. Sra. fue absoluta en las calles de Melilla, en la Avenida, en el callejón de Málaga (hoy Paso de La Soledad), en las calles de Ataque Seco, en la calle López Moreno, en aquella fría noche del 4 abril de 1980.    Al año siguiente, el 17 de abril de, 1981 tampoco faltó a su solitaria cita la Virgen de Ntra. Sra. de La Soledad, cada vez con más expectación de público. El paso del Ntra. Sra. de La Soledad también fue el único en procesionar por las calles de Melilla. Nunca le faltaba el fervor de sus fieles, nunca le faltaban los poemas y el desagravio que siempre componía Amalio Jiménez y que leían siempre otras personas.

          En 1950 se funda la cofradía de La Soledad de Nuestra Señora, que saldrá en procesión un año después, el 24 de marzo de 1951. Esta cofradía se crea al modo de los Servitas de Málaga, muy austera y en donde no se admitían mantillas detrás de ella. Solo portaba un manto negro y una corona de neón. El Consiliario era el padre Francisco Castro Medianilla y los fundadores fueron A. Mateo Cánovas, A. Rivas Ortuño, Salvador Bueno y Francisco Calderón entre otros. Antonio Rivas Ortuño, además de fundador de esta Cofradía, fue el único Hermano Mayor que murió en el cargo, concretamente el 22 de julio de 1972.

         El 9 de abril de 1982 el paso de Ntra. Sra. de La Soledad volvió a salir en solitario, regresando a su primitivo itinerario, el de la fundación en 1950, excluyendo ya, las lóbregas callejas de Ataque Seco. La Semana Santa melillense estaba a punto de cumplir ya su particular penitencia. En una entrevista concedida ese año por Francisco Calderón señala la devastación en que había quedado el mundo cofrade en Melilla. La Soledad a duras penas conservaba los estandartes y ropas procesionales, pero muy envejecidos y precisaron de la ayuda municipal. “En otras cofradías, señala Calderón, no quedaba nada, ni tan siquiera imágenes”. El olvido fue tal, que no pudieron rescatar ni el nombre del autor de la talla de La Soledad.

    “Un año más, por el camino abierto a golpes de silencios y rosarios, viene La Virgen, su rostro es un sudario, más blanco que el que envuelve al hijo muerto”, decía el bello poema de salutación de Amalio Jiménez, leído a pie de escalinata, por su hermano César.

 (1).  La Semana Santa de Málaga. José Jiménez Guerrero.

  (2)  Cofradías del Real. Los Pasos perdidos. Enrique Delgado, El Faro (22/03/2010)