González Orell, condenado.


   José González Orell es un melillense que pasó toda su vida profesional en Melilla. En la década de 1970 fue el fundador junto con otras personas de APROME (Asociación Pro Melilla), asociación surgida a raíz de la Ley de Asociaciones Políticas con la que el franquismo intentó una engañosa apertura política. Durante esa década e incluso en añor posteriores, APROME, intentó ser el germen del nacionalismo melillense, del que luego se haría cargo el PNEM (Partido Nacionalista Español de Melilla).

          Todos esos intentos de consolidar un melillismo nacionalista tuvieron su apogeo en 1991, cuando este último partido, ya escindido de APROME y liderado por Amalio Jiménez, obtuvo dos concejales, que sirvieron de apoyo al PP de Ignacio Velázquez para formar mayoría de gobierno.

          González Orell vivía en la Carretera de Hidum, en la finca que era conocida como Huerta del Práctico y que se situaba en la zona que la que hoy se asientan las viviendas de Las Palmeras. Tras jubliarse se afincó en Morón de La Frontera, localidad en la que actualmente reside. Mantiene su vinculación con Melilla con constantes viajes y con una pequeña publicación de sus reflexiones personales, difíciles de entender algunas, y que distribuye mensualmente por correo tradicional a 250 melillenses.

            Entre otras cosas, y reflexiones y opiniones de todo tipo, explica el largo pleito judicial que mantiene en Melilla, por la tasación y expropiación de la finca de la que era propietario. Todo el conjunto constituye un rocambolesca historia  judicial, con decisiones y actos jurídicos de todo tipo. Son constantes su consideraciones y opiniones negativas sobre determinados actos judiciales y sobre nombres propios de La Justicia de Melilla.

                    La condena

         El  Juzgado de lo Penal nº 2, en sentencia dictada por el Magistrado D. Álvaro Salvador Prieto, con nº 79/11 y dentro del procedimiento 151/2010 seguido contra el ciudadano José González Orell, por un delito continuado de calumnias, le condena finalmente por una falta de injurias a la pena de 20 días y una multa de 12 euros diários por cada día de condena y así mismo, le obliga  a pagar una indemnización de 5000 euros al Magistrado Rafael Benítez Yébenes, que era objeto continuado de sus descalificaciones.

Anuncios

En memoria del Juez Falcone


             Tal día como hoy, un 23 de mayo de 1992, fue asesinado el Juez Giovanni Falcone. 1000 kilos de explosivos volaron un tramo de la autovía de Palermo y el coche en el que iba este inolvidable defensor del Estado, este hombre,  que nunca se rindió en la lucha contra la mafia.

            Resulta descorazonador como este nombre ha sido borrado de las efemérides, y como hay que recurrir a blogs, y a páginas escondidas para ver que su recuerdo sigue presente, al menos en todos aquellos que todavía seguimos creyendo en El Estado y en su defensa.

         Los más negros presagios se cernían sobre este día. Hoy es un día aciago en muchos sentidos. 23 fueron exactamente las puñaladas que abatieron a Julio César. Los presagios eran muy negros, los auspicios muy sombríos.

              http://bambupress.wordpress.com/2007/05/23/giovanni-falcone-1992-la-muerte-de-un-valiente/

               http://lacomunidad.elpais.com/la-madriguera/2009/8/24/en-memoria-dos-hombres-valientes-y-justos-falcone-y

             Mafia. En recuerdo del Juez Falcone. El Telegrama de Melilla, 23 de mayo de 1998,  Meketaton News.

Casi el mismo escenario


              Nos encontramos casi en el mismo escenario. Con los mismos escaños para la mayoría gobernante, que ha renovado su mandato y a la que obviamente hay que felicitar por su triunfo.  Espero que esta renovación de los votos, de los escaños traigo consigo también una renovación de los modos y de las formas. Porque como ya he venido sosteniendo en las semanas anteriores, aunque se ganen las elecciones con el 58% de los votos, se gobierna para el 100% de los ciudadanos.

             Connervar el mismo nº de escaños, 15, después de haber desplegado una maquinaria de poder tan abrumadora, con casi todos los medios de comunicación volcados en su favor, es indudablmente una victoria, pero que también admite algunos matices y algunas lecturas que habrá que tener en cuenta. 

            Se ha intentado hacer desaparecer al adversario político, pero éste sigue ahí y con el mismo nº de escaños, bien es verdad que muy renovado. Todo debe cambiar. Debe cambiar el gobierno y debe hacerlo profundamente, no sólo en nombres sino también en las formas. La oposición ya ha cambiado en cuanto a nombres y debe desterrar también algunas prácticas que al final le han acabado pasando  factura.

          Me alegro profundamente también del colapso de algunas aventuras políticas, que afortunadamente para Melilla, han quedado disueltas en la nada. Tiempo habrá para hablar de todo.

La gestión gris


           Esta foto es de la calle Soledad en Melilla la Vieja. Una foto es de 2010 y otra de 2011. Es un pequeño pasadizo entre la calle del Horno y la propia calle Soledad. Antes de que la gestión gris, gris del cemento, pasara por allí, era un pequeño rinconcito de La ciudad vieja que tenía su encanto, sus setos, sus árboles, y el color verde y la sensación fresca que proporciona relajaba la vista. Ahora ya no, porque ha pasado por allí la gestión grís, el gris de La Nada de ” La Historia Interminable”, el gris que se adueña de todo, que lo desfigura todo.

       Han arrasado con todo, con el verde, con la vegetación y han extendido un horrible capa de grava gris, de gris del cemento. Todo es gris, como su gestión despersonalizadora. No quieren dejar un solo rincón sin desfigurar. No quieren dejar nada reconocible.  Borran el pasado, alteran el presente. Todo es gris con ellos. Todo es cemento y explanadas.

           No puedo entender esta forma de hacer las cosas, ni este abuso, ni esta falta de respeto para con La ciudad vieja. No puedo entender qué pretende este tipo de gestión, de gestión gris.

Mi opción es la socialista


            Voy a votar al socialismo porque sus ideales  siguen vigentes, porque es el único modo de hacer frente a la Derecha y al Capital, cuya voracidad no se satisface nunca. Una sólo persona atesora la riqueza de varios miles, 50 personas o familias en España tiene en sus manos el 40% del PIB nacional.

         Frente a ellos solo están los ideales socialistas, los ideales de izquierdas, los progresistas, comprometidos siempre en la defensa y protección de los más débiles. Es verdad que nunca ha habido un nivel de paro tan alto, pero también es cierto que la protección social ha alcanzado su máximo histórico y por eso hay  estabilidad social. Esa protección y esa cobertura a los más  desfavorecidos, solo se ha alcanzado con el Gobierno del PSOE, más concrétamente con este Gobierno.

           La crisis económica que azota Europa y el Mundo, no la ha generado el socialismo, sino los intereses desaforados del Capitalismo, de la codicia absoluta y del enriquecimiento como todo valor.      En España hay un nivel de paro tan alto porque tenemos la clase empresarial más rapaz  posible, más codiciosa. Tenemos unos empresarios que únicamente quieren pagar menos impuestos, más bonificaciones a la Seguridad Social y el despido más barato posible, sin embargo sus beneficios no han disminuido, así como tampoco sus voluminosos sueldos. Con el sueldo de uno de esos altos ejecutivos se pagaría la nómina de 20.000 trabajadores.

       Sin embargo, la cargas quedan íntegras para el Estado, que sigue pagando la escolarización, las prestaciones, las asistencias sociales, las pensiones, la asistencia sanitaria. Mientras tanto, los empresarios mantienen sus beneficios  y contribuyen cada vez menos.  Son exiguo los impuestos que paga un empresario por mantener su negocio en funcionamiento. El problema de los despidos es porque no quiere reducir su nivel de beneficios.

       La crisis adicional del ” ladrillo” que sufre España es el ejemplo más vergonzoso de la voracidad y de la capacidad de rapiña del empresariado español aliado con la Banca. Han saqueado España de punta a cabo y todo ello con la complicidad del La Ley del Suelo de José Mª Aznar de 1999. Ellos saquean, se hacen más ricos  y luego nosotros, los que creemos en El Estado, en el socialismo, en la redistribución justa de la riqueza, tenemos que pagar las consecuencias.

      Porque siempre habrá pobres, porque siempre habrá que proteger a los débiles y desfavorecidos de la sociedad del capitalismo, voy a votar a los socialista, como único recurso para frenar a la derecha y a su voracidad.

         No dudo, que alguna vez, alguna persona dentro de la izquierda, acabe adoptando comportamientos propios de la derecha, pero jamás, en la derecha, nadie verá nunca, el más mínimo comportamiento o veleidad que le pueda situar como una persona de izquierdas. En la derecha solo hay derecha.

1989. La campaña maldita y (IV)


         Entonces una encuesta de un diário local anticipba el desastre, pero no en las proporciones en las que habría de desencadenarse. El PP de Velézquez ni siquiera fue el partido mas votado. Quedó el 3º tras el GIl y CpM, a la que siempre las encuestas vaticinan dos o tres diputados y siempre saca como mínimo 5. Aquél año, el de 1999, Mustafa Aberchán por una nuevo capricho del destino se convirtió en el primer imazighen que volvía a la Alcaldía de Melilla, tras la expulsión del último alcalde rifeño en 1497, tras la llegada de los españoles a Melilla.

         Si no llega a ser por el funesto e infasuto GIL, la Presidencia de Aberchán fue una de las más dialogantes y equilibradas que se recuerdan. Hay una foto que reproduzco de nuevo, y en la que se ve a Aberchan recibiendo a Imbroda en el despacho de Presidencia.

              Se ha repetido todo en este año extraño de 2011. Los mismos actores, casi las mismas circunstancias, el mismo regresado Aomar Duddú, el mismo PSDM, las mismas acusaciones hacia Coalición por Melilla. Quizá se repita todo y el cáliz amargo que Imbroda y todos los demás hicieron beber a Velázquez, ahora todos se lo hagan beber a él. Y no lo digo por ningún ánimo inamistoso hacia Imbroda, porque nadie merece mal alguno, porque nadie hay entereamente malo y nadie es completamente bueno.

           Todos tienen la obligación de recomponer las relaciones personales, todos tienen la obligación de gobernar para el pueblo de Melilla, porque el Poder se ejerce por delegación de los votos populares. Se gobierna para todos y no “solo para tu gente”, porque esa gente somos todos y a partir de ahora la vigilancia será una exigencia y toda arbitrariedad deberá ser desterrada.

                    ¡ Inshallah !.   ¡ La voluntad de Dios !

1989. La campaña maldita (III)


      

 

 

   ” Irás por fin algún día adonde esa ambición tuya, desenfrenada y furiosa te arrastraba ya hace tiempo”.  Catilinarias. Cicerón

Hoy tampoco creo que Imbroda fuera el malo de aquella película. Nadie pudo considerarse neutral en unos hechos en los que todos colaboraron, es más, la mayor parte de aquellos actores, hoy siguen representando el mismo drama pero con los papeles cambiados.

Simplemente se obsesionó con el Poder, conspiró todo lo posible para obtenerlo y una vez llegado a la cumbre, ésta te domina y uno empieza a ser prisionero de aquellas mismas maneras y errores de las que acusó a Velázquez. Es un ciclo que se repite cuando no se aprende de la historia, ni se ha reflexionado suficientemente sobre los pasos que uno mismo ha dado.

Imbroda entonces recibió durísimas descalificaciones y denuncias, fundadas probablemente sobre la misma base de verdad, que las que hoy reciben sus adversarios. Todo está sobre la misma cimentación ideológica, la misma lógica ( http://videlanghelo.wordpress.com/2008/03/03/los-11-principios-de-la-propaganda-de-goebbels/), la de la destrucción del adversario y la de la inteligencia diabólica del Doctor Goebbels y sus 11 principios de la propaganda y de la orquestación de la propaganda en contra de una persona o grupo adversario.  Ocurre solo que quien entonces era su víctima hoy es el principal beneficiario y a la inversa.

Con esta lógica perversa hay que empezar a acabar en Melilla, a partír del mismo día 23 de mayo. Los malos de entonces fueron señalados con una “x”, en una de las mayores barbaridades que se hayan hecho jamás y eso fue un día tras otros y nadie pudo o quiso evitarlo. Y de aquellos cenagosos polvos, vienen estos irrespirables lodos.