Archivo de la etiqueta: cofradia de la flagelacion

Relevo en la Cofradía de La Flagelación


                 El flagelado ante el Sanedrín

                            En el mes de junio pasado, la noticia de la detención del Hermano Mayor de la cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Flagelación sacudía el mundo cofrade y religioso de Melilla.  Muchos no podían creerse lo sucedido, de hecho, bastantes no terminan todavía de creérselo. He hablado con dos Hermanos Mayores jubilados, con hombres y mujeres del mundo religioso melillense y todos guardan una actitud cauta ante lo sucedido. Muchos se quejaron del trato periodístico sufrido por el “detenido”, del que se publicó el nombre y la fotografía,  y aludían que en otros casos que han afectado a políticos  o a ciudadanos particulares, se ha ocultado toda la información posible.

         Esto es solo verdad en parte, porque si la información afecta solo a personas particulares sin actividad pública alguna, entonces los nombres no interesan. Algo distinto es cuando se trata de personas con actividad pública y en esto el doble rasero informativo  es algo tan evidente, que sobrarían ejemplos para demostrarlo. No hay una sola fotografía en Melilla del dimitido Viceconsejero Guillermo Merino acudiendo a los juzgados tras su imputación, y hay cientos de fotografías de los políticos del PSOE y CpM en los procesos en los que se han visto inmersos. En Melilla se practica un periodismo de guerra, pero esto es así desde hace muchos años.

                           Junta de Gobierno extraordinaria

          La fecha en la que se sitúan los hechos estaría próxima al 22 de agosto, aunque no hay nada claro. Los muros de la santa madre Iglesia son muy espesos cuando se trata de ocultar algo que no les gusta, y si no, que se lo digan al ex mayordomo del Papa Benedicto XVI. En esa fecha debería haberse celebrado una Junta de Gobierno extraordinaria  para formar una directiva de transición o provisional, ante la grave situación creada. No se celebró nada y sí una reunión anterior, en una fecha no precisada, en la que se destituyó al Hermano Mayor anterior. La reunión fue presidida por el ya relevado párroco de la Iglesia de Batería Jota Francisco Javier Velasco del Pozo, que a su vez a sido nombrado parroco de Santa Ana, San Aurelio-Estación y Purísimo Corazón de María, Salinas,  en el término municipal de Archidona.

          Algunos dicen que el ya ex hermano Mayor no fue avisado para esa reunión, y que el relevo se produjo sin ni siqueira ser notificado de la misma. Otros piensan que no debió dar lugar a esa situación y que debería haber renunciado a su cargo tras ser puesto en libertad. De momento se ha hecho cargo de la Cofradía el Sr. Aranda, que ya estaba en la Junta de Gobierno anterior.

Parroquia y Cofradía a salvo del escándalo


       La noticia corrió en el día de Ayer como un reguero de pólvora. La alta representación en la Cofradía de La Flagelación y de la Virgen del Mayor Dolor del detenido, Hermano Mayor de la misma, para aclarar su presunta  implicación o no en una red de tráfico de drogas, y el registro de las dependencias eclesiales en busca de pruebas, hizo cundir la alarma y la zozobra en el mundo cofrade de Melilla. Nunca se había dado una situación así.

          Se de la circunstancia de que la Guardia Civil tiene una especial vinculación con esta Cofradía, en donde algunos de sus integrantes pertenecen a la Junta de Gobierno. El Hermano Mayor detenido, JARV, en principio para serle tomada declaración, sigue a disposición judicial desde el pasado martes, pero de momento no se sabe que se le haya imputado cargo alguno. Algunas fuentes muy cercanas a La Cofradía, siguen esperanzados en que tras el plazo de 72 horas de detención que permite la Ley, el hermano cofrade sea liberado sin cargo alguno y puede restañar el posible daño causado, tanto a la propia Cofradía, como a la parroquia en donde está radicada, la de Batería Jota o de La Medalla Milagrosa, que tiene por titular a la Virgen del Mayor Dolor.

            En cualquier caso, y aunque el resultado del interrogatorio no fuese el que esperan los cofrades de La Flagelación, se descarta completamente que las dependencias parroquiales hubiesen sido usadas para fines distintos de los habituales. El garaje utilizado por la red de tráfico de drogas, estaba en una zona completamente distinta de la ciudad y muy alejado de la parroquia de Bateria Jota.