Archivo mensual: julio 2011

El espacio y el tiempo en El Alminar


Viajamos, pero llevamos todo con nosotros. No podemos desprendernos de nuestras circunstancias ni de nuestras ocupaciones. Atravesamos ciudades, vemos cosas y comparamos y a veces, por no decir casi todas, se siente una gran decepción cuando se piensa en el modo en que se gestiona la ciudad de Melilla. En todas hay preocupación por el gasto, se reducen los cargos públicos al mínimo indispensable, menos en Melilla. Veo en las noticias que han vuelto todos, incluso aquel al que tuvieron que echar de la lista electoral. La derecha es la doble cara de Jano, el : “haced lo que yo voy a decir, pero no lo que yo voy a hacer”. Veo también la escasa dignidad personal de quien se postula para un cargo en el pesebre, sea de lo que sea. No seré yo quien niegue una segunda oportunidad al ínclito, pero muchos, en Melilla, ni siquiera tendrá derecho a la primera. Esto ya se parece más cada día a la Nomenclatura de la época de Leónidas Brezhnev, o a los toros. Si no se entra por la puerta grande, siempre hay la puerta de chiqueros o cualquier otra disponible, o incluso el burladero, que parece más el caso.

Melilla va a lamentar mucho este derroche y también veo la paradoja de quien ha ganado sólo por la propia inercia y ahora ya no se siente sujeto a ninguna regla: es el Poder incontinente.  La derecha siempre critica a lo Público y enaltece lo privado, pero veo también que nadie desdeña “un cargo público” aunque sea en otras ciudades.

La Administración Pública, ya sea Local, Estatal o Autonómica garantiza unos emolumentos constantes, aunque sean los justos en la mayoría de los casos, en el 70% de los casos. Por eso llama la atención, se esté donde se esté, la desproporción entre el salario medio de un trabajador, ya sea  público privado y los sueldos que se adjudican los Cargos políticos con cargo al erario público, en el que incluyen además, el gratis total en cuento a gastos. Las ciudades están asfixiadas de gasto, pero por ejemplo Almería, una ciudad similar en tamaño a Melilla, tiene una deuda de 40 millones de euros, mientras que nuestra ciudad casi triplica esa cifra y por el camino que va, no va a reducir la deuda. Otro dato que aparece reflejado en la poca prensa sometida que queda, es el de que la deuda es mayor en las ciudades gestionadas por el PP, aunque esto tampoco sea una norma excluyente y que acaba incluyendo a otras muchas de diversa gestión.  Sin embargo, es revelador de una actitud de doble cara: la que minusvalora lo Público pero se sirve de él, pero huye de lo privado aunque lo enaltezca. Gestión pública como si fuera privada.

        Hay quien aporrea la puerta del Alminar de Melilla, en vacaciones, intentando abrir campos de batallas que ya no se van a librar. Porque este espacio ya no les pertenece y el tiempo tampoco. Tiempo habrá de todo, porque hay una cosa para cada tiempo  y un tiempo para cada cosa, pero ahora no es el momento.

Anuncios

Yacimiento del Gobernador


 

                Nuevas fotos del Área 51

               Del yacimiento del Gobernador hemos dicho todo lo que está en nuestros medios conocer y ante el evidente silencio de los responsables, nos toca especular y defender el Patrimonio Arqueológico de los melillenses. Queremos que se excava todo el patio, que se establezcan convenios con Universidades o con el Mº de Cultura o con la dirección General de Bellas Artes.  Ceuta ha obtenido 1,3 millones de euros para sus excavaciones. Queremos que profesionales de todos los periodos históricos intervengan en el yacimiento. Que se de a conocer todo, que se divulgue. En definitiva, que: ” El Gobernador” no sea el coto cerrado que es actualmente. Los beneficios para Melilla de hacer lo que propongo en solitario, serían inmensos.

                 Para seguir publicitando y concitando el interés científico y especializado sobre  ek yacimiento, ofrezco estas cuatro fotos cedidas por un colaborador. Hay hasta una zona con huesos ( ¿enterramiento?), un pozo, una cueva o cripta. Cosas que para los sectores especializados serían de mucho interés.

      PD: las fotografías son de un colaborador del Alminar

 

 

El Alminar de Melilla en vacaciones


El Alminar esta en periodo vacacional, pero ha quedado un mundo en el que sumergirse y descubrir cosas que en su momento no dio tiempo a ver. De todas formas en descanso total no se está nunca. La labor de vigilancia de “la tiniebla” así lo exige. Me congratula mucho que el nº de visitas se sostenga y que las intervenciones y comentarios sigan aumentando. Eso es bueno, porque indica que esta espacio es de todos y que empieza a ser tenido en cuenta. Necesitamos cada vez más lugares en donde poder contrastar nuestros puntos de vista. He aprobado todos los comentarios pendientes y siempre que el tono y las formas sean las adecuadas, jamás rechazaré a nadie. Nunca voy a tratar a nadie, como hicieron conmigo en un “espacio infausto” que supuestamente se ofrecía para debatir ideas en libertad.  Muchas gracias a todos por seguir manteniendo El Alminar como un espacio “en uso” y útil.

La alcazaba de Melilla


        Las ciudades musulmanas se dividían en dos distritos principales, la alcazaba o distrito militar y la medina o distrito administrativo. También existían los arrabales y las almunias. Tras cinco siglos de guerras y de demoliciones poco o casi nada ha quedada de la ciudad musulmana en Melilla, salvo los nombres. En donde debió situarse la alcazaba  y  que se sigue llamando como tal, no queda casi nada “en superficie” y lo que era la zona de la medina es lo que conocemos como Melilla La Vieja y Plaza de Armas, que también conserva su nombre y se llama barrio de Medina Sidonia. Es un curioso guiño histórico. Hay un plano del siglo XVI en donde se aprecia claramente  todo el perímietro de La Alcazaba, con su murallas originales (algunos segmentos persisten bajo el parque Lobera),y que fueron ocupando los españoles poco a poco.

      Las alcazabas  y atalayas defensivas se situaban en los lugares mas prominentes y con mejor visibilidad, para así poder vigilar toda la zona. las armas de la época (siglos X al XV) eran de corto alcance, y pr tanto, era muy necesaria la advertencia previa de cualquier movimiento para poder poner las defensas en orden de batalla. La Alcazaba cumple todos los requisitos estratégicos para haber estado ahí la alcazaba musulmana. Los españoles, hasta que no aseguraron y dominaron ese punto en el siglo XVIII, estuvieron siempre hostilizados por los rifeños. Si ese cerro no hubiese estado dominado en el asedio de 1775, cuando el Sultán de Marruecos ya disponía de artilería de largo alcance, la suerte corrida por Melilla muy bien pudiera haber sido otra.

          En esta foto de la década de 1970 se aprecia lo que era el antiguo barrio de La Alcazaba y se pone de manifiesto que lo que se debería haber conservado era mucho. Hoy hubiese dado un gran perfil histórico a la ciudad de Melilla. Queda muy claro que las autoridades y responsables de la época, pese al halo mítico con el que quiere envolverlas la historiografía local, hicieron muy poco por conservar nuestra historia real y se decidieron por “una leyenda” que nada tiene que ver con nuestro pasado.

Inicio del estío en El Alminar de Melilla


          

               Con esta plácida y bella imagen del embalse de Las Adelfas de Melilla, inicio el descanso del periodo estival. El estío es necesario para desconectarse del estrés, tanto del cotidiano, como del cibernético. Hace dos meses y medio inicié este, para mí inédito, camino del blog, envuelto en una incertidumbre absoluta. En los inicios de algo casi nadie puede saber a dónde va a conducir una determinada aventura o proyecto. Ahora, la senda ya está trazada y las 3750 visitas en 45 días constituyen una cifras que me llenan de satisfacción, porque uno presenta un proyecto, pero necesita ser secundado y conseguir hacerlo interesante, que aporte algo a la comunidad en que se vive.

          Aportar luz, mirar en donde otros han mirado y ver lo que otros no han visto. Crear una comunidad y mantenerla  con hilos invisibles. No eludir entrar en terrenos en donde nadie se atreve, pero tampoco hacerlo con temeridad. Hay muchas sensibilidades diferentes en una misma ciudad. Todos somos parte de ella. Nunca hay un único modo de ver las cosas. También mencionar los 61 comentarios, que indican que se empieza a considerar a El Alminar de Melilla, como una opción para expresarse.

                 Al final, el Alminar es de todos y eso era lo que pretendía. Como dice la mecánica cuántica: “El observador modifica el hecho observado”.

La campana de Sta. María Micaela


 

                  En 1952 era la campana más grande de Málaga

  El campanario es una evolución del alminar. Hasta la llegada de los árabes a Europa, con su nuevo concepto de edificio religioso, las iglesias cristianas no tenían campanarios. Eran edificios muy sólidos  y en las espadañas se instalaban las campanas, algunas tenían torres, pero en principio no estaba destinadas a albergar campanas. El intenso intercambio  entre la cultura islámica oriental  y la occidental cristiana hizo que en las iglesias empezaran a aparecer los campanarios, cada vez más altos y esbeltos, pero netamente diferenciados del resto del edificio. Pienso que los campanarios surgen como consecuencia de los alminares musulmanes y a imitación de éstos, que constituían un cuerpo diferenciado del resto del edificio religioso.

          En Melilla, la única iglesia con un campanario netamente diferenciado del resto del edificio, es la de Santa Mª Micaela, erigida en 1952 y cuya campana, fue en aquel momento, la más grande de toda la diócesis de Málaga, a la que pertenecía y sigue perteneciendo Melilla.

         La instalación de la campana y su bendición, es probablemente el momento más importante de una iglesia, pues la campana está revestida de un carácter sagrado. Es el ruido sagrado y el bronce y su tañido diferencian claramente a unas iglesias de otras. El tañido de las campanas es un cierto ritual  de exorcismo  que ahuyenta la presencia demoníaca.

                ” Que esta campana, dice una oración, semejante a la lira de David, atraiga al Espíritu Santo por la dulzura de su armonía…………… Que el sonido de esta campana ahuyente las asechanzas del enemigo, con sus astucias engañosas……..Que ella aplaste las potencias del aire”. Jean Hani: “El simbolismo del templo cristiano”.

Incidentes junto a un local de copas


             

                   Ocio y descanso, la eterna cuestión

         Este local de copas situado en la calle Valencia del barrio del Real, cuenta con todos los permisos necesarios para el desempeño de su actividad de ocio y reúne todos los requisitos legales exigidos a este tipo de locales. Ocurre que la familia que viven justo al lado del “local” no acepta el establecimiento y desempeño de esta actividad de ocio y ha iniciado una ofensiva legal, con recogida de firmas y denuncias de diverso tipo contra los arrendadores del establecimiento del Pub, frecuentado por jóvenes y parejas de mediana edad, que huyen del bullicio y los altercados constantes del Puerto Deportivo. El barrio del Real es una tradicional zona de ocio y esparcimiento de Melilla. actualmente está lleno de cafeterías, cafetines y bares frecuentados por todo tipo de personas de las diferentes culturas de Melilla.

        Del Rinconako, que así se llama el local,no sale ningún tipo de ruido, salvo que el pueda producir la gente al acercarse o salir del mismo y es en esos momentos cuando se producen los incidentes, sobre todo si alguien desde alguna azotea lanza un cubo de agua y moja a quienes se acercan a tomar una copa, a relajarse y a charlar un rato con los amigos. Hasta ahora, todas las denuncias puestas por los vecinos han sido desestimadas, pues todo está hecho con arreglo a la legislación vigente.

           Está claro que hay un derecho al descanso y también al trabajo y al ocio. Se trataría de conciliar esos derechos, sin recurrir a comportamientos violentos o intimidatorios, que hagan perder toda la razón a unos sobre otros,  De admitirse sólo el derecho al descanso, habría que cerrar todos los bares, cafeterías y restaurantes, e incluso prohibir pasear por el Paseo Marítimo, pues a partir de cierta hora, las voces de la gente hablando podría perturbar el el sueño de las personas que viven en los edificios del Paseo.   Al final, todos los locales de ocio están situados en medio de zonas residenciales.

              Hoy se ha producido una fuerte gresca a la 01h 00 de la madrugada, entre residentes y usuarios del local, que ha requerido un amplio despliegue policial.