Archivo de la categoría: Religión

La última procesión de La Victoria


El 8 de septiembre de 2017 nadie podía siquiera imaginar que estaba contemplando la última procesión de la Patrona de Melilla. Sin embargo, titulábamos la crónica de esa procesión de la siguiente manera, “La oscuridad alcanza a La Victoria“. Lo decíamos porque una parte del recorrido se llevó a cabo en la penumbra, entre otras cosas porque el decrecimiento de la luz solar en septiembre se deja notar.

El título también tenía un doble sentido, porque un año antes, el Vicario Roberto Rojo, ante la inminencia de las obras de rehabilitación en templo patronal de La Purísima, decidió bajar la imagen al templo Arciprestal, lo que provocó una rebelión abierta de parte de la congregación y de algunos fieles que les secundaron. Los acontecimientos posteriores le dieron la razón en esta medida, porque desde hace 5 años, la imagen de la Virgen de La Victoria, Patrona coronada de la ciudad, está justo en el centro de Melilla y accesible a todos.

La actual Junta de Gobierno de la Real y Franciscana Congregación de La Victoria, presidida por Mª Piedad Castellano, cumplió el pasado mes de marzo, el límite de los 8 años que establece el Código de Derecho Canónico para los mandatos en la cofradías y congregaciones religiosas. La llegada de la pandemia de Wuhan interrumpió la posible renovación en la Congregación de la Patrona de la ciudad. Sin embargo, pese a la obligatoriedad de la misma, no se tiene noticia de que se hubiese iniciado el proceso electoral. Debe entenderse que la actual Junta actúa en funciones, hasta que la situación permita la celebración electoral, de la que tampoco se tienen noticias, pese a que sí se han podido celebrar las elecciones autonómicas gallegas y vascas. Mª Piedad Castellano es Hermana Mayor desde el 23 de marzo de 2012.

La inexorabilidad del Código de Derecho Canónico

Los 1752 artículos del CDG son una amoladera de vanidades y ambiciones humanas. Quien pretenda hacer carrera dentro de La Iglesia debe prepararse para un ejercicio de paciencia y de décadas. Lo que no tiene precedente alguno es que una imagen de una virgen patronal de una capital española, no haya podido salir durante un lapso tiempo tan largo, tres años. El computo final de la actual Junta de Gobierno quedará marcada por la imposibilidad de procesionar la imagen entre el periodo 2018-2020, además de otras circunstancias internas, poco edificantes y alejadas de lo que debe ser la hermandad cristiana. A lo largo de una década de ya finalizada militancia en la Congregación, creí que era un lugar y casi un deber como melillense adoptivo, el poder contribuir al conocimiento de un símbolo, la imagen de la Victoria, que sostuvo el espíritu de los melillenses en la larga noche de los 400 años. Esa tenacidad posibilitó la pervivencia de la ciudad actual de Melilla, y su existencia actual, como lugar de encuentro de culturas antaño enfrentadas. No encontramos nada de eso allí, ni paz, ni piedad, ni perdón. Antes bien, fuimos perseguidos. Lo cual no excluye la presencia de mucha buena gente, tanto de fe como de obras.

El candidato desparecido

En 2012 existía otro candidato, un hombre de la ciudad vieja, Guilerrmo Carmona del que nada se ha vuelto a saber. Con la perspectiva del tiempo, queda hoy claro que este debió ser el candidato triunfante (perdió solo por 9 votos) Muchos otros y otras congregantes se han ido dando de baja a lo largo de estos años, o han desaparecido de los censos. El futuro se torna ya inmediato. El nuevo Vicario Eduardo Resa, ha transformado el templo arciprestal, y sujetado los mimbres desbaratados en los últimos tiempos.

El año pasado, con la segunda suspensión escribimos esta otra frase: No parece existir en los anales y crónicas religiosas de la ciudad, un precedente de esta magnitud y alcance, al que no nos atrevemos a otorgarle un significado trascendente, al menos de modo público, pero lo tiene. Y con este, ya son tres años.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2012/03/17/los-dos-candidatos-a-la-victoria/

Dos Papas y una sola profecía


                Llevamos mucho tiempo buscando el momento para escribir sobre este tema, y además nos lo están demandando, pero es necesario buscar la disposición de ánimo correcta, y atinar con el momento exacto. Hay una serie de libros que denominamos como “novelas anticipativas”, y que ya mencionamos en el artículo sobre la pandemia. Escribimos ahora también porque no queda demasiado tiempo.

                 Las profecías de San Malaquías sobre los Papas fueron escritas en el siglo XII, cuando todo el mundo conocido era Europa, el Asia más próxima y el norte de África. Los musulmanes estaban en España, pero un monje irlandés solo podía concebir el mundo desde la perspectiva católica, e identificar una línea histórica con los sucesores en el trono de Pedro, en la que su final, coincidiría con el fin del Mundo. Aun así, la coincidencia entre los símbolos  de sus lemas y las características de los símbolos papales es alta. Por algo era un profeta. Lo que nadie había previsto es que en los inicios del siglo XXI, la Iglesia católica contase con dos Papas de facto, nombrados en sendos cónclaves, por tanto, válidos. aunque se atisben algunas fricciones.

                El eufemismo emérito solo esconde una realidad más dura, que es la deposición. El verbo deponer significa bajar algo o alguien del lugar en  que está.  En el caso de Benedicto XVI cabe decir que contó con el suficiente tiempo y presencia de ánimo para anticiparse a una situación más dura, y pudo formalizar su renuncia de modo voluntario, cosa que no sucedió con el cercano caso del rey Juan Carlos I.

                                   Las profecías de San Malaquías

           San Malaquías fue un monje benedictino, nacido en Armagh (Irlanda) en 1194, que elaboró una lista con 112 estelas, con las que se designaban un número equivalentes de los próximos 112 sucesores del apóstol Pedro, a partir del momento en el que escribe. La primera dificultad estriba en la propia lista papal, bastantes confusa en determinados periodos. Hay papas que no existieron, otros que fueron tachados de la lista o incluso antipapas, por tanto, identificar al último de esos 112 sería delicado. La lista tiene su origen en Celestino II (1143)  y acabaría en uno o dos Papas posteriores a Benedicto XVI. De la lista desapareció o no, la que aludía al “Papa negro”, dato imposible de conocer, porque el libro fue publicado por primera vez en 1595, con la debida autorización eclesiástica. La segunda cuestión sería si Malaquías escribió sus profecías en el mismo orden que fueron publicadas

            Lo que sí parece claro según el texto de la estela o lema 112, es que el último Papa profetizado será Pedro romano, lo que no quiere decir que adopte este nombre. La profecía sobre el último Papa de la lista, que no quiere decir que lo sea en realidad, afirma lo siguiente: Petrus Romanus qui paciet oues in multas tribulationibus: quibus trans factis civitas septicollis diruetur, et Iudex tremedus iudicabis populum suum Finis (Pedro Romano, que apacentaba sus ovejas en muchas tribulaciones, que atravesaron la ciudad de las siete colinas y el Juez formidable juzgó a su su pueblo. Final)

          Tanto el Papa Francisco I y como Benedicto XVI, son dos ancianos al frente de la Iglesia universal, con 83 y 93 años respectivamente. Si todo sucede en su orden natural no habría problema, pero podría darse el caso de que el Papa Francisco falleciese antes que el Papa Benedicto, con lo que la situación anómala se convertiría en extrema. Son dos hombre ancianos, con aparente buena salud, pero dentro de Italia, el país continental europeo en donde el coronavirus sigue azotando con más fuerza. Estamos comprobando que en los tiempos actuales no hay orden natural posible.

         Todo pontífice es por definición “Pedro romano” y Francisco es al Papa 266º de la Iglesia católica, y es jesuita. La Compañía de Jesús siempre fue conocida como la orden negra, dada su costumbre de vestir siempre el hábito negro, y a su superior siempre se le llamaba el “Papa negro”. Una cláusula ya abolida, impedía a los miembros de la Compañía de Jesús,  acceder a la púrpura cardenalicia, e impedir así su acceso al papado, ya que esta peculiar Orden profesa un voto especial de obediencia al Papa. Todo esto alude a ese “caput nigrum” o cabeza negra, que fue o no hecho desaparecer, de las profecías de Malaquías. El caso es que entre Francisco I y Benedicto XVI concurren varias anomalías, que quizá sean también propias de estos tiempos confusos.

                                              Interpretación

           Se ha intentado hacer encajar ese párrafo de San Malaquías entre uno y otro Papa, pero no parece dejarse aprehender con facilidad, por mucho que en el emblema episcopal de Joseph Ratzinger, aparezca también una cabeza negra. La solución a este enigma, se desvelará con el próximo Pedro romano. En cuanto a los Jesuitas no existían en el momento de la formulación.

            Lo que sí podría significar es que el siguiente Papa pudiera ser italiano  y/o tener una vinculación efectiva  con la diócesis de Roma, según interpretamos en El Alminar. En la lista más actualizada existente, solo 125 de los  224 cardenales ejerciente son elegibles, lo que significa que tienen una edad inferior a 80. Esto convierte al grupo de los “no elegibles” como muy influyente en la posible elección del próximo Pontífice romano.

          El cardenal Pietro Parolin es el único llamado Pedro entre todos los integrantes del Colegio Cardenalicio, en lo que parece ser un requisito. Si la profecía aludiese a la posibilidad de un pontífice de las diócesis africanas, el cardenal Robert Sarah se encontraría entre los posibles candidatos. Sin embargo, se abriría una nueva posibilidad, no contemplada hasta la fecha y sería la de incluir al Opus Dei, una Prelatura personal, que está por encima de una orden, en el rango de la profecía. Se distinguen por su fuerte vinculación con la ciudad de Roma, a la que están vinculados por su presencia permanente. Además usan la sotana, que es de color negro, y a la que nunca renuncian. Existe un nombre, es un cardenal español, Julián Herranz Casado, pero no es elegible. Persiste pues, por el momento, la anomalía de la ausencia de un Papa español.

              La situación de envejecimiento es tal, que en tan solo 2 años (2022), los cardenales elegibles serían menos que los no elegibles. La situación actual es de 125 frente a 99.

Nota: https://www.ancient-origins.es/noticias-general-mitos-leyendas-europa/las-profec%C3%AD-los-%C3%BAltimos-pont%C3%ADfices-el-papa-negro-003375

 

 

          

 

 

 

 

90º cumpleaños de Ramón Buxarrais


                          El mes de diciembre concentra una doble celebración para el sacerdote y obispo emérito de Málaga Ramón Buxarrais. El día 12 es el aniversario de su nacimiento, 90 años cumplidos, y también el día 17 es  la fecha en la que fue ordenado sacerdote en 1955, efeméride de la que ya se cumplen 64 años. Para un sacerdote resulta más señalada esta 2ª fecha que la primera, al menos en el caso de monseñor Buxarrais.

                        Así pues, podemos ya dividir su vida en etapas muy diferenciadas, la 1ª sería entre su nacimiento en Sta. Perpetua de Moguda en 1929 y 1955, fecha de su ordenación sacerdotal. La 2ª abarcaría desde esta fecha hasta 1971, año en que fue nombrado obispo de Zamora, con lo que concluyó su tiempo como sacerdote, la situación que más aprecia. A lo largo de dos décadas ejerció la labor episcopal, y en la que se catapultó a la fama mediática como obispo de la diócesis de Málaga (1973-1991) tras arremeter con contundencia contra el lujo, la dilapidación y la ostentación  de la clase alta de Marbella, que era conocida como la Jet-set.

                          Sin embargo y de modo sorpresivo, un día decidió seguir la interpelación  evangélica: “Deja todo lo que tienes y sígueme”, renunciando a la mitra episcopal y recuperando su actividad como simple párroco en el Centro Asistencial de Melilla, en el que se mantuvo durante 26 años, entre 1991 y 2017. En todo este tiempo siempre buscó escapar de la soledad, aunque siempre le acababa alcanzando. En el año 2011, la repentina marcha de la Hijas de la Caridad de Melilla, le volvió a dejar solo en las dependencias que ocupara en la también conocida como Gota de Leche. Por este motivo, volvió a oficiar misa diaria y pública de lunes a sábados, además de la siempre muy concurrida misa dominical.

                        Hemos escrito mucho acerca de su persona y actividades, unas conocidas y otras no, e invariablemente, tras cada artículo, su comentario era invariablemente  el mismo: “Me retratas siempre mejor de lo que soy”. Él nunca quiso vivir tanto y deseaba estar en Melilla hasta el último día, pero como decía en otras muchas ocasiones: “los tiempos de Dios no son los nuestros”.

                   Quizá hay ciertas cosas que no quería haber visto, pero está claro que ese mismo Dios le quiere como testimonio de otras cosas. En todo este tiempo siempre ha querido decir y expresar mediante libros, artículos, entrevistas, exactamente lo que ha dicho, mientras que ha callado cosas (de las que ha sido testigo) y de las que no ha dicho nada a nadie. No ha dejado de ser sacerdote ni ha podido dejar de ser obispo, aunque emérito.

                 El padre Ramón Buxarrais, como se le conocía en la ciudad, se encuentra en Málaga desde octubre de 2017, tras sufrir un infarto de miocardio. Ha sido y es un gran valedor y lector del Alminar, al que siempre apoyó. Atesoramos el mayor banco de fotografías suyas del último decenio. El Adviento es su tiempo preferido.

 

Historias de la Biblia


 

                         Exposición sobre la historia de la Biblia

         Dicen que la mejor cuña es la de la misma madera, y de la firme madera de la Iglesia surgió la mejor cuña posible, la de Martín Lutero. El 31 de octubre pasado se cumplieron los 500 años de la publicación de Las 95 Tesis de Lutero contra las Indulgencias, en la iglesia de Wittenberg en 1519.

            Lo que en principio pareció una discrepancia teológica, acabó siendo la mayor fractura posible en la Iglesia de Roma, pues no hay que olvidar que Lutero era un fraile agustino, muy docto y muy versado en teología. La iglesia de Roma se había apoderado de la Biblia, traduciéndola del griego al latín, y no permitiendo ninguna versión en lengua vernácula. Lutero la tradujo al alemán, era políglota, y provocó el gran cisma, una brecha que cada centenario es más amplia y profunda. La Iglesia luterana tiene sacerdotisas, vicarias e incluso obispas, mientras que en la Iglesia Católica se discute si las mujeres pueden acceder al diaconado, que es casi como un sacerdote pero sin funciones sacramentales.

                A Lutero y a los protestantes se les debe la posibilidad de leer la Biblia cada uno en su lengua. Sin embargo este hecho fue objeto de persecución por parte de la Inquisición. Las primeras biblias en castellano fueron editadas en Suiza.  La reciente serie de televisión de La Peste o la novela El Hereje de Miguel Delibes, tratan de la llegada del protestantismo a España, y de su persecución por parte de la Inquisición, sobre todo, de las ediciones de la Biblia o del Nuevo Testamente , en lengua castellana.

                                                       La Biblia Reina-Valera

                Juan Pérez de Pineda, el primer traductor del Nuevo Testamento al castellano, fue quemado en efigie en la Sevilla de 1560, y por eso pudo culminar sus días en Italia, bajo la protección de la duquesa de Ferrara.

             Casiodoro de la Reina, monje Jerónimo nacido en Montemolín (Badajoz), publicó en Suiza la primera traducción de la Biblia en 1569. También  fue quemado en efigie en Sevilla, en el año 1562.

                  Cipriano de Valera, nacido en Fregenal de la Sierra (Badajoz), igualmente monje jerónimo, tiene a gala ser el gran hereje español, casi el Lutero hispano. También fue quemado en efigie en el mismo año de 1562, en Sevilla. No es segura la fecha de su muerte, pero sí el lugar, Londres y a partir de 1602. Corrigió la edición de la Biblia de Casiodoro de la Reina y que es conocida desde entonces como Reina-Valera. La importancia de la obra es tal, que no solo adopta ese nombre propio, sino que además se la considera tan trascendente como El Quijote, en cuanto a la literatura religiosa en España.

                  Pese a la importancia de estos nombres y de sus obras, solo son conocidos en los ámbitos académicos y teológicos. Las ediciones autorizadas de la Biblia o del Nuevo Testamento de la Conferencia Episcopal Española ni siquiera los menciona. La mejor edición neotestamentaria en castellano es la de Nácar-Colunga, fechada en 1944, y que es la primera que se realiza desde el texto griego y con autorización de la Conferencia Episcopal. La importancia de la traducción es absoluta, pues puede variar por completo el sentido e interpretación de textos y citas evangélicas clave.

                  La comunidad evangélica-protestante Amiel, recién implantada en Melilla, presenta estos días una exposición sobre la historia de la Biblia en la plaza de Las Culturas, en donde pueden verse estos importantes textos, y una exposición sobre elementos claves de la historia bíblica. Allí pudimos hacernos con una copia de la Biblia Reina-Valera, la Biblia del Siglo de Oro.

                   Mientas visitábamos la exposición en compañía de un amigo, un golpe de viento abrió y abatió la piedra del sepulcro.

El cambiazo de la urna


La insólita aparición del falso Cristo de Limpias

            Aunque lo parezca no vamos a seguir hablando de las elecciones. Ya hemos tenido suficiente, aunque sí vamos a hablar de urnas, una en concreto, la del Cristo de Limpias de la Iglesia de San Agustín del Real. Eran muchos los que nos decían que escribíamos demasiado sobre temas religiosos, y ahora son otros tantos los que lamentan que hayamos dejado de hacerlo, así pues volvemos a uno de nuestros temas preferidos y de los que más hemos escrito.

          Haber dedicado más de 10 años a este misterioso asunto confiere cierta autoridad y conocimiento, aunque muchos no quieran creerlo, y otros tantos no quieran reconocerlo, pero en El Alminar escribimos para todos. No para que nos crean, sino para ser creíbles.

          El afamadísimo busto del Cristo de Limpias de la iglesia de San Agustín del barrio del Real desapareció en una noche indeterminada del año 1989 y constituyó el punto de cierre del furor iconoclasta en nuestra ciudad. Todo lo que tiene principio también tiene final. Esta imagen desapareció para siempre y no ha vuelto a ser recuperada. Las últimas personas que lo tuvieron en sus manos ofrecieron versiones contradictorias. El sacristán de San Agustín fue el último que lo vio, tras depositarlo en una carpintería del barrio ya desaparecida.

                               Los mil réplicas del busto del Cristo de Limpias

         Mil, esa es la cifra aproximada que puede haber en Melilla del busto del Cristo de Limpias, cuya réplica se encuentra en la parroquia de San Francisco Javier, a imagen y semejanza del original que se encuentra en Cantabria. ¿Cuál es la diferencia entre un palo de madera y una cruz, o entre una imagen religiosa o la de cualquier otra figurilla?. Ninguna salvo que las imágenes hayan sido bendecidas de modo canónico y reciban culto de una manera específica y continuada, convirtiéndose en una imagen sagrada.

         Puestas así las cosas, nos reafirmamos en que la auténtica imagen del Cristo melillense desapareció en 1989, sin que jamás nadie la haya vuelto a ver o saber de ella. Ese largo paréntesis de casi 30 años se rompió cuando el obispo de Málaga monseñor Catalá Ibáñez bendijo un nuevo busto, en presencia del párroco Rafael López Cordero y de todo el clero melillense. Esto sucedió en noviembre de 2015. La imagen fue bendecida, convirtiéndose inmediatamente en una imagen sagrada, por lo que adquiría la capacidad de recibir culto.

                                                     La alteración sacrílega

          El exceso de fe constituye el mismo error que la ausencia total de creencia. Han pasado solo 4 años desde aquella reposición, y apenas 4 semanas de la marcha del padre Rafael López, cuando han retirado del culto la imagen bendecida, e introducida otra nueva, no bendecida, bajo el argumento de que se trata de la original. Tenemos que decir que el padre Rafael cotejó unas 100 imágenes auténticas, antes de decidirse por la que finalmente se bendijo, y que fue donada por el Alminar de Melilla, ahora sí podemos revelarlo. ¿Por qué se decidió por esa imagen?, pues porque era la más parecida a la desaparecida  y porque tenía la peana cuadrada, como la original.

         La imagen que se ha introducido en la urna, con gran conmoción entre la feligresía, bajo la etiqueta de auténtica, es falsa. Tiene la peana redonda. ¿Por qué se ha hecho esto? ¿En qué lugar queda la bendición del obispo si ahora se retira aquella imagen y se introduce cualquier cosa?. Omitimos decirlo.

 

 

 

 

Feliz Navidad 2018


 

         Poco importa que su origen estuviese en los druidas celtas, o en las divinidades solares de los persas y el Zoroastrismo. La Navidad es un tiempo especial. El solsticio de invierno existe desde siempre e indica el momento en que la luz se renueva, en la que vuelve a iniciar su dominio, y así vez tras vez, año tras año. Toda religión o creencia se asienta sobre algo anterior existente, y así va conformando una cadena que acompaña la evolución humana.

          La Navidad ofrece algo diferente con respecto a todo lo anterior, y también sigue teniendo en común rituales y fechas, con creencias antiguas. De algún modo todo permanece. Nada será igual dentro de mil años, y es del todo imposible pretender vaticinar nada. ¿Qué quedará o qué habrá desaparecido?. Todo eso nos dará igual, porque nosotros vivimos este tiempo, de igual modo que otros, en épocas anteriores, vivieron otro muy distinto, incluso en el mundo de influencia cristiana, que es el que celebra la Navidad. Si pudiésemos confrontarnos con un cristiano del siglo VII, o del XIII, tendríamos pocas cosas en común.

         Que todo viene de algo anterior es evidente. Cuando los judíos le preguntan a Jesús: Aún no tienes 50 años ¿ y has visto a Abraham?. A lo que respondió: “En verdad os digo que antes de que existiera Abraham, yo soy”. El alcance de este respuesta es muy grande, y su impacto también.

                           La Navidad en la comunidad alminarense

       Hemos llegado hasta aquí y esta en la 8ª Navidad que compartimos en comunidad. Como cada año, y desde hace algunos hacemos especial hincapié en ello: Deseamos una Feliz Navidad y un venturoso Año Nuevo, a todas las personas, hombres y mujeres, de buena voluntad, porque también existen voluntades que no son buenas. Todo está mezclado en este mundo y hay que convivir con ello y sortearlo.

        La Navidad es tiempo de renovación, de luz, de esperanza, por eso es especial y lo seguirá siendo. No hay dos iguales. Hay renovación de personas, de acontecimientos, de condición vital. La Navidad lo es tanto para los que están presentes, como para aquellos que ya no, pero que siguen siendo de alguna manera. Ese es el espíritu de la Navidad.

    Habrá quien se dirija a una piedra o un totem, encienda un fuego y alce o una plegaria, o quien no haga nada.  Existe también que ponga sus esperanzas en la aldea Galilea de Belén, o de Nazaret, y se fije en el acontecimiento que transformó la historia en muchos sentidos. Realmente la Navidad conmemora eso, aunque pueda no celebrarse, o para quienes no signifique nada.

        Como imágenes para esta Navidad, no hemos acercado hasta la casa de Sebastián y de Loli en el Barrio de La Libertad o de Calvo Sotelo. Como cada año, organizan su tradicional Belén que comparten con todo el barrio y con quien quiera acercarse hasta allí. También celebran un fiesta con música, villancicos y ambientación navideña, que congrega a 200 personas junto a su casa, junto a la representación del Nacimiento de Jesús, el hijo de María.

 

El Lignum Crucis


 

         La reliquia del Lignum Crucis es la más importante de toda la cristiandad. Su hallazgo se debe a Helena, mujer grande entre las grandes, esposa del emperador romano Constancio Cloro y madre de Constantino, fundador de Constantinopla, en el lugar de la antigua villa griega de Bizancio.

          Nunca sabremos si Constantino se bautizó o no, tras la declaración del cristianismo como religión oficial del Imperio Romano en 313. Lo que sí sabemos es que Flavia Julia Helena, tras una serie de visiones, decidió marchar en peregrinación a Jerusalén, en donde inició una campaña de excavaciones para identificar los lugares de la Pasión de Jesucristo, perdidos tras tres siglos de destrucciones y olvidos. Por este hecho se la considera la fundadora de la arqueología.

              Una nueva visión, ya en la ciudad de Jerusalén, en la que se  le apareció un comerciante de incienso, le indicó el lugar en donde aparecerían las tres cruces del Gólgota, tanto la del propio Jesucristo, como la de los dos ladrones, Dimas y Gestas. Las cruces fueron halladas en una antigua bodega o almacén, enterrado bajo el suelo de la ciudad del siglo IV. Aquí se inicia la leyenda de la reliquia del Lignum Crucis, en el mes de mayo de 327. Por este motivo la Iglesia Ortodoxa conmemora la festividad de Santa Helena el 21 de mayo de cada año, mientras que la Iglesia Católica lo hace el 18 de agosto. En cualquier caso es santa para ambas iglesias.

              Aunque una historia espuria afirma que los trozos y astillas de la Vera Cruz darían para formar un bosque, la realidad es que los auténticos fragmentos y reliquias están muy localizados. La santa cruz encontrada por Helena fue dividida allí mismo. Uno de los fragmentos grandes se quedó en Jerusalén y  el otro fue llevado por la propia emperatriz y acabaría siendo venerado en la futura Constantinopla. De estos fragmentos se sacarían astillas y pequeños pedazos, que serían repartidos por el resto de iglesias.

               En 614 el emperador persa Cosroes II conquistó Jerusalén y se hizo con el fragmento del Lignum Crucis que se encontraba en la ciudad. La reliquia volvió a la ciudad tras la reconquista bizantina y vuelta a desaparecer tras la victoria de Saladino sobre los cruzados tras la batalla de los Cuernos de Hattin en 1187. El otro gran fragmento de la Vera Cruz desapareció tras la caída de Bizancio en 1453. Desde entonces solo quedan pequeños fragmentos, de los cuales el más grande de Europa se encuentra en Santo Toribio de Liébana, y múltiples astillas. Las que hay son las que son.

                                            El Lignum Crucis y El Alminar

                 En Canjayar (Almería), existe una iglesia que posee un relicario conocido como “la cruz del voto”, que contiene al menos 42 reliquias de Tierra Santa, y que apareció por primera vez en 1611, escondida entre los muros del baptisterio. Una de esas reliquias es una astilla del Lignum Crucis. El hallazgo se produjo tras una serie de visiones del entonces capellán Juan Matías de Peralta. Hay un hecho común y es que la reliquia de la Vera Cruz está siempre asociada a visiones.

                El día 1º del año 2011, acudimos a la villa de Canjayar atraídos por la celebración del Año Jubilar en la localidad y conocimos la historia de este relicario y su ángel portador, que se convertiría en la imagen del Alminar de Melilla en mayo, mes de su creación, por eso decimos que: “antes de que existiera el Alminar, ya era”.

                       Ahora, en el año 7º desde la creación del Alminar, podemos compartir la imagen de un relicario Lignum Crucis, cerrando así lo que podemos considerar un ciclo, que se inició en 2011. Ahora y en el tiempo forzoso de detención de la actividad del blog, que se abre a partir de mañana, consideramos que lo mejor que podemos compartir es esta imagen.

                         Nunca estuvimos ni estaremos tan cerca. Gracias a los que nos han permitido estar cerca de él. Normalmente estas reliquias se ven dentro de relicarios como el de La Cruz del voto de Canjayar, y se veneran a distancia. Ahora ya preside al Alminar y a su comunidad.