Los tesoros perdidos de Pepe Vacca


José Ruíz Vacca, conocido como Pepe Vacca, fue un melillense muy vinculado al mundo religioso y al  de los agentes comerciales, de los que era su presidente. Por sus contactos, por sus conocimientos y por herencia de su familia, atesoró una gran cantidad de objetos religiosos, que desgraciadamente se perdieron para la ciudad de Melilla. Tenía objetos de gran calidad, junto a otros comunes, pero casi todos, vinculados a Melilla, pues algunos precedían de iglesias del antiguo protectorado, como la Santa Bárbara de la iglesia de Uixan (hoy convertida en mezquita). Al morir de modo repentino en el año 2007 sin haber dejado testamento alguno, hizo que todos esos objetos fueran a parar a sus familiares ceutíes, tras un largo litigio de herederos.

      Era un hombre versátil, de gran capacidad de conversación y de prodigiosa memoria, capaz de la expresión más piadosa y a la vez de la mayor irreverencia. Su visión nada complaciente de la historia católica  de Melilla, fue la que me inspiró la serie “El Arte religioso en Melilla”, pues su conocimiento de los hechos que describía era tan minucioso, que hizo que me resultaran  lo suficientemente atractivos como para escribir acerca de un tema, el religioso, que me era totalmente ajeno.

          Poder contar con él y sus enciclopédicos conocimientos constituía una valiosísima ayuda, pues no había dato, hecho, nombre o circunstancia que no fuese capaz de recordar. Era creyente pero no beato, de ideas conservadoras pero aceptaba otros puntos de vista y otra visión de las cosas. No dogmatizaba en nada. Había visto y vivido hechos que le llevaron al convencimiento de que la verdad absoluta o no existe o no está a nuestro alcance. Esto hizo posible mi  amistad con él, entre dos personas procedentes de mundos y tiempos muy diferentes.

  PD: En casi todos los escritos sobre temas religiosos y las colaboraciones de Imparcial, ha salido a relucir su nombre, por eso traigo a El Alminar su recuerdo.

Anuncios

25 Respuestas a “Los tesoros perdidos de Pepe Vacca

  1. Don José Ruiz Vacca y Feria era era una excelente persona y mejor amigo.Memoria viva de Melilla y miembro de cientos de cofradías de Pasión y de gloria. Todo un referente.Está eneterrado con el báculo de la imagen de la Divina Pastora del Convento de Capuchinos de Melilla por decisión del Vicario Episcopal Don Manuel Jiménez Bárcenas y en base a su trayectoria en la Iglesia de Melilla

  2. Hoy, pasados cinco años, me alegro de haberle conocido en ese último año de su vida. Haber tenido tiempo de interesarme por sus temas, de haber dejado constancia tanto de su paso por este mundo, como de sus cosas. Sin ese año, nada de todo esto existiría. Hoy, lo conocimientos de Pepe Vacca han sido sustituidos por los de Imparcial, y gracias a eso, mantenemos en pie la cadena y la verdad.

  3. Don José Ruiz Vacca y Feria ya es inmortal.Jamás podré igualarle.¡ El era ocurrente !

  4. ¿cómo que no existe el baronazgo de Cantabrana?. Él lo era. Otra cosa es que lo hayan eliminado al no tener herederos directos. Os pide que no utilicéis el “About”, para debates que no corresponden a ese lugar. El hilo correcto sería este.
    http://www.infomelilla.com/noticias/index.php?accion=1&id=4006

  5. Perdona que te lleve la contraria. La Baronía de Cantabrana NO existe ni ha existido nunca, según los Anales de la Nobleza Española. No se a que título lo ostentaba este señor, pero desde luego no aparece registrado ni autorizado su uso.

  6. Sabes lo que confío en tu solvencia, Corona 71. Estoy perplejo por tu revelación. Los que fueron sus amigos de toda la vida, aquellos a los que tenía por familia, generaciones enteras de melillenses, todo el clero de la ciudad, yo mismo; lo teníamos por Barón de Cantabrana.
    El asombro me durará días.

  7. Te basta una sencilla busqueda en Google y saldras de dudas. Lo único que sale sobre esa supuesta “Baronía” es, precisamente, la noticia que tu pones un poco más arriba. Si entras en las páginas donde estan los listados de los miles de Títulos españoles, y aquellos extranjeros admitidos en España, incluidos aquellos que se encuentran vacantes o suspendidos, veras que no hay la mínima referencia. En el Catálogo de la Nobleza Española, edición 2007 que es la última publicada), tampoco hay la menor referencia. Lo lamento por él y por sus amigos.

  8. “Todo es mentira, lo que oímos, lo que vemos. Cuantas mentiras escupen. Nos quieren muertos o viviendo su mentira. Lo único que puede hacer un hombre aquí, es crearse una isla para él solo”. La delgada línea roja.
    Touchet

  9. Buenas tardes,
    Ya en Abril de 2012 saqué el asunto de la baronía de Cantabrana,que se asociaba a D. José. Ruiz Vacca. Tal y como se ha comentado posteriormente, no se ha constatado la existencia de tal Baronía. Se ha podido contactar con familiares o amigos que pudieran dar más información al respecto? Como puedo contactar con la familia o íntimos de D.Pepe Vacca?
    Gracias.
    Un saludo
    Rafa

  10. José Ruíz Vacca murió sin revelar su secreto a nadie. Él hablaba de dos sobrinos que tenía en Málaga, uno de ellos era farmacéutico, en una localidad de la costa del Sol, Antequera quizá. Son los que vinieron a su entierro. Después de dos años de litigio, la familia de Ceuta (hemanastras y sobrinos), de la que nunca reveló su existencia, se llevaron todas sus pertenencias a Ceuta. Eran hermanas por línea paterna.
    Es claro que se inventó un personaje, para vivir con comodidad dentro del franquismo. Pronto se cumplirán 9 años de su fallecimiento.
    No conozco el modo de acercarse hasta esa familia, la ceutí.
    Últimamente todo se relaciona con Ceuta.

  11. Hablé, telefónicamente, con la sobrina declarada “heredera con mayor derecho”. Mi impresión es que venía a cortar cualquier contacto con la esta ciudad. En cualquier caso, esa parte de la familia vive en Ceuta. Si Ruíz Vacca es un apellido compuesto, será fácil tirar de ese hilo.

  12. Rafael Molina Jimenez

    José Ruiz Vacca, era sobrino de mi abuelo, el siempre venia a Málaga a pasar las Navidades y muchas vacaciones.
    Ciertamente quien acudió a su funeral fue mi primo José Luis que es farmacéutico.
    Su apellido segundo realmente era Vaca sin doble C como el de mi abuelo materno.
    Yo desconozco la existencia de la familia Ceutí, pero preguntaré a mi primo si el sabe algo de ellos o a mi propia madre.

  13. Siempre recordaré a Pepe Vacca. Sin ese año de fluida amistad, muchos datos de la historia religiosa de Melilla se hubiesen perdido. Todavía sigo caminando por la senda que él me abrió. Mi interés por el mundo religioso católico de la ciudad se lo debo a su influencia.

  14. Nadie conocía en Melilla la existencia de esa otra familia, solo una vez me habló de una sobrina, pero sin concretar nada más. De haber tenido más tiempo, quizá hubiésemos llegado más lejos en los descubrimientos. La familia de Ceuta se lo llevó todo.

  15. Rafael Molina Jimenez

    De los dos sobrinos uno ya falleció, pero si vive el farmacéutico que es de mi edad 60.
    Siempre me trató como un sobrino, lo que ocurre es que mi madre es hija de un matrimonio anterior de mi abuela, pero yo solo conocí como abuelo a Guillermo Tellez Vaca.
    Acabo de comprobar con mi madre que el apellido real era Vacca, pero en el caso de mi abuelo por error se registró Vaca y nunca lo llegó a cambiar.
    Si quieres podemos contactar si lo deseas y aclarar todo lo que podamos.
    Tengo facebook y podemos intercambiar contactos..
    Un saludo.

  16. Me interesa rescatar la historia y la memoria de Pepe Vacca. Me pondré en contacto contigo

  17. Rafael Molina Jimenez

    Cuando quieras.

  18. Ya tengo todos los teléfonos anotados. Pese a muchos, se montó una vida diferente, en el franquismo tenebroso. Para El Alminar, Pepe Ruíz Vacca es el barón de Cantabrana. Lo invitaban a todos los actos protocolarios, con y por ese título. Además decía que por el apellido Ruíz estaba emparentando con del héroe de la Guerra de Independencia Jacinto Ruíz Mendoza.

  19. Para todos era José Ruiz Vacca y Feria, Barón de Cantabrana. Además de descendiente del Héroe de la Guerra de la Independencia Jacinto Ruiz Mendoza.
    Días antes de fallecer fui a visitarle en su domicilio de Gral. Polavieja. Me enseñó fotografías y correspondencia con diferentes miembros de la Casa Real Española, desde Don Juan de Borbón, hasta Don Alfonso de Borbón.

  20. Magnífico trabajo el de Hospitalario. Ha conseguido contactar con personas que conocen y saben sobre este tema. Ojalá se aclaren todos los extremos.

  21. Rafael Molina Jimenez

    El siempre manifestó que esa correspondencia con la familia Real la dona ría al Ayuntamiento de Melilla.
    Se lo escuché decir muchas veces, el durante muchos años pasaba con nosotros días en verano y Navidades, al igual que nuestras bodas, bautizos etc.

  22. Rafael, muchas gracias. Lo que Ud. afirma, se lo escuché decir siempre.

  23. Se llevaron hasta los cáncamos. Una casa baja en la calle Mariscal Sherlock nº1, y unos pequeños ahorros. Como me tenía confianza, me contó cuáles eran sus pequeñas posesiones, pero no hubo tiempo suficiente para desentrañar otros misterios. Además de los tesoros artísticos, como la virgen y el cuadro renacentista.

  24. Rafael Molina Toledo

    Me gustaría contactar con mi tocayo, Rafael Molina Jiménez, y Hospitalario, para concretar la información que dispongan sobre la Baronía de Cantabrana. Mi nombre es Rafael Molina Toledo, y como comenté en este medio , en Mayo 2016, este asunto lo puse en conocimiento en Abril del 2012.
    Me pueden localizar en Facebook, soy autor del libro ” La Villa de Cantabrana S.XVIII – XIX y el 4°Batallón de Iberia_1812″.
    Muchas gracias por los datos aportados.

  25. Gracias por escribir, Rafael. El recuerdo de Pepe Vacca no se ha perdido, solo queda esto y poco más, pero al menos queda. Nada más puede averiguarse, nada de lo mucho que tenía quedó en Melilla. De la baronía de Cantabrana tampcoco sé nada. Al menos me has recordado que debo llamar a Rafael Molina. El tiempo a veces pasa demasiado rápido.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s