Archivo de la categoría: Otras noticias

El sueño de Napoleón


                 Si en algún lugar de Melilla se puede apreciar las distancia entre la ciudad imaginada, la de la propaganda, y la real, es en la calle Napoleón. La grandeza del nombre frente a la dureza de la realidad.

                       Napoleón fue grande, pero su obsesión fue el poder, que ejerció sin límite y sin freno. Tanto, que llegó  a instaurar un modelo propio de ejercer el gobierno al que se denominó como “bonapartismo”. En un blog ya muerto de los miles que siguen atravesando el tiempo a través de internet, denominado Ideologías, es descrito así: “El bonapartismo es un sistema político o un conjunto de ideas que, aunque se basa en la forma de gobernar de Napoleón, es con su sobrino Napoleón III cuando se cristaliza. Se trata de una especie de sistema de dictadura popular. No es una monarquía absoluta, sino una especie de monarquía o pseudomonarquía donde se reconoce la soberanía del pueblo, aunque no se trate de una monarquía constitucional. Se invoca, constantemente, al pueblo, a la voluntad popular, a través de los plebiscitos, fácilmente manipulables”. Aquí encajaría muchos perfiles políticos, como por ejemplo Nicolás Maduro y su autocracia. Se trata de ejercer un poder personalista, dentro de sistemas democráticos.

                Un personaje cercano como José María Aznar y su alto concepto de sí mismo, sobre todo en su segunda legislatura, entraría dentro del perfil del bonapartismo; pero al menos acertó en un cosa, y es en la de poner límite a su mandato. Un poder extendido sin límite temporal, aunque sea bajo el amparo del voto popular, acaba creando grandes problemas, porque alteran incluso a la propia sociedad. El no saber retirarse a tiempo y el miedo a la propia ausencia del líder, crean un conjunto letal para el ejercicio democrático.

                                                  La calle Napoleón

             Hemos escrito sobre barrios abandonados a su suerte durante dos décadas, las del dinero a raudales y que ya no volverá a fluir en la misma ingente cantidad (Carmen, Ataque Seco, Poblado de Cabrerizas, Rastro, Barrio Hebreo, Cañada), e incluso este mismo que alberga a la calle Napoleón, el de Faldas de Camellos. Aquí la inversión pública ha sido ínfima, aunque ahora se prometa una zona verde fastuosa. Es necesario vivir primero en condiciones dignas, tener acceso a opciones laborales en igualdad de condiciones, para poder lograr un equilibrio social, antes que tener un parque, al que también se tiene derecho. Un pueblo dependiente es un pueblo sometido.

                 En la calle Napoleón y adyacentes, la accesibilidad , ciudad sostenible y otras muchas cosas no son ni siquiera propaganda. No existen.

Nota:http://historiaideologias.blogspot.com/

Anuncios

Parábola del túnel de Salang


  

                                     ¿Estrangulamiento a Eroski?

         El desfiladero y el túnel de Saláng constituían la única posibilidad de comunicación desde el Norte,  entre la entonces Unión Soviética y Kabul, de hecho lo siguen siendo. El paso era tan estrecho y tortuoso, que se convirtió en una ratonera para el ejército ruso. Las posibilidades de emboscada eran 100 veces superiores a cualquier posibilidad de defensa. O se llegaba a un acuerdo con los muyahidines para mantener el paso abierto o entonces el desfiladero era solo un camino hacia el martirio.

      El desfiladero de Salang de Melilla es el mar Mediterráneo. No hay otra posibilidad de llegar hasta la ciudad que atravesarlo, utilizando claro está, los buques de carga o de pasajeros. La ciudad se abastece de suministros por mar, y ya solo hay una línea naviera para transporte de pasajeros, la fusionada Armas/Trasmediterránea; y otra para el transporte de mercancías Baleária/Peregar, también fusionadas bajo el nombre de Alborán. Fusionadas, como las cofradías de Málaga.

       El embudo se estrecha al llegar a Melilla, con estas dos únicas vías para el transporte, 13 agencias de aduanas, y 6 consignatarias de buques. Esto quiere decir que la totalidad de la inmensa cantidad de mercancía que llega  al puerto, precisa de alguna de estas puertas para su entrada en la ciudad y distribución. En algún lugar de esta cadena parecen estar los problemas de distribución que parecen estar afectado a la gran superficie de Eroski, que se encuentra al borde del desabastecimiento desde hace ya 10 días.

      Estantes vacíos de productos tan elementales como huevos, productos lácteos, botellas de agua, alimentos perecederos o no perecederos, productos de limpieza, aseo, etc. Pasear por sus pasillos produce el mismo efecto que las imágenes de la Venezuela de Maduro. Ha llegado a faltar el pescado, frutas y hortalizas. Fuentes oficiosas informan de que el problema podría radicarse en el transporte o distribución, y en el intento de negociar un nuevo contrato para la llegada de la mercancía hasta la cadena alimenticia.

         Esto no sucede en ninguna ciudad de España ni de Europa, salvo el ya referido caso de Venezuela. La plana mayor de Eroski/Murias se encuentra ya en la ciudad, intentando solventar la situación, sea cual sea. Hace unos días, en la zona de hortalizas se informaba a los clientes de que “problemas con la distribución impedían ofrecer los productos habituales”. Todavía no parece faltar el papel higiénico, como en Caracas. La otra posibilidad que se apunta, aunque con menos solvencia, sería la del cambio de titularidad del supermercado, pero esto no explicaría el desabastecimiento casi total de productos.

         Hasta el mes de diciembre de 2017, fecha de inauguración del Parque Comercial, el comercio melillense se encontraba en la Edad de Piedra. Han llegado hasta nosotros un tipo de centros comerciales que ya son habituales en el resto de España desde hace dos décadas. En Melilla, el presente siempre es el pasado.

         Nuestra defensa es siempre la del consumidor y trabajador melillense, la de la ciudad. Ya escribimos hace tiempo de como la acción de empresarios y comerciantes melillenses junto con parte del poder político, impidieron en 1996 que Melilla iniciase una renovación económica acorde con la que entonces se iniciaba en la península.

       Notas:https://elalminardemelilla.com/2017/12/03/parque-comercial-murias-de-melilla/

 

Mujeres en las calles, con voz y voto


                         Día Internacional de la Mujer en Melilla

                                 
Mujeres en las calles, desde las primeras horas de la mañana, de todas las condiciones sociales y procedencias. Mujeres de todas las edades, trabajadoras, desempleadas, madres de familia, estudiantes, hijas, abuelas. Las mujeres agrupadas como clase, frente a la agresión sistémica.
Es el Día Internacional de la Mujer. En un ambiente festivo, reivindicativo, solidario. Sin feminismo no se hubiesen abierto las puertas a la igualdad, sin marxismo no hubiese habido derechos de los trabajadores. Ese es el origen aunque ahora el neoliberalismo reniegue de todo e intente establecer caminos diferentes. Todo lo que no sea proseguir en este camino, supondrá una regresión en los derechos y en los conceptos.
El Patriarcado se defiende, porque un modelo igualitario supondría acabar con el sistema actual de dominio. Para ello siempre encuentra colaboraciones en viejos partidos, como el PP, para sus postulados patriarcales, o en otros nuevos, como Ciudadanos. Cuando estos modelos no le garantizan la hegemonía crea otros nuevos, como Vox, que conforma un modelo político altamente regresivo.
Llegan tiempos y citas electorales. El peligro de dormirse en los laureles y acomodarse en el Poder (Andalucía) trae como consecuencia que los movimientos y partidos neoliberales se introduzcan entre las grietas y contradicciones de la sociedad, y se hagan con gobiernos autonómicos, municipales, o incluso el del Estado, pero para cambiar las formas consensuadas a lo largo de cuatro décadas. Ese el peligro que acecha: la pretensión de conquistar el Poder desde la Democracia, para eliminar conquistas sociales, provocar regresiones, o mermar el Estado de las Autonomías.
Siempre existirán pobres, desfavorecidos, desigualdades que eliminar o corregir. Por ello serán siempre necesarias estructuras sociales de protección, sindicatos de clase, no gremiales, y movimientos políticos alternativos, que deben adaptarse de modo continuo a los nuevos tiempos.
En Melilla hay una especificidad que señalar y destacar y es la incorporación de las mujeres musulmanas a la lucha por los derechos e igualdad de las mujeres. Mujeres musulmanas con hiyab, con pañuelo tradicional o sin él. En esto nuestra ciudad sí es vanguardia. Resulta paradójico que las mujeres de los tres partidos de la nueva derecha se auto excluyan de una jornada de reivindicación colectiva, y sí participe desde hace años Coalición por Melilla, partido al que acusan de querer imponer una sociedad medieval, mientras la tríada de PP, Vox y Cs, califican al intento de resurgimiento del centro derecha con el término de “reconquista”, que es claramente un arcaísmo. Son las paradojas de estos tiempos extraños.

Agua


             Cuando una sola palabra lo es todo. Quizá sea el título más corto de toda la historia del Alminar en sus más de 2100 artículos. La mezcla de la palabra y la imagen para que cada cual vea por sí mismo. No creer hasta ver y aun viendo seguir sin creerlo, pero esto ya sería la obstinación. ¿Qué ocurre con el agua en Melilla?.

                    La lectura atenta del último comunicado de Guelaya-Ecologistas en Acción, pone los acentos sobre la gestión del agua, que corresponde por completo a la Ciudad Autónoma de Melilla y a su Consejería de Medio Ambiente. Son ellos los responsables únicos y últimos de todo lo relacionado con el agua en la ciudad. El comunicado deja claro que el último ciclo de planificación aprobado es el de 2016-2021, por lo que no ha influido en nada el cambio de gobierno. Cualquier problema detectado ahora debería haber sido previsto por el Gobierno Autonómico, que es el mismo desde el año 2000.

                 Guelaya califica en su comunicado como “bajeza”, el que desde la Consejería de Medio Ambiente se lanzara el mensaje de que la ciudad podría quedarse sin suministro de agua a partir del 7 de junio: Si la ciudad tenía conocimiento de que no se bombeaba agua desde el río de Oro hasta el embalse de las Adelfas desde hace meses porque no estaban operativas las bombas, ¿que ha hecho para resolver el problema?. La respuesta es nada. ¿Por qué no se escoge la fecha del 26 de mayo para iniciar el corte de agua?

                No existe la gestión ni la planificación, ni tampoco la vigilancia sobre lo planificado en el Plan. Aludir ahora a la falta del cuarto módulo es solo una huida hacia adelante por parte de la Administración competente en el tema del agua, esto es, la Autonómica.

                  Este gobierno lleva mucho tiempo tras la idea de cerrar las fuentes de agua de los barrios, las tradicionales ( Trara y Cuatro Caños), y las de ósmosis inversa, pero no puede porque la calidad del agua en los hogares es pésima para el consumo, como también sugiere Guelaya: “No negamos que el agua de Melilla sea potable, pero la población no la bebe de forma generalizada. Eso provoca visitas a las fuentes y consecuencias económicas para el bolsillo de los particulares, aumenta las cantidades de plásticos (botellas y garrafas de agua) por las que debemos pagar en la incineradora, y las depuradoras de ósmosis en casas aumentan el consumo por el rechazo de agua”.

                La otra cuestión sería la del excesivo gasto de agua en Melilla. Sin embargo aquí surge una triple incógnita. ¿Se puede atribuir ese exceso a los hogares o es una política de despilfarro de agua, a la que habría que añadir el de las fugas y las pérdidas generalizadas de la red? ¿Cuá es la razón de que Melilla triplique la media de gasto nacional de agua?

           El pantano de Las Adelfas es solo una reserva estratégica. Aun así la visión actual es la de sequedad casi absoluta, comparado con el pasado mes de julio. Lo habíamos visto más lleno en otras ocasiones, pero nunca tan vacío.

Nota:https://guelayaecologistasenaccion.com/tag/planta-desalinizadora-de-melilla/

 

Cuestiones de salud


                                El escáner de Remartínez prorroga su actividad

              Camilo José Cela hizo popular el lema de que “en España quien resiste vence”, tomado ahora por el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez en su Manual de Resistencia. En mayo de 2011, en los primeros días del Alminar de Melilla ya proclamábamos “La voluntad de resisitir”, como condición indispensable para tener al menos la posibilidad de  vencer. Algo parecido le ocurrió al conquistador de México Hernán Cortés, en su célebre Noche Triste, que abrió el camino a la gran victoria de Tenochtitlán, y de la que también hemos escrito en El Alminar.

                  Los ejemplos de resistencias que culminaron en ulteriores victorias jalonan la historia universal. Algo así le sucedió en la primera quincena de enero al radiólogo melillense Mariano Remartínez, quien nos comunicaba el cierre de su clínica de Tomografía Computerizada, conocida popularmente como “el scáner”. El final estaba concertado para el pasado día 28 de febrero, y los acuerdos con el grupo de análisis clínicos Echevarne prácticamente ultimados. Después de más de medio siglo en el ejercicio de la profesión médica, el resultado parecía una salida honrosa para el octogenario doctor melillense, aunque el resultado fuese malo para Melilla, pues se perdían los mejores equipos diagnósticos existentes en la ciudad. Todavía queda un largo trecho para la inauguración del nuevo hospital, cuyas obras estuvieron paralizadas durante los siete años de gobierno de Mariano Rajoy (2011-2018).

                            ¿Qué ha ocurrido  para que la situación se invierta?

                   El artículo publicado el pasado 19 de enero en este blog fue leído por 6700 personas, y recorrió como un rayo todas las redes sociales multiplicando su efecto. La sociedad melillense salió de su letargo y apoyó de un modo claro a los radiólogos Remartínez, únicos ejercientes en Melilla. Ante el apoyo recibido decidieron replantearse la situación y buscar una vía de salvación, para mantener los equipos diagnósticos en Melilla. Un nuevo estudio de viabilidad, con reducción de costes de explotación, y los inevitables recortes de personal, permiten mantener la actual situación, al menos a lo largo de todo el año 2019. Esta es la consecuencia de dos años de acoso por parte de la anterior dirección del INGESA, que llegó a revocar el resultado del último concurso público, que todavía está pendiente de resolverse en los tribunales de lo contencioso-administrativo.

        Nuestra contribución fue solo la de encender una pequeña linterna, eso sí, dentro de una cueva de murciélagos. El ruido que se produce es ensordecedor y el alboroto indescriptible, pues si a algo teme el murciélago es a la luz. Esta ha sido la situación de la sanidad en Melilla en los últimos 7 años, llena de maniobras orquestales en la oscuridad. En algún momento del septenio cayó la opción de poder escoger entre un segundo especialista, en el concierto de MUFACE con las compañías de prestación de servicios médicos, y esta entidad dejó de vigilar la obligatoriedad de la presencia continuada de los especialistas en la ciudad, y no solo las consultas de uno o dos días al mes.

         La situación sanitaria de Melilla sigue estando bajo mínimos, con todos los servicios saturados, desde la atención primaria hasta el propio hospital comarcal. La decisión de mantener abierta esta clínica supone un alivio, porque ya había cundido la alarma social ante su posible cierre. Un diagnóstico certero, con medios adecuados, puede evitar enfermedades, tratamientos largos y costosos, y salvar muchas vidas.  Esta es una de las cuestiones más serias que penden sobre la cabeza de los melillenses.

 

Notas:https://elalminardemelilla.com/2011/05/12/la-voluntad-de-resistir/; https://elalminardemelilla.com/2017/07/03/la-situacion-sanitaria-de-melilla/

El carnaval concentrado


               El carnaval de Melilla tal cual empieza acaba. Final y principio se desarrollan en en un espacio que no dura más de 24 horas. Es un carnaval concentrado o “avecrem”.  Asfixiado por un exceso de control sobre las escasas comparsas, sobre las chirigotas, sobre las letras satíricas, e incluso sobre los concursos de disfraces, no dejaron espacio alguno para lo que significa o supone la esencia del carnaval. Transgresiones estéticas en las formas y descarnada crítica contra el poder.

                Sin embargo, en “ciudad censura” la más leve crítica ya es considerada un mundo, una revolución insoportable. Todo se controla, de principio a fin, incluida la cabalgata. ¿Alguien podría imaginarse un chanza contra el poder del “faraón y su corte” recorriendo las principales calles de la ciudad, o la quema junto a la lúgubre sardina de una efigie de  Keops?. No, imposible. En Melilla se controla hasta el asado de la triste sardina, porque al hacerse junto al Palacio de la Asamblea, podrían surgir tentaciones revolucionarias. Por mucho menos se inició la Revolución Francesa.

                       El carnaval es una molestia más que hay que quitarse de encima cuento antes. Además, el neo cristianismo preconciliar lo considera una fiesta de inspiración diabólica, al igual que Halloween y no participa en ella, ni siquiera en los colegios. En la ciudad de las religiones, ninguna otra toma parte en esta fiesta, que queda reducida a una reminiscencia pagana, o de los sin fe. Como si el diablo no tuviera cosas más serias de las que preocuparse. Aun así, esta fue la cabalgata más larga de los últimos tiempos, con una temperatura primaveral y sin ausencia de viento. En la cabalgata estaban tristes hasta las maniquíes de la carroza griega. Y sin embargo no apareció la carroza del diablo, que era un logro estético de los últimos años.

                              Con el sardinazo se quemaron los últimos cartuchos del poder reinante, que pronto vivirá también la última semana santa. El tiempo que viene va a ser muy distinto. Desaparecerá la mayoría omnímoda y con ella el viejo poder, que se ha mantenido al menos una legislatura más de los deseable. El tiempo de la renovación alcanzará a todos, incluso a aquellos que se resistan a ello. Esto ha acabado.

Encuentros políticos en la avenida


                           Visita del ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska

                   Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, ha llegado hoy a la ciudad para intentar dar con una solución adecuada a la Valla de Melilla. No es que vaya a encontrar una solución al problema de la inmigración, porque no existe, sino a buscar una alternativa  técnica a las concertinas, que resultan lesivas para la integridad corporal, y cuyo uso se está extendiendo al ámbito civil.

          El fenómeno de la inmigración es siempre utilizado como ariete político contra el gobierno de turno, y también como medio de agitación de masas. Al estar regida la ciudad por la derecha desde 1991, la agitación fronteriza solo reaparece cuando el gobierno de Madrid está presidido por un socialista. En estos últimos 8 meses ha reaparecido el problema fronterizo, el de los menores marroquíes ambulantes,  el de los transportes y hasta el de la desaladora, cuando toda Melilla sabe que en los 7 años de gobierno de Mariano Rajoy no existieron (8 meses frente a 84), e incluso teníamos el puerto ampliado.

                                             Vivir con los tiempos

               Frente a cualquier avance social y político, siempre surge un fuerte movimiento de oposición, o reacción contraria. Es lo que en la terminología clásica se conoce como reaccionario.  La ley de Igualdad de Género, la de Memoria histórica, la de Violencia contra las mujeres, no son leyes ideológicas, como las denominan movimientos políticos reaccionarios, sino adaptaciones a los tiempos actuales y a la nueva realidad social. Los intentos de retorno al pasado no sirven para nada, porque el pasado no vuelve. Pueden, eso sí, provocarse regresiones políticas y esto se está viendo en otros países europeos e incluso del mundo,

              Es preocupante que el Partido Popular, ahora bajo la influencia de la fundación FAES (análisis y estudios sociales) de José Mª Aznar, muestre ahora una clara tendencia a la regresión política, bajo la presión de VOX, claramente situado en la ultraderecha. La crispación se ha asentado en el panorama político español en los últimos tiempos, y ya solo se aclarará el próximo 28 de abril, fecha de las próximas elecciones generales.

                                        Encuentro en la avenida

             En una mañana muy soleada y casi primaveral, el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, acompañado por la Delegada del Gobierno Sabrina Moh (primera mujer en ocupar este cargo), se encontraron con la secretaria general de los socialistas melillenses, Gloria Rojas, que los esperaba a la altura de la plaza Menéndez Pelayo.

             El voto es libre pero también responsable. En las democracias plenas, como la española, el voto es algo que no puede ser controlado. Se es libre para votar por el modelo de sociedad que uno prefiere, pero también para el que quiere para los demás. Se es responsable de lo que suceda al día siguiente de haber votado. Ha costado 7 años poner fin al la era de Mariano Rajoy.

                 El encuentro del Alminar con el ministro del Interior ha sido casual, porque ningún medio de comunicación ofrecía hoy este titular en portada: “Hoy nos visita el Ministro del Interior”. Estos son los tiempos y los modelos de la censura y del engaño.