Huertas, fronteras y defensa nacional


Servidumbre de paso y las puertas al campo

La Ley 8/1975 sobre Zonas de Interés para la Defensa Nacional, y todos sus desarrollos posteriores hasta 1989, dicen: En las zonas próximas de seguridad no podrán realizarse, sin autorización del Ministro correspondiente, obras, trabajos, instalaciones y actividades de clase alguna. No obstante, será facultad de las autoridades regionales autorizar los aprovechamientos agrícolas o forestales, así como las excavaciones o movimientos de tierras y construcción de cercas o setos, casetas o barracones de carácter temporal e instalaciones de líneas telegráficas, telefónicas y de transporte de energía eléctrica, siempre que inequívocamente no obstaculicen las finalidades militares de la propia zona.

Las obras de mera conservación de las edificaciones o instalaciones ya existentes o previamente autorizadas no requerirán autorización. Cuando las autorizaciones que prevén este artículo y el doce sean solicitadas para obras o servicios públicos, se aplicará lo dispuesto en el último párrafo del artículo sexto de esta Ley.

Todo esto está en vigor. En Melilla existe una gran cantidad de territorio en la que no puede construirse, ni edificarse nada, salvo con las autorización del Ministerio de Defensa, que es lo mismo que decir el Estado. Sin embargo, muchas de esas fincas o terrenos están en manos de particulares, aunque todas están calificadas como terrenos rústicos y de uso agrario. No pueden sufrir ningún tipo de alteración o cambio de uso.

Tras el confinamiento, muchos melillenses salieron a pasear por “el sendero verde” que recorre la denominada como “pista de carros”. Hay huertas que pueden ser atravesadas por sendas y caminos tradicionales, que en nada alteran la vida ni las propiedades de la zona. Es el poco campo que le queda a Melilla, y que no puede tener otro uso, ni puede especularse con él. Es una zona interesante la de las Huertas del Real, desde una visión histórica, botánica y geológica.

Quien quiera tener cierto contacto con la naturaleza, aprender botánica y zoología, e incluso algo de geología, podía adentrarse en esos terrenos. Lo escribimos en “pasado” porque de repente está apareciendo señales autógrafas de “prohibido el paso”, “propiedad privada”, o directamente se cierran las servidumbres de paso con montículos de arena o con troncos secos de árboles. ¿Qué ocurre en esas zonas? No lo sabemos, tampoco nos importa, pero al Estado sí. En las últimas ocasiones y paseos ya se producían ciertas aproximaciones intimidatorias.

Proliferan los almacenamientos de áridos y los desmontes. Se cierra el acceso a barrancos y a los cauces de los arroyos, e incluso a la parte posterior del fuerte de La Purísima o de la Guerra de Margallo, sin respetar las servidumbres de paso. El Estado debe hacer valer sus derechos frente a estas actuaciones y estudiarlas de modo pormenorizado. Hay tres zonas, la de las Huertas del Real, la del Fuerte de la Purísima, y la de la parte baja del Aeropuerto y el cauce y el barranco de Alfonso XIII, en donde proliferan los anuncios de prohibición paso, sin que se entienda muy bien el porqué.

Desconocíamos todos esos entresijos de la Ley 8/1975 y su desarrollo en el RD 374/1989. Escribimos ayer que nos lo contaron hace unos 10 años, pero con un alcance y sentido más limitado. Lo guardamos como algo pendiente y que algún día cobraría su importancia. Al menos 1/4 del territorio melillense está en situación de no edificabilidad. Hay fincas que superan los 26.000 y 30.000 m2 . Alguna de ellas está registrada en 1792.

Construcción total y ciudad vaciada


Crecimiento en altura

El centro de la ciudad está vacío, sin modelo económico claro y apostando solo por la hostelería y los comercios. Sin embargo ya se aprecian acciones contradictorias. Se quiere fomentar los edificios residenciales, pero se anula la posibilidad de una “línea verde de aparcamiento para residentes”, o “azul para compras y carga y descarga”. Se optó por un modelo mixto para las calles, con una pequeña zona peatonal, pero ahora la indecisión es total. Todo subsiste gracias a las franquicias que todavía permanecen en el centro urbano.

Se acaba de rehabilitar un edificio para apartamentos y viviendas, dos más están casi en finalización de obras y dos más se están vaciando para crear 40 viviendas nuevas, que sumadas a las ya acabadas, ofrecerán un total de 100. A esto hay que añadir la rehabilitación de otro edificio que servirá como hotel. En el centro no se puede excavar para construir garajes, y se pretende que ni siquiera se pueda acceder hasta la puerta de las nuevas casas, ni a los vehículos de transporte hasta las tiendas. En cualquier lugar se permite el estacionamiento de residentes. Sin embargo el gran imán del aparcamiento de “Magna Melilla”, la inversión brutal, es el polo al que se dirigen todas estas acciones de “expulsión de los coches”.

Todo esto sin mencionar los vehículos de emergencias, ni el transporte público, ya sean taxis o autobuses colectivos. Está claro que los hechos constructivos no coinciden con las acciones en calles peatonalizadas. Hay muchos edificios vacíos sin rehabilitar, muchos casi vacíos ya rehabilitados, porque la ocupación o no de los nuevos edificios es algo que queda en segundo término. Se está optando por un modelo especulativo, a muy corto plazo y no se está creando un centro urbano de servicios. En todas las zonas céntricas de capitales españolas, se instalan pivotes electrónicos, que permiten el paso de taxis, vehículos públicos y de transporte. En Melilla se ha optado por el macetón y el obstáculo pétreo que habrá que derribar de cualquier manera, el día que una ambulancia o un coche de bomberos, quiera acceder a las viviendas céntricas. Lo que ocurre es que esto no va a suceder, porque el centro de la ciudad difícilmente recuperará su población anterior, si no existen otros atractivos para vivir en él, como la carencia de servicios básicos. No solo de bares vive el humano.

Las terrazas de la hostelería se expansionan hasta límites máximos, y ya hay que surf callejero para atravesar algunas zonas. El problema del vaciado del centro es por “la codicia de los alquileres”. Se compran y venden edificios completos, vez tras vez, y algunos verán incrementada su altura, de una a tres plantas y de dos a tres. El conjunto inmobiliario está en muy pocas manos, aunque algunos nuevos propietarios se están introduciendo desde hace un tiempo. Los alquileres para los negocios hacen casi imposible la instalación de nuevos pequeños comerciantes. Lo que se cierra no suele volver a abrirse. El cierre de las sucursales bancarias, contribuirá a aumentar la desolación.

Compra y venta de bienes inmuebles y suelo en Melilla

La compra y venta de bienes inmuebles en Melilla y Ceuta, está regulada por el RD 374/1989 de 31 de marzo, que corregía y ampliaba la Ley 8/1975, de 12 de Marzo, de Zonas e Instalaciones de Interés para la Defensa Nacional. En la práctica se traduce en que la Delegación de Gobierno autoriza cualquier compra de viviendas en la ciudad y que Defensa tiene la última palabra sobre el suelo estratégico para la defensa del territorio. También busca “vigilar” movimientos especulativos sobre edificios, viviendas y suelo liberado, que pudieran condicionar o limitar la libertad de maniobra del Estado, sobre la totalidad del área urbana y exterior de Melilla.

Hace ya años que una persona desde el interior del Estado, nos advirtió sobre este problema, aunque con un alcance más limitado, del que parece tener ahora. No se trata de impedir la modernización y rehabilitación de la ciudad, sino de evitar una alta especulación sobre los edificios y terrenos de Melilla. Hay muchos edificios por derribar y/o rehabilitar. Algunos son rehabilitados por el propietario, otros registran algún movimiento intermedio, y el que acaba rehabilitando no es el que compró el inmueble. Sigue faltando un modelo para el centro.

Desmontando los Bancos


La Banca prepara 10.000 despidos y reducción de oficinas

Caja Postal, de Granada, del Duero, de Ronda, de Antequera, de San Fernando, de Segovia y todas las Cajas de Ahorros. Desfalcadas, saqueadas, arruinadas y mal gestionadas hasta el extremo. La lista de bancos es parecida: Banco Español de Crédito, Central, Hispano Americano, Bankia, Banesto, Vizcaya, Popular, el de España. Algunos saqueados y expoliados, como el Banesto y el Popular. Comprados y vendidos no ya a un precio de saldo, sino por uno de risa, 1€, algo que hubiese soñado el Tío Gilito. Algunos fusionados, evaporizados, fundidos, vaciados hasta el último céntimo, rebuscando hasta el último rincón y esquina, para no dejar ningún dividendo suelto.

La crisis del 2008 en España, fue fundamentalmente un rescate al sistema bancario español, aparte del dinero prestado por los bancos centrales de modo continuado, bajo otros epígrafes y fórmulas ¿Y todo para qué? para nada, para que los bancos sistémicos españoles preparen otra oleada de cierres de sucursales, de despidos de empleados y trabajadores, y de reducción de prestaciones y de servicios al ciudadano.

Hace ya tiempo que los tres grandes bancos españoles, los únicos que quedan, ya no nos quieren en el interior de sus oficinas. Han reducido el horario de atención al público hasta el mínimo, y no permiten operaciones de caja inferiores a 600€. Obsesionados en la ciega acumulación de capital y en el reparto de dividendos, de planes de pensiones abusivos de las cúpulas bancarias, que nunca se ven ahítas. La única manera de conseguir eso es elevando las comisiones por operaciones, eliminado la red de cajeros (que tiene su coste de mantenimiento), y el cierre de sucursales, oficinas y despidiendo a los empelados por miles.

Hasta la más modesta de las pequeñas y medianas empresas de este país, incluyendo a los trabajadores autónomos, han hecho lo indecible para mantener sus negocios y sus empleados, a lo largo de este año y medio de pandemia. Mientras tanto, y a la salida de la crisis, los grandes bancos españoles acechaban con nuevas fusiones, y con un masivo cierre de sucursales y reducción de cajeros automáticos, además de preparar unas comisiones mensuales abusivas mensuales, solo por el simple hecho de mantener activas las cuentas corrientes. No dan un solo euro por los ahorros depositados en las entidades, pero pretenden cobrar hasta 40 euros mensuales, 500€ al año, solo por mantener las cuentas corrientes, sabiendo que no hay otro modo de percibir las nóminas. La imagen del patrón pagando en mano y con sobres guardados en los bolsillos, pertenece al siglo XIX.

Se elimina la atención personalizada, la posibilidad de reclamar cualquier incidencia o trámite bancario erróneo, porque no habrá nadie al otro lado. En poco tiempo será imposible acceder al dinero que la gente tenga depositado en los bancos. Las aplicaciones bancarias, aunque muy meteorizadas, son complicadas para el segmento de la población mayor de 60 años, cuya relación con internet y el mundo digital. El Bizum no es una opción para la capa de población más numerosa de este país. Además se eliminarán las comunicaciones en papel a la gente que tiene sus pensiones y sueldos en los bancos, pese a que internet es algo que solo usa la mitad de la población, y de que en los pueblos no suele haber cobertura, ni oficinas bancarias, ni siquiera cajeros automáticos, que también serán reducidos de forma drástica. El Bizum, de fácil interceptación y con nula responsabilidad por parte del banco en caso de error, es algo que jamás usaremos o recomendaremos usar desde este blog. No a costa de más de 10.000 despidos en el sector bancario, y el cierre de varios cientos de sucursales y oficinas.

El 6 de junio de 2017, el Banco de Santander, compraba por 1€ (el precio de risa o de piratas) el que hasta ese momento era el 7º banco de España y uno de los más rentables de Europa. Hoy, 3 de junio, 4 años después del gran asalto al Banco Popular, con miles de accionistas y pequeños inversores estafados, se iniciaba el cierre de lo que fuera su más emblemática oficina, en la oficina de la avenida del anterior Jefe del Estado. Todo un símbolo, y una señal de lo que nos espera, sin nadie que defienda a los clientes y usuarios de banca.

Nota: Comisiones bancarias en los cajeros | El Alminar de Melilla, El último día del Banco Popular | El Alminar de Melilla

Las fallas de Alborán Sur


Cualquier observación que nosotros podamos hacer, les servirá a los que saben de movimientos sísmicos, los sismólogos de del Instituto Geográfico Nacional (IGN), cuya aplicación tiene descargada toda Melilla, mas de lo que pensamos. La sismóloga Resurrección Antón, estaba hoy de guardia en la sede del Instituto. El primer día de junio ha sido muy movido en el conjunto de fallas que componen la zona conocida como Alborán Sur, desde las primeras horas del día, cuando comenzó una nueva serie sísmica, con un movimiento imperceptible de 1,9M. A lo largo del día se han producido más de 20 movimientos registrados, todos superiores a 2M, y tres de ellos iguales o superiores a 3M. Son terremotos sentidos, en palabras de Resurrección Antón, pero que no producen datos salvo pequeñas grietas en las paredes más débiles.

Lo primero que vemos en la aplicación del IGN es una detección automática, que luego se ajusta con el contrate de datos de los sismógrafos de la Red de Detección Española. En Melilla existe un sismógrafo y un acelerógrafo. La Marina Española también tiene sismógrafos en los peñones de Alhucemas y Chafarinas. Toda la información se comparte y cruza entre los observatorios, para el ajuste de los datos, y los estudios posteriores.

¿Qué ocurre en Alborán Sur? Según Resurrección Antón, casi todo está por saber en la zona de Alborán Sur. Más que de colisiones de placas o movimientos de subducción , se podría hablar de una zona muy fragmentada, por los movimientos de las grandes placas Africana y Europea, que a su vez ha creado un conjunto de fallas, o una zona muy fragmentada, casi como un mosaico. Es una zona amplia de terreno, muy activa y también muy inestable.

Lo que sí parece en esta ocasión, es que es una serie sísmica muy diferente a la de 2016, y que de momento no da signos de remitir en su actividad, aunque sí parece contenida en cuanto a sus límites mínimos y máximos (>2M <4M). La intensidad de los movimientos se sitúa en el margen de II-III de una escala que llega hasta X, y que solo resulta peligrosa a partir de IV, franja en la que ya se producen daños perceptibles en los edificios.

La serie de 2016 tuvo una cantidad considerable de réplicas, como consecuencia de dos grandes terremotos, uno el día 21 de enero de 5,1M, y otro posterior de 6,3M el día 25. A partir de ahí la serie se fue disipando a lo largo del año. La serie actual ofrece un patrón sísmico similar, desde hace dos meses, sin que pueda precisarse el motivo, porque hablamos de movimientos de placas que se producen a profundidades que oscilan entre los 5 y 20 kms. La falla de Alborán Sur, o el conjuntos de ellas, se denominan como transformantes.

En todos estos días hemos podido distinguir claramente dos tipos de seísmos diferentes. Uno con aceleración que dura varios segundos, que tiene un arranque y un movimiento continuado hasta su detención, y otro muy breve, pero que es como un golpe seco y potente, pero sin movimiento. Los seísmos se propagan por ondas sobre el terreno, por lo que también influye la composición del mismo, la profundidad y la distancia desde el epicentro. Hoy 1 de junio ha aparecido un movimiento sobre la punta de Tres Forcas, en línea recta sobre Melilla. También hemos observado que a veces los movimientos en Alborán Sur, tiene uno correspondiente sobre el terreno, en la zona marroquí de Aknoul, también en línea recta.

Es una falla Cuaternaria, < de 2,9 millones de años de antigüedad, muy alejada de la actividad volcánica en la zona, que se remonta a más de 4 millones de años. Ha sido muy estudiada por: Álvarez-Gómez, J. A., Aniel-Quiroga, Í., González, M., Olabarrieta, M., Carreño, E., en 2011. La magnitud máxima alcanzada por un terremoto en la zona es de 6,9M, desde que existen registros. Los de Instituto Geográfico Nacional tienen datos desde 1370.

¿Quién cerró el Gobernador?


¡ Fuenteovejuna, Señor!

El yacimiento del patio de la Casa del Gobernador (Área 51) y todo su entorno, han reportado algunos de los mayores días de gloria a este blog, sobre todo por la prohibición expresa de que miradas extrañas y ajenas pusieran sus ojos sobre él. El cerrojo fue máximo, aún así hemos aprovechado descuidos para poder acceder al mismo, subido hasta las azoteas y escalado paredes, para poder dar testimonio de lo que sucedía allí dentro. Convertimos en inútil cualquier prohibición. Es cierto que en nuestra ingenuidad, pensamos que alguna vez tendríamos la opción de pedir las llaves y que nos facilitaran unas llaves, sin necesidad de llenarnos de polvo y de cal, algo que por otra parte, jamás nos ha importado. Ese era nuestro sueño, pero por algo somos El Alminar.

La presión ejercida desde este blog, hizo que se mantuviera en pie el resto del antiguo camino cubierto de San Miguel, cuando se demolió en 2012 la antigua comandancia de Aviación, para hacer el Centro Tecnológico. La vigilancia temeraria ejercida desde El Alminar, hizo que se conservaran los restos excavados en el Gobernador, porque la intención era taparlos con un cristal, e incorporarlos a un “hotel con encanto”, sin excavar la superficie completa del patio. La perseverancia ejercida desde el blog, hizo que al menos 3 líneas de muros de piedra, se conservaran en la cuesta de la alcazaba, porque la intención era taparlos por completo.

La alerta permanente que mantenemos sobre todo el Área 51, impide que allí se mueva una sola piedra, aunque algo se nos escapa. La calle de San Miguel, la primera de Melilla, está entera en ruinas, desde el número 1 hasta su final en el número 25. Toda la calle, salvo dos viviendas, se encuentran en ruinas o en estado de solar. Se ha tirado y demolido todo, pero no se puede mover una sola piedra sin excavar primero, porque es un área arqueológica de primer orden, y habrá muchas sorpresas en esa calle, porque en ella están todas las respuestas.

Noé Villaverde, el arqueólogo ceutí expulsado de nuestra ciudad en 2002, cuando se excavó la plaza de Armas y se abrió el yacimiento del patio, nos dejó una copia de su memoria arqueológica, solo con la promesa de no entregarla nunca a nadie, algo que hemos cumplido y que pensamos seguir haciendo. Ese es el motivo por el que sabemos lo que hay, y sobre todo, lo que puede haber en el resto del área no excavada, que incluye tanto el patio de la antigua Caja de Reclutas, como el suelo del propio edificio.

El yacimiento se cerró en 2014, y desde entonces se ha ido deteriorando, no solo el propio patio, sino también la centena de cajas con muestras arqueológicas y cerámicas halladas en todas las excavaciones, que superan los varios miles de muestras, y que languidecen en algún sótano de la zona, y que nadie se ha molestado en datar, conservar o exponer. La información emitida a la luz pública sigue siendo cero, como la piedra encontrada en las murallas con la inscripción del Rey Carlos I, y que solo se ha dado a conocer desde este blog. El yacimiento fue triturado en busca de algo que no apareció y por eso fue abandonado.

En el colmo de los dislates, se declaró como Bien de Interés Cultural todo el edificio, y se descatalogó en el mismo mes. Afortunadamente ya existía el blog, y pudimos dar cuenta de todas las incongruencias y fechorías que allí sucedieron. Ahora sigue abandonado por pura inercia, la misma que lo arrastra desde su abandono. Hoy en día, ya nadie se siente responsable de aquello, ni siquiera los que estuvieron a cargo de esos movimientos extraños. Ya no se distingue nada.

Todo esto es solo un relato, no juzgamos, solo mostramos. Seguimos, con sumo gusto, llenándonos de cal y de polvo, para poder mostrarlo todo, pero eso es algo que no nos importa. Llevamos una década haciéndolo.

Nota:Defensa saca a subasta dos propiedades en Melilla – El Faro de Melilla

A la memoria del Juez Falcone


Es el único rito público del Alminar, desde el mes de mayo de 2011, cuando iniciamos este recorrido que se extiende ya a lo largo de una década. Cada 23 de mayo se detiene toda actividad en el blog y no se escribe de ninguna otra noticia o historia. El 23 de mayo de 1992 es el día en el que fue asesinado el juez Giovani Falcone y lo dedicamos de principio a fin, a mantener viva la llama de su memoria.

Previamente consultamos el libro de conversaciones de Marcelle Padovani de con el juez de Palermo, y siempre extraemos un mensaje nuevo, un párrafo distinto, que nos llama la atención. Nada fue planificado previamente, pero al surgir el blog en los primeros días del mes, nos dio tiempo para dedicarle ese día de conmemoración y así podemos decir que su memoria, su nombre, nos acompaña casi desde el primer día, y lo hará hasta el final. Es un rito, y como tal debe ser respetado. No es fácil, porque siempre surgen cosas de las que escribir y a veces la realidad está llena de acontecimientos. Sin embargo, no podemos ni debemos faltar a esa cita.

Existe el crimen organizado, y el crimen se organiza contra el Estado. Esta es una realidad innegable, que corre paralela a la actividad estatal. Como decía el propio Falcone: “No deja de ser curioso que en cuanto se comente un crimen grave, o cada vez que el orden público tiene una actuación desastrosa, se deposite en el parlamento, apenas transcurrida una hora, un proyecto de ley encaminado a acrecentar la represión, pero que corre el riesgo de regresar bien pronto a los buenos y malos hábitos, tan pronto como la situación se calme”. Vivimos la cultura del momento, la del instante. Pasado un tiempo todo queda en el olvido y en la misma situación anterior.

¿Murió Monstesquieu, como dijera Alfonso Guerra, o en realidad, su idea era una utopía? La separación de poderes existe en la democracias, pero también la Justicia está muy influenciada por el Poder Político, que a su vez es Ejecutivo y Legislativo ¿Cuál es el camino a seguir?

Gianni Falcone lo expresaba claramente: De nada sirven las leyes si no van acompañadas de una sólida voluntad política; y esta no nacerá mientras todo el país no sienta la necesidad de combatir el crimen organizado (corrupción). El marco y las estructuras existen, sobradamente; solo falta ponerlos en marcha con unos hombres profesionalmente competentes. Siempre que digo esto, mis interlocutores ponen los ojos en blanco, como si yo estuviera diciendo majaderías o blasfemando.

Falta una cultura de servidores del Estado, jueces y juezas, desligados de las tentaciones políticas y equidistantes con la sociedad. La sociedades son cada vez más complejas, aparecen problemas en los que antes ni siquiera se había pensado, como los malos tratos y el feminicidio, y la falta de formación de la Justicia es notoria. Los ciudadanos sienten que están desasistidos, no solo en estos temas, sino también en el de la corrupción a gran escala, y en el ámbito de la gestión pública. El 29 de julio, poco más de dos meses después, sería asesinado su amigo y también juez, Paolo Borsellino.

El presidente del Gobierno en Melilla


Cuestiones sobre Marruecos

A Marruecos le irrita que los presidentes del Gobierno de España vengan a Melilla (Adolfo Suárez, José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Sánchez). A Marruecos le irrita que un presidente de gobierno (Rodríguez Zapatero), autorice la visita de los Reyes de España a Melilla (2007). A Marruecos le irrita que España acogiese a la activista del Frente Polisario Aminatu Haidar en Lanzarote (2010). A Marruecos le irrita que España acoja en un hospital al máximo dirigente del Frente Polisario Brahim Galli, enfermo de coronavirus. Decimos mal en decir Marruecos, porque no es la nación, ni el pueblo marroquí a quien le molesta e irrita todo. Quien se irrita es el Rey de Marruecos, Mohamed VI, porque en Marruecos la Corona es el Estado, y el gobierno marroquí solo tiene funciones delegadas, y su Parlamento, aunque elegido en votaciones públicas, apenas tiene competencias sobre el funcionamiento de la Nación.

En julio de 2018, recién llegado Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno, Marruecos decidió de modo unilateral, romper con la Aduana comercial con Melilla, y acabar así con más de 3 siglos de Tratados Comerciales con España. En noviembre de 2018, el recién investido como Presidente de Gobierno Pedro Sánchez visitó el Reino de Marruecos. Los Reyes de España han visitado Marruecos en varias ocasiones, y el monarca marroquí no ha visitado nunca España, pese a llevar en el Trono desde 1999.
Mohamed VI ha visitado la ciudad de Nador siempre que ha querido, o la ciudad de Alhucemas. Se ha paseado frente a los peñones de Alhucemas y Vélez de La Gomera y se ha bañado en aguas próximas a las españolas y nadie se ha molestado por ello en España. Es más, ni siquiera se rompieron las relaciones diplomáticas tras el incidente del islote de Perejil en 2002. De hecho y para no irritar a Marruecos, el islote quedó deshabitado y no hay ningún símbolo de la soberanía española sobre él.

Una crisis diplomática y humanitaria sin precedentes

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha visitado hoy, 18 de mayo, las ciudades de Ceuta y de Melilla, con claros signos de contundencia y también de distensión. Ha decidido visitar ambas ciudades en el mismo día de la “crisis de los inmigrantes”, pero lo ha hecho en un helicóptero del Estado y no de las Fuerzas Armadas. Ha venido acompañado por el Ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska, y no por la de Defensa Margarita Robles. No sabemos sin en Marruecos se entenderá este sutil gesto, porque en el Reino de Marruecos quien decide es el Monarca Mohamed VI y no el gobierno.

Karima Benyaich, embajadora de Marruecos en Madrid, ha dicho hoy una frase intolerable en términos diplomáticos, pero efectivamente, cada lleva aparejadas unas consecuencias, y no es lo mismo dar acogida a un hombre enfermo, que envenenar las relaciones diplomáticas entre dos países vecinos y amigos, como ha hecho hoy la embajadora marroquí, que debería ser relevada de su puesto, si el Reino de Marruecos quiere iniciar una distensión con España, algo de lo que todavía no ha dado muestras.

En unas relaciones de buena vecindad, hay cosas que no se hacen, como cerrar las fronteras de modo completo, como hizo Marruecos en marzo de 2020, con apenas una horas de antelación, y dejando dos bolsas de ciudadanos atrapados, una de marroquíes en Melilla, y otra de españoles en las ciudades colindantes. El gobierno de España ha dado muestras de buena vecindad, al atender a los marroquíes atrapados en la ciudad, pese al elevado coste que ha supuesto y que todavía sigue suponiendo, pues hay muchos ciudadanos marroquíes a los que su país no reconoce como tales, ni acepta su repatriación, caso de los menores.

El gobierno de España y la ciudad de Ceuta han demostrado su buena vecindad, al atender antes que nada, a la salud de los más de 6000 marroquíes que han entrado en avalancha en la ciudad del Estrecho, intentando escapar de un país, en el que prácticamente no tienen opciones de vida.

El Presidente Pedro Sánchez en Melilla

El Presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez-Castejón, ha visitado hoy la ciudad de Melilla. Se le ha visto muy afectuoso y cercano con las autoridades que le han recibido en visita oficial, Sabrina Moh, Delegada del Gobierno, José Miguel de los Santos, Comandante General, y José Joaquín Cobarro, Coronel-comandante militar Aéreo de Melilla. Desde el Aeropuerto militar se trasladó al Palacio de la Asamblea, en donde fue recibido por el Presidente de Melilla, Eduardo de Castro, el Gobierno de la ciudad y los diputados y diputadas de la Asamblea.