La defensa del arbolado


Árboles en el Fuerte de Camellos

Ha surgido un grupo, asentado en Facebook, en “Defensa del arbolado en Melilla” y es un iniciativa sana, siempre que se mantenga en el tiempo, y no sea algo fruto de la coyuntura. Cualquier reacción ciudadana en defensa la ciudad propia es siempre digna de atención, siempre y y cuando contribuya al bienestar colectivo. Por tanto, les damos la bienvenida y les deseamos continuidad y perseverancia, sobre todo cuando vengan los tiempos duros, que llegarán.

Eso sí, hay que situar todo dentro de un contexto, para que no parezca que la destrucción del arbolado melillense se ha iniciado solo en estos dos últimos años. No es cosa de ahora, como tampoco lo es la destrucción y pérdida del patrimonio arquitectónico. Por eso recordamos siempre los antecedentes, aunque alguien piense que eso es politizar un tema.

Decimos esto porque nada de lo que existía en el inicio del Alminar en 2011, existe ya, salvo los blogs de La Otra Melilla y Al Sur de Alborán, y eso creo una sensación extraña, casi como de viaje en el tiempo. Hemos visto desaparecer tanto, que miramos ya las cosas de una manera más cautelosa. Aún así, este rebrote en la conciencia de ciudad propia, es algo muy saludable, porque prueba que la ciudadanía está ahí, aunque la aburran, y no siempre se manifieste de modo público.

Los árboles de Melilla llevan siendo maltratados dos décadas, y desde que podemos dejar constancia en este blog, la última década ha sido feroz, próxima a la devastación arbórea. Hoy volvemos a una arboleda abandonada, en un fuerte perdido, el de Camellos, y que solo utiliza la Asociación de Sordos de Melilla (ASOME). Escribimos ahora, porque lo hicimos hace exactamente un década, y la situación presenta el mismo grado de abandono.

Empieza a dar cierto miedo, el descubrir zonas de abandono a la Administración, porque lo primero en lo que piensan es en cerrarlo todo, hacer un proyecto costoso (un millón de euros) y llenarlo de losas de cemento, como hicieron en las dos zonas ajardinadas del Barrio de La Victoria, a un lado y otro del Mercado, en el que han situado enorme enlosado, y en el que han desaparecido los caminos de tierra.

Aquí de momento no ocurre nada, salvo que es una zona verde completamente abandonada, con aspecto de secarral, cerrado al público común, pero no a “los habitantes de la noche”. Es una pena, porque con limpiar la zona, regarla, resguardarla de intrusiones, y controlar algún árbol cuyas raíces ya están visibles, sería suficiente, para que pudiese ser disfrutado por los melillenses. Eso sí, que mantengan los paseos de tierra y hagan crecer el césped, porque no hay un olor más sano, que el de la tierra y la hierba mojada.

El enlosado de los jardines y paseos del Barrio de la Victoria, tapando la tierra, es algo que no debe suceder más. La naturaleza no se puede convertir en maceteros.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/12/01/el-fuerte-de-camellos/

El día de la Patrona de Melilla


2021, cambio de ciclo en la Iglesia melillense

El 8 de septiembre es también el día de la Patrona de Asturias y de Extremadura, junto con nuestra Ciudad Autónoma. Además, se celebran las festividades de Nuestra Señora de Alta Gracia, de la Salud, de la Encina, del Castañar, de Regla, del Coro y de la Peña de Francia en Salamanca.

En el segundo año de la Pandemia, la Virgen de la Victoria tampoco ha podido procesionar por las calles del centro de la ciudad, a los que hay que añadir los dos años anteriores (2018 y 2019), en los que tampoco salió de su templo en procesión, aunque por razones climatológicas. Así pues, ya son 4 años de ausencia en las calles, aunque de presencia en el templo Arciprestal, en el que ya lleva más de un lustro asentada, y al alcance de todos los ciudadanos y ciudadanas.

En estos diez largos años del Alminar de Melilla, no hemos faltado ninguno a la cita con la venerada imagen melillense, bien en las calles o en su templo. La mitad de ellos en el Patronal, en Melilla La Vieja, y otros tantos en el del Sagrado Corazón. Ha habido circunstancias de todo tipo, y nada de esto era predecible. En el último decenio, solo ha podido salir en procesión seis años. La han acompañado 3 vicarios episcopales en este tiempo (José Manuel Barreiros, Roberto Rojo y el presente Eduardo Resa). Han sucedido también muchos hechos y conmociones, de los que también hemos dado cuenta. En el espacio de una década los cambios y las transformaciones han sido cuantiosas. Queda poco de la Iglesia que vio surgir este blog. ¿Por qué lo hemos hecho? pues porque esta es una parte notable de la cultura de la ciudad, y porque importa y afecta a una parte de su población. Si se arroja luz, o se levanta una lámpara, debe llegar a cualquier rincón.

Los Padres Paules desaparecen de Melilla

En 2011 “ad alminare condito“, se produjo una importante renovación en la Iglesia de la ciudad. Los Padres Paúles perdieron la parroquia que fundaron, la de San Agustín, así como otras capellanías, y quedaron recluidos a Santa Mª Micaela y a su casa conventual. Ese año también se marcharon de Melilla las Hijas de la Caridad. La Iglesia Diocesana se hizo presente en toda la ciudad, y ejercitó parte de su inmenso poder. La parroquia del Barrio de la Victoria constituyó su último refugio y el Dunkerque Paúl, del que ahora han sido abatidos.

Sin ceremonia de despedida, sin conocimiento público, sin ni siquiera una nota de prensa, o agradecimiento por los servicios prestado. Un siglo de presencia de los Padres Paúles, ha quedado reducida a cenizas. Una disposición diocesana, les ha dejado sin presencia efectiva en Melilla. Salieron de la ciudad los tres últimos padres paúles, el pasado 6 de septiembre. Todas las órdenes religiosas que un día estuvieron presentes en la ciudad están ya difuminadas.

Así es La Iglesia. Nunca da explicaciones de nada, tanto si se trata del Bisbe de Solsona, como de una orden entera. Te disuelve en un solo día, con una sola Bula Papal.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/10/17/frente-a-la-roca-de-san-pedro/

Historia de una cervecería en Sevilla


No todo desaparece completamente

Tras la conquista de Sevilla por Fernando III en 1248, y su feroz batalla, gran parte de la Sevilla musulmana desapareció. El resto lo completarían los terremotos, las transformaciones de edificios e incluso las sucesivas guerras. El resto más espléndido y conocido es La Giralda, la Torre del Oro, junto con algunos lienzos de muralla en los Reales Alcázares, la abandonada y solitaria torre blanca, junto a la carretera de circunvalación SE-30.

Dentro de un verano extraño, con pocas jornadas de calor, un 17 de julio en el centro de Sevilla, encontramos, muy de casualidad, una cervecería que fue noticia durante el confinamiento. Durante las obras de reforma para su reapertura, al retirar tabiques y falsos techos, aparecieron las inequívocas bóvedas estrelladas de unos baños árabes, bien de la ciudad califal o de la almohade. Durante sus largos siglos como ciudad andalusí, la capital de Andalucía sufrió el ataque de los vikingos, y también incendios propiciados por los almorávides, el otro imperio fanático que dominó Al-Ándalus tras la caída de las Taifas.

Una de las primeras medidas de las nuevas autoridades cristianas, tras la definitiva conquista del siglo XIII, fue cerrar los baños, fuesen del tipo que fuesen. Las dos grandes modos con el que se preservan las cosas son: el olvido o la reutilización. Los nuevos dueños de estos baños los reutilizarían con cualquier otro fin, ya fuese como almacenes, tabernas o incluso hospederías. Quizá varias manos a lo largo de los siglos, fueron tapando los elementos más declaradamente islámicos, para evitar su derribo, o simplemente se taparon, y los sucesivos dueños desconocían su origen, hasta que todo cayó en el más completo de los olvidos. Esta fue la herramienta que preservó todo el conjunto, hasta su magnífico estado de conservación actual (2021), y al que podemos otorgar sin ninguna posibilidad de error, una antigüedad de 1000 años.

Este ha sido el segundo verano pandémico y si hay una ciudad que sabe sobrevivir a “una peste” y a cualquier otra cosa, esa es Sevilla. Que un 17 de julio no haga calor en la tarde-noche sevillana, no es usual. Que haya gente en sus estrechas y sinuosas calles , pero no hasta el punto de no poder moverse, tampoco es usual. Que se levante la brisa desde el Guadalquivir y convierta la visita en un inmejorable recuerdo, es casi milagroso. Llegar y encontrar mesa en la cervecería Giralda, con vistas al alminar más famoso del mundo, convierte todo en algo digno de reseñarse.

Pero si uno se levanta para pagar la cuenta, costumbre melillense que extraña mucho en la España peninsular, y sin ninguna información o chivatazo previo, se topa con la cervecería que a su vez, y sin que nadie lo supiera en Sevilla, albergaban unos milenarios baños árabes, la sorpresa provoca el aturdimiento de los sentidos. Tanto, que pasados casi dos meses del hallazgo, merecen por sí mismos, la reapertura del Alminar tras el periodo de estío.

Nota:http://matemolivares.blogia.com/2017/042401-la-torre-blanca-de-sevilla-el-ortoedro-que-resiste-mas-de-mil-anos..php

El buque fantasma de Balearia


El misterio del barco fondeado

En Melilla nada pasa desapercibido, y menos un domingo, en los que no hay casi nada que hacer en la ciudad, ni casi a donde ir. Una de esos lugares a los que ir es la playa, y dentro de ella la mejor distracción posible es mirar hacia la bocana del puerto, y ver llegar barcos o aviones. Eso ahora, porque mientras se mantuvieron las restricciones, ambos puertos permanecieron casi vacíos y sin actividad.

Si algo llama la atención es un barco, y mas uno que no se mueve, que está en situación de fondeo. Hemos visto muchos, es una práctica habitual en los cargueros o mercantes. Sin embargo es algo que no suele suceder con un buque de pasaje, como este de Balearia.

Todas las instituciones y empresas, ya sean públicas o privadas, tienen delegaciones de prensa, que por lo general no suelen informar de casi nada, salvo de movimientos propios. Si salen a confirmar o desmentir una noticia, es porque el suceso ya ha cobrado algún tipo de trascendencia pública, antes nunca. Este barco de Balearia lleva en esa situación desde el pasado sábado 14, por tanto lleva en esa zona ya 4 días, sin que Capitanía Marítima ofrezca la mas mínima explicación.

¿De dónde venía, a dónde va?. Nada se sabe, todo son especulaciones en las redes sociales, en donde escribimos de prestado. Algunos/as, se aventuraron a explicar que estaba esperando hueco o muelle de atraque para hacer una maniobra de carga o descarga de mercancía. Algo que no se sostiene porque el puerto de Beni Enzar puede albergar al menos a 4 buques en su zona de pasaje, y como puede comprobarse, está en la mitad de su ocupación. Los más osados se atrevían a hablar de Covid entre la tripulación o el pasaje. La única evidencia es que el barco sigue ahí, y que por las noches se sitúa en paralelo con el muelle y faro del puerto de Melilla.

La bruma de estos días a contribuido a su ocultación, la escasa visibilidad a que casi se confunda con los colores del mar. Un marino jubilado nos comenta que no es lógica esa situación en un buque de pasaje, porque cada día que está fondeado, supone un daño económico para la naviera, Balearia en este caso.

La última explicación oficiosa, es que está inmovilizado esperando cubrir una ruta entre la ciudad marroquí de Beni Enzar y la francesa de Sète, el miércoles 18, o sea, mañana, aunque la página oficial informa de la salida desde la localidad francesa y no desde el puerto de Beni Enzar. El barco fondeado sigue una extraña maniobra. Mañana se resolverán las dudas que se han creado.

La repatriación de los cementerios


DEFENSA ordena el repliegue de los cementerios de los Peñones e Islotes

No quedarán muertos españoles en Marruecos, salvo los desaparecidos, de los que no conocemos nombres o cifras. La importante noticia nos la proporcionaba un colaborador del Alminar, desde el primer día: Uno de Melilla, que lee a diario el BOE (Boletín Oficial del Estado) y el BOME (Boletín Oficial de Melilla). Hace ya unos años contamos que en el cementerio español de Nador, se estaban concentrando en una sola fosa, los restos de todos los fallecidos que todavía permanecían allí. Cuidar los cementerios es oneroso y un trabajo continuo.

El viernes 9 de julio, el Ministerio de Defensa publicaba la Orden 32692, sobre el traslado de los restos existentes en los cementerios de de los peñones e islotes de soberanía española, Peñón de Vélez de la Gomera e isla de Alhucemas, hacia el cementerio de la Purísima Concepción de Melilla: Habiéndose acordado por el General de Ejército Jefe del Estado Mayor del Ejército, el traslado de los restos mortales existentes en los cementerios de las islas y peñones de soberanía española, de Alhucemas y Vélez de la Gomera, al cementerio de la Purísima Concepción en Melilla, con respeto al procedimiento instituido en la Norma General 07/11 sobre inhumaciones y exhumaciones en panteones y parcelas militares, que resulta de aplicación a todo el Ejército de Tierra, y en atención a cuanto establece el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria aprobado por Decreto 2263/1974, de 20 de julio.

A continuación detallan, nombre a nombre, la relación de todos los nichos, sepulturas, así como el estado de las mismas. En el cementerio de la Isla de Alhucemas, hay enterramientos más antiguos que los del cementerio de la Purísima Concepción en Melilla, en concreto los de dos gobernadores de la Plaza, fallecidos en 1776 y 1741. En el de Vélez de la Gomera hay también enterrado un Vicario eclesiástico.

Cementerio de Alhucemas: Francisco de Asís Hernández Pérez, Capitán del Regimiento África n.º 68.
Condecorado con la Cruz de M.ª Cristina y Varitas Rojas. En defensa de su patria Alhucemas. 1º de octubre 1921.
Inocencio Blanco Blanco, 21 de agosto 1919, a los 43 años. Luisa Lozano Lara, 29 de diciembre 1916, con los restos de su hermano Pepe. Nicolás Álvarez de Perea (Teniente Coronel), Gobernador de esta Plaza, el 7 de mayo de 1776. Baltasar González, Gobernador de esta Plaza, el 2 de abril de 1741. Rogelio Pallas Viña, Soldado de Artillería, murió heroicamente por la patria el 7 de agosto de 1922. Recuerdo de sus compañeros. Primitivo González Fdez., Soldado de Artillería, dio su vida por la patria el 16 de octubre 1923. Teresa Zurita Montero, el 19 de noviembre 1921, a los 28 años. Alfonso Maresca Parra, el 8 de noviembre de 1913, a los 26 años. José Puerta Garrido (Marinero Fogonero). Falleció el 5 de julio 1911. La Dotación del Cañonero Infanta Isabel. Fco. de P. del Hoyo y Montemar, 3 de octubre 1909. Guillermo Segovia Vázquez, 19 de noviembre 1912, a los 21 años. Adolfo, 3 de mayo de 1901, a 15 de mayo 1902. Tus Padres. Antonio Sordo Cacharrón, Cabo de Artillería, murió heroicamente por la patria
el 20 de marzo 1922. Recuerdo de sus compañeros. José Sánchez Vázquez, soldado del Regimiento de Infantería de San Fernando n.º 11, 2 de diciembre 1913. Su familia y 3.ª Cía. del 2.º BON de su
Regimiento. Dolores Parra Aroca de Maresca, 23 de abril 1913, a los 61 años. Pilar Vieyra de Abreu y Civantos (niña), 3 de diciembre 1921.

Cementerio de Vélez de la Gomera: Maria de las Mercedes la Orden García (niña), subió al cielo el 19 de
septiembre de 1897, a los 7 meses y 19 días de edad. Sus desconsolados padres. Rafael Santos y Martín y Genoveva Santos y Martín, que fallecieron el día 4 de octubre de 1877, a la tierna edad de 34 meses, y el día 4 de agosto de 1880, a la edad de 46 meses (sus desconsolados padres a la memoria de sus dos hijos). Julio Dufoo y García, Oficial 1.º del Cuerpo Administrativo del Ejército, falleció el 27 de junio de 1880 a los 34 años de edad. Prestando servicio en esta fortaleza. Don Vicente Pérez Mallo, Oficial 1.º de Administración Militar, falleció el 18 de agosto 1879. María del Carmen Cesara y Álvarez viuda que fue de Juan Llompart de la Rosa, falleció en esta plaza el 14 de mayo 1899, a los 73 años de edad. De sus hijos Carmen y Antonio finados en 9 enero de 1882 y 1 de agosto de 1887, respectivamente. Teresa Ramis. (ilegible) de Jaqouotot (ilegible) 29 de septiembre de 1904. (ilegible)… enare a tus hijitas (ilegible)… tú las has querido (ilegible)… mientras vivamos (ilegible).. el eterno. Saturnina Garrido y Vidal, viuda que fue de D. José Juan Granche Mallagaray, el 22 de agosto de 1903, a los 84 años. Sus hijas y nietos le dedican este recuerdo. Ramón Granados Zurbano. Notario ECCO que fue de esta plaza. Nació el 15 de octubre de 1864, murió el 11 de julio de 1909. Recuerdo de su madre tíos y hermanos. Juanito Orozco Meco (niño), subió al cielo el 14 de julio 1917, a los 3 meses y medio. Recuerdo de sus queridos padres hermanos y familia. Nicolás Pacheco Domenech, Agente que fue del Cuerpo de Vigilancia, el 22 de diciembre de 1916, a los 31 años. Recuerdo de su querida madre y familia Peñón
de la Gomera, 24 de diciembre de 1916. Venancio Giménez Maldonado, el 13 de enero de 1901, a los 73 años.
Vicente Carbonell Auban, el 24 de enero de 1904, a los 27 años. Recuerdo de su hermano. (Rota) V Amora Román de Lozano, el 14 (…) de 1916, a los 70 años. Sus desconsolados hija, nieto y de su familia ruegan a dios dor.. (ilegible).. rno
descanso. Felisa Río Martín, el 25 de febrero de 1909. Sus hijos. D. Francisco Lasso de la Vega e hijo. Aparejador… (ilegible). Antonio García Luque, el 19 marzo 1916, a los 58 años. Su esposa e hijos. Francisco Lasso de la Vega Álvarez, el 14 de julio de 1908, a los 45 años. Recuerdo de su esposa e… (ilegible). Antonia Granche Garrido viuda de Ramis, el 9 de noviembre de 1904, a los 55 años. La niña María Antonia Jaquetot Ramis. Subió al cielo el 29 de julio de 1908,
a los 4 años. Josefa Pérez de la Fuente de Jaquetot, el 18 de octubre de 1907, a los 30 años. Juan Muñoz Burgos, Vicario Eclesiástico, falleció el 27 febrero de 1918, a los 64 años. Recuerdo de la población. Cándida Quintero Sánchez, el 2 de marzo de 1905, a los 63 años. Recuerdo de sus queridos hijos. Francisca Prieto Álvarez, el 3 de mayo de 1905, a los 70 años. Para perpetua Memoria de sus desconsolados hijos que ruegan a dios… (ilegible) José Ramírez Bermúdez, el 23 de octubre de 1925, a los 14 años. Recuerdo de su abuelo y padres. Carmen Fresnedo Mora de Leompart, el 9 de enero de 1918, a los 56 años. Recuerdo de su esposo e hijas. Manuel Herrero Medina. Capellán 2º Castrense, 11 de octubre de 1909. Recuerdo de su servicio. Francisco… (ilegible) Marcelino Pérez Dorado, el 1 de julio de 1914, a los 38 años. D. José Centeno y Belgrano, el 16 de marzo de 1920, a los 65 años. Manuel Yáñez Barnuero, Primer Teniente de Artillería, falleció el 21 de mayo de 1909. José Romero, falleció el día 12 de abril… (ilegible). José Monsones, hijo de Pascual y de Mercedes Mercader, falleció el 5 de octubre de 1874, a la edad de 13 meses.
Leopoldo Méndez Pascual, Farmacéutico Militar, muerto gloriosamente en defensa de la patria, nació el 26 de agosto de 1870 y falleció el 13 de agosto de Sus compañeros del cuerpo de Sanidad Militar.

La Orden de repliegue de los cementerios españoles, está firmada por el General jefe de la Base Discontinua Tte. Flomesta, Félix Abad Alonso.

Nota: https://militaramuchahonra.wordpress.com/4-mis-destinos/grupo-de-regulares-de-melilla-n%c2%ba-52-2003-08/islas-y-penones/penon-de-velez/. Procedencia de las fotografías.

El regreso de los Talibanes


Lo recuerda ya muy poca gente, pero los “kabulíes”, habitantes de la capital de Afganistán, despidieron llorando a los soldados soviéticos en febrero de 1989, cuando Mijaíl Gorbachov ordenó la retirada de las tropas de la URSS, que estaban en el país desde 1978. Sabían perfectamente lo que se les venía encima, primero las distintas facciones de los señores de la guerra afganos, que habían hecho frente y resistencia al ejército soviético, pero que también, que ellos serían una etapa efímera, porque los talibanes o estudiantes del Corán, estaban detrás.

Para el significado exacto de los términos, se hace imprescindible la consulta del libro Diccionario de Islam e Islamismo, de la arabista Luz Gómez García. Los talibanes tienen una interpretación muy tosca y rudimentaria del islam o de su tradición. Fueron conocidos por sus salvajadas en el estadio de fútbol de Kabul, pero tampoco hacen o hicieron nada que no hagan Arabia Saudí o Irán, como las ejecuciones públicas con fines pedagógicos. Mientras que Irán o Arabia Saudí han conseguido formar Estados, los talibanes se asientan sobre el sistema ancestral de las organizaciones tribales. Con los talibanes no existe derecho alguno, tanto individuales como colectivos. En cualquier ámbito suponen un regreso a tiempos medievales (siglos VI al X de la Era Común)

Según las estimaciones más rigurosas, los militares rusos sufrieron 13.310 bajas mortales durante su decenio en Afganistán, y 35.478 heridos, en un ejército en el que salvo los militares profesionales, todos eran soldados de reemplazo, o sea, reclutas. Las misiones internacionales destacadas en Afganistán desde el año 2001, entre las que se incluyen las aportaciones españolas, son todas de ejércitos profesionales, con una buena preparación material. Algo de lo que no dispusieron los rusos. Un ejército desplegado fuera de su país durante una década, supone no solo una sangría humana, sino también un considerable gasto económico. Esta fue una de la causas del hundimiento de la URSS, y no solo Chernobyl.

La retirada de Estados Unidos de Afganistán

Las cifras de víctimas mortales rusas, serían hoy insoportables para cualquier nación, de hecho, es una de las razones de la retirada de EEUU. Hasta el momento presente, dos décadas después del 11S, los estadounidenses han tenido 2372 bajas mortales y más de 20.000 heridos. España ha aportado 16.627 soldados a las misiones internacionales, y 93 militares españoles perdieron allí sus vidas. Los Talibanes, perfectamente enraizados en las regiones pastunes, nunca han sido derrotados. Son un amenaza siempre presente, y que solo ha sido parcialmente contenida en estas dos décadas de conflicto de media intensidad, y misiones internacionales de paz.

La retirada de los Estados Unidos ya está provocando enormes fugas de los soldados del Ejército Afgano hacia la república ex soviética de Tayikistán. Los rusos entraron y salieron por Uzbiekistán, atravesando el río Amu Daria, sobre el que construyeron el puente de Las Naciones o de la Amistad, cercano a la ciudad de Mazar-e Sarif. El regreso de los talibanes, que vuelven a recuperar terreno ciudad a ciudad, supondrá una amplia derrota de la llamada comunidad internacional.

La agencia de noticias afgana Vatan Today, informa de que Irán ya ha expresado su preocupación por el deterioro de la situación en la nación afgana, y se desvincula por completo de las acciones de los Talibanes, expertos en el manejo de la dinamita. En las ciudades de las regiones que conquistan, suelen volar los edificios gubernativos y sobre todo, las escuelas de niñas. No hay librerías, el único libro permitido es el Corán.

El pasado 8 de mayo, el ataque a una escuela de niñas en Kabul se saldó con 64 estudiantes asesinadas, y más de 180 heridas. El 14 de mayo otro ataque terrorista talibán destruyó una mezquita en la capital afgana y causó mas de 25 víctimas mortales. Resulta paradójico la arbitrariedad de la indignación internacional. No hay carteles, ni sentimiento universal de dolor por las niñas asesinadas en Kabul. En El Alminar no se nos olvida nada relacionado con los talibanes, desde el mucho antes del año 2001.

El límite moral para cualquier ejército, está en el asesinato de niños/as y en el bombardeo de población civil. En este caso se trata de un movimiento tribal, que ha hecho de la interpretación tosca de la doctrina islámica, una causa política, y de la voladura con dinamita una norma de intimidación, conquista y acción política.

Noticiario Afgano e infierno Talibán

Hasta el año 2001 se podía publicar con relativa facilidad en los medios escritos de Melilla. Tengo cientos de artículos publicados en El Telegrama, Melilla Hoy y El Faro. A partir de ese momento empezó el control informativo a cambio de las generosas subvenciones, la selección de noticias y finalmente la censura. En 2001 ya llevaba dos años enviando dólares y medicinas, vía correo postal, al campamentos de RAWA (Mujeres Afganas huidas del infierno talibán). Tenía suficiente información sobre el grado de peligrosidad del régimen de los Talibanes, como para empezar una serie de artículos sobre tan peculiar y criminal movimiento político religioso.

La buena y mala suerte de ese primer artículo, que titulé: La vida en el infierno talibán. ¿Qué es RAWA? que se publicó el día 10 de septiembre de 2001, solo un día antes del atentado contras las Torres Gemelas. La advertencia no llegó con la suficiente antelación, pero queda claro que la comunidad mundial miró para otro lado, desde la salida de los soviéticos en 1989, y desde la victoria de los talibanes en 1996. No toda la culpa es de los talibanes, sino también de quienes les armaron y adiestraron para luchar contra los rusos, y del colonialismo europeos, que trazó extraños países, mezclando y separando etnias y diferencias religiosas irreconciliables (chiíes y sunníes) en despachos con escuadras, cartabón y tiralíneas.

Lo que llamamos Afganistán, nunca ha constituido un Estado o País. Son tribus ancestrales, separadas de muchas formas, desde los tiempos de Alejandro de Macedonia, primer europeo que atravesó difíciles y hermosas tierras, en el siglo IV AEC. Ahora regresan los talibanes y sus horrores, que tampoco se fueron nunca.

Abdelfattah Gohari defendía la ciudad de Badghis con su unidad del ejército afgano. La agencia Vatan News informa que defendieron la ciudad hasta la muerte, apresamiento y martirio a manos de los “terroristas talibanes”, y ya sabemos, desde los tiempos de los soviéticos, qué significa la palabra “martirizar” para los talibanes. Ellos odian a las mujeres, las escuelas, los libros, la televisión y el cine, y también las cometas, ejercicio en el que los afganos, son maestros mundiales. Prohibieron volar cometas en su primera etapa de gobierno (1996-2001) Pronto se apagará la información sobre Afganistán.

Nota:El origen del Mal | El Alminar de Melilla

El cambiazo del Hypatia


Bahama Mama y nos chupan el Hypatia

Hay que tener mucho cuidado con los nombres y con el distinto significado de las palabras en los diversos países hispano hablantes. Coger es una palabra impronunciable en México, “Concha” no es el apodo cariñoso de Concepción en Argentina. Ponerse unas bombachas, polleras y ojotas) nos deja como una heladera, salvo que sepamos que significan (bragas, faldas y sandalias). Llamar a alguien “pelotudo” en Argentina tiene un sentido mucho más ofensivo que el de “huevón”. Por eso, y aunque sea por cuestión de la acentuación, no vamos a decir nada del nuevo barco de Baleria, salvo que nos han puesto muy fácil el artículo. La mitad se ha escrito solo, como el soneto de Lope, que le mandó hacer Violante.

Se trata de que Balearia ganó el concurso del Estrecho, el de 2021 o el del contrato pandémico, presentando al más moderno de sus buques, el Hypatia, fletado en 2019. Un buque híbrido, de motor dual, que usa el gas como combustible. Toda una joya tecnológica que nos ha durado lo mismo que una bandeja de dulces, en un patio de colegio. Nada.

Balearia ganó un concurso de prestaciones muy extraño, en donde Trasmediterránea que optó solo a la línea de Málaga y a Armas, que se equivocó en los nombres de los trayectos, por lo que la única naviera adjudicataria, de todas las líneas, resultó ser la de la familia mallorquín Matutes. Todas nuestras autoridades fueron invitadas a bordo del barco en marzo del presente año, cuando reestrenábamos las comunicaciones con el mundo exterior. Balearia es muy dada al cambio de barcos y de horarios, pero dada la situación no existía otra posibilidad. Mientras que Armas desapareció en el horizonte

Un capitán de marina mercante, que nos asesora en los temas de navieras, nos advirtió que se puede hacer muy poco con estas compañías, salvo “atar bien los cabos en los contratos“, o sea, establecer desde la Administración unas exigencias mínimas, como las frecuencias de los trayectos, la antigüedad de los barcos, y los horarios, que deben ser los que más convengan a los melillenses. El Bahama Mama es un buque del año 2010, mayor de 10 años, algo que no se permitía en los contratos anteriores, donde 10 era la antigüedad máxima, remotorizado para que pueda funcionar con gas, el año pasado. En de menor tamaño que el Hypatia, considerablemente más antiguo, y con la mitad de capacidad para vehículos.

Lo que no informa la página oficial de la naviera, es el número de tripulantes, porque su relación con la cantidad de pasajeros (880 en el caso del Hypatia y 1000 en el caso del Bahama Mama), es lo que marca la calidad del viaje. Los tripulantes tienen casi las mismas condiciones laborales de los viajes medievales. Ya no hay servicio de limpieza y desinfección externos, y son los mismo tripulantes, contratados para todo, los que deben hacerse cargo de esas funciones en los camarotes.

El barco infectado por Covid

Si hacemos hincapié en esto, es porque la propia naviera, en marzo de 2021, al presentar su buque estrella, puso mucho énfasis en señalar las medidas anti-covid en el interior de sus buques. Señalaron esto como una de las banderas de confortabilidad de sus buques. Resulta paradójico que la tripulación hay venido contagia desde Baleares, en el cambio inopinado de buques.

No pueden alegar que sea debido a la exclusión de Ceuta y Melilla de la Operación de paso del Estrecho, porque eso ya se daba por hecho. Estas son las propias palabras de Adolfo Utor, presidente de Balearia en su visita a Melilla: “Es por ello que señaló que este será un buque de transición para fidelizar a los melillenses y que, teniendo en cuenta de que el contrato marítimo es de un año, esperan conseguir el siguiente de que probablemente sea de una mayor duración”.

Armas ya está desaparecida y hoy, los barcos de Trasmediterránea nos parecen fantásticos cruceros, pese al mal trato secular que nos ofrecieron.

Nota: Hypatia de Alejandría, el buque más ecológico, llega a Melilla (elfarodemelilla.es)