Archivo de la categoría: Otras noticias

La noche blanca del Madrid en Melilla


 

                       El Real Madrid regresa a Melilla para exorcizar sus demonios  

       La temporada de 1943/1944 el Real Madrid jugó en Melilla dos partidos, entre el 16 y el 18 de julio, para conmemorar el 7º aniversario del Alzamiento Nacional, según titulaba el ya diario de la cadena del Movimiento, El Telegrama del Rif. La derrota de Alemania era ya una cuestión de tiempo, pues apenas un mes antes de había producido el Desembarco de Normandía. La visita del club blanco se notificó el 12 de julio.  El jugador estrella del Real Madrid era el guardameta Bañón, que destacó en aquel campeonato, junto con Medrano y Corona, en el que el club madrileño quedó clasificado en el 7º puesto.

       La tercera división de aquella época era una competición muy dura, en la que jugaban gran cantidad de formaciones del Protectorado español, con equipos como el At. Tetuán. El equipo melillense se reforzó con tres jugadores procedentes de otros clubes, para ese partido, como Ruíz, Segangan y Rabadán. También se reforzó la UD. Melilla con jugadores de la SD. Villa Nador.

        El primer partido se jugó el domingo 16 de julio, con victoria del Real Madrid por 3-2, en el campo de deportes del Centro Cultural de Los Ejércitos. El segundo se celebró el martes 18 y el resultado fue de empate a dos goles. La expedición del Madrid arribó el día 14 en barco, y estaba integrada por: Bañón, Martín, Medrano, Corona, Clemente, Paquito, Benavente, Pablito, Cortés, Huete, Mosquera, Luján, Pruden, Sauer, Moleiro y Pedrin. 

          En el primer partido (16-7-1944), el Real Madrid llegó a ir ganando por 3-0, con goles de Luján y doblete de Corona, pero no debían andar finos, vista la clasificación del campeonato, y  se dejó recortar la distancia al final de la primera parte, con gol de Ruíz, y un segundo de Toto, en la 2ª mitad.

            El segundo encuentro (18-7-1944), comenzó con un gol tempranero del equipo melillense, que alineó a: Quiles, Braña, Errazquin, Juanito, Lagaria, Parrilla, Ruíz, Jimeno, Molina, Segangan y Perea. El Real Madrid tiró de oficio, empató el partido y luego se puso por delante con otro doblete, esta vez de Pruden. El melillense Bravo marcó el tanto del empate definitivo, en este segundo partido. El gol que adelantó a los melillenses lo marcó Braña.

     Los precios de las sillas y  preferentes oscilaban entre las 12 y 16 pesetas. Con una entrada única para militares de 4 pesetas, y la de niños a 1 peseta, en la acomodación General o de a pie. En evitación de escándalos, se hacía advertencia de que solo se permitiría el acceso a aquellas personas que hubiesen sido previamente invitadas, no como en ocasiones anteriores. Melilla no cambia.

                        El Real Madrid en la noche de Todos los Santos

        Han pasado 74 años desde aquella visita y algunos condicionantes parecen repetirse. El Real Madrid no parece estar en su mejor temporada liguera, con una posición en la clasificación similar a la de 1944. No ganó la Copa del Generalísimo hasta 1946, siendo su último triunfo de Copa en el año 1936. Por tanto, el Real Madrid es el último ganador de la Copa de La República española.

      En la Liga su suerte no fue muy distinta, pues solo volvió a alzarse con el triunfo en 1954,  tras varios años de dominio del Barcelona, At. de Madrid y Aviación. En la última década, el Real Madrid solo ha ganado dos Copas y dos títulos de Liga. En esta década el dominio ha sido muy claro del Barcelona. Sus éxitos más sonados han sido en la Liga de Campeones, que es su torneo talismán.

     El  Real Madrid ha protagonizado en la Copa del Rey, torneo que le enfrentará a la UD. Melilla, en el primer encuentro oficial que disputan ambos clubes, sonoras derrotas, como la del Alcorconazo, el 27 de octubre de 2009, día en el perdió por 4-0, en el estadio de Santo Domingo de Alcorcón.

      La cercanía a la noche de Todos los Santos no se le ha dado bien al Real Madrid, que visitará la ciudad de Melilla justo en la víspera del 1 de noviembre. El Real Madrid exorcizará sus particulares demonios coperos en nuestra ciudad, o los convertirá en tradición y leyenda. No vienen en su mejor momento y se encontrarán con la mejor UD. Melilla de la última década.

      Nota:https://equiposdefutbol2.blogspot.com/2017/06/real-madrid-contra-real-sociedad.html

Anuncios

Suspensión cautelar de La Victoria


 

                        El retraso que descabaló la procesión de La Patrona

                  Ninguno de todos/as los expertos  que hemos consultado recuerda una suspensión de la procesión de la Virgen de La Victoria, Patrona de Melilla.  Los romanos, grandes supersticiosos, consultaban los auspicios de modo constante. En Roma existía un colegio de augures. Los augures decían, que cuando los dioses estaban descontentos con una situación política o de gobierno, lo manifestaban por medio del tiempo y de circunstancias climatológicas extrañas, o de sucesos que solo se manifestaban en el momento de celebrar el fasto. Solo había una cosa peor que un mal augurio, y era sentar un precedente.

                        Los auspicios son negros desde hace algún tiempo, y hoy la amenaza de la lluvia se cernía sobre la procesión de La Patrona de la ciudad. En el lapso de tiempo que podemos recordar y del que estamos dando cuenta escrita, no habíamos conocido una suspensión de esta procesión. En la semana de feria de Melilla siempre suele llover, eso dice el acerbo popular melillense, pero la negra sombra de las nubes siempre respetaba el 8 de septiembre.

                        Los 1000 fieles y seguidores de la Virgen de La Victoria estaban congregados frente al templo arciprestal casi una hora antes del inicio de la procesión, prevista y anunciada para las 8 de la tarde. Sin embargo, y en contra de lo que ha venido siendo habitual, hoy 8 de septiembre de 2018, se comunicó de modo oficioso un retraso de media hora en la salida del templo. Los fieles congregados temieron por la procesión desde el primer momento. El riesgo de salir y enfrentarse a la posibilidad de lluvia no era grande, porque al estar la imagen de La Victoria alojada en la centenaria iglesia del Sagrado Corazón, apenas se hubiesen tardado unos minutos en hacer regresar a La Patrona de Melilla a su refugio. Ha existido un exceso de cautela, provocado por el retraso en la salida del templo.

                    Llevamos algunos años advirtiendo que el inicio del recorrido procesional es demasiado tardío para el mes de septiembre, porque la mayor parte del recorrido se hace ya sin luz solar. Aun así, y en la duración prevista para el recorrido, dos horas entre las 20 y las 22 horas del día, no ha caído una sola gota, pero al retrasarse la salida, las dudas y los temores se apoderaron de los que tenía que decidir.

                  Dicen los que le conocen, los que se enfrentan con él a diario, que el diablo solo necesita un instante de duda y de tribulación, una pequeña rendija; para entrar y causar un estropicio. Un solo momento de descuido frente a él  y se está perdido. Todas y todos los allí presentes, quedaron desconcertados ante el irremisible anuncio de la suspensión de la procesión patronal de Melilla.

 

 

 

 

 

Firmas contra obras indiscriminadas


 

                                                Cambios de sentido

         El proyecto de remodelación de la calle Mar Chica, en su parte alta, prevé cerrar de modo completo la posibilidad de giro en la calle Valencia. Ante esta situación, lo residentes en las calles de la zona han iniciado una recogida de firmas, para que el cierre del giro y la ampliación del paseo, sea sustituido por una isleta, como se ha hecho en la intersección de la calle Cataluña. Cerrar estas intersecciones supone una dificultad para los vehículos de emergencia, y una saturación de tráfico en aquellas zonas en donde no se eliminen la posibilidad de cambio de sentido. Esto supone que muchos más coches recorren la calle de modo completo, buscando la posibilidad de girar, lo que aumenta el volumen de tráfico.

           Nadie está en contra de que se arreglen aceras, que las zonas de paso de peatones se pongan al mismo nivel que el de las acera, pero sí contra el cierre indiscriminado de giros en calles principales del barrio del Real, al menos en donde la calle principal, Mar Chica en este caso, tiene sus intersecciones con las vías transversales.

             La pérdida de aparcamiento en las últimas y no controladas reformas, está haciendo que los residentes en el barrio, el más populoso de Melilla, deban buscar acomodo para sus coches en zonas no habilitadas para ello. No hay un plan de tráfico global para la ciudad, ni siquiera para cada barrio. Las obras se deciden y se llevan a cabo sin consulta previa a los residentes, ni sin tener en cuenta las necesidades específicas de cada distrito.

            Las obras de la calle Mar Chica y calles colindantes, en la que no se están arreglando las destartaladas y sucias aceras, están eliminando puntos de giro que llevaban más de un siglo diseñados, para prolongar el paseo central. No es demasiado grave en lo que se refiere a las vías menores, pero sí a las intersecciones de las vías principales, como la de la calle Castilla con Mar Chica, que se ha eliminado de modo casi total. Solo se ha dejado, tras la reclamación de los vecinos, el sentido de tráfico que procede de la calle Huerta de Cabo, el que procede del centro comercial y el polígono industrial o de almacenamiento.

                Es cierto que en esta intersección se aparca de modo indiscriminado y se dificulta la visión de los vehículos que cruzan, y que en este punto se han producido muchos accidentes. Su conversión en una isleta mejoraría el tráfico, impediría el aparcamiento, y no saturaría otros puntos, ya sea en la parte alta o baja de la calle.

          El problema de aparcamiento se sigue agravando, por las reformas indiscriminadas, por el aumento de la población del barrio y por la falta de previsión de aparcamientos públicos. Si no se actúa de un modo global, solo se trasladan los problemas de un punto a otro. El estrangulamiento del Paseo Marítimo, la calle Montemar y el corte en el puente sobre el Río de Oro, tenía estas consecuencias sobre la única vía de salida, junto a la explanada de San Lorenzo.

                   En el año 2014, hace cuatro, ya reclamábamos un solución para las intersecciones de Mar Chica. Cuatro años sin hacer nada, pero ahora llegan las elecciones.

  Nota:https://elalminardemelilla.com/2014/03/13/las-intersecciones-del-barrio-del-real/

 

Relevo en la Iglesia de Melilla


 

Roberto Rojo, la marcha del buen pastor

    En octubre de 2011, en el primer semestre del incipiente Alminar, conocimos la renovación del Vicario episcopal melillense Jose Manuel Barreiros. En aquel momento llegaba un vicario más, de los muchos que han sido en nuestra ciudad, Roberto Rojo Aguado. Nadie podía imaginar en aquel entonces, que el recién llegado Vicario episcopal se iba a convertir en uno de los más duraderos en el cargo, y también en uno de los que más huella han dejado. Para comprobar esto, solo basta teclear su nombre en un buscador y aparecerán decenas de reseñas, muchas de ellas escritas desde este blog.

           En cierto sentido, Roberto Rojo es el vicario que ha acompañado al Alminar en este su primer septenio. Por muchas razones y situaciones, hemos salido en su defensa o en el simple relato de sus hechos. Por ello, la actividad testimonial del blog se ha cruzado en muchas ocasiones con la suya. Existe otro nombre, el de monseñor Ramón Buxarrais, que también ha marcado parte de la actividad del Alminar, y aquí revelaremos un dato no conocido, una de las misiones encargadas por el obispo Catalá Ibáñez al Vicario arciprestal. En varias confesiones, porque obispos y sacerdotes también deben confesarse, Roberto Rojo me manifestó lo siguiente: “Yo solo saldré de aquí detrás de monseñor Buxarrais”. Esto lo repitió en algunas ocasiones delante del obispo emérito de la Diócesis de Málaga: “Ya sabe, monseñor, que yo solo saldré de aquí detrás de usted”.

           Es cierto y todo está manifestado, que la intención de Ramón Buxarrais era quedar en Melilla hasta su último día, y también que el obispo Catalá le tenía ofrecida la residencia para sacerdotes del Buen Samaritano. Al final, la voluntad de Dios se compuso de tal manera, que todos pudieran dar cumplimiento a lo que deseaban. El Vicario Roberto Rojo se marcha de Melilla, hacia la parroquia del Rosario de Fuengirola, detrás del obispo Buxarrais. Es un buen destino, y una justa recompensa a los largos y duros años que ha debido afrontar en la ciudad.

         El nuevo Vicario episcopal es Eduardo Resa Huerta, que llegará a la ciudad procedente de Velez-Málaga, población malacitana de similares características que Melilla, con casi 80.000 habitantes. Allí era párroco de la iglesia de San José, y capellán del hospital.

                                 La parábola del buen pastor

             <Os lo aseguro: quien no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que salta por otro lado, es un ladrón y un salteador. Pero quien entra por la puerta, es pastor de las ovejas. A este le abre el portero y las ovejas escuchan su voz; llama a las ovejas propias por su nombre y las saca fuera….El asalariado, el que no es pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo, deja las ovejas y huye – y el lobo las arrebata y las dispersa…..Tengo también otras ovejas que no son de este aprisco. A estas es preciso que yo también las guíe, y oirán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor>. Juan 10, 1-16

              Roberto Rojo ha sido un buen pastor, como otros antes que él, y como lo serán otros después que él. Se ha encontrado con muchos problemas, porque en un rebaño no solo hay ovejas, también carneros e incluso cabras, y cado una tira para su aprisco y tendencia. El buen pastor siempre debe ocuparse de todas/os, incluso de los que no son de su aprisco.  Lo más normal en estos tiempos, es que solo se cuide y atienda a los que son del propio aprisco o familia, y que casi nadie vele o intente velar por todos. No ha sido así en este caso, aunque cada cual tenga su propia opinión y juicio.

              Aquí y en este día, también termina la misión que monseñor Buxarrais encomendara al Alminar, y que ahora también revelamos: la de velar por el vicario, hasta el último día de su estancia en Melilla. Todos han cumplido aquello que deseaban.

        Nota:http://www.objetivopasion.com/gracias-eduardo-resa/

 

 

Ara Malikian en el Auditorium Carvajal


 

                                    Un violinista sobre el suelo de Melilla

             Ara Malikian (1968) músico y violinista libanes de origen armenio y afincado en España es desde hace mucho un nombre propio dentro de la historia de la música, como Paganini, con el que gusta compararse o asemejarse.

               El 8 de julio de 2018 pasará a la historia de la música en Melilla como el día que el que Ara Malikian compartió su incomparable música con el pueblo melillense, en el Auditorium Carvajal, un recinto adecuado para actos lo más abiertos posibles, lejos del restrictivo y pretendidamente selecto Teatro Kursaal. Este Auditoium es para todos y todas los melillenses. Hay que decir que tiene mucha mejor acústica que el templo faraónico y mil millonario del antiguo cine Nacional, hoy Teatro Kursaal Fernando Arrabal, a regañadientes.

                Las gradas del Carvajal son más cómodas y cercanas al escenario, que “el gallinero” del Kursaal. Si en las gradas de este auditorium, se instalasen los mismos asientos de plástico que en la tribuna del estadio Álvarez Claro, este reciento inaugurado en 1962, podría volver a ser un referente en el mundo cultural y musical. Uno de los problemas del Kursaal es el pequeño aforo, y sobre todo, “la exclusividad” de las zonas de butaca y plateas, con entradas casi imposibles de adquirir, cuando llegan a la ciudad artistas de la calidad y nombre de Ara Malikian. Su anterior actuación en nuestra ciudad, queda apenas como un dato en las hemerotecas, y en el recuerdos de los privilegiados.

                               Ara Malikian y el árbol armenio

                    Ara Malikian es un violinista que recoge todas las influencias musicales posibles, y también, y sobre todo, humanas. Su elevadísima categoría musical, está a la altura de su calidad personal. Aúna la excelencia musical y la sensibilidad humana, que transmite a las cuerdas de su violín, que es una extensión de su cuerpo. Todo lejos del divismo, acompañado de excelentes músicos, y con una humildad extraordinaria.

                          Ara Malikian vivió la Guerra Civil del Líbano, en el que era el país más multicultural del mundo, y por su ascendencia paterna, es un exiliado armenio. En 1915, existía en el Imperio Otomano una población de 2,5 millones de armenios. El Imperio otomano estaba regido por el Sultán Abdul Hamid II. El día 24 de abril de 1915, bajo las órdenes del Ministro del Interior Taalat Pachá, se inicia el llamado genocidio armenio. A lo largo de un año, las tropas del Imperio Otomano (derrocado finalmente por Mustafá Kemal Atatürk en 1923) masacraron a 1,5 millones de ciudadanos armenios. El libro El árbol Armenio, de G.H. Guarch, ciudadano español de origen armenio.

                            La República de Turquía no niega el hecho histórico de la masacre en masa de los armenios, pero no le otorga la calificación de genocidio, al no considerarla como algo planificado, que sí parece que lo fue. Lo mismo  ocurre con la matanza de  los Tutsis en Ruanda en 1984, o la de los camboyanos a manos de los Jermeres Rojos de Pol Pot. La diferencia entre masacre y genocidio no radica en la cifra, sino en la voluntad y planificación de la matanza de un determinado grupo étnico.

                               Ara Malikian hizo referencia a su condición de libanés y a sus orígenes armenios. Mencionó tanto la guerra civil libanesa como el genocidio armenio. Su música y propuesta es la mezcla de culturas, la receptividad antes las influencias culturales, la apertura de miras frente a un mundo diverso y plural, con la humildad como principal baza. Nadie es superior a nadie. Una noche mágica, para la historia, con una música y entrega sublimes, por parte del éste libanes iniversal.

                           Una propuesta musical histórica, para una ciudad en la que hay una apuesta por “la desintegración”, con fuerzas tirando en direcciones opuestas y similares intensidades. Las campañas del miedo al otro, como única apuesta electoral, sin participación común en actividades para todos/as, no augura ningún buen fin.

 

 

El ocaso del renacimiento


 

La feria colapso de la feria renacentista de Melilla

          La feria medieval, surgida hace una década, estaba bien. Fue muy novedosa y aportó la afluencia de los melillenses a la ciudad vieja. Una vez que se escoge un modelo, hay que mantenerlo, ir renovándolo, corrigiendo errores y vigilar su evolución. El Alminar de Melilla lo será hasta el último día, y permanecerá hasta el fin de los tiempos.

            En sus primeros años, fue un éxito de público y resultaba difícil transitar por las estrechas calles de la ciudad vieja. La cabalgata, de la que tenemos el testimonio de los últimos 7 años, ofreció grandes imágenes. Los puestos de mercancías abundaban, la música de las gaitas animaban el ambiente y los desfiles de personajes medievales eran atractivos. Evidentemente la crisis económica iniciada en 2009 tuvo su impacto, y algunos confundieron Melilla con Jauja o El Dorado. La hostelería ambulante, clave en cualquier evento de esto tipo falló desde el principio, con precios demasiado elevados, pero al final, en los últimos años se convirtió en exigua y de calidad media. Los puestos de comercio empezaron a decrecer, hasta la situación testimonial del presente año, el 2018.

        Al igual que lo sucedido con la semana de cine, que ha cambia de carácter cada 5 años, hasta su estado fantasmal último, la feria medieval se transformó en el mercado de Carlos V hace dos años, iniciando un claro declive. Como si de una metáfora histórica se tratara, el colapso del Renacimiento parece trasladarse fuera del ámbito de la fiesta, que solo se salvó con la afluencia de los melillenses en la tarde-noche del domingo. El viernes y el sábado, la feria estuvo casi desierta.

        La anunciada cabalga y desfile no existió, coincidiendo prácticamente el principio con el final. Las autoridades fueron vistas de modo fugaz. No hubo manera de obtener fotos de ellas, en sana mezcla con el pueblo. Tampoco las buscamos, pero no se las vio.

                               El diorama de la Coronación de Carlos V 

         La asociación melillense de coleccionismos Muralla Azul, triunfó con su excelente montaje del diorama de la Coronación de Carlos V en la catedral de Bolonia. El inmenso diorama, que abarcaba la vida del emperador desde su desembarco en Tazones en 1518, hasta su coronación en 1530, ha sido una iniciativa particular, en colaboración con la Hermandad del Rocío, que le cedió sus instalaciones del baluarte de San Fernando. Esta asociación no cuenta con subvención de ningún tipo, ni ayuda oficial de ninguna clase. Ni siquiera tienen local donde montar sus proyectos. Todos los gastos han corrido de su propia cuenta. Los clics de Playmobil estaban caracterizados para la ocasión, y algunas piezas, como la catedral de Bolonia estaba construida para la ocasión. Su coste fue de 1500€, el resto de los edificios de una ciudad tipo de los Paises Bajos, también eran de diseños propios. Hay otra Melilla, no solo el blog, que funciona al margen de lo oficial y de lo subvencionado.

 

Quemando puentes y torres


                          Las Torres del V Centenario arderán en San Juan

     Las hogueras de san Juan son un gran conjuro, en el día en el que reina la luz y entra en verano en el hemisferio norte. “Santo romero, santo romero, que salga lo malo y entre lo bueno”. En las hogueras de san Juan se quema lo malo de cada ciudad, barrio o pueblo. Desde que en 2011, con un Alminar incipiente, el gobierno de Melilla decidiera arder a la oposición, la hoguera oficial ha perdido por completo el sentido. Son más cercanas a su esencia y sus motivos, las hogueras de los barrios

          Cuando esta mañana, entre los trabajadores, funcionarios, empleados y visitantes de las Torres, ha corrido la noticia de que el motivo de la hoguera oficial serán las propias torres, la perplejidad y el estupor han sido completos. Una usuaria de las Torres de la Administraciones  Pública y Judicial ha sido contundente: “que quemen el ayuntamiento, que lo merece más”. Un trabajador decía en voz alta: “nos queman”, mientras el enseñaba la fotografía obtenida con su móvil a otro, que como Tomás, quería verlo para creerlo. Había alguna persona que ya afirmaba que no acudiría a la quema simbólica de las Torres V Centenario.

          Asombro puro y desconcierto por el motivo designado para “la noche mágica” de san Juan. Nunca ha habido autocrítica en la hoguera melillense, por los malos modos gubernativos, por el tono bronco en el trato con la oposición. Nada de eso. En los últimos, la hoguera de la vanidad melillense solo ha hecho arder motivos estrambóticos.

           Es cierto que lo que se pretendió que fuera la obra emblemática de la conmemoración del V Centenario de Melilla, ha resultado ser un fiasco y la peor obra pública de la historia. Hoy, con el motivo de la quema, recordamos que sólo Mariano Rajoy fue el único ministro asistente a aquella efeméride. Las Torres están desmoronándose solas, no hace faltas lanzarles un maleficio, que es así como se ha interpretado el motivo escogido. Un auténtico mal fario.

                Sin embargo, también puede resulta un auspicio no previsto. Las Torres fueron inauguradas en 1998, tienen pues 20 años de existencia. Es un obra, casi la única infraestructura iniciada y acabada con una administración Popular, tanto en Madrid como en Melilla. ¡Quién sabe lo que puede arder con esta hoguera!