Archivo de la categoría: Otras noticias

Tarde de ascenso en el Álvarez Claro


           En la tarde de Pentecostés, el domingo de la lengua de fuego, se presentó en el estadio Álvarez Claro el líder del grupo III de 2ªB, el Atlético Baleares, equipo de Palma de Mallorca, conocido con este nombre desde 1942. Juega en el campo federativo Balear de Son Malferit.

              Esta categoría de 2ª B fue creada en 1977 y dividida en 4 grupos por proximidad geográfica. La UD. Melilla pertenece a esta categoría desde su creación, no ha descendido nunca, pero sí ha participado en dos fases de ascenso consecutivas, en las temporadas 2010 y 2011 con García Tébar como entrenador. También participó en la liguilla de ascenso de 1999, siendo el entrenador López Caro.

            La tarde del domingo 9 de junio ha resultado agradable de temperatura y de viento, lo que ha facilitado el juego, frente a un campo de deportes lleno de melillenses dispuestos a jalear a su equipo, algo que sí han hecho; y a cantar un gol, lo que no ha sido posible porque el marcador se ha mantenido a cero.

             Los dos equipos se tenían mucho respeto desde el inicio del encuentro, y ninguno de los dos quería cometer errores en una eliminatoria a doble vuelta. Los dos equipos parecen de similares características, y el factor campo no parece ser decisivo cuando el nivel es parejo. El Atlético Baleares venía precedido con el dato de que no conoce la derrota desde el pasado mes de diciembre, aunque en Melilla también ha demostrado que le cuesta ganar y marcar goles. Las únicas ocasiones del partido han sucedido en la segunda mitad del encuentro, y han corrido a cargo del equipo melillense. El equipo insular no ha disparado sobre la portería local en ninguna ocasión. Está claro que venían a conservar el 0-0 inicial. El equipo titular de Melilla ha roto el cerrojo mallorquín en varias ocasiones, pero no ha podido marcar.

          Vuelve a quedar claro que la UD. Melilla es el equipo representativo de la ciudad, y el que congrega y suma todas las voluntades, sin distinción de ninguna clase. Cuando la temporada es buena, y los partidos necesitan de la presencia de su público, éste se congrega de modo masivo.  Hay que seguir exigiendo una apuesta decisiva por la cantera melillense, de la que ya han salido jugadores de gran relieve nacional, como Munir, o Borja Garcés, en la actualidad, y otros muchos en el pasado, como Ramoní o Totó.

              Todo queda pendiente para Palma de Mallorca y el Melilla puede ganar y alcanzar la final de la fase de ascenso. Entre 1950 y 1954, la UD Melilla (que ostenta este nombre desde 1943) jugó 4 temporadas en la categoría de plata del fútbol español. 

Anuncios

Un siglo de vino en Melilla


 

                   La civilización Mediterránea no se entiende sin el vino, ni sin el olivo, desde el Líbano hasta el cabo de San Vicente. Griegos y romanos tenías deidades dedicadas al vino, bien Dionisio o Baco, constituyendo las tabernas uno de los pilares más solidos de la romanización. Sin ellas, la expansión el latín no hubiese sido lo mismo.

                  Con el cierre de las bodegas El Gallo concluye un siglo de la historia del vino en nuestra ciudad. La Melilla de la expansión se extendió gracias al fruto de las parras. Es verdad también que fue causa de grandes tragedias, pero en conjunto define a una civilización. El vino tiene que ser tratado con mucho respeto, porque la línea que le separa de ser un buen a un mal compañero es muy tenue. La relación de los Hijos de la civilización del Desierto con el vino,  la islámica, fue muy ambigua, y aunque en el libro sagrado del Corán hay “suras” ambivalentes, prevalece la prohibición final: “ciertamente el vino es abominación y procede de la actividad de Satanás”*. Como norma general durante la etapa del califato, las autoridades musulmanas fueron tolerantes con el vino, y lo consideraron como algo propio de los cristianos. Tras el desembarco de los Almorávides en 1040, y posteriormente de los Almohades en 1147, concluyó cualquier tipo de tolerancia con respecto al líquido de las cepas.

          Los franceses tampoco se entienden sin el vino, y por ello, en la parte francesa del Protectorado de Marruecos plantaron y cultivaron vides, de las que solo persisten los vinos de Mequinez y los de Fez. Son muchos los melillenses que echan de menos los vinos de Berkan, que eran muy consumidos y apreciados en nuestra ciudad.

                                               Cierre de las Bodegas El Gallo

        José López Rodríguez es el último bodeguero de Melilla. En estos primeros días de junio pone fin a una actividad familiar de casi un siglo, la de distribución de vino a granel en barricas de roble. El cuidado de los barriles de vino es una de las faenas más laboriosas y delicadas. Antes de la llegada del vino en botellas de vidrio, no había otra forma de abastecerse de los caldos que no fuese la de acudir a las bodegas, con las propias garrafas de cristal generalmente de color verde, para preservarlo mejor.

       A lo largo de este siglo, son muchas las familias procedentes de todo el territorio peninsular, que han vendido vino a granel en barricas en Melilla, y que aparecen recogidas en el anuario del Protectorado de 1928: Luis Andujar, Pedro Albós (El As de copas), Francisco Albert, Salvador Buendía, José Cabo, Miguel Camacho, A. Espinosa, Escaño y Cía, Manuel González, Estanislao González, Samuel Benguigui, José López, Martínez Soto, Cristobal Muñoz, Francisco Mira, Antonio Ruiz.
José Lopez es descendiente por línea paterna (López Ventaja), del obispo mártir de Almería Diego Ventaja Milán († 30/8/1936), asesinado  junto al también obispo de Guadix, Manuel Medina Olmos, en el barranco del Chisme, en Vícar. Como anécdota, al desarmar las bodegas, apareció entre los barriles y estantes, la imagen de un santo, cuyo nombre parece desconocido, aunque por el hábito negro pudiera tratarse de un fraile hospitalario. El vino con el que se oficia la santa misa, también se compraba aquí.

                 Nota: El vino en el Islam: rechazo y alabanza; Paulina López Pita. El vino en el islam clásico; Eduardo Escartín González.

Gobernar Melilla


                           Entre socialistas y Ciudadanos
Un funcionario de policía ya jubilado, gran lector y amigo del Alminar desde su origen, nos manifestó lo siguiente hace ya algunos años: “Me gusta leer El Alminar, aunque no coincida con tus planteamientos, porque desde la primera línea se sabe lo que piensas y dejas clara tu posición, sin que queden dudas”. Como otros muchos melillenses este viejo amigo ya no está en la ciudad. El éxodo es constante y continuo porque las oportunidades no son iguales para todos.
En aras de esa claridad que alababa este lector, vamos a decir una cosa: Melilla, en la situación actual, y después de una gestión pésima, tienes escasas posibilidades de futuro de proseguir la senda actual. Prolongar esta agonía cuatro años más sería una irresponsabilidad inadmisible. ¿Pueden reciclarse el discurso racial de Miguel Marín o el de Vox?, ¿Puede transformarse la actual gestión en otra distinta con los mismos nombres en el gobierno?. El caso PPL y la acción de la diputada Paz Velázquez han demostrado que no.
Hace 4 años existió una posibilidad y se desaprovechó, porque el partido Populares en Libertad decidió entregarse sin condiciones a la lista más votada, la del Partido Popular, firmando un pacto del que no se cumplió una sola línea. Pasado este tiempo la situación es mucho peor que entonces. Con el dinero recibido desde el Estado en los últimos 10 años, Melilla podría ser casi Andorra, de haberse invertido el dinero de una manera equilibrada. Como ejemplo baste decir, que se ha tardado una década en construir una sola calle (Marqués de Montemar) del mismo estilo de las que pueden verse a decenas en cualquier ciudad de España, pero por el precio de todas.
La mayor parte de los barrios de la ciudad se encuentran en una situación de gran deterioro. El derroche sigue produciéndose en cada actuación y se paga, con cargo al erario público, un gobierno de magnitud desproporcionada. Una pléyade de altos cargos y de libre designación consumen grandes cantidades del presupuesto , mientras el paro y la ausencia de oportunidades laborales sumen en la desesperación a una parte importante de la población, y en la incertidumbre al resto. ¿Podría Ciudadanos, un partido que desde su aparición criticó de modo implacable la gestión del Partido Popular y el presidencialismo del gobierno Imbroda, favorecer ahora un pacto con los populares?. La respuesta es igualmente no.
Los resultados electorales
En 2015 ya escribimos que fueron más los melillenses que votaron a partidos que querían el cambio, que los inmovilistas. Sin embargo, la aritmética de D’Hont y las dificultades de formar un gobierno cuatripartito, propiciaron una continuidad no deseada por la mayoría. En 2019 la situación es la misma, pero la necesidad de renovación es ya una urgencia. “El progreso consiste en renovarse”, decía Miguel de Unamuno, en una cita recogida por Victor Corcoba, un antiguo colaborador. Lo contrario sería el estancamiento y el fin.
El voto depositado en urna vuelve a expresarse en la misma dirección. En 2015 redujo los escaños populares de 15 a 12, y ahora de 12 a 10. ¿Va a seguir gobernando la misma lista y así ad aeternum?. Dos décadas de la misma gestión desconsiderada ya es suficiente. La oposición, Ciudadanos en este caso, solo debe recordar cuál ha sido el trato recibido por su formación en los 4 últimos años, desde el primer hasta el último miembro del gobierno.
En 2015 y en un artículo que ahora rescatamos, opinábamos esto: “El futuro estable de la ciudad, pasaría ya por pactar cualquier gobierno, o conformar cualquier alternativa política, con Coalición por Melilla. Cuanto más se tarde en aceptar esta realidad, peor será”. En 2019 y después de los 10 120 votos y 8 escaños obtenidos por CPM, lo que antes era recomendación, ahora es ya casi una exigencia.
Los nombres dan igual, los importantes son Melilla y el Pueblo.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2015/07/07/gobernando-con-su-enemigo/

Reflexión final de campaña


           A lo largo de dos meses hemos pasado de “la campaña final” en el mes de abril, al final de campaña en el mes de mayo. Han sido dos meses largos e intensos en el que han cambiado muchas cosas y se ha abierto por fin, una puerta a la renovación y la esperanza en nuestra ciudad. Melilla no podría soportar otra legislatura más con el mismo tipo de gestión.

            Ha sido cosa de las circunstancias, pero dos campañas electorales consecutivas, extendidas a lo largo de dos meses han resultado demasiado abrumadoras y omnipresentes. Cualquier conversación retorna al mismo punto. Aún así ha resultado positivo que el mapa político se haya definido, que el Partido Popular haya pagado electoralmente la década de corrupción y escándalos, y que la neo formación ultraderechista de Vox haya encontrado sus límites electorales.

                                   Cuestiones de la campaña melillense 

              La campañas electorales en nuestra ciudad son siempre distintas, y siempre ocurre algo que nos convierte en foco de atención en todo el Estado. La primera de ellas  fue la pretensión de dejar fuera de las elecciones a Coalición por Melilla, formación surgida en 1996, en una cuestionada decisión de la Junta Electoral de Zona, que fue rápidamente  anulada en el Tribunal de lo Contencioso.

                  El segundo hecho relevante es el uso masivo y desproporcionado del voto por correo, en progresión aritmética desde el año 2007, en todas las elecciones municipales, pasando de los 1662 votos del año 2007, a los 4200 votos de las presentes elecciones de 2019. En los comicios locales de 2011 y 2015 los votos por correo tramitados fueron: 1989 y 2789. En una ciudad abstencionista como ha sido tradicionalmente Melilla, este tipo de voto tiene un alto impacto y ha asegurado mayorías absolutas en casi todo los casos, y en el presente proceso electoral supone un colchón para no caer demasiado. La pregunta que surge es clara. Si toda esta estimulación y engorde del voto por correo es legal, entonces:  ¿Porqué se enjuició y condenó a la mitad de mitad de los dirigentes socialistas y de Coalición por Melilla por el voto por correo de 2008?, ¿lo que es legal para algunas formaciones es delito e ilegal para otras?.   No resulta demasiado arriesgado afirmar que todo ese proceso será invalidado en el Tribunal Supremo y que la sentencia N.29/18 será anulada.

                                           ¿Adelante Melilla?

                      En Melilla hay costumbre que no varían, como es la aparición de formaciones clonadas o esporas, que más que el propio fin electoral, buscan la erosión y la limitación del voto en aquellas formaciones a las que se asemeja. No se entiende la aparición y extensión de esta formación, cuya campaña está mimetizada con al menos dos formaciones clásicas, CPM y PSOE y más tangencialmente con Unidas Podemos. El lema “Adelante” es casi igual que el socialista y es el que utilizan las formaciones de Podemos en las ciudades en las que concurren con otras formaciones, como Equo.

       Es una campaña muy personalista, al estilo de los países de Europa del Este, en donde el resto de la lista salvo en número 1, actúan solo como la claque. El líder Azmani procede de modo directo del partido socialista y su número nº Jadu Driss, fue diputada cepemista hasta 2007, llegando a ocupar el cargo de Vicepresidenta 2ª de la Asamblea. Pese a contar con una de las campañas con más medios y fondos, la sensación es que no conseguirán obtener representación, pero dañando a las todas a las que se asemeja. Es el único candidato que añade la palabra “presidente” a su cartel electoral, como si cupiese alguna duda.

                            Margarita Robles, Ministra de Defensa,  en los Altos del Real

            Ha sido una campaña sin visitas de alto rango, así que quien decidiese llevar a la Ministra de Defensa, Margarita Robles, a los Altos del Real acertó, aunque no sabemos si era consciente del alto significado simbólico de esta zona. Esta denominación no debió perderse para el nuevo colegio inaugurado en la anterior etapa socialista. En esta zona de la ciudad Pedro de Estopiñán, altamente representado, no significa nada. Los nombres propios del Real son los del arroyo y la cábila de Mezquita, el de los referidos Altos, el de las campañas de 1909, el del muy próximo y siempre visible Barranco del Lobo, el del coronel José Miaja y otros muchos.

               Margarita Robles recorrió toda la calle La Legión, junto a Gloria Rojas, como hace un siglo recorrieran los Ministros de La Guerra de España. Así ha unido su nombre al de otros muy relevantes de nuestra historia, como el general Marina, o el que da nombre al barrio. Fue una sorpresa encontrarla, un 23 de mayo, aniversario de la muerte en atentado del Juez Giovanni Falcone, al que siempre recordamos en El Alminar. Ella es magistrada y una personalidad muy relevante del Estado, de amplia y larga trayectoria política.

                                     Unidas Podemos y Gema Carolina Aguilar

                 Hacer una buena campaña con grandes medios no es difícil, ni algo de valorar de modo especial. En las torrenteras de las aguas políticas melillenses, Gema Aguilar ha conseguido estabilizar la formación de Podemos en la ciudad, y según la última encuesta del CIS se sitúa aun paso del 5% en intención de voto, mínimo necesario para obtener representación en la Asamblea de Melilla, algo que no consigue ninguna formación de izquierdas desde 1979, excepción hecha del PSOE.

                Podemos está presente en Melilla desde 2014 y desde esa fecha, en la que la nueva formación alcanzó 6 diputados en el Parlamento Europeo, ha concurrido a todas las citas electorales con diferentes candidatos. Podemos ha sufrido todo tipo de vicisitudes desde las elecciones locales de 2015, cuando fue víctima de la traición de una parte de la lista, que dimitió en plena campaña electoral.  Desde entonces todos los submarinos que servían a diferentes partidos han abandonado la formación.

                    Ahora todas/os los que componen la candidatura, están unidas bajo el nombre de Gema Aguilar, que lidera la formación y la candidatura municipal. Nosotros/as, en El Alminar, sí sabemos qué vamos a hacer el próximo día 26 de mayo. Votar en libertad para seguir siendo libres. Votar a un formación que amalgama a un amplio sector de la población que hasta ahora no se sentía representando, ni atendido, por ninguna de las formaciones existentes. Son los oyentes del sermón de la montaña.

  Nota:https://elalminardemelilla.com/2016/06/26/melilla-capital-de-la-abstencion/

 

Las interrogantes de Casado e Imbroda



                  Nunca buscamos los sucesos, ni las coincidencias. Esta vez tenemos un testigo. El hueco entre las personas que rodeaban al líder Popular Pablo Casado estaba hecho, un espacio sin cubrir. Hicimos las fotografías en medio de la gente, bajo el cegador sol africano y las interrogaciones aparecieron después.

                 Y así, por uno de esos caprichos del azar, tenemos unas imágenes que ejemplifican la situación de Melilla a solo 10 días de la jornada electoral desde el año 2011. ¿Qué ocurrirá con Pablo Casado, con Juan José Imbroda, con el Partido Popular, con la propia Melilla?. Es un hecho cierto que el futuro no puede predecirse, y más en la situación actual de aceleración de acontecimientos.

                        Además, el azar nos ofrece la posibilidad de escribir del todavía partido hegemónico de la ciudad, y que rige sus destinos desde el año 2000, para así borrar las acusaciones de parcialidad. El Alminar es un reflejo de la realidad política, social y humana de Melilla. Hemos escrito de todo y de todos/as, desde el rey hasta el más humilde de los vasallos. Nadie podrá quejarse nunca del trato que le hemos dado aquí, en este blog.

                             En el Partido Popular hay dos clases de presidentes, aquellos que se convierten en presidentes de España (Aznar, Rajoy) y los que no llegan a serlo (Fraga, Hernández Mancha). Creemos que Pablo Casado acabará encuadrado en este segundo grupo. Ahora se inicia un nuevo ciclo socialista en el gobierno de la Nación y es muy difícil aguantar extramuros del poder, sin ser triturado por las familias influyentes de los partidos. Pablo Casado no será el líder que derrote a  Pedro Sánchez en 2023.

                                                      Las interrogantes de Melilla

                         En la ciudad se percibe el fin de ciclo, de un ciclo o un tiempo que se ha tornado demasiado largo. Lo difícil es predecir en qué sentido cambiará la dirección del viento. En Melilla tenemos dos vientos dominantes, y otras componentes que cambian de dirección de modo imprevisible. Aun así, el declive del gobierno popular parece ya nítido, confirmando una tendencia ya marcada en 2015, aunque de erosión muy lenta. El segundo hecho, que parece obvio, es que se necesitarán al menos dos partidos para formar un gobierno que represente a la mayoría de la ciudad y gobierne para todos los ciudadanos. Los populares quedarán lejos de la mayoría absoluta. Los cambios de rumbo que ha impuesto Pablo Casado han llenado de incertidumbre a sus propios votantes, que respiran ya en una situación de derrota sin precedentes.

                       En las elecciones locales también se vota todo.  Se vota al candidato al ayuntamiento, al número 12 de cada lista y también al 20. Se vota al líder nacional del partido y también se vota contra la lista del vecino, o del adversario. En nuestra ciudad siempre aparece una lista espora o clon, que más parece buscar la erosión de la lista a la que se asemeja, que buscar el propio beneficio. Se juega con todo y contra todo.

                         Melilla necesita un cambio de rumbo inmediato, que debe producirse a partir del día siguiente al de las elecciones. Esperemos que esta vez el sentido del voto ciudadano no se vea alterado por maniobras orquestadas en la oscuridad.

 

 

 

 

 

 

Edificios


 

                                            La gestión ruinosa
Nos hemos acostumbrados a ver edificios abandonados, en ruinas durante años, a verlos desplomarse poco a poco o de golpe. Nos hemos acostumbrado a ver el patrimonio inmobiliario de la ciudad desaparecer y también a la pérdida de las señas de identidad de cada barrio. Nos hemos acostumbrado tanto a todo, que se derrumba un edificio por causa del viento y nos creemos hasta la explicación.
A nadie le interesa ya nada, porque después de la larga década de la desidia, todo el mundo mira hacia otro lado, o incluso más lejos. Esto sucedió con el edificio de la antigua Casa del Reloj, primitiva iglesia de La Asunción, o de la Feria de Muestras en tiempos del Protectorado español. Es posible que un fuerte golpe de viento desprenda parte de una cornisa, una balaustrada o una gárgola. Lo que no es habitual es que el edificio se muestre ya derrumbado por dentro.
Esto quiere decir que el edificio estaba ya debilitado en su interior, lo que convierte en una irresponsabilidad que permanezcan tantos años en pie, con evidente riesgo de derrumbe, frente a la ciudadanía.
Lo que está dentro no está a la vista, salvo que por casualidad algo quede abierto y se pueda echar un vistazo al interior. Si el exterior es amenazante, lo que no está a la vista puede ser al menos el triple. Sin embargo existe un caso, en el que el estado exterior de un edificio es amenazante, el interior también, y no se actúa en ningún caso. Esto ya no es desidia, es dejación. Sucede esto con un inmueble en la esquina de las calles de La Legión y Castilla, del Barrio del Real. Su aspecto completo es amenazante, y ahí sigue desde hace varios años.
A lo sucedido con el inmueble de la calle alcalde Antonio Díez, pudiera pasarle lo mismo con otro de la calle Teniente Mejías. El aspecto exterior apunta hacia una fachada en ruinas, incluso hay una parte del muro de la azotea que pudiera caerse con un fuerte golpe de viento, o tal vez ni siquiera con su necesario concurso. Un leve temblor sísmico pudiera dar al traste con el murete. Sin embargo, una desvencijada ventana de madera permite ver que el interior ya está derrumbado, desde el techo hasta el suelo. Esto podría provocar que la presión de los escombros o un nuevo desprendimiento, pudiera causar un colapso definitivo del inmueble, modernista por cierto.
                   Estamos en peligro sin que nadie lo evite. Hay al menos 100 edificios en este estado rodeándonos, y no lo sabemos. 

Aparcamientos y contenedores


Ellos edificarán y yo destruiré (Malaquías)

             A tan solo 20 días de las elecciones, comienza una instalación apresurada y masiva de contenedores de separación de basuras, que suponen además una pérdida de aparcamientos en superficie. Los mismos que fueron creados y pintados hace apenas unos meses. Crear para luego destruir o poner para luego quitar. En sus últimos días, el gobierno local hace y deshace sin que se advierta la menor crítica a este tipo de planificaciones apresuradas. Gastos de última hora sin que conste que la cadena de separación de residuos se completa en el otro lado, o en la estación término. No se resuelven ningún problema y se crean otros.

         Frente a una incineradora, caben muy pocas alternativas. ¿Qué se va a hacer con los envases retirados?. ¿Qué se va a hacer con los plásticos, con el papel, con el vidrio, con los metales, con las pilas?. Solo Guelaya-Ecologistas en Acción y Podemos, le han puesto peros a este nuevo y paresurado derroche. En las últimas dos décadas no se ha tomado una sola medida para forzar la reducción, reutilización y reciclado de residuos sólidos urbanos.

          Se han cambiando casi todos los contenedores de superficie y también los soterrados, en el último año y ahora se introduce un nuevo modelo, comprado después de la renovación del contrato de limpieza urbana, por lo que los camiones de recogida de basuras no son los adecuados para este nuevo. Esto forzará la coexistencia de 3 modalidades disntintas de contenedores.

             El problema de la recogida de residuos urbanos sigue tal cual estaba en el año 2000, con la planta incinedarora como dueña del modelo de gestión de los residuos melillenses, porque en todo este tiempo no se ha optado por la separación de residuos.

                  El Barrio del Real, el más populoso de la ciudad, volverá a sufrir una nueva e importante pérdida de aparcamientos, sin que haya ninguna alternativa. El peatón, el ciudadano sigue perdiendo espacio, porque el que fue recuperado con la falsa peatonalización, esta siendo ocupado por las terrazas de bares y cafeterías, que han extendido sus negocios hacia los aparcamientos que no fueron eliminados y también con la ocupación de aceras y el paseo central. Esto mismo está sucediendo también en el centro de la ciudad.
En la calle Aragón del Barrio del Real, como antes se hiciera en la calle Andalucía, se está reduciendo hasta la mínima expresión el paseo central, para recuperar una parte de los aparcamientos perdidos por las reformas anteriores y las actuales. Al otro lado de los nuevos contenedores no hay nada.