Archivo mensual: enero 2013

El convento de Capuchinos de Melilla


De hotel con encanto a hospedería fantasma

  La Consejería de Turismo de Melilla es una de las que ha hecho más propuestas, muchas de ellas  quiméricas, y que luego se han disipado como el humo. Una de las más llamativas fue la de transformar el antiguo convento en hotel con encanto, o incluso hospedería. Hubo un Vicario Arciprestal, Antonio Ramos Ayala,  que pensó en utilizarla como vivienda arciprestal. El caso es que casi 20 años después de su abandono por la comunidad de monjes capuchinos de Melilla, sigue siendo un espacio vacío. Podría ser utilizado como archivo diocesano, si se consiguiesen recuperar, digitalizados, los archivos parroquiales que se fueron a la Catedral de Málaga, y que podrían ser puestos al servicio y consulta de los investigadores melillenses.

          Habría mil y una formas de poner en uso, para todos los melillenses, el antiguo convento, sin que caiga en manos de alguna nomenclatura, o de que sea entregada a alguna entidad fantasma que la explote con ánimo de lucro. Un centro de investigación sobre Melilla La Vieja, sede de la Agrupación de Cofradías, biblioteca.  Podrían ser varios los usos y se podría hacer sin un coste excesivo, algo sin lo que este gobierno autonómico no sabe hacer casi nada. La hospedería no parece aconsejable, tanto por los problemas de acceso a la ciudad vieja, como los relacionados con la seguridad. En las noches del “pueblo” se dan cita gran cantidad de merodeadores, que lo mismo le sierran un brazo a Estopiñán, que causan cualquier otro tipo de problemas.

            He aprovechado esta historia casi olvidada de la hospedería, para recuperar este interesante artículo de José Luis Blasco, sobre la propiedad del convento y su relación con la comunidad capuchina, escrito hace ya 19 años. Siempre ha habido gente que se ha preocupado por la historia de Melilla. La lástima es que el archivo de prensa no esté digitalizado. Hay dinero para cualquier proyecto, menos para hacer accesible la cultura y la historia de la ciudad.

         Nota: El convento de Capuchinos de Melilla, José Luis Blasco. El Telegrama de Melilla, 18/abril/1993.

Anuncios

Calle Napoleón en Melilla


             En una rápida y no exhaustiva búsqueda de calles con el nombre de Napoleón Bonaparte en España, he encontrado al menos dos, una en A Coruña y otra en Santa Cruz de Tenerife. Si añadimos la de Melilla a esta pequeña lista, tendremos la cifra de tres, y casi seguro que serán algunas más.  Glosar o denigrar la figura de Napoleón Bonaparte sería un trabajo baldío, dada la inabarcable bibliografía que existe sobre él. El tema que nos ocupa es simplemente el por qué existe una calle con ese nombre en nuestra ciudad y si debe retirarse o no su nombre del callejero.

                Como me gusta posicionarme con rapidez y no dejar márgen a la duda o a la interpretación, diré que la calle Napoleón es una de las emblemáticas de nuestra ciudad, y que se llama así desde su inicio. No conozco ni consta en la única edición documentada de un callejero en Melilla, el de la Asociación de Estudios Melillenses, en la etapa presidida por José Luis Blasco, los motivos o razones para otorgar tal nombre, del que afirmo no tener objeción alguna en contra. No veo motivo alguno para retirar el nombre de Napoleón del callejero de Melilla.

              Independientemente de razones históricas y de afinidad o animadversión hacia la figura de Napoleón, el cambio de nombre en una calle implica una serie de trastornos documentales para los habitantes de la misma. Correos, Catastro, la Administración del Estado en cualquiera de sus varientes, tributos, etc, etc, se ven afectadas por la decisión de cambiar el nombre de una vía pública. Suele provocar un caos documental. En Melilla se han cambiado nombres de calles sin criterio alguno, y muchos de esos problemas han sido reflejados en El Alminar.

        Es más necesario hacer caer del callejero a las 6 decenas de nombres vinculados al pasado franquista de la ciudad, que darle un revolcón extemporáneo al Gran Corso. Si es un asunto de prioridades, creo que este caso no lo es. El debate está abierto.

El cementerio hebreo en San Carlos


 

             Autoridades religiosas israelíes estudian su posible traslado

     Las obras del Centro Tecnolígico siguen empantanadas. Sigue sin entenderse y nadie ha explicado, como se autorizó una obra nueva dentro de un recinto histórico, el del IV recinto defensivo de Melilla. Al poco de iniciarse las obras, se encontraron con los restos del olvidado camino cubierto de San Miguel, lo que significó la paralización de las mismas, y la ruina de la primera empresa adjudicataria. Luego llegó la consiguiente modificación de proyecto, el nuevo concurso de adjudicación, y la espera para el reinicio de la obra.

       Sin embargo, en esta trama de despropósitos, podría haber surgido la presencia de un nuevo inconveniente, y es la presencia del antiguo cementerio hebreo del fuerte de San Carlos, y que a día de hoy, se desconoce el número exacto de enterramientos que alberga. En esta zona estuvo el primer cementerio cristiano de Melilla, extra muros, cuya totalidad de los restos fue trasladada al inaugurarse el cementerio de La Purísima en 1894. No fue el caso de los yacentes en el cementerio hebreo, en las que las estrictas normar funerarias hebreas impide el traslado o remoción de los restos, salvo causa de fuerza mayor, y previo dictamen del un acreditado consejo rabínico. Esta es la historia que me han contado hoy, y que al parecer está causando algun problema para la continuidad de las obras.

            La normativa española impide la construcción de viviendas o de otros edificios a menos de 50 metros de los cementerios. En concreto, la normativa dice que “no podrá autorizarse una obra nueva, a menor distancia de la referida a un cementerio”. El nuevo Centro Tecnológico entra de lleno en este apartado, por tanto, la obra no podrá tener la preceptiva licencia salvo que se resuelva ese inconveniente legal.

           Autoridades religiosas israelíes podrían estar estudiando la fórmula para permitir el traslado de los enterrados en este antiguo y casi desconocido cementerio, a la parcela del cementerio hebreo de Melilla.

           Nota: Cementerio cristiano de Nador. https://elalminardemelilla.com/2011/10/27/el-recuerdo-de-los-nuestros-en-nador/

Trabajar con dignidad


Denunciar los abusos es necesario y efectivo

            Hace cuatro días denunciábamos desde El Alminar, la condiciones en las que desempeñaban su labor una cuadrilla de obreros, en la renovación del pavimento del aparcamiento del Puerto Deportivo de Melilla, dependiente de la Autoridad Portuaria. Esos obreros retiraban los fragmentos del pavimento a mano, sin herramientas de ningún tipo, sin carretillas, ni protección para las manos. Hoy, al inicio de la semana, estaba la misma cuadrilla trabajando en el mismo lugar, pero hoy tenían a su disposición una carretilla, un cepillo para barrer los escombros, un pico y un pala.

        Siempre hay alguien al otro lado. Está claro que leen este blog, y que han sentido vergüenza, aunque solo sea por esta vez. Hay que seguir luchando por defender los derechos laborales y sociales conquistados a lo largo de muchas décadas y siglos. No se puede dejar todo en manos de los depredadores del liberalismo. No nos podemos ni rendir, ni bajar la guardia. Estar aquí, en la línea del frente, es muy duro, pero a veces  gratifica el ver los resultados, el poder ayudar a los más desprotegidos. También contamos con toda una legión de amigos y colaboradores, con muchas personas que no nos dejan solos. Por eso seguimos aquí.

        Nota: https://elalminardemelilla.com/2013/01/24/el-duro-trabajo-del-obrero/

 

Los nuevos amos del mundo


 

            ¿Son títeres todos los gobiernos del planeta?

    Hace  una década me encontré con el libro del suizo Jean Ziegler titulado “Los nuevos amos del mundo”. Este profesor de sociología es actualmente miembro de un Comité Asesor de la ONU. Lleva denunciando sin descanso las políticas económicas impuestas por organismos como el FMI (Fondo Monetario Internacional),  el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio. Son entidades despiadadas, llenas de personas con muy pocos escrúpulos económicos y sociales. Las políticas diseñadas por estos organismos, son las que han arruinado a los mismos países a los que ahora pretenden salvar, con esas medidas de ajuste que no hacen otra cosa que estrangularlos. El capitalismo es un sistema económico criminal, que mantiene  a las 2/3 partes de la población planetaria en la pobreza y el subdesarrollo. Los muertos por las razones económicas del capitalismo, superan en diez aveces a las producidas por el comunismo, pero esto es alguien que casi nadie quiere ver.

          El problema es que toda la información que nos llega, o que quieren que nos llegue,  está controlada por las no más de 10 grandes agencias de noticias que controlan toda la información mundial. Nos indignamos, variamos nuestro estado de opinión, y nos embaucan, con campañas mediáticas absolutamente controladas y diseñadas para producir determinados efectos en  toda la población mundial. Los ejemplos llenarían una cantidad ingente de páginas. Es difícil hacerse oír en medio de ese espeso muro de plomo y cemento, y cuando alguien consigue atravesar la barrera, como Daniel Stulin, rápidamente es conceptuado como loco, y se le ningunea en los grandes medios de comunicación mundial, esos que reparten las grandes noticias y moldean la opinión de todos, y nos hacen creer que ciertas cosas son los problemas de todos, como “las inexistentes armas biológicas de Sadam Hussein”, o ” el supuesto programa nuclear iraní”.  Si uno no decide rebasar los límites, ni buscarlos, jamás se encontrará con ellos, ni siquiera llegará a imaginarse que existen.

         Empresas multinacionales y un grupo de no más de mil personas, que concentran más riqueza que la mayoría de los países del mundo. Grupos financieros de presión que alteran la política de los Estados más fuertes y que imponen un nuevo orden económico mundial. Ese océano de dinero tiene muchas veces más volumen que el de las economías regladas y visibles de los países, y hay muy pocas maneras de defenderse de esas agresiones económicas, que están respaldadas por ideologíaspolíticas  ultraliberales. Su objetivo no es otro que el de eliminar cualquier tipo de resistencia o alternativa, en cualquier lugar del mundo.

                                               El club Bilderberg 

          La primera vez que leí algo acerca de este grupo, es en el libro “La trama masónica” de Manuel Guerra. Gente muy poderosa, muy influyente, absolútamente rica, fundaron un club en 1954, para generar ideas, o debatir propuestas que influyeran en el buen gobierno del mundo, en mejorar las cosas para todos. Hay muy poca información sobre “los Bilderberg”, pero según Stulin, están detrás de cualquier acontecimiento político y económico del mundo, desde lo más visible hasta lo más sórdido y desconocido. El propio Stulin no descarta que existan algunas buenas intenciones ahí dentro, ni tampoco la existencia de personas que crean en la “bondad” de lo que hacen y proponen.  Aunque según él, y sus libros, cualquier parecido con esos buenas propósitos es pura casualidad. El dinero y el poder a esos niveles, no conoce escrúpulos de ningún tipo, y son  una enfermedad en sí mismos.

            El mundo de la sombra intenta adueñarse de cualquier actividad política o económica del planeta. Me costó aceptar esa  teoría conspirativa, aunque hoy la creo casi enteramente, sobre todo cuando se lee a personas de gran calado intelectual denunciarlas, e intentar sacarlas a la luz. Hay muy poco que objetar, por no decir nada, a los libros y artículos de Jean Ziegler. Los poderosos de verdad,  conspiran contra el mundo.

        Notas:(1), http://www.20minutos.es/noticia/1487418/0/ziegler/entrevista/hambre/. (2)http://www.danielestulin.com/ .(3),http://www.leanoticias.com/2013/01/22/las-ganancias-de-100-magnates-en-2012-bastarian-para-acabar-con-4-veces-la-pobreza-del-mundo/

 

 

 

 

El folleto del cementerio de Melilla


                           En Melilla unos ponen las ideas y otros los resultados. Me consta que ha habido y hay gente que se ha trabajado el cementerio de Melilla, repleto de historia, quizá más que muchos otros, pero en definitiva, los cementerios guardan las historias de quienes un día tuvieron vida. Un proverbio chino dice que alguien abre un pozo de los que mil beben el agua. Algunos son los encargados de abrir los boquetes en los muros, por los que muchos otros puedan pasar. Esto es y será siempre así, y apenas vale la pena luchar contra ese estado de cosas.  La nomenclatura cultural gobierna por encima de todos y son ellos los que materializan los proyectos que otros han trabajado o propuesto, pero que no tienen medios ni recursos para llevarlos a cabo. En cualquier caso, está bien que salga a la luz, de alguna manera, un proyecto así. El cementerio de Melilla es la historia de esta ciudad, y también de la de España, y hay muchas cosas y nombres que no merecen caer en el olvido.

                          “Muerto por vala africana”

             El intentar ser políticamente correcto tiene sus riesgos, porque hay que alterar los textos y siempre aparece la fatídica errata. La fuente imprescindible para la historia de Melilla es Gabriel de Morales y su recopilación de datos y efemérides sobre la dura historia de los cuatro primeros siglos de Melilla.  Los rifeños siempre han sido muy buenos tiradores y con u  buen fusil a mano, solían contar a víctima por disparo. El dato siempre era recogido por el coronel Morales como: “muerto por bala mora o bala africana“, porque era la descripción y la terminología en uso, aunque en este caso se haya escogido el africana, tal y cual figura en la lápida.

              El dato figura en el primer lugar, en la primera fotografía, de este buen folleto sobre el cementerio de Melilla. No hay manera de ocultarlo, ni de fijarse en él, aunque yo he contado con la ayuda de un compañero de trabajo, que se lo lee todo, incluidas las comas. Es curioso que la errata figure en la misma lápida, y quizá eso le haya hecho doblemente merecedor de iniciar este catálogo. Creo que bala se ha escrito siempre con “b”, incluida aquella época. Es una errata que procede desde el más allá.

                              Nombres para la Historia Militar de España

           Hasta la fecha, el mayor libro escrito sobre los muertos militares del cementerio de Melilla, es el de Isabel Migallón y Eduardo Sar.  Es una recopilación exhaustiva de los soldados y mandos militares  fallecidos   en la Guerra de 1909.

                 PD: Hay una célebre anécdota sobre la obsesión de los comunistas soviéticos y las erratas.  Elaboraron un método científico para evitar las erratas y en la portadilla colocaron esta leyenda: “Este libro está completamente libre de erratas”. Al parecer, la única errata del libro, estaba en este pequeño párrafo.

                      Nota:http://surdealboran.blogspot.com.es/#!/2013/01/el-plano-guia-del-cementerio-de-melilla.html

Demasiado mal tiempo


                         Está haciendo demasiado mal tiempo, o un tiempo extraño. Los refranes sobre el tiempo empiezan a no coincidir. Todo está cambiando. Cuando se empezó a tomar conciencia sobre el cambio climático, ya era demasiado tarde para evitarlo.  Cuando la gente ha aceptado la idea, ya lo tenemos encima. También hay que ofrecer literatura. La cohesión y la urdimbre que teje El Alminar es así. Son lazos invisibles, como todo lo relacionado con la física cuántica, aunque los físicos dicen que muy poco de lo que sucede en el mundo cuántico, puede tener su correspondencia con la realidad. Sin embargo, muchas de sus descripciones, son sugestivamente literarias.  Un mismo hecho observado, el pasado miércoles, desde tres puntos distintos de la ciudad, por observadores distintos. No parecía que estuviésemos ante el mismo hecho. Se trata de un arco iris, como otros que ya hemos sacado en otras ocasiones.

             Todo lo relacionado con la observación de un hecho concreto y sus diferentes percepciones, tanto si es la misma persona que mira desde distintos lugares, como si son distintas personas las que observan algo desde lugares diversos, suele resultar apasionante.

                   Cuanto más intentemos precisar algo por medio del lenguaje, más cosas se escaparán a nuestra observación, y cuantos más elementos queramos aportar a una descripción, más nos alejaremos del hecho descrito, por muy evidente y manifiesto que lo consideremos.  Esto es algo que vemos a diario, en cualquier lugar y casi en cualquier circunstancia.  Casi siempre solo es  posible observar. Todo esto es simplemente una parábola. Estamos acabando el primer mes del año 2013, y buscamos posicionarnos ante los nuevos temas y situaciones que se nos vienen encima. Todo parece esta fuera de control, sobre todo, el tiempo climático. Es una simple divagación.