El convento de Capuchinos de Melilla


De hotel con encanto a hospedería fantasma

  La Consejería de Turismo de Melilla es una de las que ha hecho más propuestas, muchas de ellas  quiméricas, y que luego se han disipado como el humo. Una de las más llamativas fue la de transformar el antiguo convento en hotel con encanto, o incluso hospedería. Hubo un Vicario Arciprestal, Antonio Ramos Ayala,  que pensó en utilizarla como vivienda arciprestal. El caso es que casi 20 años después de su abandono por la comunidad de monjes capuchinos de Melilla, sigue siendo un espacio vacío. Podría ser utilizado como archivo diocesano, si se consiguiesen recuperar, digitalizados, los archivos parroquiales que se fueron a la Catedral de Málaga, y que podrían ser puestos al servicio y consulta de los investigadores melillenses.

          Habría mil y una formas de poner en uso, para todos los melillenses, el antiguo convento, sin que caiga en manos de alguna nomenclatura, o de que sea entregada a alguna entidad fantasma que la explote con ánimo de lucro. Un centro de investigación sobre Melilla La Vieja, sede de la Agrupación de Cofradías, biblioteca.  Podrían ser varios los usos y se podría hacer sin un coste excesivo, algo sin lo que este gobierno autonómico no sabe hacer casi nada. La hospedería no parece aconsejable, tanto por los problemas de acceso a la ciudad vieja, como los relacionados con la seguridad. En las noches del “pueblo” se dan cita gran cantidad de merodeadores, que lo mismo le sierran un brazo a Estopiñán, que causan cualquier otro tipo de problemas.

            He aprovechado esta historia casi olvidada de la hospedería, para recuperar este interesante artículo de José Luis Blasco, sobre la propiedad del convento y su relación con la comunidad capuchina, escrito hace ya 19 años. Siempre ha habido gente que se ha preocupado por la historia de Melilla. La lástima es que el archivo de prensa no esté digitalizado. Hay dinero para cualquier proyecto, menos para hacer accesible la cultura y la historia de la ciudad.

         Nota: El convento de Capuchinos de Melilla, José Luis Blasco. El Telegrama de Melilla, 18/abril/1993.

32 comentarios en “El convento de Capuchinos de Melilla

  1. Con algo de imaginación, esa hospedería podría tener muchos usos: el pensado ‘hotelito con encanto’, albergue para actores, músicos y ponentes que llegan a la ciudad, sedes de asociaciones y ONGs, casa de acogida, ambulatorio para El Pueblo… El problema es que ‘con la Iglesia nos hemos topado’.
    Como saben, ese convento, el templo y su local anexo eran patrimonio del Estado, afecto a Defensa, hasta que ésta, para evitar gastos de mantenimiento, lo donó al clero, y ahí la cagamos.
    Cabe recordar el viejo chiste del hacendado que muere sin hacer testamento. A la hora de repartir, los herederos recuerdan al padre cura que, con frecuencia, visita y come en la hacienda. “¿Qué podríamos ofrecerle?” “Nada, hijos míos, con un clavo en la pared donde colgar la teja ya me conformo”. Sobra decir que la hacienda entera acabó en manos del cura. De manera que…

  2. En ese lugar estuvieron presos tres diputados de Las Cortes de Cádiz. Recientemente se volvió una placa conmemorativa, por que la original la retiró el alcalde Mir Berlanga.

  3. Otrosí. Difiero de mi estimado Hospitalario en lo que a la inseguridad de El Pueblo se refiere. Con frecuencia subo a él, tanto de día como de noche, y no he observado mayor inseguridad que en cualquier barrio de Melilla. En todo caso, una mínima presencia policial bastaría para disuadir a merodeadores e iconoclastas.
    El Pueblo ha cambiado mucho, y para bien. La Fundación que preside José Vallés lo ha remozado al punto de convertirlo en un atractivo lugar que rezuma Historia. Tengo entendido que es de la pocas Ciudadelas del mundo que está viva, que no es un museo. De hecho, es nuestro ‘casco antiguo’, ese espacio recóndito y con solera que en otras ciudades suele ser lugar de ocio y jarana. Si el vecindario y la vitalidad escasea es por culpa nuestra, que no sabemos movernos sin tirar de un ampuloso todoterreno. Aun así, bastaría con una línea de microbuses, media docena de tiendas y otros tantos bares, tascas más bien, para que el recinto cobrara vida; la que por 500 años mantuvo y hoy sólo disfrutamos -a empellones- cuando llegan los medievales.
    Que me disculpen los aludidos, pero a mi entender creo que la razón de que El Pueblo no tenga más vida hay que buscarla en nosotros, en nuestro displicente y anómico melillismo, más dispuesto a coger un avión para pasar el finde fuera que disfrutarlo aquí. ¿Cómo y dónde?, se pregutarán. That is the question.
    .

  4. El Pueblo, o Melilla La Vieja tiene población, gracias a que el Gobierno socialista de Felipe González, , decidió crear allí dos grupos de viviendas sociales. Y eso de que es la única ciudad antigua habitada, no se lo creen ni en la propia Melilla Monumental. A cada cual, lo suyo.

  5. Acabo de descubrir una historia nueva. Creo que no estamos en lo cierto. Y cuando digo estamos, me meto para no señalar a nadie. Quiero decir, que en este tema hay mucho que hablar. Nadie ha dado nada a nadie. Nadie ha regalado nada a nadie. Y en este caso no nos hemos topado con la Iglesia, ni le hemos regalado nada al cura. Dicho esto paso a lo siguiente.
    Ese edificio que se ve en la foto, nunca fue convento. La planta baja, vivían dos familias, en la segunda, otras dos familias y en la tercera estaba ubicado parte del Covento de Capuchinos Las cuatro familias tenían su entrada por Miguel Acosta. La parte alta, usada como parte del Convento, tenía su entrada por Calle de la Concepción, con escalera individual hasta el último piso, que era el único que tenía acceso a la azotea. Sr. Navarro: El Ejército, entregó en precario a esas cuatro familias, cuatro viviendas humanitarias. ¿Le suena la denominación? Había muchas más en esas condiciones a lo largo y ancho de toda la Ciudad; incluidos los Fuertes de San Miguel y de San Carlos.Nadie arreglaba nada y por lo tanto se fueron quedando vacias. Sólo permanecían en la parte alta de edificio, con entrada independiente, los Capuchinos, que tenían unida esa parte del edificio al antiguo convento, a modo de expansión, y con todos los permisos y entregas, realizadas por escrito.
    La solución vino cuando un Comandante General, después de haberse informado, realizó todos los trámites legales para hacer entrega, por 99 años, de una propiedad Patrimonio del Estado, que estaba asignada al antiguo Ramo de Guerra. Y eso es todo.
    De otro lado existe el antiguo convento de Capuchinos, que no es ni mas ni menos que la histórica Casa del Pagador. La casa más antigua de Melilla la Vieja, coetánea de la Puerta de Santiago y que los Alvarez de Perea, vendieron a Felipe IV, “PARA QUE LOS CAPUCHINOS SE ENCONTRARAN DIGNAMENTE INSTALADOS”. Me remonto al año 1663 y siguientes, y cuya documentación fue publicada a principios del siglo XX en revistas y prensa de la época.
    La propiedad del Ministerio de Defensa que se cedió por 99 años, es el edificio conocido como “PALOMAR DE INGENIEROS”. Lo demás es la Casa del Pagador, y de ella está “EN POSESIÓN QUIETA Y PACÍFICA” la Iglesia Católica, desde 1663.
    Finalmente, he decir que hasta el General Romerales, reconoció este extremo, por escrito, en plena República Española, ordenando a La Jefatura de Ingenieros, la baja en los inventarios y entregándoselo al Sr. Coadjutor.
    Lo que ha pasado después de 2004, fecha en la que salieron los Capuchinos de Melilla, no es de mi interés. Pienso que el Obispo de Málaga, antes de ceder un edificio, se habrá documentado, porque desde su construcción, tanto Iglesia y Convento, han estado siempre en manos de la Iglesia Diocesana, distintas Ördenes Religiosas que han pasado por Melilla, Clero secular y regular, e incluso sede de la Vicaría Eclesiástica de Melilla. Y fue el Vicario Eclesiástico de Melilla el que acogió a los Diputados Liberales de las Crtes de Cádiz en su casa. La Casa del Pagador. Cuando aún, el edificio Palomar de Ingenieros, (propiedad de Defensa) no había sido construido sobre el solar de la Plazuela de la Iglesia, y adosado al Convento.

  6. Algún día podríamos hablar del “fantasma de la mal llamada hospedería”.O del “crímen del Conventico”. Leyendas urbanas que se les podría explicar a los turistas. ¿De dónde viene el nombre de “Muralla de las Cruces” y “Muralla de la Cruz” ?. ¿Quién dió nombre a Trápana? ¿Alguien lo sabe?Consultaré mi fichero este fin de semana para documentarte en profundidad la “garita del diablo”
    Y quiero hacer constar que no tengo ningún interes sobre edificio alguno de Melilla. Sólo me interesa la historia.

  7. Me gustería saber si esa leyenda urbana es la de la hermana, casada, del cura que fue asesinada por un celoso pretendiente: ” O eres mía o de nadie”. Esto ocurría hace dos siglos. O sea que ya ha llovido.

  8. Gracias Atalayón por tu respuesta. Me alegra que se conozca la Historia de Melilla. También. mis gracias a Alcazaba, porque observo que hay personas interesadas en saber y en documentarse.

  9. Que interesante todo. Que aportaciones más buenas. Todo es dar con las temas adecuados y tener interés en ellos. Cada vez me parece más triste la cultura oficial. Estamos bajo el imperio del gris.

  10. Lejos de mí cambiar la plana a Imparcial, al que observo muy documentado. Cuanto puedo decir es que en mis tiempos de Oficial Técnico y de apoyo como tal en el Servicio de Propiedades Militares, la Iglesia de La Purísima, la cochera adosada al templo y el denominado Palomar de Ingenieros (Sección Colombófila), así como la Cueva del Conventico, constaban, con plano y ficha, entre las propiedades del Ramo de Guerra, y buen trabajo me llevó las inspecciones periódicas, hasta que fueron retiradas del Registro por cesión al Obispado y Municipio.
    Del todo cierto lo de las llamadas viviendas humanitarias, de uso concedido normalmente a retirados de clases y tropa, no tanto por humanidad sino como fórmula para evitar su abandono manteniendo la propiedad (y más de una historia curiosa, romántica incluso, hay en eso). Lo de la Casa del Pagador en cambio no me suena. Puede que estuviese registrada con otro nombre, o bien los años me lo haya hecho olvidar.
    En todo caso, mis pobres conocimientos se limitan a apuntar -sin entrar, por deber, en detalle- lo que vi, hice y trabajé por aquel entonces en esta y otras cuestiones de Patrimonio.

  11. Para aclarar el misterio del nombre de Trápana, hay que recurrir al italiano. Trapanare: perforar. Sería pues la cala de la perforación, o cala de Trápana. Es claramente un vocablo italiano, el por qué de ese nombre, ya es otra cosa, aunque algunas ideas tengo. De momento, para protegernos de los vampiros de ideas, que vigilan día a día este blog, no diré nada más. Gracias por estar atento, Jesus.
    Trapana: Perforación.
    Trapanare: Perforar.

  12. Si se acerca por aquí, Imparcial, que es el que más sabe de Melilla La Vieja, nos podrá dar alguna pista. Está claro que debieron trabajar allí ingenieros u obreros procedentes de Italia, o hay alguna explicación radicalmente distinta, para lo de Trápana.

  13. Llevo años investigando el origen de la denominación de TRÁPANA EN MELILLA. Sin lugar a dudas, está relacionada con Trápani, en Sicilia. Y mas concretamente con Nuestra Señora de Trápana. Lo dejé aparcado hace unos siete años. Sin embargo, se y me consta que en Capuchinos de Sevilla y en el convento de Málaga, existen dos imágenes de alabastro traídas desde Trápani por los Capuchinos. Están documentadas y son iguales. En el caso de Sevilla, la antigua capilla del noviciado se dedicó a Ntra. Sra. de Trápana. En Málaga, ha aparecido recientemente la imagen sobre la hornacina de la puerta principal. Este dato, coincide con la fecha de la presencia de esta Orden religiosa en Melilla. Intenté documentar LAS PEÑUELAS, con notable referencia a la ciudad de Antequera. Quería saber sobre la huella de los Capuchinos en Melilla. Lo dejé.
    En cuanto a los ingenieros italianos, habrá pronto grandes sorpresas. El tema lo ha investigado un amigo.

  14. caramba… esos datos dejan entrever que detras puede haber una historia muy bonita y que me llega especialmente. Yo me case en 2002 en la iglesia de la Purisima y me caso un capuchino (creo que el ultimo que estuvo alli). Como yo soy bibliotecario-documentalista y trabajo en una empresa de software para archivos estuvimos hablando sobre sus proyectos de digitalizacion del archivo… imagino que al final no pudo llevar a cabo nada de lo que hablamos.

  15. No te puedo dar mas detalles, no porque no quiera, si no porque no los tengo. En nuestra conversacion, que fue hace once años, recuerdo que solo hablamos del archivo en “general”, el no me dio mas detalles. El se mostro interesado en los procedimientos de digitalizacion cuando yo le dije donde trabajaba, pero hablabamos siempre un poco en abstracto. Siento no poder ayudarte mas.

  16. Seguro se trata del archivo del convento de Sevilla.Lo están digitalizando y han publicado un catálogo con los incunables. Este sacerdote es el archivero provincial.

  17. Lo que comentaba “Imparcial” en el último comentario ya está realizado

    http://www.bibliotecascapuchinas.org/inicio

    No sólo incluye al archivo de Sevilla, sino a los de otras bibliiotecas capuchinas.
    Igual algún libro que estuvo por aquí recaló en la de Antequera y de ahí a este catálogo digital de la Biblioteca Centrla Capuchina.

    • Ese himno lo compuso el Padre Agustín con motivo de la Coronación Canónica. Está dedicado a Álvarez Claro; sin embrago el himno que ganó y fue elegido Himno Oficial lleva por título “Capitana de España”, y lo realizó un canónigo de Málaga.

  18. Conozco el trabajo que han realizado en la Biblioteca Prdovincial de los Capuchinos de Sevilla. Ahora aparece en la web de los Capuchinos de la Provincia de España. En cuanto a la biblioteca de Melilla, sé y me consta que la dejaron en el convento con la totaliad de sus propiedades a favor del Obispado de Málaga. Hace unos días he conocido que está guardada en cajas.

  19. El autor del himno oficial al que hago referencia es Don Manuel Ruíz Castro, último Maestro de Capilla de la Santa Iglesia Catedral de Málaga, fallecido en Málaga el 9 de octubre de 1996.
    Don Luís Díez Huertas, heredero de su Patrimonio, ha editado un libro y un CD con su obra completa. A la venta en Málaga en la Librería Renacer.

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .