Archivo mensual: agosto 2016

El cordero de la fiesta


     La víctima propiciatoria para el sacrificio ritual, el cordero,  se ha convertido en el protagonista. ¿Cordero peninsular o cordero marroquí?. ¿Qué es lo que dice la sunna?.

      La Sunna, en árabe significa vía, método, modo, pero en su definición dentro de la Sharî‘a, designa lo que haya dicho (qául), hecho (fi‘l) o corroborado (taqrîr) el Profeta .  Una sunna dicha por el Profeta  –sunna qaulía– es todo lo que haya dicho con diversos fines y en diversas circunstancias, y son los hadices. La sunna práctica (sunna fi‘lía, o sunna ‘amalía) son los actos del Profeta (s.a.s.), como el cumplimiento del Salât según una forma precisa, su cumplimiento de la peregrinación, etc.La sunna corroborada (sunna taqrîría) es la aprobación implícita o explícita de lo que hicieran sus Compañeros. Por ejemplo, en cierta ocasión viajaron dos de sus Compañeros y, a la hora del Salât, no encontraron agua, y realizaron el tayámmum. Más tarde encontraron agua y uno de ellos decidió hacer el wudû y repetir el Salât y el otro se abstuvo. Más tarde comentaron el hecho al Profeta (s.a.s.) y él aprobó las dos decisiones*.

      La Sunna establece tanto una vía o modo para hacer las cosas, como el método, deja pues cierto margen para tomar decisiones, según las circunstancias reinantes, como se dice en el ejemplo. La Sunna establece el sacrificio ritual del cordero, que debe reunir unas determinadas características físicas, pero también queda condicionado por las circunstancias. Es cierto y es una tradición melillense, que el cordero para el sacrificio se traiga del vecino Reino de Marruecos, pero también que al menos en 4 ocasiones en los últimos 20 años, esa tradición se interrumpió por diversas enfermedades de la cabaña bovina marroquí. En todas  esas ocasiones se recurrió al cordero peninsular, y no ocurrió absolutamente nada. ¿Cual es la diferencia en esta ocasión o año?.

                               En busca del cordero peninsular o “manolito”

         La diferencia es que este año se ha puesto el foco de atención sobre la no idoneidad del cordero peninsular, se le ha comparado hasta con “cerdos”, y luego se han sembrado dudas sobre la pureza de la alimentación.

         Hemos ido a buscar los borregos peninsulares a la finca de “Cárnicas Sidi”, conocida empresa de carnicería “halal” de Melilla, que ya trajera 300 corderos en el año 2014, en una situación de frontera abierta, vendiendo entonces la mitad de los ejemplares. En esta ocasión han traído 950 corderos y cabritos, procedentes de la provincia de Granada, último de los reinos musulmanes en España.

        Karim, uno de los propietarios, no entiende el que se siembren dudas sobre la calidad del producto, cuando la normativa Europea controla toda la cadena alimentaria, tanto desde el nacimiento del animal, como su alimentación, que en su mayor parte es de pasto, pues se trata de animales herbívoros. Los piensos de los que se puedan alimentar en tiempos de sequía, o para reforzar su nutrición, no pueden contener componentes animales. A Karim le parece un despropósito la denominación de “manolitos”: Estos son corderos, y quien quiera puede venir aquí a comprobarlo.

       Sobres las razones, sinrazones y errores de unos y otros ya nos pronunciamos en días pasados. Hemos a ido a ver una de las explotaciones ganaderas de los corderos peninsulares. En los próximos días acudiremos a la otra.

        Es cierto que estamos en una sociedad de libre mercado, que cada cual puede comprar lo que quiera, o incluso no hacerlo. Todo es muy confuso todavía, y hasta el día 13 de septiembre, fecha real del Eid al Adha, quedan dos semanas.

         Nota:*http://www.musulmanesandaluces.org/ciencias/fiqh/usul/usul-8.htm

Anuncios

Sufrir la ITV en Melilla


      La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es una obligación, pero en Melilla es un tormento. No se sabe porqué razón, en nuestra ciudad, los negocios más rentables son monocultivos. No hay opciones o alternativas para elegir. Hay un solo taller para pasar la inspección de vehículos y ni siquiera hay tentativas para que otra empresa o taller instale otro lugar donde pasar de modo más cómodo esta inspección obligatoria.

         La actual inspección mejoró la anterior, pero no nos ha sacado del infierno. Está en un lugar infernal, en un emplazamiento de tráfico endiablado, en donde apenas se puede circular para llegar hasta el lugar en donde se pasa la ITV europea. Una vez dentro, esperan al menos una o dos horas de estancia en un apeadero inhóspito y ardiente. El lugar es enfermizo, tanto para los usuarios de vehículos, como para los trabajadores. Las condiciones son pésimas, imaginamos que los beneficios irán en la dirección opuesta. En la Melilla sin opciones, sin nada que nos aproxime al mundo que existe más allá de la ribera norte del Mediterráneo, no queda otra opción que la de las lentejas. Nadie protesta, nadie denuncia nada. No se investiga nada, ¿para qué?, si no hay alternativas.  Pasar la ITV en Melilla es una experiencia inolvidable

Русские солдаты в Афганистане


                Русские солдаты в Афганистане

     Для регулярной армии и служащих срочной службы невозможно не выполнить приказ – это верно как для профессиональных военных, так и для рядовых солдат. 25 декабря 1979 советская армия, выполняя приказ своего государства (в лице Политбюро), вошла на территорию Афганистана. Прошло много лет, и оказалось, что мы живем в эпоху, лишенную памяти, когда никого не интересует историческое прошлое. Афганская проблема остается такой же, какой она было сорок лет назад, только теперь “интернациональный долг” получает поддержку ООН и одобрение Запада. Когда в рождество 1979 (имеется в виду католическое рождество – примечание переводчика) советские солдаты ступили на афганскую землю, их целью было “выполнение интернационального долга”, масштаб которого был сопоставим с современными.

     Однако в то время международная политическая ситуация была совершенно иной, и США воспользовались этой акцией, чтобы ослабить политическую и экономическую позицию тогдашнего Советского Союза. За девять лет, что продолжалась русская оккупация, афганские полевые командиры получили более 100.000 миллионов фунтов стерлингов в виде боевой техники, материально-технической поддержки и военной консультационной помощи, тем или иным образом поступающих из США. Русские не ожидали мощного сопротивления, и предполагали, что их присутствие в целях поддержки слабой Народной Республики Афганистан продлится не больше трех лет.

      За девять лет, один месяц и девятнадцать дней советской интервенции на территории Афганистана прошло службу свыше 620.000 военных, по большей части это были солдаты-срочники. По данным американских источников, за эти девять лет 14.453 человек  было убито и более 53.000 получили ранения разной степени тяжести. Афганская ловушка спровоцировала внутренний раскол советского государства, усилила экономический кризис и вызвала социальную напряженность (которую замалчивали контролируемые государством средства массовой информации), что привело к выводу войск в феврале  1989, и генерал Борис Громов стал последним русским военным, ушедшим с афганской земли по мосту дружбы, перекинутому через воды реки Амударья. Он был главнокомандующим советскими войсками в Афганистане.

             Светлана Алексиевич. Премия антисоветской книге?

        Я признаюсь, что мне очень понравилась книга Светланы Алексиевич о ядерной  катастрофе в Чернобыле. Она в очень оригинальном стиле рассказала о том, что там произошло, не скатываясь в антисоветскую историю. Я был рад узнать также, что она написала исследование о российских  солдатах в Афганистане (1979-1989), и ждал появления его перевода. Когда я прочел его, меня постигло глубокое и полное разочарование. Теперь я знаю, что Нобелевской премией, присужденной белорусскому автору, наградили ее антисоветское видение истории. Я было подумал, что Запад, через 25 лет после распада СССР, изменился, но он по-прежнему вознаграждает у  российских авторов инакомыслие и капиталистическое видение истории. Капитализм не простил существования Советского Союза, даже после его исчезновения. Ввод войск в Афганистан привел к бойкоту Соединенными Штатами Олимпийских игр в Москве в 1980.

                 Русские в Афганистане – по версии лауреата Нобелевской премии Светланы Алексиевич

 Светлана пишет очень хорошо, некоторые из ее свидетельств действительно великолепны,  они потрясают, особенно письма  матерей, которые потеряли там своих детей. Однако она вырывает факты из контекста, и все свидетельства,  от первого до последнего, имеют одну цель:, представить советских военных в виде группы преступников, не имеющих идеалов, наглых менял в дуканах (афганские магазины с обменными пунктами), убийц, пьяниц, наркоманов и даже фашистов. По крайней мере она оказалась достаточно честной, чтобы включить в книгу все заявления, которые делали ее собеседники, хотя и путем манипулирования их историями.    Цинковые мальчики (название книги Алексиевич: цинкигробы, в которых возвращались погибшие солдаты), – это не то свидетельство, которое заслужили 14.453 жизней, оставленных в тех долинах советскими парнями, особенно если учесть, что это были солдаты срочной службы, насильственно превращенные в героев.  Любая война – грязное дело, в ней нет ничего романтического. Война – худший из политических инструментов человечества. Ни одна армия не выносит, когда ее “выворачивают наизнанку” и показывают всему миру, каким образом она добивается внутренней сплоченности и как осуществляется командование, на чем базируется военная победа. В этом плане  ее повествование в целом являются тенденциозным и оскорбительным по отношению к российским военным. Она постоянно ссылается на  “правду, которая не может быть открыта”, но ее не существует, никакойза исключением грубой и жестокой правды войны, любой войны..

                Цинковые мальчики: избранные свидетельства:

1- Мы – первая замена тем, кто входил в Афганистан. У нас не было идеи, у нас был приказ.  Приказы не обсуждают, начни обсуждать – это уже не армия.

2- Лучшего друга, он мне братом был, в целлофановом мешке с рейда принес… Отдельно голова, отдельно руки, ноги… Сдернутая кожа, как с кабана…. Другой правды нет.

3- На войне  убивать  —  это просто нажимать на  спусковой крючок.  Остается живым тот, кто выстрелит  первым. Тут вы должны уметь две вещи —  быстро ходить  и метко стрелять. 

4Очень помогали собаки. Часовой заснет, а собака нет. Топтались в окопчике… Уже подрыв в нем был. Я вышел на минутку, и когда возвращался,  спрыгнул сверху – взрыв!  На прикладе автомата носил жгут, этим жгутом меня перевязали. Выше колен… А я уже знал: где жгут накладывают, там потом и отрезают. – Куда ты жгут кладешь? – кричу солдату. – У вас до колена, товарищ старший лейтенант. (рассказ сапера).

5Вспышка…Фонтан света… И все . Дальше проверяю: руки на месте? На месте.  А где ноги? Мои ноги!!! (капитан, пилот вертолета)

6Стреляли из гранатомёта. Я успел развернуть пулемёт, это меня спасло. … Нажимаю, а пулемет молчит, потом смотрю – рука висит, вся обгорела, было чувство, что я пальцем нажимаю, а пальцев нет…

7Там я поняла, что самая ужасная мина – это итальянская, после соприкосновения с которой  от человека остается полведра мяса.

Отсюда возникли легенды, которые мы читаем на западе, что гробы приходили пустыми, или заполненными опием, или норковыми шубами для партийных иерархов. Действительность заключается в том, что  большинство гробов приходило пустыми, потому что в них нечего было класть. Большая часть советских военных становилась жертвами взрывов, и от них почти ничего не оставалось.

Сорок лет спустя в Афганистане ничего не решено – в стране, являющейся крупнейшим производителем опиума в мире, в которой  была выпестована угроза самого радикального исламизма, сегодня распространившаяся по всему Востоку. Ущерб, нанесенный всего за один год во время второй войны в Персидском Заливе в 2003 инфраструктуре Ирака и гражданскому населению, был гораздо больше, чем нанесенный русскими в Афганистане за девять  лет. Единственное, что происходит – что нет никто, кто рассказал бы нам о б этом, потому что средства массовой информации  находятся под таким же жестким контролем,  как в России в советское время. Мы получаем только ту информацию, которую они хотят, как в случае с этой книгой, которая пересекла границы мира благодаря тому, что ее автору была присуждена Нобелевская премия.

  Note: https://elalminardemelilla.com/2016/08/25/los-soldados-rusos-en-afganistan/. All de pictures are from http://www.englishrussia.com

 

El aparcamiento menguante


         La cubierta de los aparcamientos de Puerto Noray está desapareciendo de modo inexorable, de un día a otro puede verse su superficie menguante. Vientos huracanados y vendavales han hecho extinguir la cubierta en mas de la mitad de su superficie original. No se ha repuesto y el aparcamiento se está dejando de usar. Solo algunos funcionarios y trabajadores de las Torres de la Administración aparcan allí, con una tarifa especial, entre las 8 de la mañana y las tres de la tarde. La eliminación de la sombra, en una ciudad donde el Sol es potente, los coches son hornos.

              El aparcamiento solo vuelve a utilizarse por la noche, por las personas que acuden a los locales de ocio del puerto deportivo melillense. Los restos de copas, vasos de cristal y la presencia de latas, indican que el último trago se da antes de subirse al vehículo. En esos momentos la maniobrabilidad es reducida, menos eficaz. Se ve menos por la noches y las farolas confunden y deslumbran.

              La penúltima de las cubiertas ha sido derribada por el golpe de un coche. A juzgar por el daño causado debió ser un golpe fuerte y realizado con un vehículo fuerte, porque prácticamente la ha puesto en el suelo. En apenas dos vendavales más, este aparcamiento será una explanada.

                 No se puede dejar de realizar una foto en Melilla, porque al día siguiente puede no existir lo fotografiado. Casi como es el caso.

                Notas:https://elalminardemelilla.com/2014/03/04/el-viento-provoca-danos-en-toda-melilla/

Agosto, mes de banderas rojas


Banderas rojas en Melilla

    Agosto fríe el rostro. En Melilla, en el Rif, el calor es especialmente sofocante. El predominio del viento de levante durante todo el verano, con la consiguiente prohibición de bañarse, está exasperando a los melillenses, que empiezan a no hacer caso de “las banderas rojas”, como puede verse en la imagen de esta mañana. La imprudencia y el desafio, a veces nacen de la desesperación, y esto es lo que está sucediendo en la ciudad. Está haciendo mucho calor, el levante no da tregua, y la única vía de escape es el baño. Hasta la villa más pequeña de España, tiene una piscina municipal de verano, o una zona recreativa de baños. Aquí carecemos hasta de ese tipo de instalaciones. La desesperación lleva al desafío. No es otra cosa.

          En cuanto a lo del viento de levante, ya lo dijo el almirante de la Mar Océana, Cristobal Colón, que al ser preguntado por la conveniencia o no de la conquista de Melilla, afirmó que: “No era cosa de provecho al estar situado su puerto en el lado de levante, y que resultaría más dificultosa su conquista, que proseguir la conquista de las Indias”. Su razón fue completa, ya que hasta bien entrado el siglo XX, no se consiguió dominar y edificar un puerto seguro para la navegación. Además, la conquista de Melilla retrasó el último de los viajes del Almirante, ya que fue necesario emplear una gran flota para el desembarco en la ciudad.

Los soldados rusos en Afganistán


    En un ejército regular y de reemplazo, no hay forma de desobedecer una orden, ni por parte de los militares profesionales, ni de los soldados en filas. El 25 de diciembre de 1979, el ejército soviético entraba en territorio afgano, cumpliendo una orden del Estado, del Politburó. Han pasado muchos años y vivimos una época sin memoria, en la que a nadie le importan los antecedentes. El problema afgano sigue tal cual estaba hace 40 años, solo que ahora “la misión internacional”, cuenta con el apoyo de la ONU y con el beneplácito de Occidente. Cuando los soldados soviéticos entraron en suelo afgano, en las navidades de 1979, tenían como objetivo una misión internacionalista, de rango similar a las actuales.

     Sin embargo, la situación política internacional era muy diferente en aquel entonces, y el hecho fue aprovechado por los Estados Unidos para debilitar la situación política y económica de la entonces Unión Soviética. En los nueve años que duró la ocupación rusa, los señores afganos de la guerra, recibieron más de 100.000 millones de libras esterlinas en material militar, en apoyo logístico y en asesoramiento militar, proveniente de una o otra manera, de los estadounidenses. Los rusos no esperaban mucha resistencia y estimaban que su presencia en apoyo de la débil República Popular de Afganistán, no se prolongaría más allá de 3 años.

      En los nueve años, un mes y 19 días de intervención soviética, pasaron por el territorio de Afganistán más de 620.000 efectivos militares, en su mayor parte soldados de reemplazo. En esos 9 años tuvieron 14.453 víctimas mortales, y mas de 53.000 heridos, de diferente consideración, según las fuentes estadounidenses. La trampa afgana provocó el agrietamiento interior del Estado soviético, acentuó el colapso económico, y creó un malestar social (no expresado en los controlados medios de comunicación), que llevó a la retirada del ejército en febrero de 1989, siendo el general Boris Gromov el último militar ruso en abandonar suelo afgano, por el puente de La Amistad, sobre las aguas del río Amu-Daria. Era el comandante en jefe de las fuerzas soviéticas en Afganistán.

             Svetlana Alexievich, ¿Un premio a la narrativa antisoviética?

        Reconozco que me gustó mucho el libro de Svetlana Alexiecich sobre la catástrofe nuclear de Chernobil. Narraba lo sucedido de un modo muy original, sin caer en la historia antisoviética. Me alegró también saber que había escrito un testimonio sobre los soldados rusos en Afganistán (1979-1989), y estaba esperando su traducción. Mi decepción al leerlo ha sido profunda y completa. Ahora sé que el premio nobel concedido a la autora bielorrusa, premia su visión antisoviética de la historia. Llegué a pensar que Occidente, 25 años después de la desaparición de la URSS, había cambiado, pero sigue premiando lo mismo en los autores rusos, la disidencia y la visión capitalista de la historia. El capitalismo no perdona la existencia de la Unión Soviética, ni siquiera después de su desaparición. La intervención en Afagnistán provocó el boicot de los Estados Unidos a los juegos olímpicos de Moscú 80

                 Los rusos en Afganistán, según la Nobel Svetlana Alexiévich

         Svetlana escribe muy bien, algunos de sus testimonios son realmente magníficos, impactantes, especialmente las cartas de las madres que perdieron allí a sus hijos. Sin embargo, no contextualiza los hechos y desde el primer hasta el último testimonio, la dirección es única, presentar a los militares soviéticos como una agrupación de delincuentes, sin ideales, cambistas desaforados en los ducán (tiendas de cambalache de los afganos), borrachos, asesinos, drogados e incluso fascistas. Al menos es lo suficientemente honesta, como para incluir en el libro todas las denuncias que le interpusieron sus interlocutores, por la manipulación de sus relatos. Los muchachos de zinc (ataúdes en los que volvían los soldados fallecidos), no es el testimonio que merecen las 14.453 vidas que se dejaron los soviéticos en aquellos valles, teniendo en cuenta que eran soldados de reemplazo, que se convirtieron en héroes a la fuerza.  Cualquier guerra es sucia, no hay nada de romántico en ella. La guerra es el peor de los instrumentos políticos de la humanidad. Ningún ejército resiste que se le “abran sus tripas”, y se muestre ante el mundo como se consigue la cohesión interna, cómo se ejerce el mando, en qué consite una victoria militar. En eso el testimonio general es  tendencioso y denigratorio para con los militares rusos. Alude constantemente a “una verdad que no puede ser revelada”, pero no la hay, salvo la dura y brutal verdad de la guerra, de cualquier guerra.

                Los muchachos de Zinc, testimonios seleccionados:

1- Nosotros fuimos el primer reemplazo de las tropas que intervinieron en Afganistán.. No obedecíamos a una idea, obedecíamos a una orden, Las órdenes no se discuten, si empiezan las disputas entonces ya no es un ejército.

2- A mi mejor amigo, que era como mi hermano, me lo traje de una incursión metido en bolsas de plástico, la cabeza por uno lado, las piernas y los brazos por otro. Lo habían desollado como a un jabalí. No hay otra verdad.

3- En una guerra, matar es solo apretar el gatillo. Sobrevive el que dispara primero. Aquí debéis hacer dos cosas, andar con rapidez y tener buena puntería.

4- Los perros eran de mucha ayuda. Un guardián puedo dormirse, un perro jamás. Estábamos en una trinchera, ya habíamos hecho explosionar un artefacto. Yo salí un momento y cuando volví a saltar adentro: Bam, una explosión. Yo solía llevar un torniquete en la culta de la ametraladora. Yo ya lo sabía, le grité a soldado: ¿Por dónde estás haciendo el torniquete?. Por debajo de la rodilla camarada teniente. Tte. zapador.

5- Un fogonazo, un chorro de luz y ya está. ¿Los brazos? Sí, los tengo. ¡¡Mis piernas!! , ¿dónde están mis piernas?. Capitán, piloto de helicóptero.

6- Nos disparaban con un lanzagranadas. Tuve tiempo de girar la ametralladora, eso me salvó. Yo apretaba, pero la ametralladora continuaba en silencio; luego me miré: tenía el brazo colgando, quemado.  A mí me parecía que estaba apretando con el dedo, pero no tenía dedos.

7- Aquí comprendí que la mina más terrible es la italiana. A las víctimas de esa explosión las tienen que recoger con un cubo.

       De aquí surgieron las leyendas que leíamos en Occidente, acerca de los ataúdes que volvían vacíos, o llenos de opio, o con visones para los jerarcas del partido. La realidad es que la mayoría de los ataúdes volvían vacíos porque no habían nada con qué llenarlos. La mayor parte de las víctimas soviéticas eran por causa de explosiones y no quedaba casi nada de ellos.

          Después de 40 años nada se ha resuelto en Afganistán, el país mayor productor de opio del mundo, en el que se incubó la amenaza del islamismo más radical, y que hoy está diseminado por todo Oriente. En la 2ª guerra del Golfo, 2003, se causó un daño a las infraestructuras del país y a la población civil, en solo un  año, mucho mayor que el causado por los rusos en Afganistán en 9 años. Lo único que ocurre es que no hay nadie que nos lo cuente, porque los medios de comunicación están tan controlados como en Rusia en el periodo soviético. Solo recibimos la información que ellos quieren, como es el caso de este libro, que ha traspasado las fronteras mundiales, gracias a la concesión del Nobel a su autora.

     Fotos: englishrussia.com

Psicosis terrorista


                                                         Construir al enemigo

         Hace años, en Nueva York, me tocó un taxista cuyo nombre era difícil de descifrar y me aclaró que era paquistaní. Me preguntó de dónde era y le contesté que italiano. Me preguntó cuántos éramos y se quedó asombrado de que fuéramos tan pocos y de que nuestra lengua no fuera el inglés.

         Por último me preguntó cuáles eran nuestros enemigos. ¿Perdone?, aclaró despacio que quería saber con qué pueblos estábamos en guerra desde hacía siglos por reivindicaciones territoriales, odios étnicos, violacaciones permanentes de fronteras, etcétera. Le dije que no estábamos en guerra con nadie. Con aire adolescentes me preguntó quiénes eran nuestros adversarios históricos. Le repetí que no los tenemos, que la última guerra la hicimos hace más de medio siglo (II Guerra Mundial), y que la empezamos con un enemigo y la acabamos con otro. 

         No quedó satisfecho. ¿Cómo es posible que haya un pueblo que no tenga enemigos?. Nada más bajarme, le dejé dos dólares de propina, para recompensarle por nuestro indolente pacifismo. Umberto Eco

           Están cambiando nuestros hábitos personales y sociales. Hace unos años, no suponía un problema encontrarse una mochila, una maleta  o un bolso en la calle. Nosotros mismos la recogíamos y la llevábamos a “objetos perdidos” o a la comisaría más cercana. Hoy, hacer algo así parece una temeridad, una acción arriesgada. Un artificiero sabe de sobra cuándo un objeto perdido y depositado en el suelo puede contener una bomba. Sin embargo, en la situación actual cualquier cosa es posible, y una amenaza puede surgir de cualquier lugar y en cualquier momento. En cualquier capital europea, la presencia de soldados en las calles es algo normal. Hace décadas se hubiese considerado algo casi intolerable.

             Esta mañana, el Paseo Marítimo estaba cortado. Alguien había perdido o dejado intencionadamente una mochila en la acera. Crear alarma social empieza a resultar fácil. Estamos en una situación de guerra psicológica, de amenaza difusa pero constante. En ese estado de alarma, es posible aprobar leyes como la conocida como “ley mordaza”, o limitar derechos y garantías judiciales.

            Ya nunca estaremos sin enemigos. Hace décadas fue el comunismo, el eje del mal, o el programa nuclear iraní. Saddam Husseín y Muamar el Gadafi eran amigos de Occidente en un tiempo ya lejano y casi olvidado. Curiosamente, al que fuera el mayor mal que haya conocido el Planeta, el nazismo; se le dejó hacer hasta que todo fue inevitable. Acabar con la hidra nazi costó 50 millones de vidas humanas, una cifra espantosa. El Estado Islámico, cúmulo de terrorismos de diverso tipo, surge de los inmensos errores que supusieron las dos Guerras del Golfo, y de la destrucción del estado Sirio.

             Al enemigo ahora no se le ve, puede ser cualquiera, desde un mercenario entrenado, hasta un conductor de grúas enajenado, o un soliviantado guerrero de la fe. No hay manera de defenderse de algo así. El enemigo que ahora nos acecha, está ahí desde hace mucho.

           Nota:https://elalminardemelilla.com/2016/07/18/el-origen-del-mal/