Archivo del Autor: Hospitalario

Las puertas ocultas de la muralla


 

          Todo lo relacionado con la Ciudad Vieja, su pasado oculto, su historia y sus cuatro recintos, conforman el Área 51 de Melilla. No hay información de nada y si se descubre algo no se comunica a nadie. La divisa sigue siendo: “Se oculta, se destruye, se tapa”. Es la doble ocultación, el desconocer que ni siquiera se sabe. Aparecieron “muertos” en el 4º Recinto y las fotografías y la información están ocultas bajo 7 llaves, en la cofradía de los secretos absurdos. Hay mucho miedo a descubrir algo que no se quiere conocer, o a aquello que no debería esta ahí.
La lucha contra la ocultación en el Área 51 es una constante en la historia del Alminar, ayudados siempre por la colaboración ciudadana. Un año tras otro, con la perseverancia del borrico en la noria (san Josemaría dixit), hemos desvelado la situación de la Casa del Gobernador, verdadero epicentro de la Zona Cero, de la que nada puede saberse o decirse.
                                            La 7ª puerta sobre la muralla
Todo se construye sobre algo y se edifica con los materiales anteriores. En la mezquita-catedral de Córdoba están contadas todas las columnas e identificadas sus distintas procedencias. En Melilla a muy duras penas se reconoce el pasado de la ciudad sobre la que se asentaron los españoles en 1497. Si existe un hallazgo inconveniente, solo se explica si hay una historia posterior y creíble (caso del aljibe viejo de la Batería Real).                En caso contrario no se vuelve a saber de él. Una de las zonas en donde no se respetó nada de su configuración original, fue en el Baluarte de San Fernando, en la rehabilitación/falsificación que se llevó a cabo en 2011, el año de la creación del Alminar. Afortunadamente habíamos fotografiado cada palmo del terreno, para luego mostrar la alteración irreparable. Desde entonces hemos seguido esa táctica: fotografiar y guardar.
El frente sobre el foso del Hornabeque, entre los baluartes de San José y San Fernando, presentaba, además de un lamentable estado, una configuración extraña. En un lateral, era claramente visible que no todo el frente de la muralla era homogéneo. Había claros indicios de haberse tapiado una puerta o un hueco. Así ha permanecido años hasta la actual “rehabilitación”, en la que sobre una muralla de piedra, se ha colocado una puerta de chapa. Por supuesto no hay comunicación alguna sobre la localización de esta puerta o hueco. En las escaleras de acceso existía una oquedad excavada sobre la piedra, que podía ser un antiguo silo de almacenamiento de grano, como otros muchos que todavía poder verse sobre en la Ciudad Vieja. Algunos fueron eliminados por completo.
Los indicios sobre la piedra indicaban claramente que allí existía algo, que ahora aparece. Nos ofrecerán una explicación o no. En cualquier lugar se comunica cualquier hallazgo, por mínimo que sea. En la taifa africana, no. También puede que se todo más sencillo, y que hay cosas en las que simplemente no tienen ningún interés.
Hay muchas otras zonas interesantes a lo largo de Melilla la Vieja. Como siempre hemos dicho: “queremos mirar donde otros han mirado, y ver lo que otros no han visto”. Todo esto ha sido una escombrera hasta la fecha y esta ya es la 3ª rehabilitación en 10 años.

        Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/07/15/baluarte-de-san-fernando/; https://elalminardemelilla.com/2012/02/05/en-busca-del-monolito-perdido/

Anuncios

Las apariciones de Santiago


          Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo y Salomé (Iacobos en griego) se apareció a los cristianos en trances difíciles y desaparece en Melilla desde hace un año. Las misteriosas apariciones y desapariciones de la figura del santo en la capilla que lleva su nombre, está provocando extrañeza y comentarios en los visitantes de la Villa vieja.
La situación de esta nervadura decorativa de estilo gótico sobre la embocadura del túnel y puerta de Santa Ana y tras el emplazamiento de la Avanzadilla, divide a los estudiosos que han dedicado sus estudios a las fortificaciones de Melilla (Bravo Nieto y Rodríguez Puget). ¿Quién la edificó y porqué?, no es algo que pueda tener una explicación definitiva, habida cuenta de que la puerta nueva o de Santiago está algo más allá, sobre el foso homónimo, en parte natural y de fábrica. Terremotos, derrumbes naturales y por motivos bélicos, han transformado continuamente el aspecto físico de la ciudad emergida sobre el peñón rocoso. El poco cuidado de las rehabilitaciones realizadas a partir de 1970, más centradas en el aspecto estético que en el histórico, han eliminado cualquier vestigio original. Todo está reconstruido, transformado, reutilizado, pero con un sentido. La llamada capilla de Santiago, cuya situación original pudo no ser esa, recuerda también a las bóvedas califales, realizadas por artesanos mudéjares en iglesias cristianas.
Santiago era invocado con fines de protección en el año mil, frente al adversario musulmán. Antes de que existieran las palabras actuales, como la referida, había que nombrar las cosas de otro modo. Agar era la esclava de Abraham, madre de Ismael, de cuyos descendientes se forjó el islam, pero como la palabra no existía en aquellos siglos, se les denominaba como agarenos o ismaelitas. Por tanto, los nombres se colocan con varios fines, uno de ellos como protección. En la Melilla de 1500, más allá de los límites de la puerta de Santiago, solo se encontraba el campo exterior o enemigo. Sería pues lógico que alguien que atravesase esa puerta, invocase la protección del apóstol, uno de los más cercanos al propio Cristo. Los nombres también se utilizan para esconder o para sustituir. Los más utilizados para sustituir a los anteriores lugares de culto musulmanes fueron San Miguel o Santiago y Encarnación para las catedrales e iglesias principales.
En la década de 1970, siendo alcalde Mir Berlanga, se rehabilitó la capilla de Santiago bajo la bóveda decorativa de estilo gótico, aunque su construcción fuera en pleno Renacimiento. Se instaló una pequeña hornacina, un suelo decorativo que reproduce la nervadura y algunos otros elementos. Sin embargo, la pequeña imagen del apóstol, suele mostrarse y luego desaparecer, desde hace un año. Melilla es una ciudad en donde no se comunica nada, ni se da noticia alguna sobre qué se hace en las obras relacionadas con la cultura común. Es la gente interesada por su ciudad, la que está atenta a todo y da la voz de aviso. La primera desaparición data de septiembre del año pasado, la última del presente mes.
La hornacina estaba pintada de color azul el año pasado y fue abierta para limpiar los cristales. La imagen puede haber sido retirada por parecidas razones, o por preservarla, dada la inseguridad que suele haber en la zona, tanto por el día como por la noche. Quizá también pueda ser que Santiago está ya desubicado en Melilla.

Desaparece la librería Internacional


            Situada en la calle Carlos de Arellano y tras una década larga de actividad, “Wally” el librero,  pone fin a su actividad como vendedor de libros de segunda mano, usados o viejos. Antes de este local, estuvo situado en otra local más pequeño, en un edificio colindante que ya fue derribado y luego reconstruido, en el lateral de la calle de Luis Morandeira. Toda esta zona fue remodelada, peatonalizada, e incrementado el valor de la zona, aunque el resultado quedara lejos de lo pretendido. Todavía existen algunos edificios antiguos, como éste, que marcha hacia la desocupación completa. Hay otros en esta mismo tramo de la calle, y otros algo más arriba, que serán objeto de derribos en un futuro no muy lejano.

                                      El lugar de los libros antiguos

            Cuando acabe el mes de febrero, todos estos libros desaparecerán de la librería Internacional, y el local quedará expedito. Centenares de estos títulos desaparecerán, junto con sus autores, para siempre. No todo está informatizado y gran parte de este saber se perderá. Es cierto que muchos libros se convierte en viejos nada más ser publicados, pero como se dice en El Quijote: “No hay libro tan malo que no contenga al menos algo bueno”, y es verdad. Siempre hay algún párrafo, quizá una sola frase, una fotografía o incluso un dato, por el que merece la pena ojear los libros antiguos y usados, y salvarlo de olvido completo. E

               Los libros, las enciclopedias, las colecciones de revistas, empiezan a perder su lugar en las casas y en nuestras vidas. Sin embargo, nunca será lo mismo abrir un libro, dejar una pequeña marca o señal entre sus páginas y volverla a encontrar y releer pasados los años. En El Alminar dejamos marcas, e incluso pequeñas anotaciones en las páginas, que son también una señal para el futuro. No hay nada comparable con el placer de encontrar un libro usado con alguna estampa o fotografía dentro, alguna  señal, un subrayado, e intentar pensar qué es lo que llevó al anterior propietario a dejarla allí. Todo esto no existe en el libro digital.

                  En algunas ciudades, e incluso en las bibliotecas públicas, existen puntos de intercambio, en donde continuamente se dejan libros que ya no interesan, o que no volverán a ser leídos, y que a lo mejor interesan a otros. Es verdad que los libros sí ocupan lugar y que no todo puede ser conservado en las casas. Tampoco todo merece serlo. Hay que expurgar de modo constante las bibliotecas. En la Biblioteca Pública de Melilla existe un sótano con varios miles de libros que ya casi nadie lee, consulta o que ni siquiera sabe que existe ese lugar de los libros perdidos.

                    Hace cuatro años escribimos sobre este espacio único en la ciudad de Melilla. Hoy comunicamos su próxima desaparición, cuando acabe febrero. El viejo mundo desaparece.

 Nota:https://elalminardemelilla.com/2014/03/17/la-libreria-internacional/

 

 

 

Macetas, maceteros y palmeras


                  Cuesta ya recordar cuántos euros se han invertido ya en reformas, modificaciones, implantaciones, monumentos ciclópeos y en reparaciones de la plaza de la Aviación Española, desde la existencia y creación del Alminar de Melilla en mayo de 2011. Siempre en obras, siempre arruinada, desde la gran reforma de los 600.000€ realizada en abril de 2014. Fue en esa época, o quizá antes,  cuando debieron instalarse los maceteros gigantes portadores de palmeras, que serán retirados ahora por un importe de 43.000€, para volver a plantarlas en el suelo.

                                En septiembre de ese mismo año 2014, ya escribíamos en este mismo blog, que los maceteros portadores de palmeras ya presentaban desperfectos notables. A lo largo de todo este tiempo el deterioro ha ido incrementándose, o manteniéndose a duras penas. En julio del año pasado, 2018, volvíamos a insistir sobre el lamentable estado de conservación de los alcorques aéreos. Al menos podemos dar cuenta y testimonio de las cosas, gracias a la existencia de este blog, que es una crónica viva, pasada y a la vez permanente de casi el último decenio de esta gestión.

                       Ya puestos a retirar estos maceteros gigantes por el peligro de derrumbe de los mismos y de las palmeras que contienen, se podrían también incluir a los de la calle Pablo Vallescá, que están en el mismo o en peor estado. En estos últimos hay un mayor riesgo, porque están encima de los locales comerciales y las terrazas de los locales restauración de la zona, como el Hotel Rusadir, el antiguo bar Purri, y un bazar de prendas deportivas.

                          Como puede comprobarse no es una cosa de ahora, sino que lleva todo varios años en este descuidado aspecto. También quedan algunos de los legendarios monolitos turísticos, que también dieron mucho juego informativo en el pasado reciente, y cuyo fin último es también el de sostener los deteriorados alcorques. Maneras de derramar el dinero en Melilla.

 

 

 Nota:(1)https://elalminardemelilla.com/2014/09/21/el-estado-de-la-plaza-de-la-aviacion/;(2)https://elalminardemelilla.com/2014/04/03/plaza-de-la-aviacion-espanola/

La producción de escombros


 

           El escombro es el desecho, broza y cascote que queda de una obra de albañilería o de un edificio arruinado o derribado, según la Real Academia de la Lengua Española. La producción de escombros es la principal actividad industrial de Melilla, hasta tal punto, que la gran escombrera, verdadera obra magna del último decenio en nuestra ciudad, después de la realización del nuevo paseo marítimo, está ya al borde del rebosamiento.

          Raro es la semana en que no se derribe un edificio, o surja una nueva montaña de cascotes en alguna parte de Melilla. El vicio por la producción de cascotes llega hasta tal punto, que obras recién inauguradas como las nueva barandillas y acerado del puente de Las Minas del Rif, registran ya una zanja, no sabemos si para realizar una reparación que no se tuvo en cuenta durante los 6 meses que ha durado la obra, o por la necesidad de producir más escombros. Las malas lenguas melillenses, contaban que no se le daba importancia al aumento constante de material derribado, porque se contaba con él para la cimentación de la ampliación del Puerto de Melilla., aunque otras versiones apuntaban a que ni derribando entera la ciudad, se conseguiría rellenar esa superficie, por lo que nos veríamos obligados a comprar miles de camiones de material de relleno y sedimentación.

            Lo que hoy vemos puede no estar mañana. Los edificios caen de una semana a otra. Sin recuerdos no somos nada, y caminamos hacia un mundo sin memoria. Las huellas del pasado se aniquilan con cada guerra. Desaparecen todo tipo de restos que nos vinculan con el pasado. Lo mismo sucede con las ciudades, aunque a pequeña escala, con las comunidades, con las personas. El arraigo desaparece porque casi nada es como fue, como lo recordábamos, al menos aquí, en Melilla, donde ya casi nada es reconocible.

              Los escombros se acumulan, todo se colmata. El estado de ruina es inmenso. Aumenta sin parar. No ha habido una gestión integral de la ciudad en esta última década. El desorden en la construcción es completo. Asistimos impasibles a la labor melillicida.

 

Irán, la modernidad desordenada


        Nadie quiere en Irán un retorno al pasado. La dictadura del Sha de Persia, Reza Pahlevi, no es añorada por nadie. Algo distinto es que las generaciones jóvenes empujen hacia reformas modernizadoras de la Revolución Iraní. La necesidad de adaptación a los tiempos, sigue siendo el reto de los clérigos iraníes, en lo que puede considerarse una de las sociedades más modernas y consolidadas del mundo musulmán, además de Turquía, Marruecos. El presente 1 de febrero de 2019, se cumplen 40 años desde la llegada al suelo iraní del Imán Jomeini procedente de Francia, en lo que se considera el día del triunfo de la revolución islámica.

            Ni el Sha representaba modernidad alguna, ni los clérigos shiíes representan la vuelta al tradicionalismo, según narra Mª Jesús Merinero Martín en Irán, hacia un desorden prometedor, 2001. Los/as iraníes se muestran muy orgullosos de su identidad cultural, histórica y religiosa, que les diferencia de cualquier otro Estado musulmán. Pese a la distorsionada imagen de la realidad que se ofrece en Occidente, es claro que la sociedad iraní se encuentra muy por encima en desarrollo colectivo, que la mayor parte de los Estados árabes o musulmanes con los que se la compare, especialmente todos los de la península Arábiga. Evidentemente es un Estado religioso, pues se llama República Islámica de Irán, pero fue establecida tras una revolución popular y social, y de un modo no violento; sin necesidad de golpe de estado o apoyo militar. Las mujeres se encuentran presentes en todos los sectores sociales y laborales, e incluso el índice de universitarias es uno de los más altos de los países de su entorno.

             El Shiísmo representa para el mundo musulmán lo mismo que los ortodoxos para el mundo cristiano. Los peores enemigos de Irán están en algunos países del Golfo Pérsico, especialmente Arabia Saudí. Hay que situar a Irán en su contexto cultural y geográfico, habida cuenta de que lo que no puede ser puesto en cuestión en ningún país musulmán, es la preponderancia del hecho religioso. ¿Qué queda de Iraq, su antaño rival, o de Siria, su tradicional aliado?. Nada en ambos casos.

                                   Irán frente al aislamiento político

            Después de lo sucedido en 2001 en Iraq, en donde quedó acreditado que el tirano Saddam Hussein (antaño gendarme de Occidente) no solo no poseía armas de destrucción masiva, sino que además carecía de capacidad logística para lanzarlas; nadie puede creer hoy en día que Irán esté desarrollando un programa nuclear militar, en las mismas narices de Israel y de Estados Unidos. Entre otras cosas porque las sanciones económicas impuestas por EEUU, impiden el acceso a la tecnología militar de última generación, algo indispensable para el desarrollo de ese tipo de armas.

          A diferencia de Saddam, que amenazó al mundo entero con “La madre de todas las batallas”, o atacando Israel con sus destartalados misiles Scud, los dirigentes iraníes están demostrando una buena inteligencia política, no dando paso alguno que pudiera hacer sospechar que caminan en la dirección de desarrollar un programa armamentístico nuclear. Tampoco responden a provocaciones militares, ni realizan acciones que pudieran justificar una represalia. En este mundo todavía es importante aparentar que se tiene razón, y se necesita justificar ante el resto de países cierto tipo de acciones militares. Sin embargo, la situación de aislamiento es muy dura, tanto, que tener algún contacto con Irán, o tener el pasaporte sellado en sus fronteras, puede acarrear problemas para entrar en algunos otros países del mundo.

            Aun así, la sociedad iraní vive en un estado de depresión y ansiedad constante, pese a la juventud de su población. El acoso y el aislamiento hacen mella y crece la sensación de que en última instancia no importará nada el que se cumplan los tratados internacionales, como el Tratado Nuclear (Plan Internacional de Acción Conjunta) que ha sido revocado unilateralmente por Estados Unidos. Las últimas sanciones económicas y la prohibición de comerciar con el petróleo iraní han estado vigentes entres 2006 y 2018. Un iraní se preguntaba en las redes: ¿Crees que el boicot estadounidense no tiene efecto en la sangre de los jóvenes?.

                                         El shiísmo frente a la universalidad sunní

          En las mezquitas iraníes hombres y mujeres rezan juntos, no hay separación física de los fieles. Los estudios coránicos sí están reservados a los hombres, pero esto también sucede en el judaísmo y en el cristianismo. El shiísmo se circunscribe a su marco geográfico e histórico y no es expansionista. En la ciudad santuario de Mashhad tienen la expresión máxima de la fe Shií y equivaldría a Roma, Jerusalem o incluso La Meca. La suntuosa mezquita del Iman Reza es la más grande del mundo, y permanece encendida desde la caída de la luz solar. En un centro de peregrinación de primer orden para los fieles shiíes, seguidores de Alí, el primer califa del islám y  yerno del profeta Mahoma.

         En Irán también existe una minoría cristiana armenia, y una parte importante de la población es de origen azarbaiyano-turko , que pese a su importancia poblacional, no ve reconocida sus diferencias culturales, como el uso de su lengua materna. En Irán la única lengua oficial es el persa-farsi. La población turco-azerbaiyana iraní representa 1/3 de la población total de Irán, que se sitúa en torno a los 90 millones de personas.

                                       Irán: El futuro, el petróleo, el velo

           Salvo el libro de Mª Jesús Merinero, no suelen encontrarse libros acerca de Irán en los anaqueles de Occidente, salvo el célebre e interesado “Leer Lolita en Teherán“. La imagen existente sobre la República Islámica de Irán (IRI) o es inexistente, o está completamente deformada. La compleja estructura política iraní, a cuyo frente se encuentra el Guía de la Revolución que es elegido directamente por el Consejo de los Ayatolás, el presidente de la República que es elegido de modo directo, junto con el Parlamento, no suele ser explicada en los medios informativos de Occidente. En la mayoría de los países europeos, el Jefe del Estado tampoco es elegido mediante votación popular. La estructura del Estado iraní difiere mucho de las monarquías y emiratos de la península arábiga, cuya forma se asemeja bastante a la de los Estados occidentales

          Massoumeh Ebtekar  es mujer y Vicepresidenta del gobierno de Irán para la Familia y la Mujer. Recientemente ha respondido a la cuestión de velo (gran caballo mediático en Occidente) diciendo que: “El Islam exige modestia en el comportamiento y en la vestimenta”. En Irán es obligatorio su uso, pero también es cierto que se usa con gran discrecionalidad. Por contra, en Europa, las mujeres musulmanas usan el mismo argumento para decidir el uso voluntario del hijab, cuando queda claro que parece una exigencia religiosa.

              El ayatolá Alí Khamenehi, Guía Supremo,  ha abierto los 10 días de celebración del triunfo de la Revolución, que se celebran a partir de hoy 1 de febrero, con  una visita al Mausoleo del Imán Jomeini, y a uno de los cementerios de los mártires de la guerra contra Iraq (1980-1988). La teoría política de Jomeini se basaba en fijar unas estructuras democráticas, dentro de la observancia de las normas coránicas, que no es lo mismo que aplicar esas mismas normas para convertirlas en un cuerpo jurídico o Sharia. Lo primero es un Estado con legitimidad democrática, y lo segundo es un régimen cuasi medieval, sin garantías de ningún tipo. Khamenehi ha manifestado que: “Desde 1945 Estados Unidos ha ayudado a derrocar a 40 gobiernos y ha intervenido militarmente en más de 20 países, provocando catástrofes y la muerte de miles de inocentes, incluido Irán. Luego hablan de Derechos Humanos”.

                En parecidos términos se expresa el presidente de la República de Irán, Hassan Rouhani: “Europa debe trabajar contra Irán contra el unilateralismo estadounidense”. La información política está al alcance de cualquiera que quiera conocer la verdad de lo que sucede en el mundo. Luego la raya o los límites, los marca la política exterior estadounidense. Si hay que dibujarla un poco más atrás se hace sin problemas. En este mundo, el que se mueve se cae del mapa.

 

El laberinto mundial de la información


  La red universal de la mentira

            Existe una gran preocupación por la extensión y propagación de noticias falsas en la redes sociales, y por la manipulación de las masas en periodos electorales. Una gran parte de la población informatizada está conectada a esas redes, y casi toda la información con la que forjan opiniones y deciden comportamientos procede de ahí. ¿Cómo discernir lo falso de lo verdadero?. A priori se torna como una tarea imposible.

         Ramón Reig y Aurora Labio son profesores de la Universidad de Sevilla y autores del libro “El Laberinto Mundial de la Información”, publicado por el Grupo Editorial Siglo XXI. El libro es una herramienta diseñada para diseccionar la procedencia de la información, e intentar discernir su calidad. En definitiva es una piedra lanzada a un panel de cristal de la planta baja de una torre acristalada de 30 pisos de altura. Una edición de 1000 ejemplares frente a los centenares de miles de hojas de la desinformación mundial, que se estructura y expande a lo largo del planeta y en la que resulta una misión imposible no quedar atrapado. Sorprende eso sí, la calidad intelectual de los autores y la clarísima exposición del libro. Detrás de las informaciones que leemos o escuchamos, también hay una intención, Bien leído, queda ya una absoluta desconfianza hacia cualquier tipo de noticia y su intencionalidad.

                           ¿Qué fue de Mahmoud Ahmadinejab?

             Entre 2005 y 2013 Mahmoud Ahmadinejab, fue Presidente de la República Islámica de Irán, y también el hombre que más miedo dio al mundo. Se le presentaba como un islamista radical, obsesionado con el programa nuclear iraní y con la desaparición del Estado de Israel. ¿Hubo algo de cierto en aquella imagen?. El libro de los profesores Reig y Labio nos cuenta que de “los 10 principales grupos mediáticos de información, ocho son estadounidenses”. Esto quiere decir que de cada 10 películas, series de televisión y noticias que vemos, escuchamos y/o leemos; son o proceden de los Estados Unidos y representan al mundo desde su óptica. Nada de lo que se decía en aquellos años, ha llegado a suceder y ni siquiera ha tenido la posibilidad.

                La verdad está ahí fuera, pero hay que salir a buscarla y reconocerla. Eso sí, una vez encontrada y puesta por escrito y emitida, probablemente su impacto sea nulo. La cuenta de Tweeter de Ahmadinejab tiene 85 mil seguidores, y la de Donald Trump casi 46 millones. Si el primero dice una verdad o una opinión y el segundo algo que no es cierto y solo es una ocurrencia, el alcance queda claro de qué lado caerá. La verdad pasará desapercibida y la falsedad será tomada por algo cierto, casi un hecho probado, y que además repetirán todos los medios de comunicación a lo largo del mundo. Esta claro que todo lo que nos cuentan no es cierto y tiene una intención detrás.

                Mahmoud Ahmadinejab fue presidente de Irán, alcalde de Teherán y es profesor universitario. También es padre de familia, abuelo y jugador de fútbol. Sus opiniones escritas son  moderadas, muy alejadas de la radicalidad que se le atribuía. Las pasadas navidades felicitó a la Comunidad Cristiana Armenia de Irán, he incluso acudió a un oficio religioso en un templo cristiano. También saludó a un equipo americano de lucha en Teherán. La cuestión es clara: ¿Si la comunicación es tan fácil y accesible en los tiempos de la comunicación global, como es posible que la desconfianza en las relaciones internacionales sean tanta?.