Archivo diario: 16 julio, 2011

La amenaza de la sombra


       Me han partido el explorer. Es la segunda vez que coincide algo así con un pico de audiencia de El Alminar. La primera vez, que titulé: “El lado oscuro” (21/06/2011), tuve 187 visitas en un sólo día. En los últimos 5 días llevaba casi 400 visitas y había superado el total de 3100 visitas en solo 2 1/2 meses. Internet es un gran vehículo de comunicación, de expresión de ideas, pero tambien tiene una gran debilidad, que es muy vulnerable. Ya no solo a los ordenadores personales, que son fáciles objetivos de los ataques, pese a los antivirus y los firewall, sino tambien los servidores son fáciles presas de ataques de gran alcance. Como en todo, hay quien usa su inteligencia y sus conocimientos para el Bien, y quienes lo usan sólo para el Mal. Es la eterna batalla desde el origen del Universo.

  El Mal es fuerte, la sombra siempre sigue a la luz. Habrá que hacer el Alminar  menos vulnerable, pero aun así, nunca estaremos seguros del todo. Nunca existirá un vencedor claro en esta lucha. Sólo podemos decidir a quién servir, a la luz o a la tiniebla. El Alminar y su lámpara alumbran cada vez a más distancia. Su voz se oye clara en la lejanía. Los amigos se sitúan bajo él, pero los enemigos, los servidores de lo oscuro estan cada vez más al acecho. Ya no se puede bajar la guardia, de hecho nunca la habíamos bajado.

Anuncios

Partiendo La Granja Agrícola


                    La Granja Agrícola dividida en dos

     La Granja Agrícola, redenominada Parque Forestal falsamente, porque no hay masa forestal por ningún lado, era un espacio único y digo único, no porque fuera excepcional, que lo era, sino porque conformaba una unidad y como tal debería haberse conservado y acondicionado. Si embargo, el Gobierno de Melilla, que presume de respeto al Medio Ambiente, ha decidido dividir el antiguo y único espacio de La Granja Agrícola en dos mitades, que serán atravesadas por una carretera de asfalto, pagada a precio de oro, como siempre, pues los escasos 200 mts. que separa la calle Mustafa Arruf de la carretera del Aeropuerto, costarán a las arcas públicas casi el millón de euros.

     Lo lastimoso es que sólo hayan sido capaces de hacer un decorado, bonito pero decorado al fin y al cabo, de la antigua Granja Agrícola, con escasísimas zonas de sombra y con un suelo artificial, en el que las especies autóctonas brillan por su ausencia. Hay demasiada flor de maceta o centros de mesa, pero la vegetación es escasa y la masa forestal casi nula. Los problemas de mantenimiento son numerosos y lo van a ser más, pero ya dedicaré atención a ese aspecto en su momento.

    Lo que interesa ahora es que han roto la unidad física del Parque Forestal Juan Carlos I y han decidido atravesarla por una carretera, que desembocará inevitablemente en otra rotonda, que se acumulará junto a la ya existente en la parte alta de la calle Jiménez e Iglesias y la carretera de Hardú. Tendrán que rediseñar todo el tráfico de la zona, con lo que auguro nuevas y torturantes obras, futuros e irresolubles embotellamientos, en una zona con tanta densidad de tráfico como la de la mega rotonda de Alfonso XIII. En esta zona confluye el tráfico del Aeropuerto, el del Barrio Chino, la salida del Colegio de Los Altos del Real, y la entrada al barrio del Real, desde la carretera de Alfonso XIII y de los Colegios Enrique Soler y Juan Antonio Fernández. Todo un nudo de tráfico para añadir un vial mas y una nueva rotonda.

         Todo esto, siendo malo, y fuente de futuros problemas y de gastos, no es lo peor. Lo pero y con mucho es que han seccionado La Granja Agrícola en dos mitades irreversibles, para hacer un nuevo e impracticable secarral. Aquí están las fotos, los hechos y el coste.