Desmontando las grúas del hospital


       Las grúas del abandonado hospital universitario de Melilla podían verse desde cualquier lugar de la ciudad, y desde los cuatro puntos cardinales. El partido Popular ya ha cumplido 1500 días en el gobierno, que coinciden exactamente con los de la paralización de las obra sen el hospital. Desde los primeros días de la semana se apreciaban signos de actividad en el interior del mismo. Se estaban retirando cubetas de hormigonado, materiales de obras y hoy, se apreciaba cómo se desmontaba una de las grúas. Puede ser el principio del desmontado de todas, lo cual puede significar varias cosas: (1) la grúa retirada estaba en mal estado; (2) el proceso por la paralización de las obras ha llegado a su final, lo que significa que se renuncia a la reanudación de las obras y,  (3) se desmontan todas las grúas porque hay que volver a reiniciar el proceso de adjudicación de obras.

              Esto tiene una parte buena y otra mala. La buena es que ya nadie escuchará, caso de repetirse las elecciones, la ridícula promesa de: «las obras del hospital se reanudarán en los próximos meses. La parte mala es que efectivamente las obras no se reiniciarán en los próximos meses, y que los melillenses no tendremos hospital nuevo hasta pasado el año 2020, como mínimo.