Archivo de la etiqueta: campañas de África

El último día de la estatua de Franco


22 de febrero de 2021

Nos inspiramos en el título de la novela de Alexander Solzhenitsyn (venerado en este blog), “Un día en la vida de Iván Denisovich“, para componer el epitafio de la estatua del dictador Franco en Melilla, la única erigida después de muerto, y la que más ha prolongado su estancia en todo el territorio del Estado. Si reinar después de muerto es posible, eso es lo que ha hecho esta estatua en nuestra ciudad, hasta el día de hoy, en el que se ha decidido su retirada, en un acto de la misma categoría jurídica con la que fue instalada.

La estatua ha extendido la negra sombra del franquismo hasta el primer cuarto del siglo XXI, y ha impedido el favorecimiento de una monumentalidad distinta a la bélica, solo quebrada con las esculturas de Mustafa Arruf, el artista urbano más representado y representativo de la ciudad. Esta retirada era algo importante y necesario, porque su sola desaparición desfranquistizará la imagen de la ciudad, y la noticia circundará el mundo en un solo día. No puede haber más monumentos bélicos en las calles de Melilla. La sociedad civil, su creatividad, y su riqueza cultural también existen, y debe fomentarse su representación a partir de ahora.

La historia no puede borrarse, eso es una verdad de perogrullo, pero del mismo modo en que no puede borrarse todo lo concerniente a la catástrofe de 1921, y la derrota de Annual, tampoco se puede pasar por alto, ni omitir, que Francisco Franco impuso su dictadura militar a toda España, entre 1939 y 1975. Por tanto, aunque la estatua lo representase desnudo, seguiría siendo una estatua al dictador,

Dunia Almansouri, Vicepresidenta de la Asamblea; Gloria Rojas, Vicepresidenta del Gobierno; Elena Fernández, Consejera de Cultura, defendieron la propuesta retirada por parte del gobierno de coalición. En la otra bancada, Miguel Marín, y Juan José Imbroda, ex presidente de Melilla, defendieron la “falta de sentido y contenido de un Pleno extraordinario, para dirimir la retirada de una estatua, a un comandante del ejército”. Para ser algo sin importancia, y que no afecta ni preocupa a la ciudadanía, se han tomado demasiadas molestias en su defensa en los últimos 20 años, y hasta el último día. No solo ellos, sino también todos los que les secundan.

Ha sido un acierto el Pleno extraordinario y con un único punto en el orden del día, porque eso ha impedido que se mezclase con otros temas y preocupaciones de la ciudad, también muy importantes, y a los que tampoco debe restarse su tiempo. La exposición por parte de las tres representantes de la coalición de gobierno ha estado muy bien trabada, defendiendo cada una su ámbito de actuación, y sin dar oportunidades a refriegas innecesarias. No han dejado fisuras, y eso se ha notado en la intervención del ex presidente Imbroda, más afectado por la retirada de la estatua de lo que nunca reconocerá, y que no ha encontrado perfiles para la defensa de una estatua anacrónica, incluso en el tiempo en el que fue instalada (1977). España ya había cambiado mucho entre aquel noviembre de 1975 y 1977, lo que motivó que nunca se supiera que hacer con ella, ni tampoco como retirarla. Si se mantuvo merodeando en esa zona, fue por la presión del bunker franquista, siempre beligerante en lo que consideraba su talismán.

En 1999 se creó el COCISSFRA (Colectivo Ciudadano para la Supresión de Símbolos Franquistas), siendo Melilla la primera ciudad en la que se pintó, de color malva, una estatua de Franco. Luego seguirían Madrid, en rojo, y Ferrol, en rosa. Una de la integrantes de aquel colectivo, Yonaida Sellam, única condenada en España por pintar una estatua de Franco, ha tenido la oportunidad hoy de votar hoy su retirada definitiva de nuestras calles. Son los rizos del destino y un día que ya siempre recordaremos.

Enhorabuena a todas y todos los que así lo han decidido, y que han llevado el proyecto a su término, con agentes históricos que jamás hubiésemos imaginado. La oportunidad ahora es para Melilla.

Monumento a Las Campañas de África


 

                               Cuando el enemigo es el agua

        Es el monumento de más bella factura de todos los existentes en Melilla. Hay un hecho indudable y es que fue pensado y realizado en el primer año de La República. Es también el monumento más fotografiado de la ciudad. Importa y mucho cuando se hacen las cosas, porque no es lo mismo bajo qué conceptos y patrones artísticos se lleva a cabo. El gris plomizo del franquismo solo produjo monumentos ominosos y tétricos. Sin embargo, La República dejó en nuestras calles un bella muestra del arte, cuando es concebido y realizado en libertad.

       El que sea un monumento netamente republicano, me lleva a reflexionar sobre  si verdaderamente es un monumento querido en nuestra ciudad. Es una paradoja, una de las muchas de Melilla, que el único homenaje al “soldado desconocido” fuese realizado en la etapa republicana,  y que sin embargo sea el franquismo el periodo que se identifica con la unión de los valores africanistas, y el retorno a los valores del pasado común con los bereberes en suelo hispano.

                         Héroes forzados  y soldados desconocidos

               Hay algo que muchos sabemos desde hace tiempo, y es que el agua está triturando y dañando este monumento desde hace algunos años. Hasta finales de la década de 1970, este era un monumento seco. Nunca tuvo fuente ornamental. De hecho, hay fotografías que muestran las escaleras existentes para acceder hasta el mismo pié del conjunto escultórico. No recuerdo en qué año, se añadió el dañino componente del agua. Desde entonces  está sufriendo un deterioro constante. Hay muchas voces autorizadas que saben lo que está ocurriendo, pero nadie denuncia nada, ni se da la voz de alerta. Hay verdaderos adefesios monumentales, que reciben más atención y cuidado, que este bello y representativo monumento, a los héroes forzados de Las Campañas de África.

                Ya escribimos de esto hace dos años, pero en Melilla ya da igual todo.

            Nota: El monumento a Las Campañas fue inaugurado el 6 de septiembre de 1931. El autor del conjunto escultórico es Juan López Merino.         (1)https://elalminardemelilla.com/2012/03/06/monumento-a-los-heroes-de-africa/