Archivo de la etiqueta: donald trump

Líderes mundiales


              Nunca existirá en el planeta Tierra alguien tan reconocidamente malo como Kim Jong-un, ni alguien tan incontenible y peligroso como Donald Trump, que amenazó al primero con: “Una clase de fuego y furia nunca vistas”. Luego, el presidente de Korea del Norte calificó a Trump como: “Un viejo senil y mentalmente desquiciado”. Finalmente Trump llamó “gordo y bajo”, al presidente norcoreano. Desde entonces, el adjetivo gordo tiene el uso prohibido en China y Korea.

            Los líderes mundiales tiene una legión de cortesanos (voceros, asesores personales, gurús, analistas de datos, interpretadores de signos, hacedores de discursos, lectores de prensa) que probablemente envenenan sus relaciones y causan su caída final. ¿Se imaginan al asesor de KIm Jong-un que tuvo que decirle esa mañana, que el Presidente de Estados Unidos le había llamado gordo?. Porque de todo lo que se habían dicho, eso sí molestaba. Al final resultó que ni Kim Jong-un  era un malo, ni Trump un hombre sin control. Los Estados están por encima de las personas.

                                     Sabrina, Gloria y Mustafa

            Sabrina Moh, la delegada siempre sonriente; Gloria Rojas, la ejemplaridad permanente y Mustafa Aberchán, doctor en Alaska, están en tensión por cosas que ellos no han dicho de modo directo, pero sí sus equipos. El asunto no es bueno para una ciudad, que se enfrenta a la situación más amenazante que haya vivido, desde el asedio de 1745 o desde el estallido de la Guerra Civil. Las tres son  buenas personas, aunque sus visiones del mundo no coincidan, ni los medios y formas para llevar a cabo sus objetivos.

             Estando en la época de las comunicaciones y de los medios para comunicarse, se da la paradoja que la desconfianza y los malos entendidos aumentan. La razón es sencilla: se tira de Twitter o de muro de Facebook, pero nadie descuelga el teléfono y llama, con lo que aumenta la mala interpretación de los textos, y los seguidores acaban por enredarlo todo, porque los líderes no hablan entre sí.

            Alguien voló sobre el nido del cuco en un avión sin destino, alguien filtró la información, y alguien acusó indebidamente a otro de  un hecho que no se había producido. Alguien quiere que se pida perdón por el viaje, alguien quiere que se descubra al filtrador, y alguien quiere que se restituya su honor profesional. El viaje no debió producirse, el asunto no debió filtrarse y la acusación no debió realizarse.

                El caso es que Donald Trump y Kim Jong-un se encontraron y hablaron cara a cara en Korea del Sur, pero nuestros líderes políticos no son capaces siquiera de llevar a cabo un encuentro a través de Zoom.

              Vamos a revelar un secreto del Alminar. En febrero de 2019, el presidente de la República Islámica de Irán, el Ayatolá Khamenei escribió un Tweet recordando que la condena a Shalman Rushdie seguía vigente. Le escribimos esta respuesta: “Estimado Sr. Khamenei: “Pensamos que estos son tiempo de olvido, y recordar esa condena constituye un error.  El año 1990 es un tiempo muy lejano. No juzgamos los motivos ni las palabras del Imán Jomeini. Estamos en otro tiempo. Paz, piedad y perdón”. La sorpresa fue que apenas unos días después, el Tweet del Imán Khamenei fue borrado de su cuenta.

             La única clave es el respeto, escribimos respetuosamente al Presidente de Irán. Comunicación, confianza y respeto. Son algo indispensable para superar tiempos pasados pero no tan lejanos, en los que los malos modos eran el santo y seña de la relación política en Melilla. No volveremos a intervenir en este tipo de asuntos.

 PD: Nuestro agradecimiento al archivo fotográfico Paul Getty images, que dispone de miles de imágenes de uso gratuito, para fines no comerciales, como los blogs.

 

 

El laberinto mundial de la información


  La red universal de la mentira

            Existe una gran preocupación por la extensión y propagación de noticias falsas en la redes sociales, y por la manipulación de las masas en periodos electorales. Una gran parte de la población informatizada está conectada a esas redes, y casi toda la información con la que forjan opiniones y deciden comportamientos procede de ahí. ¿Cómo discernir lo falso de lo verdadero?. A priori se torna como una tarea imposible.

         Ramón Reig y Aurora Labio son profesores de la Universidad de Sevilla y autores del libro “El Laberinto Mundial de la Información”, publicado por el Grupo Editorial Siglo XXI. El libro es una herramienta diseñada para diseccionar la procedencia de la información, e intentar discernir su calidad. En definitiva es una piedra lanzada a un panel de cristal de la planta baja de una torre acristalada de 30 pisos de altura. Una edición de 1000 ejemplares frente a los centenares de miles de hojas de la desinformación mundial, que se estructura y expande a lo largo del planeta y en la que resulta una misión imposible no quedar atrapado. Sorprende eso sí, la calidad intelectual de los autores y la clarísima exposición del libro. Detrás de las informaciones que leemos o escuchamos, también hay una intención, Bien leído, queda ya una absoluta desconfianza hacia cualquier tipo de noticia y su intencionalidad.

                           ¿Qué fue de Mahmoud Ahmadinejab?

             Entre 2005 y 2013 Mahmoud Ahmadinejab, fue Presidente de la República Islámica de Irán, y también el hombre que más miedo dio al mundo. Se le presentaba como un islamista radical, obsesionado con el programa nuclear iraní y con la desaparición del Estado de Israel. ¿Hubo algo de cierto en aquella imagen?. El libro de los profesores Reig y Labio nos cuenta que de “los 10 principales grupos mediáticos de información, ocho son estadounidenses”. Esto quiere decir que de cada 10 películas, series de televisión y noticias que vemos, escuchamos y/o leemos; son o proceden de los Estados Unidos y representan al mundo desde su óptica. Nada de lo que se decía en aquellos años, ha llegado a suceder y ni siquiera ha tenido la posibilidad.

                La verdad está ahí fuera, pero hay que salir a buscarla y reconocerla. Eso sí, una vez encontrada y puesta por escrito y emitida, probablemente su impacto sea nulo. La cuenta de Tweeter de Ahmadinejab tiene 85 mil seguidores, y la de Donald Trump casi 46 millones. Si el primero dice una verdad o una opinión y el segundo algo que no es cierto y solo es una ocurrencia, el alcance queda claro de qué lado caerá. La verdad pasará desapercibida y la falsedad será tomada por algo cierto, casi un hecho probado, y que además repetirán todos los medios de comunicación a lo largo del mundo. Esta claro que todo lo que nos cuentan no es cierto y tiene una intención detrás.

                Mahmoud Ahmadinejab fue presidente de Irán, alcalde de Teherán y es profesor universitario. También es padre de familia, abuelo y jugador de fútbol. Sus opiniones escritas son  moderadas, muy alejadas de la radicalidad que se le atribuía. Las pasadas navidades felicitó a la Comunidad Cristiana Armenia de Irán, he incluso acudió a un oficio religioso en un templo cristiano. También saludó a un equipo americano de lucha en Teherán. La cuestión es clara: ¿Si la comunicación es tan fácil y accesible en los tiempos de la comunicación global, como es posible que la desconfianza en las relaciones internacionales sean tanta?.