Archivo de la etiqueta: auspicios y maleficios

Quemando puentes y torres


                          Las Torres del V Centenario arderán en San Juan

     Las hogueras de san Juan son un gran conjuro, en el día en el que reina la luz y entra en verano en el hemisferio norte. “Santo romero, santo romero, que salga lo malo y entre lo bueno”. En las hogueras de san Juan se quema lo malo de cada ciudad, barrio o pueblo. Desde que en 2011, con un Alminar incipiente, el gobierno de Melilla decidiera arder a la oposición, la hoguera oficial ha perdido por completo el sentido. Son más cercanas a su esencia y sus motivos, las hogueras de los barrios

          Cuando esta mañana, entre los trabajadores, funcionarios, empleados y visitantes de las Torres, ha corrido la noticia de que el motivo de la hoguera oficial serán las propias torres, la perplejidad y el estupor han sido completos. Una usuaria de las Torres de la Administraciones  Pública y Judicial ha sido contundente: “que quemen el ayuntamiento, que lo merece más”. Un trabajador decía en voz alta: “nos queman”, mientras el enseñaba la fotografía obtenida con su móvil a otro, que como Tomás, quería verlo para creerlo. Había alguna persona que ya afirmaba que no acudiría a la quema simbólica de las Torres V Centenario.

          Asombro puro y desconcierto por el motivo designado para “la noche mágica” de san Juan. Nunca ha habido autocrítica en la hoguera melillense, por los malos modos gubernativos, por el tono bronco en el trato con la oposición. Nada de eso. En los últimos, la hoguera de la vanidad melillense solo ha hecho arder motivos estrambóticos.

           Es cierto que lo que se pretendió que fuera la obra emblemática de la conmemoración del V Centenario de Melilla, ha resultado ser un fiasco y la peor obra pública de la historia. Hoy, con el motivo de la quema, recordamos que sólo Mariano Rajoy fue el único ministro asistente a aquella efeméride. Las Torres están desmoronándose solas, no hace faltas lanzarles un maleficio, que es así como se ha interpretado el motivo escogido. Un auténtico mal fario.

                Sin embargo, también puede resulta un auspicio no previsto. Las Torres fueron inauguradas en 1998, tienen pues 20 años de existencia. Es un obra, casi la única infraestructura iniciada y acabada con una administración Popular, tanto en Madrid como en Melilla. ¡Quién sabe lo que puede arder con esta hoguera!