Archivo de la etiqueta: carrera de La Legión

Las ganadoras de La Africana


           Mujeres y hombre compiten juntos en esta dura prueba. Los 50 kilómetros para la modalidad de marcha y carrera son iguales para todos. Los 75 kms del recorrido ciclista también. Sin embargo, a la hora de describir la prueba, dar a conocer a los ganadores y a las ganadoras, el despliegue tipográfico no es el mismo. Los hombres se llevan el 75% del espacio y las mujeres (féminas en el argot deportivo) solo les queda 1/4 del espacio disponible. Las fotografías no suelen identificar bien a los ganadores, salvo en el caso de los hombres. La igualdad de trato hay que ejercerla en cualquier ocasión y lugar. El deporte femenino no lo parece tanto como el de los hombres. Los nombres de las mujeres, no se entiende la reticencia a utilizar este término, hay que buscarlos entre líneas, o buceando en la información.

           Los ganadores y ganadoras de una prueba son los tres primeros hombres y mujeres que cruzan la línea de meta, en las dos modalidades disputadas, que son exactamente iguales para todos/as. Habíamos fotografiado a las ganadoras y ganadores absolutos de la prueba, la V Carrera Africana, pero un “borrado” informático nos ha dejado solo con las fotografías de los ganadores en la modalidad de Marcha/Carrera, pero para lo que queríamos decir, es suficiente.

             Diana Puerta Díaz entró en el 63º puesto absoluto, de los 1050 participantes que concluyeron la prueba.

                                          Modalidad Marcha Carrera

                            Mujeres

1-  Diana Puerta Díaz; 2- María Juan San Martín; 3- Marta Vidal Benito

                            Hombres

1- Doroteo Martínez; 2- Miguel Capo; 3- Mustafa Mohamed

Anuncios

La marca africana de Melilla


La carrera de La Legión

            La Africana es la carrera de La Legión, así lo dice de modo inequívoco el lema que colocan sobre la fachada del Casino Militar. Cinco años después, lo que se inició como una prueba básicamente militar, con acceso a corredores del mundo civil, se ha convertido en una “marca” para la ciudad, y una de sus principales señuelos turísticos. En los dos primeros años se extendía a lo largo de dos días, pero los organizadores (La Legión), han ido puliendo los aspectos logísticos, y la han concentrado en un solo día.

            La ciudad de Melilla aporta la infraestructura urbana, pero la organización corre por entero a cargo del Tercio Gran Capitán y de sus voluntarios. Es una carrera de las conocidas como “extremas”, en donde se ponen a prueba los límites físicos y anímicos de los participantes, de los que gran parte son militares de los distintos cuerpos del ejército existentes en la ciudad. Se recorren 55 kms en carrera o a paso de marcha, y 75 si se elige la bicicleta. No es la más dura de las que se organizan, pues ese hito lo tiene la 101 de Ronda, en donde se recorren 101 kms, y se cuenta con un día para hacerlo, bien en bicicleta o en carrera pedestre. Sin embargo, la prueba melillense está más concentrada en el tiempo, con un máximo de 10 horas para completar cualquiera de las modalidades del recorrido.

            Se supone que en este tipo de pruebas se extraen datos antropométricos, biométricos sobre endurecimiento  y resistencia, muy útiles en el ámbito militar. Lo paradójico es que se hayan extendido a la sociedad civil, y se hayan convertido en fenómenos turísticos de primera magnitud para las ciudades en donde se llevan a cabo. Existe también un turismo deportivo, y en él ha quedado encuadrada esta prueba.

               La carrera en Melilla se integra casi completamente en el ámbito urbano, porque la ciudad, en su desarrollo, se extendió hacia el campo exterior, al que hizo desaparecer casi por completo. Melilla es una ciudad africana, desde los inicios de su existencia histórica. La Legión nació en éste continente y para las Guerras de Marruecos. Su presencia histórica en la ciudad  y en África, camina hacia el centenario, que se cumplirá en 2021.

             Como siempre, para mostrarla, hemos buscado un ángulo nuevo, en esta ocasión desde la cafetería del Hotel Ánfora.