Archivo de la etiqueta: cassia itálica

Cassia itálica o palo de bruja


        En un paraje poco frecuentado y rodeado de escombros y basura, esta vistosa planta llamaba la atención, que nuestro asesor en temas botánicos, Manolo Tapia,  identificó como Cassia Itálica, también denominada como senna de Senegal, de donde es originaria junto con Somalia. Es una planta leguminosa de tipo arbustivo que puede alcanzar hasta los dos metros de altura. Hasta hace no mucho era frecuente en algunos parques y zonas ajardinadas de la ciudad.

         Estos arbustos los hemos encontrado en una zona silvestre, por detrás de la barriada de La Constitución, en el paraje que la cartografía militar denomina como “Huerta de Miaja”, por haber esta pertenecido al legendario general republicano, asentado durante muchos años en nuestra ciudad, en la que tenía diversas propiedades, que le fueron incautadas por la Ley de Responsabilidades Políticas de 1939. Justo al lado del lugar en donde se encuentra esta plantación silvestre, existe una antigua casa de campo que llama mucho la atención.

           Hace apenas unos días, el pasado 21 de enero, el periodista y escritor melillense Marcos Rober, publicó en el suplemento La Gaceta del diario Melilla Hoy, una interesante investigación en la que identifica esta casa y la zona, como la antigua propiedad del General Miaja en Melilla. Marcos Rober recupera parte de la historia del inmueble y de la vida de Miaja en nuestra ciudad. Es una figura que por razones obvias, se encuentra completamente relegada en la historia local, centrada únicamente en la reivindicación del Protectorado y de algunas personalidades del Régimen franquista.

                     Cassia Itálica o palo de bruja

          Es una planta muy utilizada por la medicina tradicional primero, y luego por la voraz industria farmacológica. Como casi todas las plantas utilizadas en medicina, tiene también componentes tóxicos e incluso venenosos. También tiene una utilización cosmética, pues de ella se extrae la henna.

               Su uso medicinal es muy conocido y muy antiguo, y según la intensidad de la decocción, sus usos pueden variar. Tiene efectos analgésicos, y antisépticos, que pueden aliviar tanto los dolores estomacales, como eliminar los gusanos intestinales. También puede pasar de ser un “anticonceptivo natural”, empleado en el momento adecuado, hasta favorecer el propio parto. Sus propiedades medicinales siguen siendo muy estudiadas y arrojan todavía nuevas cualidades.

                El tronco puede ser utilizado como leña, para fabricar utensilios de cocina o como cerca para los campos.

                 La medicina de las brujas

         Las mujeres, a lo largo de los siglos, acumularon saberes y se mantuvieron en contacto con los remedios tradicionales, que se transmitían unas a otras. Tenían remedios para enfermedades, dolores, para no tener demasiados hijos, para tenerlos, por eso eran sanadoras. Como la medicina de los hombres era oscurantista, las mujeres fueron acusadas de brujería, porque obtenían resultados de algo que ellos no entendían. Ha quedado claro que de una misma planta, se podía obtener una dosis sanadora o letal. Un error en la dosis convertía a una mujer de ángel milagroso a hechicera malvada.

    Notas:(1) http://www.bulletinofinsectology.org/pdfarticles/vol60-2007-269-270khan.pdf. (2)http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9178184

Anuncios