Archivo de la etiqueta: parque murias

Parábola del túnel de Salang


  

                                     ¿Estrangulamiento a Eroski?

         El desfiladero y el túnel de Saláng constituían la única posibilidad de comunicación desde el Norte,  entre la entonces Unión Soviética y Kabul, de hecho lo siguen siendo. El paso era tan estrecho y tortuoso, que se convirtió en una ratonera para el ejército ruso. Las posibilidades de emboscada eran 100 veces superiores a cualquier posibilidad de defensa. O se llegaba a un acuerdo con los muyahidines para mantener el paso abierto o entonces el desfiladero era solo un camino hacia el martirio.

      El desfiladero de Salang de Melilla es el mar Mediterráneo. No hay otra posibilidad de llegar hasta la ciudad que atravesarlo, utilizando claro está, los buques de carga o de pasajeros. La ciudad se abastece de suministros por mar, y ya solo hay una línea naviera para transporte de pasajeros, la fusionada Armas/Trasmediterránea; y otra para el transporte de mercancías Baleária/Peregar, también fusionadas bajo el nombre de Alborán. Fusionadas, como las cofradías de Málaga.

       El embudo se estrecha al llegar a Melilla, con estas dos únicas vías para el transporte, 13 agencias de aduanas, y 6 consignatarias de buques. Esto quiere decir que la totalidad de la inmensa cantidad de mercancía que llega  al puerto, precisa de alguna de estas puertas para su entrada en la ciudad y distribución. En algún lugar de esta cadena parecen estar los problemas de distribución que parecen estar afectado a la gran superficie de Eroski, que se encuentra al borde del desabastecimiento desde hace ya 10 días.

      Estantes vacíos de productos tan elementales como huevos, productos lácteos, botellas de agua, alimentos perecederos o no perecederos, productos de limpieza, aseo, etc. Pasear por sus pasillos produce el mismo efecto que las imágenes de la Venezuela de Maduro. Ha llegado a faltar el pescado, frutas y hortalizas. Fuentes oficiosas informan de que el problema podría radicarse en el transporte o distribución, y en el intento de negociar un nuevo contrato para la llegada de la mercancía hasta la cadena alimenticia.

         Esto no sucede en ninguna ciudad de España ni de Europa, salvo el ya referido caso de Venezuela. La plana mayor de Eroski/Murias se encuentra ya en la ciudad, intentando solventar la situación, sea cual sea. Hace unos días, en la zona de hortalizas se informaba a los clientes de que “problemas con la distribución impedían ofrecer los productos habituales”. Todavía no parece faltar el papel higiénico, como en Caracas. La otra posibilidad que se apunta, aunque con menos solvencia, sería la del cambio de titularidad del supermercado, pero esto no explicaría el desabastecimiento casi total de productos.

         Hasta el mes de diciembre de 2017, fecha de inauguración del Parque Comercial, el comercio melillense se encontraba en la Edad de Piedra. Han llegado hasta nosotros un tipo de centros comerciales que ya son habituales en el resto de España desde hace dos décadas. En Melilla, el presente siempre es el pasado.

         Nuestra defensa es siempre la del consumidor y trabajador melillense, la de la ciudad. Ya escribimos hace tiempo de como la acción de empresarios y comerciantes melillenses junto con parte del poder político, impidieron en 1996 que Melilla iniciase una renovación económica acorde con la que entonces se iniciaba en la península.

       Notas:https://elalminardemelilla.com/2017/12/03/parque-comercial-murias-de-melilla/

 

Anuncios

El nuevo eje comercial de Melilla


                           Melilla y el centro comercial Murias

Entrada nº 2000

                    Hasta ahora el eje comercial de Melilla estaba en su zona norte (el centro de la ciudad) y miraba hacia la península. Con la inauguración del Parque Murias, en los antiguos terrenos del cuartel de Valenzuela, no solo se produce un cambio físico, sino también de orientación. El nuevo polo económico de la ciudad se instala en su zona sur y se orienta hacia Marruecos. Hay hasta cambio de denominaciones. Ya nada queda de la antigua posada del Cabo Moreno, unida al pasado más bélico y oscuro de la ciudad,  y queda sepultada bajo el nuevo centro comercial, instalado por primera vez en Melilla, más de 2 décadas después de que se instalara la primera en España. En Málaga el centro comercial Larios abrió sus puertas en 1996, con 45.000 m² de superficie comercial, y en Almería, el centro comercial Mediterráneo abrió sus puertas en 2000, con 70.000 m² de superficie comercial. El centro comercial Murias de Melilla se inaugura hoy 30 de noviembre de 2017, con una superficie comercial de 34.000 m².

                         Las incógnitas económicas del cierre de Zara

           Sin embargo, la apertura del nuevo centro comercial ha quedado unida al próximo cierra de Zara en el centro de la ciudad, previsto para el próximo 30 de enero. La incertidumbre sobre el futuro económico de la ciudad sigue abierta. El empeoramiento y progresiva reducción de las comunicaciones con la península (barcos y aviones), apuntan también hacia el desplazamiento del eje económico de la ciudad. Zara y otras empresas del grupo Inditex (Stradivarius, Pull & Bear, Massimo Dutti, Zara Home) se empezaron a instalar en Melilla a partir del año 2000, siendo la primera Kiddy´s Class, que abrió y renovó el concepto de comercio en el desfasado centro urbano de la ciudad.

        Inditex reflotó el viejo hotel Avenida en febrero de 2007, que de otro modo ahora estaría vacío y camino de la ruina, como muchos otros edificios del centro urbano. La apertura de su firma estrella, Zara, el 24 de febrero, fue un acontecimiento social y un revulsivo para la que fue la tradicional zona comercial de la ciudad, que ya atravesaba una aguda crisis, por su incapacidad para adaptarse a las nuevas tendencias comerciales. El grupo Inditex ha superado los 26. 000 millones de euros de ventas el pasado año (el 17% de ellas en España) y emplea de modo directo a más de 162.000 personas. En la we oficial del grupo las noticias son las aperturas de los nuevos centros, y no de un cierre, como el de Melilla. El grupo Inditex tributó en España 870 millones de euros de modo directo y registra un crecimiento sostenido a lo largo de la última década. No hay explicación para el cierre en Melilla, aunque la mayoría de las empresas del grupo estarán en el parque comercial Murias, incluyendo su franquicia de bajo coste Lefties. Son 7292 tiendas en todo el mundo y 272 nuevas aperturas el pasado año, y un cierre, el de Melilla. El centro comercial Murias ha abierto hoy sus puertas, y más de la mitad de los comercios del centro urbano están cerrados.

                                  ¿Existe un lobby de alquileres?

      ¿Quién compra y quine vende inmuebles completos en el centro de Melilla?, ¿por qué hay tantos edificios vacíos, incluso los ya rehabilitados, y quiénes son sus propietarios?. Zara rehabilitó el hotel Avenida y pagaba un alquiler mensual que podría estimarse en los 20.000€. Nadie rehabilita un edificio para marcharse 11 años después, sin que medie una causa justificada. La burbuja de los altos alquileres del centro de la ciudad podría haber estallado, aunque sin una detonación ruidosa. Con la apertura del nuevo polo económico podrían haberse producido dos situaciones, la primera es que Zara hubiese intentado rebajar su oneroso alquiler o al contrario, que se les hubiese solicitado un incremento. Los comercios están cerrando en el centro, porque no existe actividad económica que resista el pago de entre 2000 y 4000 euros mensuales de alquiler. Existen grande propietarios de inmuebles, pero no parece que tengan una visión común. Lo que sí existe es un continuo movimiento de compra y venta, o de traspasos y arrendamientos, como el sucedió en la franquicia Granier, que ha cambiado de manos en apenas dos años de actividad.

     Lo que es un hecho es que la burbuja de los alquileres ha pinchado por completo, y que la marcha de Zara podría llevar tras de sí a alguna otra de sus franquicias, salvo que se produzca una rebaja sustancial de los arrendamientos.  De no cambiar la orientación, el centro de Melilla puede quedar desierto. La inversión pública de 707 plazas de aparcamientos en Isla de Talleres  puede acabar resultando un fiasco, ante un desplazamiento del eje comercial de la ciudad.

    Nota:https://www.inditex.com/