Archivo de la etiqueta: transfugismo

Vivir junto a la Incineradora


                     ¿ Viviría Vd. junto a la Planta Incineradora ?

                      El Gobierno de Melilla pagará esta año 2011 casi  700.000€ correspondientes a la factura del leasing (préstamo), que solicitó para la faraónica reconstrucción del Kursaal, pero no ha sido capaz de ofrecer una alternativa al problema de los vecinos que viven justo debajo de la Planta Incineradora de residuos sólidos urbanos. Sería una acción de justicia social, porque si allí se incineran los desechos de toda la población de Melilla, que menos que ofrecer a estas gentes una vivienda digna en cualquier otra parte dela ciudad. No son más de 20 o 30 viviendas las edificadas en la calle de Horcas Coloradas en las inmediaciones de la incineradora.

          El ruido constante de la planta es ensordecedor y absolutamente estresante, pero claro, eso no llega hasta las urbanizaciones y residencias familiares de los miembros del Ejecutivo Local, sin embargo, una gestión preocupada por la salud física y psiquica de los ciudadanos, debería haber eliminado este problema, impidiendo la construcción de más casas en las inmediaciones y eliminando las existentes.

          Además de los problemas de salud psíquica, están los de salud física, porque las partículas emitidas por la chimenea de la planta (dioxinas y furanos), son las más contaminantes y cancerígenas existentes y en esas casas, viven gente joven que está teniendo hijos en medio de ese entorno. Se desconoce si se está haciendo o se ha realizado algún tipo de estudio médico de la población situada justo debajo de la Planta o en las inmediaciones, porque seguro que hay problemas graves de salud. La propaganda dirá que los decibelios de la Planta no superan los permitidos por la Ley y que los filtros de la chimenea son buenísimos y no emiten nada perjudicial para la salud, pero eso no hay quien se lo crea, porque esté en el umbral que esté el nivel de sonoridad de la instalacion incineradora, hay que tener que es constante durante las 24 horas del día y en cuanto a las partículas emitidas, son casi imposibles de detectar, aparte de que no se hacen o publicna estudios de ningún tipo.

    La instalación de la Planta en los primeros años de la década de 1990 ( por un gobierno del PP)  fue muy controvertida y contó con la oposición del grupo ecologista Guelaya, de la asociación Ateneo e inicialmente de los vecinos del Monte de Mª Cristina. Luego ocurrió que el Ayuntamiento, entonces regido por Ignacio Velázquez, convenció a los vecinos de los beneficios que traería al Barrio la instalación de la Planta y retiraron su rechazo a la misma.

       La normativa legal vigente exige que una planta de esas características está al menos  a 3 kms de cualquier nucleo urbano habitado y en su momento, Guelaya presentó una denuncia judicial que fue desestimada con “el peregrino” argumento de que al carecer Melilla de esos 3 kms. de distancia, no se podía cumplir la Ley en ese apartado. La escandalosa argumentación judicial, que cercenó las posibilidades de impedir la instalación de la Planta, no era cierta, pues sí se podía haber situado la Planta Incineradora a casi esos 3 kms. de distancia exigidos por la Ley.

   PD: Como curiosidad diré que el Presidente de la Asociación de Vecinos del Monte de Mª Cristina era Abdelmalik Tahar, quien acabaría siendo concejal en 1995 y provocaría dos añós más tarde, con su transfugismo junto al de Enrique Palacios, la caída del Presidente de Melilla Ignacio Velázquez, que era sólo Alcalde cuando instaló la Planta Incineradora.

Anuncios