El pan nuestro de cada día


                                      La pobreza en Melilla

           Nunca llegué a imaginar que en España, cumplir con esta sencilla frase del “padrenuestro“, fuese una obstáculo casi insalvable para cientos de miles de personas. Parecía más la frase de agradecimiento de una oración, que una realidad que llegara a plasmarse en nuestras calles. Conseguir el pan y algún alimento básico para una familia, se ha convertido en una autentica odisea, en una realidad silenciosa que sucede ante nuestros ojos, sin que casi nadie se de cuenta de ello.

               Melilla, la ciudad del derroche, tiene un solo comedor social para atender a los melillenses que viven bajo el umbral de la pobreza, que alcanza ya a una de cada cuatro familias. Casi todos los días, tanto en los bancos de alimentos, como frente a las parroquias de la ciudad y en las sedes de otras organizaciones de carácter social, se forman colas de personas, mayoritáriamente  mujeres, en busca de algún producto alimenticio o algo de dinero, con el que salir adelante ese día.

          Mientras esta situación se produce a diario, decenas de asociaciones, deportes elitistas y clubes deportivos, algunos muy onerosos, siguen recibiendo subvenciones ingentes, que solo sirven para acrecentar sus ya abultadas deudas. Hay asociaciones sin fin y sin fines, cuya suma de subvenciones supera y multiplica las cantidades invertidas en asistencia social directa. Las dos realidades que coexisten en Melilla tienen diferencias cada vez más nítidas. La realidad oficial, vive de espaldas a la realidad social.

                                 El donativo de la viuda

          Alzando sus ojos vio a los ricos que echaban sus donativos en el tesoro del templo, vio también  a una viuda muy pobre que echaba unos céntimos y dijo: “Esa viuda ha echado más que nadie, porque todos esos han echado donativo de lo que les sobra, ella, en cambio, sacándolo de su falta, ha echado todo lo que tenía para vivir”. Lucas 21, 1-4

       Esta parábola es muy generosa para con los ricos y poderosos, que cada vez se comportan con más indecencia. Ni siquiera hacen donativos con lo que les sobra, y mucho menos con lo que tienen. Los pobres se están sosteniendo unos a otros, mientras la reclamada “cultura de la ejemplaridad” brilla por su ausencia absoluta. Los que menos tienen están sosteniendo a quienes se han quedado sin nada. La generosidad de los pobres es la única que existe. La cada vez más depauperada y menguada clase media, sigue sosteniendo a los más desfavorecidos. Las viudas, tal y como dice la parábola, están sosteniendo con sus exiguas pensiones a familias completas.

    Los ricos siguen evitando en todo lo posible pagar impuestos y quieren cada vez mayores exenciones fiscales y mayores subvenciones para sus cada vez más lucrativos negocios, sostenidos y mantenidos por la Administración Pública, a la que tanto denostan. Ninguna viviría sin el respaldo del Estado.

        Hay últimamente una iniciativa absurda y moralmente incalificable, de un supuesto rico*, que no ha encontrado mejor forma de hacer parodia  de la necesidad, que esconder sobres con dinero en las ciudades, y ofrecer las pistas de la colocación de los sobres, a través de twitter. El gran magnate ha donado hasta la fecha 18.000€ y además, los rendidos medios de comunicación le dan espacio público. Nadie debería molestarse en coger esos sobres.

   Nota:   http://www.pensamientocritico.org/eapnma0314.pdf

  *http://www.elmundo.es/cronica/2014/06/22/53a5c8ff22601d6e398b4585.html

 

Anuncios

5 Respuestas a “El pan nuestro de cada día

  1. Es inclasificable. El periodista llama al millonario altruista y generoso y él dice a la gente que sea “inteligente” y “responsable” y busque dinero fuera de ahí. Lo de siempre, hacen a las personas pobres y luego las culpan de no saber buscarse la vida. Y lo malo es que es muy difícil no caer en eso y creerse uno verdaderamente culpable cuando está en paro y no encuentra trabajo.
    Hace muy poco tiempo que resultaba impensable que llegaríamos en España a lo que está pasando, parecía imposible. Puede que lo que ahora nos parece imposible, que es que esto cambie, también ocurra.

    • isa tu tienes razón para todo lo que escribes, hay nada que yo puedo décir mas … me parece necesario qué todo eso cambia, pero eso requiere una transformación interior de cada individuo, yo pienso, pero no sé..

  2. vi un día una mujer que tenía muchos dificultades a alimentar sus niños, había un muy pobre hombre que había recogido un pastel aplastado sobre el suelo, viendo eso, la mujer le dio la mitad de lo que había comprado, para el pobre hombre, la experiencia toma la forma del compasión… yo conocía muy bien a esta mujer, yo me acordaría siempre. .aqui hay una buena lección de vida, los que posee tiene miedo de perder,y los que no tienen nada o casi nada a perder son mucho más generoso… la naturaleza humana es así….pero, hay excepciones… yo pienso…

    • Son sobrecogedoras las cifras de pobreza y riesgo de pobreza de Melilla. Lo serían en cualquier caso, pero mucho más si se comparan con las de alguna otra Comunidad con ingresos per cápita similares.

    • betty berges y marie noele las francesas

      a hora puedo décir , y déjar el testimonio, mi madré era esta mujer quien un dia, déjar la mita de todo lo qué tenia a un pobre, porqué ella conocia lo qué éra el hambré, durante la guerra civil, y son los mas ricas que no tienen a veces ,la generosidad, y son los pobres los que dan, incluso si no tienen mucho. Así que la vida debe ser, y más a Melilla, qué es una pequeña ciudad, con tantos ricos
      todo el mundo se ve desde su ventana y ve lo que quiere

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s