Archivo de la etiqueta: aceras

Regreso al parque Jerez


 

La fuente de las columnas tumbadas

              Se habla mucho del Barrio del Real, pero la otra zona de prostitución, comercio carnal y malos hábitos de vida con tradición en Melilla, es el barrio del Hipódromo, el lugar de las casas imposibles, con licencias de habitabilidad y construcción concedidas al límite. Ocurre que aquí no es tan visible o llamativa como el en Real, aunque este barrio también está bajo la tutela de la parroquia de San Agustín.

           Como contraste, resulta curioso que en muchas casas de este barrio todavía se pueden ver baldosas con la virgen del Carmen, o la del Rocío en las puertas*. sin embargo, este pequeño barrio tiene uno de los mejores parques de la ciudad, al menos hasta hace casi dos años, cuando el recinto estaba acotado por un muro y correspondiente verja. El muro que lo delimitaba fue retirado en 2013.

           Ahora queda claro que fue un error funesto eliminar el cercado, porque el vandalismo y los malandros se han apropiado del lugar e impuesto sus señas de identidad. Había que resolver un problema, que era la inexistencia de acera en la calle de las Minas del Rif, pero con haber retranqueado el muro hubiese sido suficiente. El parque contaba también con vigilancia, que fue suprimida. Lo más llamativo es que está situado detrás del cuartel de la Policía Local, casi pared con pared, y cuya sola presencia debería disuadir de realizar actos vandálicos en el recinto, pero la realidad es que no los evitan.

              En enero de 2017 todas las columnas del parque estaban tumbadas, y es evidente que se necesita bastante fuerza bruta para hacerlo. Lo raro es que se haga sin que nadie lo advierta. El lugar resulta desaconsejable por el día y no recomendable por la noche. Las columnas fueron repuestas en su posición en mayo de 2017, medio año después de ser advertido el deterioro.

              Ahora, casi dos años después del primer derribo y pasados 17 meses de su recolocación, vuelven a estar en el suelo. Los vándalos pueden más que este gobierno, o que esta gestión. No todo puede estar siempre bien, pero lo que está mal no puede estarlo tanto tiempo, o tan frecuentemente.

Nota:https://elalminardemelilla.com/2017/01/08/el-parque-de-agustin-jerez/; https://elalminardemelilla.com/2012/04/19/ceramica-religiosa-en-las-casas-de-melilla/; https://www.melillahoy.es/noticia/88263/sucesos/la-ciudad-vuelve-a-colocar-las-columnas-derribadas-en-el-parque-del-hipodromo.html;

Anuncios

Aceras del Barrio del Real


                La hora del Concejal de Distrito

         En el Barrio del Real se está construyendo casas todos los días. Es de suponer que se solicitan permisos para instalar nuevas arquetas de conducciones eléctricas (generalmente en las esquinas), o se abren aceras para las nuevas instalaciones, etc. El motivo da igual y también quien las abra, el caso es que luego hay que repararlas y volver a poner  todo en su estado original. Si quien hace la obra es el Ayuntamiento, debe ser éste el que lo lleve a cabo y si  es una constructora, debe vigilarse que una vez acabada la obra, reviertan las aceras a un estado transitable, porque esto no es digno.

           Hay una sensación clara en todo este estado de cosas y es el de desidia, pero eso no cabe en una administración local. Las aceras y las esquinas no pueden tirarse reventadas años. Por tanto, creo que ha llegado la hora de crear la figura del Concejal de Distrito. Hay diputados de sobra, la mayoría de Gobierno cuenta con quince e incluso algunos de esos diputados podrían pertenecer a los grupos de la oposición. El caso es que los desperfectos de las calles lleguen lo antes posible a conocimiento de quien debe repararlos o exigir su reparación.

         Bastaría con que el concejal de distrito se pasease una vez por semana como máximo, por  las Asociaciones de Vecinos de cada barrio o por  las oficinas de Atención al Ciudadano, con la que ya cuentan alguna de estas barriadas. Para ello se pueden instalar buzones de sugerencias o cualquier otra fórmula para acumular información del estado de las calles, de las necesidades de los vecinos. Incluso se podrían instalar buzones digitales de distrito, para enviar fotografías de desperfectos o de asuntos que requieran una actuación urgente. Una vez obtenida información suficiente sobre un determinado barrio o zona, se pondrían en marchas las acciones necesarias para dar un aspecto digno a las calles y también para dar solución a los problemas específicos de cada distrito. Cualquier cosa antes que sufrir estas situaciones durante años.

Pasos accesibles en la calle La Legión


            

           Hacer la cosas y hacerlas mal

        El paseo central del Barrio del Real es uno de los menos accesibles de toda Melilla. Hace cinco o seis años iniciaron las obras para rebajar el nivel del paseo central y hacer accesibles los pasos de peatones y el resultado fue éste. Voy a poner solo 2 fotos, pero podría poner igual 20, porque todo el paseo está así. Todavía se desconocen las causas por las que rebajaron e hicieron la pendiente del paseo, pero dejaron los bordillos. Como chapuza es una de las más grandes e inexplicables que se hayan visto nunca y es una chapuza que se incrementa al mirar la acera de enfrente y se descubre que el bordillo solo está “supuestamente rebajado” en la zona central y en la contigua, ni siquiera se ha tocado, con lo cual, el resultado es doblemente malo, porque se hizo el gasto para rebajar el nivel de las aceras y convertirlas en accesibles y el resultado fue nulo, lo que nos lleva a afirmar, que se tiró todo el dinero invertido en esta ocasión. Luego se detuvieron las obras y todo quedó en este “inaccesible” estado.

Melilla, ¿aceras o bancales?. (I)


El estado de las aceras de Melilla

     Resulta difícil encontrar en Melilla un tramo de no mas de 10o mts. de acera en estado óptimo y eso que hablo del centro de la ciudad, como esta calle, la del Actor Tallaví en su tramo central en dirección a la forntera de Beni- Enzar. Es un auténtico bancal lleno de agujeros, ondulaciones, desniveles que hacen casi imposible el caminar sin sufrir algun percance, a las personas en pleno uso de sus facultades físicas. Según una ecuación que todavía estoy formulando, el estado de la gestión urbana emperora en proporción directamente proporcional a la distancia a la que se halle el Centro de La Ciudad.

Si lo que se intenta  es pasar por allí con cochecitos de niños, o personas mayores, o con movilidad reducida o incluso, en sillas de ruedas, entonces es mejor buscar otra alternativa, porque este tramo de acera es  sencillamente impracticable. Lo inconcebible es que este tramo de acera y otros cientos, llevan en este estado varios años, luego algo está fallando en la gestión de la ciudad, en su mantenimiento.  Tiene que haber algún encargado de los servicios operativos, que o no está cumpliendo su función o no está resultando operativo en ningún caso.

Esto simplemente se resuelve paseándose el encargado de estas cosas, todas las semanas por la ciudad, anotando deficiencias y cuando encuentre un número significativo de ellas, iniciar los trámites y las acciones necesarias para subsanarlas  y su posteriormente mantenerlas. No es admisible tener una ciudad en este estado. Melilla  no puede mostrar este aspecto cuando  su presupuesto alcanza los 280 millones de euros. Hay un problema clarísimo de eficacia de la gestión realizada  y otro que está en relación con las cantidades invertidas, que son muy elevadas, y el resultado obtenido.