Archivo de la etiqueta: Casa Real de España

El espacio se llama La Granja


      Uno de los libros más famosos de todos los tiempos, los comentarios de Julio César a La Guerra de las Galias empieza así: Gallia est omnis divisa in partes tres, quarum unam incolunt Belgae, aliam Aquitani, tertiam qui ipsorum lingua Celtae, nostra Galli appellantur. En nuestra lengua está traducido de esta manera: Toda la Galia está dividida en tres partes, una de las cuales la habitan los belgas, la otra los aquitanos, y la tercera que en su lengua se llaman celtas, y nosotros llamamos galos.

             Parafraseando al divino Julio podemos decir lo siguiente: Todo el antiguo espacio de la Granja Agrícola está dividido en dos partes, la primera se denomina como parque forestal Juan Carlos I Rey, y a la secunda mitad se la conoce en nuestra lengua como La Granja , y que en realidad se llama Gloria Fuertes.

               Afortunadamente todavía quedan suficientes pruebas de que todo lo que decimos es cierto, y que por tanto no pretendemos confundir a nadie, sino todo lo contrario. Mostrar lo que hemos visto y compartirlo con el mayor número de personas posibles, para que cada cual forje su propia opinión.

                                     La ceremonia de la confusion

              A menudo se escriben cartas que nadie responde, con lo cual no podemos saber si las leyeron o no. Sin embargo, una carta respondido prueba dos cosas, una que nuestra carta fue leída y también  la propia respuesta confirma que lo que afirmamos es cierto. La carta de la Casa Real del día 5 de mayo dice que: “Su Majestad el Rey, atendiendo a la solicitud que amablemente  le ha sido formulada, ha tenido a bien concederla de denominación de “Granja Escuela Rey Felipe VI, al espacio medioambiental…..”

           El asunto es claro y además la carta ha sido divulgada por los propios receptores. En la Jefatura del Estado saben de sobre que existe un espacio medioambiental en Melilla, con una granja escuela dentro, para la cual aceptan la denominación referida. No ha nada más que decir. Sabemos lo que es un espacio, una granja y un cambio de denominación. Las cosas son como son, y no otra cosa.

Anuncios