Archivo de la etiqueta: desembocadura

La fuente de la Atlántida


             Los trabajos de enlucimiento del último tramo de la desembocadura del río de Oro se han llevado por delante una cantidad superior a los 600.000€, de los cuales 1/6 parte corresponden al estanque o fuente de mil colores, que en no son más que una docena de caños de agua, con arcos de luces de colores alrededor. Por cierto, ahora recordamos que ya no funciona nada del conjunto luminoso, acústico y acuático de la plaza multifuncional de San Lorenzo.
Esperar al último cuatrimestre de la presente legislatura local (20015-2019), o al último suspiro de la última década, para recubrir con piedra el muro del cauce del río, y realizar en su interior una fuente, es un intento de disimular una gestión inexistente. Tal y como viene insistiendo el grupo ecologista melillense Guelaya-Ecologistas en Acción, el río lo que precisa es de una renaturalización, y de una gestión y atención constantes.
La fuente esta realizada en una zona inundable, por naturaleza, y cada vez que haya una crecida del río por una avenida, o un rebosamiento del mar por un temporal, toda ella se llena de agua, que depositan y colmatan el estanque con cienos y lodos. Esta es la ley de un río, que en Melilla no parecen entender. Se pueden hacer otras actuaciones, pero no en la misma desembocadura. Esto es tirar el dinero, sin solución ni beneficio para la ciudad.
Después del pasado temporal en los últimos días de marzo, el estanque se convirtió en ciénaga y lodazal, precisando de unos trabajos de limpieza, que se vieron interrumpidos a los pocos días por las aportaciones de agua de las últimas lluvias. Esto es una clara muestra del desperdicio de recursos y de horas laborales de los trabajadores de la limpieza, en una obra, hecha solo con fines electoralistas, como ha dictaminado la Junta Electoral de Zona.
Sería más barato y lucido para la ciudad, el mantener la limpieza de las aguas en la desembocadura, llenas de peces y de aves. El dinero desaparece en este punto, por el mismo sumidero que 200 metros más arriba, se traga el agua del río, para que no llegue a este punto.

      Nota:https://elfarodemelilla.es/la-junta-electoral-sanciona-a-imbroda-y-quevedo-por-la-inauguracion-de-la-fuente-del-rio-de-oro/

Anuncios

El estuario del Río de Oro


          

          La vida vuelve a la desembocadura del Río de Oro

     Los romanos hacían mucho caso de los auspicios y de los augurios, nunca pasaban por alto ningún indicio, por pequeño que fuera. La noche de San Juan de  2011 empezó muy mal, con el accidente en el que resultó herido gravemente el operario pirotécnico. Siempre se dice en Melilla que el viento que aparece en San Juan es el que resulta dominante ese año y este año tocó el Levante y este es el peor viento posible para la pólvora, porque la humedece y provoca fallos, tanto en el encendido, como en el estallido de la carcasa.

        Tan sólo hubo que esperar un día para ver que los negros presagios se confirmaban y ese mismo día 24, se inició la mayor avería de un colector de aguas fecales que se recuerda y que trajo como consecuencia una de las peores crisis sanitarias de las playas de Melilla. Todo quedó contaminado y en grave riesgo para la salud y una vez más, pudimos ver a un gobierno falto de reflejos, que no impidió ni el baño en las playas, ni suspendió ninguna de las pruebas previstas el fin de semana en el litoral melillense, pese a que la travesía a nado, recorrió toda la zona más contaminada de la playa, el mismo día 26 de junio, desde la playa de San Lorenzo hasta el espigón del Industrial, atravesando incluso la propia desembocadura del Río de Oro.

                   Ayer, como si nada hubiese pasado, todo aparecía en calma en el estuario del Río de Oro. Había vuelto a él la vida, tanto de peces como de aves. El colector estaba semi-funcionando y los musgos del fango del Río podían apreciarse en todo su esplendor. La culpa de todo, como siempre, era del Gobierno de Zapatero, que en los últimos diez años no había instalado allí un segundo colector, según dijo uno de nuestros Consejeros Autonómicos. Ellos, el Gobierno Local, como siempre, no tenían nada que ver con esto.

Sin solución en la desembocadura del Río de Oro


Las aguas estancadas contaminan la playa de San Lorenzo

      Siempre hay una gran charca junto a la desembocadura del río de Oro, bien porque la acumula el pequeño caudal del río, porque suben las aguas del mar cuando hay temporal de levante o por la razón que sea. El caso es que en los últimos diez años no se ha sido capaz de encontrar una solución adecuada a este problema. Las aguas estancadas producen mal olor y mosquitos, aparte de afear mucho y afectar a la colindante zona de baños, la de San Lorenzo, a la que contaminan.

       Durante años se cerraba con máquinas excavadoras el pequeño canal de desagüe del río para evitar que las aguas acabaran afluyendo a la playa, pero el “mal remedio” era peor que la enfermedad, pues  aumentaba el volumen del agua embalasada en la desembocadura  y con ello el problema de salubridad. Luego se decidió cubrir con arena casi toda la desembocadura, para dar sensación de continuidad en la superficie de playa, pero eso sólo fue tapar un problema que no remite y que sigue estando presente. Hay una estación de bombeo en las inmediaciones que no se sabe si se utiliza y emplea para bombear las aguas de la desembocadura, hay también construyéndose una estación de depuración de aguas que lleva ya un considerable retraso, pero seguimos sin solución alguna en la desembocadura del río de Oro, pese a a que en estos últimos diez años hemos escuchado todo tipo de planes y actuaciones a realizar en este “singular” punto.