Archivo de la etiqueta: Estambul

Noticias y profecía sobre Santa Sofía


                 El próximo día 24 Santa Sofía retornará al culto islámico

          Enrique Delgado

         En el Hadiz 1º, Abu Hafs Umar Ibn al Jattab, escuchó decir al Mensajero de Allah  lo siguiente: “Ciertamente, la recompensa de los hechos se juzga de acuerdo a las intenciones, y cada persona será recompensada según su intención”. O lo que es lo mismo: los actos valen por su intención. Siempre me ha gustado este Hadiz 1º, porque se refiere a la verdadera intención y motivos por los que se hace algo. No son válidos los motivos por los que decimos que lo hacemos, sino realmente aquellos por  los cuales lo lo llevamos a cabo.

          ¿Cuáles han sido los verdaderos motivos que han llevado a Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, a restituir el culto islámico en la antigua catedral de Santa Sofía? Esos los sabrá él, pero el debate en Turquía prosigue, porque no todos están de acuerdo con este giro que ha imprimido Erdogan al propio monumento, declarado como Museo en 1934, por el fundador de la República de Turquía Mustafa Kemal Atatürk.

          Desde que dimos esta noticia (1), ya se han producido 4 derrumbes en las murallas de la antigua Constantinopla, según reportan las agencias de noticias de Turquía, como dokuz8news. El temor y el descontento crecen entre los estambulíes y algunas opiniones llegan a través de las redes sociales. Un poderoso terremoto derribó completamente la mezquita del Fatih en 1766, Mehmet II el conquistador de Constantinopla, erigida sobre la demolida iglesia de los Santos Apóstoles, que quedó arruinada tras la conquista.

          ¿Qué está derribando las murallas de Constantinopla, acaso pequeños movimientos sísmicos? Según el especialista turco en terremotos Naci Görür: estamos en el último periodo antes de un gran terremoto en Estambul. El doctor Ali Erbaς, director de Asuntos Religiosos del gobierno de Turquía, afirma que: las peticiones para la conversión de Santa Sofía en mezquita, han llegado desde todos los países musulmanes. Mientras tanto, los preparativos continúan para el primer acto de culto islámico en Santa Sofía de Estambul ( desde hace casi un siglo) y que se celebrará el próximo 24 de julio, y al que solo podrán asistir 500 personas en el interior del templo.

                 El Pantocrátor y la Theótokos serán oscurecidos durante los rezos

        Los mosaicos más famosos del mundo, los de Cristo Pantocrátor y el de la Theótokos (Madre de Dios) serán oscurecidos durante los rezos islámicos. Esta es una acción que provoca temor entre los especialistas, porque no se considera una acción correcta. El debate es muy intenso entre todas las esferas sociales de la capital histórica de Turquía. Son también muchos los que reprochan a Erdogan su cambio de actitud hacia la antigua catedral bizantina, que siempre defendió como museo. También hay quienes reprochan al mandatario turco, la utilización de la religión con fines electoralistas. Esto enlaza con nuestra reflexión inicial de que “los actos valen por su intención” (acts are worth their intention). El doctor Ali Erbaς también ha afirmado que se creará una madrasa o  escuela coránica en Santa Sofía.

               ¿Es necesario esto en la ciudad con la mayor cantidad de mezquitas, entre las que se cuentan las más espléndidas y bellas del mundo? En la opinión de muchos estambulíes, no. Es más, se muestran temerosos de que este segundo oscurecimiento de los mosaicos bizantinos, que representan a Cristo y a a la madre de Dios, puedan traer alguna desgracia hacia su capital. El gobernador de Estambul, Yerlikaya, ha afirmado que protegerá a Gli, la gata que habita y guarda a la antigua catedral bizantina.

                 A los que comparan Santa Sofía con Córdoba, hay que decir que todos los monasterios e iglesias bizantinas que no fueron destruidos durante el asalto a la ciudad, acabaron convertidos en mezquitas, sin excepción alguna. Solo Santa Santa Sofía, Santa Irene y San Salvador de Chora, fueron declarados museos, por el fundador del Estado turco Atatürk en 1934.

                          Los mosaicos religiosos bizantinos serán oscurecidos durante los rezos islámicos (5 al día) y sobre ellos se proyectarán versículos del Corán. Esta obligatoriedad de las cinco oraciones, restringirán mucho las visitas turísticas a Santa Sofía, y la libertad de movimientos de los visitantes. También hay quienes opinan que las acciones del Presidente de Turquía irán más allá, en lo que respecta a los monumentos bizantinos (antiguas iglesias y monasterios).

 

Nota: (1)https://elalminardemelilla.com/2020/05/05/derrumbe-en-las-murallas-de-constantinopla/

 

 

Derrumbe en las murallas de Constantinopla


 

Una noticia lejana en Estambul

      De repente hemos dejado de recibir noticias del mundo, y las agencias que antes reportaban cualquier suceso local para convertirlo en un asunto mundial, han enmudecido. Ya no hay guerras, ni atentados, ni se desbordan ríos, ni caen autobuses. Ya no hay nada, salvo la pandemia. Hay un secuestro de la información mundial, pero ahora es más notorio que antes.

          Las primitivas murallas de Constantinopla fueron levantadas por Constantino, sin embargo, el doble amurallamiento de color blanco y rojo fue erigido por Teodosio II el calígrafo, en el siglo V y permitieron a la ciudad resistir a casi todos los asaltos, salvo el cristiano de 1204, y el definitivo del sultán otomano Mehmet II en mayo de 1453, por el que recibió el título de fatih o conquistador. El impresionante sistema defensivo es también conocido como “el muro griego”.

         A los estambulíes no les gusta que se llameConstantinopla a su capital histórica, de la que se sienten muy orgullosos. La antigua capital bizantina, o nueva Roma, apenas comprende un sector pequeño de lo que hoy es la ciudad de Estambul, uno de los motores económicos de la economía turca, dada la gran afluencia de visitantes que recibe, aunque a partir de ahora todo cambiará.

           El pasado día 3 de mayo, una de las torres de la muralla de Teodosio, colapsó y se derrumbó, y con ella la parte asociada del muro griego, perfectamente identificable en una foto aérea. La noticia apenas ha salido rebasado las fronteras del ámbito cultural de la República de Turquía, pero que, según nuestra idea, veremos reflejada en los medios europeos, tras la publicación en El Alminar.

            Las agencias de noticias Gabam y Anodolu Agency, han comunicado la noticia y publicado fotografías que compartimos, y que hemos conocido gracias a The Hidden Face of Istanbul. En otra situación, el derrumbe de la torre hubiese llenado páginas de periódicos y programas de noticias. Hay que resaltar, que el gobierno de Turquía cuida como uno de sus más preciados tesoros al legado bizantino, presente en gran parte del territorio turco, del cual, de modo indudable, Estambul es la más preciada joya.

 

 

Recuerdos de Estambul


            El 29 de mayo de 1453, antes de que en España se pensase en iniciar la conquista del Reino de Granada, Mehmet II, hijo de Murad, alcanzó la gloria de la historia conquistando la ciudad de Bizancio para el Imperio Otomano. Comos siempre, la política europea llegó tarde, y cuando se tomó la decisión de ayudar a Bizancio, Mehmet II ya estaba en el interior de la ciudad, orando en la que fuera la gran Catedral de Santa Sofía, la mayor cúpula de toda la cristiandad.

            Bizancio cambió de manos y de nombre en 1453, pero no ha dejado nunca de ser una ciudad europea, ni física (se encuentra en territorio continental), ni espiritualmente. Orham Pamuk, el premio Nobel Turco, dedica un capítulo a la conquista de la ciudad en 1453 a “los rumíes”, como designaban los orientales a los cristianos griegos o bizantinos. Los árabes nunca estuvieron en contactos con los romanos, ya que solo conocieron a los griegos. Pamuk cuenta como en 1953 se celebró el V centenario de la conquista de la ciudad, un hecho que a los estambulíes no les gusta recordar, pues se sienten plenamente occidentales. El cambio de dominio en la ciudad no significó nunca una ruptura con sus raíces europeas de las que se sienten parte.

        En las islas cercanas a Estambul, en la conocida como la del Príncipe, estuvo desterrado León Trotsky por orden de Stalin. Fue el fundador del Estado Turco, Mustafá Kemál Atatürk, el que puso fin al culto islámico en Santa Sofía (Agia Sofía), por respeto a su construcción como catedral cristiana, transformándola en museo.

                 No hay nada que diferencia a Estambul de cualquier otra gran capital europea. Es mucho más lo que une a Turquía con Europa, de lo que la separa. Los viejos prejuicios europeos siguen imponiéndose sobre la realidad política y social.

                Estambul es una ciudad muy vigilada, ya lo era en 1991,  la presencia del ejército y de la policía del Estado turco es constante en las calles y en las zonas turísticas. Hay detectores de metales en los accesos a Hoteles y cafeterías principales. Tanto el Puerto de la ciudad, como el Aeropuerto, tienen un triple arco de seguridad en su zona de acceso. Hay que ser muy fanático, muy psicópata y estar muy loco, para hacer algo semejante a lo ocurrido en Estambul, como antes en Bélgica, o en Francia.

            En un mundo descompuesto por las guerras, con países pulverizados, y con el negocio de la venta de armas como el más boyante del planeta, estas cosas pueden ocurrir en cualquier lado. Da igual en nombre de qué o de quién se reivindiquen. Esto es solo fanatismo y crimen en estado puro.