Archivo de la etiqueta: sanjurjada

Final de abril en Melilla


 

            Al principio o al fin , abril suele ser ruin. Para todos habrá gusto y opiniones, pero el final del mes ha sido portentoso. Malo en lo climatológico, con un temporal inesperado, que nos ha recordado a los del mes de marzo, o a los clásicos de febrero. Muchas son las imágenes y recuerdos que dejará en todos abril de 2017, pero nada comparable a “la sanjurjada”, y al descubrimiento de un enterramiento mantenido en secreto y que fue desvelado desde El Alminar al mundo. Una primicia periodística, que si a nosotros nos honra,  a ellos les envilece. El vendaval  de Sanjurjo  se ha llevado muchas cosas por delante, por más que ya impere un silencio mortal. Ahora ya es igual que callen, tuvieron la oportunidad de hablar y la rechazaron. Muchas cosas han cambiando

         Para El Alminar ha supuesto el volver a sobrepasar el listón de las 20.000 visitas mensuales y sobre todo,  abrirlo y mostrarlo  al conocimiento del mundo. En solo 5 días cumpliremos el sexto aniversario, tiempo en el que hemos visto caer y cerrar otros medios de comunicación, como El Telegrama o La Luz.

         La realidad es que la línea que separa el éxito, del fracaso; el recuerdo, de la memoria; la vida, de la muerte; o la amistad, de la rivalidad, es tan débil como el destartalado puente de La Alafía. De un estado se pasa a otro en un solo instante. Nada puede preverse. Hoy se está aquí y mañana no. Hoy se goza del favor popular y al día siguiente cualquiera puede sumergirse en el ostracismo. La única consigna es resistir, perseverar.

        En muchas ocasiones hemos insistido y repetido que no creemos en eso de que “el que resiste vence”, pero para tener alguna opción de salir adelante sí es un requisito imprescindible resistir. Nuestra pretensión solo es dejar constancia y testimonio. No buscamos victoria alguna frente a nada, ni nadie. La pretensión del Alminar es solo mantener encendida la lámpara. Mirar hacia el horizonte como esa gaviota que otea tranquila y confiada hacia el Gurugú, igual también que ese gorrión que reposa en su árbol devastado. Quisimos crear un espacio diferente, libre y mantenerlo a través del tiempo y abierto a todas/os. En eso seguimos.

Anuncios

Sanjurjo reposa ya en Melilla


 

   El Alminar de Melilla

                    Sanjurjo, dos veces golpista, enterrado en secreto en Melilla

          El general Sanjurjo fue siempre considerado como “el salvador de Melilla”, de hecho todavía un barrio de la ciudad lleva su nombre; tras los sucesos de 1921. Él fue el general al frente de las tropas desembarcadas en la ciudad entre los meses de julio y agosto. Un total de 28.000 efectivos militares, de los que Franco solo era un oficial más. Nada hay que decir de una biografía bélica sobradamente conocida.

             Tras proclamarse la República en 1931, Sanjurjo fue uno de los militares más activos en su contra, liderando en agosto de 1932 una sublevación fracasada, que fue conocida como “la sanjurjada”. Uno de los encargados por Manuel Azaña, Jefe del Gobierno,  para reprimir la sublevación fue el también general Manuel Romerales, que tomó el cuartel de La Montaña. En Sevilla, en donde estaba Sanjurjo, el encargado de detenerle fue el general González. Tras fracasar su revuelta huye a Portugal, confirmando la impresión de Azaña en sus diarios: “o es un cobarde o un traidor”.

               El boletín carlista Siempre p´alante descubre un secreto de Estado

          El 16 de noviembre de 2016 son exhumados en Pamplona los restos mortales de los dos cerebros del Alzamiento militar de 1936,  Emilio Mola y José Sanjurjo. Hasta esa fecha estaban en el mausoleo franquista de Los Caídos de la capital Navarra, junto con otros seis golpistas. La exhumación de los restos se lleva a cabo con un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Pamplona, con tutela judicial y el beneplácito del arzobispo de Pamplona. Se trata de hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica y la que impide que existen enterramientos fuera de los cementerios, excepto catedrales y edificios religiosos. Los familiares del general Sanjurjo se opusieron a la decisión municipal y criticaron a La Iglesia por autorizar o bendecir el traslado.

                    Entierro con honores en el Cementerio de La Purísima

             La información y el traslado de Sanjurjo a Melilla fue considerado como “Secreto de Estado”. Los restos mortales del general José Sanjurjo y Sacanell fueron conducidos y custodiados hasta Melilla por una delegación de alto rango del Ministerio de Defensa. La ceremonia de inhumación fue efectuada en el Pabellón de Héroes de Regulares del Cementerio de Melilla, presidida por todas las autoridades civiles y militares de Melilla. La información era también conocida por el núcleo duro de la nomenclatura cultural de la ciudad. Aparte de ellos nadie más sabía nada, aunque tras esta publicación, varios miles afirmen haber conocido el hecho.

          Sin embargo, el boletín quincenal Siempre p´alante, editado por el tradicionalismo católico navarro, descubre sin rubor alguno, todo lo que en Melilla y en el resto de España ha querido esconderse. Esto es, que se destinan varios miles de euros para enterrar en la ciudad de Melilla, en una operación secreta a un general dos veces golpista, mientras que siguen existiendo cientos de fosas comunes con miles de republicanos enterrados de manera anónima, y que jamás serán localizadas ni identificados. Para todos esos defensores de La república, no hay un solo euro gubernamental.

           Dice el Boletín tradicionalista que “no nos merecemos a Sanjurjo”, se ve que Melilla sí. El entierro, celebrado con todos los honores militares, se efectuó el pasado día 23 de marzo. No les ha durado mucho el secreto.