El estrecho túnel de Alfonso XIII


                          La propaganda del Régimen melillense presentó este túnel como al mayor obra pública europea desde el del Canal de La Mancha. La realidad es que se trata de la la segunda peor construcción pública de toda la historia de Melilla, solo tras las Torres del V Centenario.

                           Es un túnel estrecho, que no permite el paso de vehículos pesados y autobuses, ni tampoco el de vehículos de emergencias, como las ambulancias. En caso de atasco o incendio en su interior, no habría manera de acceder hasta el posible foco del fuego, o de la situación de emergencia.

                          Siempre hay algo peor, y en este caso resulta ser el exiguo espacio que ha dejado al carril de circulación. Cualquiera de los vehículos pesados familiares que circulan por Melilla, pasan rozando sus barandillas, pero en el caso de camiones y autobuses urbanos, la situación es de riesgo constante.

                             Tanto es el riesgo, que en días pasados un vehículo colisionó con uno de sus extremos superiores, quebrando y retorciendo la barandilla externa y dejándola en esta peligrosa situación. La ausencia de espacio es tal, que incluso resulta arriesgado tomar fotografías como esta. La obra tuvo un coste aproximado de 5 millones de euros, e impide el acceso directo al Barrio de La Victoria, por su entrada tradicional. Todos nos vemos obligados a dar un absurdo rodeo para entrar en este tradicional barrio melillense.

               Nota:https://elalminardemelilla.com/2011/12/19/el-tunel-de-todos-los-atascos/

Anuncios

2 Respuestas a “El estrecho túnel de Alfonso XIII

  1. Hola, por qué te parece mal las Torres del V Centenario? Yo pensaba que lo peor está todavía por llegar.

    Un saludo.

  2. betty berges y marie noële las francesas

    Es impensable, construyen lo que va a destruir todo un mundo, y una forma de vida,para entrar en el el barrio melillense, poniendo las vidas de los ciudadanos en peligro…qué Pena de ver esto..

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s