Las luces de la iglesia de Sotosalbos


                                Mensajes ocultos en las piedras

                  Cuando alguien deja un mensaje que oculta un secreto, pretende dos cosas: la primera ocultar ese contenido a sus contemporáneos, la segunda es que alguien lo descubra pasado un tiempo, cuando sea más propicio o útil ese conocimiento. Ocurre a menudo que no se pueden prever las circunstancias de la propia vida. Quien oculta algo en algún lugar, va transmitiendo el contenido del secreto o de la ubicación durante un tiempo, y ese conocimiento pasa  de unos/as a otros/as, hasta que por alguna circunstancia la cadena de transmisión se rompe, y el mensaje o secreto que pretendía ocultarse desaparece en el tiempo.

               Pasados los siglos, la casualidad y el caprichoso destino quiere que alguien totalmente ajeno a aquellas circunstancias, perciba unas luces, o el mensaje oculto, de manera que no pueda descifrar nada. En ese caso solo cabe la especulación. Esto que vamos a mostrar es una señal de algo, pero no sabemos de qué.

                       Sotosalbos, una iglesia en una posible ruta templaria

               La Orden del Temple lo había previsto todo, excepto su propia desaparición, acaecida un viernes 13 de octubre de 1307. El rey de Francia, el Papa y la Orden de Los Dominicos conspiraron  para obtener este fin. Pese a todo, las órdenes de arresto tardaron en llegar. Fue completo el colapso en Francia, pero no en lugares más alejados como Inglaterra, España y Portugal. Tuvieron tiempo para ocultar sus secretos, sus tesoros, y de algún modo, para enviar mensajes hacia el futuro, en forma de piedras, de símbolos o incluso de enigmáticas luces.

                  La iglesia de San Miguel de Sotosalbos (advocacion muy usual en zonas arrebatadas a los musulmanes hispanos), parece que se inicia su edificación en entre el final del siglo XI y el principio del XII, momento en el que la zona quedó asegurada bajo el dominio cristiano, ya irreversible; culminándose la edificación el el siglo XIII. Con toda probabilidad, Segovia pasó a manos cristianas en la misma campaña que Toledo, ciudad conquistada en 1085 por Alfonso VI, por lo que no parece probable un intento de construcción anterior.

                 Los musulmanes hispanos dividieron el territorio hispano en tres zonas o marcas, la Superior sobre el Ebro y el Duero, la Media en el río Tajo, y la inferior sobre el Guadiana y Guadalquivir. La marca Media fue la frontera entre musulmanes y cristianos desde el finales del siglo XI, hasta la conquista de Sevilla y Córdoba por Fernando III en la mitad del siglo XIII, tras una campaña bélica que tuvo su origen en Toledo.

                                      ¿ El Temple en Sotosalbos ?

             La Orden del Temple participó en las campañas de reconquista de territorio a los musulmanes. Muchas iglesias y edificaciones fueron obra directa suya y en las que colaboraron también dejaron señales. En la parte exterior del pórtico de San Miguel de Sotosalbos, aparece el anagrama del Temple de modo claro. Sin embargo lo curioso es el efecto lumínico interior provocado por la luz del Sol poniente, durante la primera semana de agosto, fechas en las que se celebran las fiestas del pueblo. estas fotos están obtenidas el día 8 de agosto a la puesta de Sol.

                        Los rayos solares, se concentran en las dos partes en la que se divide la ventana de la fachada Oeste, la que recibe la puesta de Sol. Los dos vanos de luz en los que se divide, dibujan dos esplendorosas llamas sobre los capiteles segundo y tercero del primer conjunto de tres arcos, que se abren al Oeste de la puerta norte. Entre las dos pequeñas columnitas que dividen el arco, hay dos pequeños orificios cuya función no está clara. Es muy llamativo que no solo se divida la luz, sino también el color. El segundo conjunto del pórtico tiene cuatro  arcos.

                            Este efecto, claramente deliberado, se produce solo durante unos breves días de la primera semana de agosto, pues La Tierra cambian su posición con respecto al Sol a lo largo del año. ¿Envía algún mensaje desde siglos pasados?. ¿Hay algo escondido debajo de esos arcos?. Lo que sí puede verse en el lado exterior de la fachada, es el anagrama de los Templarios, justo el que señalan las llamas.

Anuncios

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s