El monumento perverso de Melilla


La historia oculta del monumento al Alzamiento Nacional de Melilla

  Enrique Delgado

              Perverso es algo sumamente malo, o que causa daño intencionadamente, que corrompe las costumbres y el estado habitual de las cosas. Esto es lo que dice la Real Academia Española sobre el adjetivo  perverso, y se ajusta con la precisión de un guante, al feo mamotreto de la plaza Héroes de España de Melila. Lo importante aquí no es solo el monumento del 17 de Julio, o del Alzamiento Nacional, sino también, y sobre todo, la intención con la que fue erigido. La intención fue la de ocultar para siempre la memoria del Café La Peña, al que llamaba “infecto café La Peña”. Esta intención fue manifestada el día de su inauguración, el 17 de julio de 1941. Es un monumento perverso en su intención y en su ejecución, como todo lo que llevó a cabo Falange, porque éste era su monumento.

                Es notoria la existencia del franquismo sociológico en España, con una amplia y espesa nomenclatura cultural, que ampara la pervivencia de ciertos monumentos o símbolos, desde muy diferentes posiciones. Melilla fue al franquismo lo que Nuremberg a la Alemania nazi, o sea, el lugar en donde se acrisoló el espíritu nacional, y en donde se forjaron los más importantes nombres que luego hubieron de dirigir la sublevación contra la República. Todos los grandes nombres del franquismo pasaron alguna etapa de su vida en nuestra ciudad o en su zona de influencia.

            Es obvio que el franquismo no va a renunciar a una de las ciudades que considera emblemáticas, ni el franquismo melillense va a entregrar el monumento que considera más importante. Es un monumento nacido para sepultar, para enterrar la memoria del Café La Peña, aplastado bajo sus cimientos.

                Ahora, en el momento en el que se va a remodelar la plaza, era la ocasión para demolerlo hasta el nivel del suelo, y colocar allí un pequeño recuerdo a todos los que defendieron con sus vidas la legalidad de La República. En nuestra ciudad se puede tirar abajo un edificio modernista, incluso con el sello de Enrique Nieto, pero no se puede demoler un monumento infame, de fea, agresiva y amenazante estética. Desposeído de los jardines que lo alejaban del ciudadano, se aprecia ahora en toda su fealdad. Es un mamotreto sin valor artístico alguno.

                           Vicente Maeso Tortosa , el escultor masón

            Vicente Maeso Tortosa, escultor español nacido en Orán (Argelia), es o era el padre de Vicente Maeso, el joven escultor que ganó el concurso para adornar el monumento al “alzamiento” con una estatua. Nadie se ha preguntado nunca en Melilla porqué este insigne artista melillense marchó al exilio, concretamente a Brasil y porqué no regresó nunca a su localidad natal. Como sabíamos que decidirían conservar el monumento, hemos optado ahora por dar a conocer la verdad que está en nuestras manos desde hace mucho. Después de conocerla, solo la connivencia política y moral con el franquismo, permitirá que este monumento siga en pie, ofendiendo la memoria de aquellos que dieron su vida en defensa de la legalidad republicana.

             Vicente Maeso padre, escultor, tenía un taller de modelado en la carretera de Hidúm, junto a la denominada “Parada del convoy”. Inició el trámite de ingreso en la logia masónica 14 de Abril, el 20 de julio de 1931,  apadrinado por Napoleón, Benlliure y Catón, y con el  visto bueno del Maestre Cervantes. Para protegerse, se hizo también miembro de Falange. Sin embargo, tras la sublevación contra La República y al incautación de archivos de las logias masónicas, su nombre fue descubierto, con las consecuencias que ello acarreaba.

      Falange Española de Melilla publicó en El Telegrama del Rif el descubrimiento (02/12/1937). Lo expulsó de sus filas y dio a conocer su filiación masónica a toda la ciudad. Se le impuso una primera multa de 5000 pesetas y su pase a disposición judicial, expulsión de la zona oriental de Marruecos e ingreso en la prisión del monte Hacho, en Ceuta. Pese a que constan los documentos de apadrinamiento y visto bueno para ingresar en la logia, nunca apareció el resto del expediente, su ceremonia de iniciación (calificada como humillante por Manuel Azaña), o su  nombre masónico.

                 Vicente Maeso, hijo. La interpretación de una escultura

         Vicente Maeso, hijo, es un pintor contemporáneo de fama mundial afincado en Brasil. Solo regresó una vez a la ciudad, en el año 1972 y fue entrevistado por Avelino Gutiérrez. Habla de su vida y de su obra, pero elude hablar del monumento al alzamiento y del conjunto escultórico, que es obra suya. ¿Por qué?.  ¿Pagó con su obra y su compromiso adolescente el pasado masónico de su padre?. ¿Fue el conjunto escultórico un tributo obligado a las autoridades franquistas?. El caso es que Vicente Maeso, padre, fue exonerado en 1958 de su supuesto pasado masónico. No se encontró el expediente posterior a su solicitud de ingreso en la logia masónica. O no llegó nunca a ingresar, cosa extraña, porque constaba su admisión por el “Maestre” Cervantes, o todo fue hecho desaparecer  con posterioridad.

       Quizá todo fue un quid pro quo. Una escultura a cambio de un olvido. Este monumento, salvo el conjunto escultórico, merece el derribo completo, hasta rasear el suelo. Mantenerlo es clara connivencia con el franquismo.

Anuncios

41 Respuestas a “El monumento perverso de Melilla

  1. Magnífico artículo. Una interpretación magistral. Vicente Maeso hizo un retrato de Dolores Ibarruri, “La Pasionaria”. Toda una bomba sobre los cimientos podridos de ese monumento. No creo que el franquismo melillense esté por la labor de demolerlo.
    http://www.eldiario.es/politica/Melilla-franquistas-monumento-Heroes-Espana_0_363614170.html

  2. Está claro que “la nomenclatura cultural” de Melilla le preparó esas declaraciones al Presidente. Es imposible retirar los símbolos fascistas de un monumento fascista. La única solución constitucional es derribarlo.

  3. Se me olvidadba, Hospitalario. El descubrimiento de la filiación masónica del padre de Vicente Maeso es sensacional. Esto removerá todo.

  4. Da risa que digan que van a “constitucionalizar” el monumento. Claro, para que sobreviva igual que sus actitudes, disimulando un poco, solo un poco, lo que son.

  5. Cuando desde la redes sociales se lleva meses pidiendo firmas para que Melilla sea declarada “bien patrimonial de la Humanidad”, me pregunto si es compatible esa petición con la existencia de ese “monumento”.

    Creo que no es compatible una cosa con la otra.

    Por DECENCIA democrática ese monumento (por lo que representa y por la intención con la que se levantó) debe desaparecer del paisaje de una ciudad que debería ser normal. No debería esta Ciudad seguir siendo un “parque temático” del fascismo español.

  6. Las palabras del Presidente Imbroda son propias de alguien que no conoce el tema sobre el que se pronuncia, lo que le lleva a realizar una afirmación absurda, la de “constitucionalizar el monumento”. Se trata de un monumento fascista. No es posible retirar algunos elementos ornamentales y que ya por eso pierda el carácter de monumento fascista. Lo peor de esa afirmación insostenible es lo que hay detrás, la nomenclatura cultural que impide que ese mamotreto se eche abajo, y que elabora esas teorías pseudointelectuales.

  7. Me he encontrado este artículo, este blog, y alegra encontrar con quienes todavía resisten, en el lugar que sea.

  8. Carlos Esquembri

    Es curioso que cuando se habla de los símbolos franquistas del monumento no se hace referencia a la placa que tiene en su base con el texto “17 de julio de 1936” que indica el verdadero nombre y sentido de este monumento: glosar la sublevación militar de 1936, aparte de humillar la memoria de los melillenses progresistas y republicanos que nos trajeron por primera vez la democracia a Melilla en abril de 1931.

  9. Es monumento ante el que no cabe neutralidad. Si franquistas fueron los que lo erigieron, lo son igualmente los que lo mantienen, y aquellos que lo justifican de uno u otro modo, bajo el ridículo argumento de que el boceto de la suela de zapato, águila, es un diseño de Enrique Nieto.

  10. Betty berges y marie las francesas

    Me alegra de leer este tema y los buenos comentarios de vos otras y otros . . Yo veo que hay, una resistencia y una voluntad también, para defender ,lo que esta justo de defender. .

  11. Teníamos esta información desde hace dos años, Hemos buscado hacerla pública en el momento exacto. Han sido varios días de deliberaciones en el CREA (Consejo de Redacción del Alminar). Pensamos que éste era el tiempo y el momento de darla a conocer. Hay más datos, hay más cosas. En una ciudad con una ética intelectual comprometida, este monumento no podría estar un solo día más en sus calles.

  12. Todavía estoy sorprendido sobre la magnitud y el alcance de lo revelado por El Alminar. Vicente Maeso es una figura de renombre mundial. Es a la pintura lo que Fernando Arrabal a la literatura. Espero que esto origine una ola que haga desaparecer a este monumento del mapa.

  13. Gracias a todos. Una repercusión insólita, para un día de finales del mes de agosto. Han sido muchos días sin escribir y esto no ha desalentado a los lectores del Alminar. Nuestra comunidad sigue atenta y fiel.

  14. Perfecto, Hospitalario. En esta ciudad le hacen un museo carísimo, a un pintor que ni siquiera es de Melilla, García Ibañez, y que no siente interés alguno por la ciudad. Es un coleccionista privado, al que le cerraron el museo en su pueblo, por ser demasiado oneroso.

  15. No hay duda alguna. Era un masonazo. Magnífico el descubrimiento de este blog.

  16. Falange solo hizo daño. Mi abuelo (qepd), solía ir allí, y siempre me contó que en el Café La Peña solo se reunían gentes sencillas y trabajadores. Luego hubo un bar, llamado Nueva España, al que la gente dio la espalda y que tuvieron que cerrar. Yo también creo que este monumento debe ser demolido.

  17. El abogado Fernando Ranz presentó en el mes de marzo de este año una denuncia sobre ese monumento en el Tribunal Supremo, dada la condición de aforado del alcalde. Le denuncia está basada en el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica por parte del ayuntamiento. Esperemos que prospere esa denuncia y el ayuntamiento cumpla el acatamiento de la ley.

    Mi reconocimiento al abogado Fernando Ranz.

  18. Esta gente es muy astuta, por eso quiere salvar el monumento “cosntitucionalizándolo”. Son expertos en vivir sobre los márgenes deblas leyes. En Melilla se echa en falta el compromiso de la supuesta intelectualidad comprometida, no de la acomodada.

  19. Enhorabuena por el artículo en el “Melilla Hoy”; y por los datos. Pienso que a estas autoridades se les habrán encendido algunas “lucecitas”; y eso que el ignominioso Consejo de Guerra que le hicieron al General Romerales no ha salido, para que sepamos quienes fueron, con nombres y apellidos, los causantes de aquélla barbarie.

  20. Igual que en Melilla. En Tenerife mandarán a la escombrera el monumento al 17 de Julio: http://www.eldiario.es/tenerifeahora/Tenerife-demolera-vertedero-monumento-Raices_0_422058140.html

  21. Gracias a todos. Hemos alcanzado 2000 visitas en solo dos días.

  22. Pues también han tardado un poco en Tenerife, no? Y no es lo único que deberían derribar.

  23. Pamplona y el mausoleo del general Mola. Palma de Mallorca y el chapón del acorazado Baleares. Hay reliquias tóxicas del franquismo en muchos lugares de España. Santa Cruz de Tenerife era un lugar emblemático, porque de ahí partió el “ave rapaz” para ponerse al frente del Ejército de África, con el famoso vuelo del Dragón Rapide. Hace ya tiempo que renunciaron al santuario del Alcazar de Toledo.

  24. ¿Intelectualidad comprometida en Melilla?. Ni está ni se la espera. Está toda haciendo fila para ver quién es el o la siguiente en recibir “la medalla militar”.

  25. Enrique Delgado
    Admirada con tu artículo sobre el Monumento perverso de Melilla. ¡Qué valiente!, qué bien escrito, qué análisis tan acertado. Tu sensibilidad sobre Melilla y su zona de influencia, todo lo que dices es lo que yo siento cuando visito la ciudad, cuando leo algo sobre ella o cuando pienso en vosotros. Hace tiempo quería escribir algo sobre los horrores que pesan sobre esa ciudad, desde la guerra de África, cuando he visto las fotografías de los legionarios orgullosos llevando colgados en sus manos las cabezas decapitadas de los moros, y todas las atrocidades sufridas por los ciudadanos de ideas liberales, a partir del 17 de julio de 1936, infligidas por los falangistas, militares e inquisidores católicos, que hasta la fecha siguen impunes y son casi desconocidas para los españoles, incluidos los historiadores. Gracias. Gracias a todos vosotros, que tenéis los sentimientos y la audacia de expresarlos en ese ambiente tan sórdido y hostil.
    Carlota Leret O´Neill

  26. Gracias a ti, siempre, Carlota, que eres parte de esa historia y memoria que defendemos y que intentamos salvar del olvido al que fue arrojada. Un comentario como el tuyo siempre es motivo de orgullo, doble en este caso. Tanto en la parte personal, como en la colectiva, la del Alminar de Melilla, que compartimos todos/as.

  27. Betty berges y marie las francesas

    bravo a todas y todos! Por la mémoria ,eso es el cl coraje de escribir,lo que algunos no quieren saber…hay una esperanza,eso es una proba con 2000 visitas,que hay personas que quieren saber…gracias a el Alminar!

  28. En Tortosa hace casi 30 años que quitaron las referencias al bando nacional que había en el monumento que conmemora la victoria en la batalla del Ebro, actualmente debaten la eliminación de dicho monumento.
    Aquí vamos algo “atrasados”… ahora es cuando se piensa quitar las referencias al bando ganador.

    Así quedará el monumento una vez transformado ???
    http://laotramelilla.blogspot.com.es/2015/08/asi-quedara-el-monumento-una-vez.html

    • Gracias por tu trabajo infográfico. Pero como idea aporto que las piedras que sobren del “aguilucho” deberían hacer miles de trocitos y en bolsitas muy cuidadas regalarlas a los nostálgicos. Algo es algo.
      Salud. Salud. Salud.

      • Creo que la totalidad del monumento debe ser desmontado y tirado al fondo del mar, como lastre en la ampliación del puerto.
        En su lugar debería ser levantado el monumento conmemorativo a las víctimas del fascismo represaliadas en esta ciudad, con nombres y apellidos.

  29. Y despues de la “constitucionalización, ¿Que va representar el Monumento? ¿Un nuevo Homenaje al Ejército? ¿Un nuevo homenaje a La Legión? ¿? ¿? ¿’

  30. No lo saben, tampoco les importa. Les da igual que no represente nada. Harán cualquier cosa antes que dejarlo a ras de tierra, que es lo que debería hacerse. Ya he dicho todo, por mi parte no puedo añadir más. Gracias por tu participación, Corona 71.

  31. Pues no lo entiendo. Los monumentos deben significar algo. Deben ser dedicados a algo: un hecho, una persona, un grupo de personas. O bien ser una escultura “artística” o que lo parezca. Pero vamos, en este pais, donde en las rotondas ponen lo primero que se les ocurre, es normal que pasen estas cosas

  32. El modelo económico de Melilla, si no me equivoco, es el de “puerto franco”. Está todo dicho. Al vertedero de escombros, antes de que se colmate.

  33. antonio maeso cuevas

    Que relación hay, entre “el monumento a los caidos” y el hecho que el Padre del escultor fuese Mason? Que queda por demostrar. !! Como tambien hay que demostrar que fué expulsado de la falange. Mi HERMANO VICENTE MAESO . No se fué a Brasil por motivos politicos , si no por motivos culturales empujado por artistas Brasileños, haga el favor de verificar sus informaciones

    • En primer lugar agradecer su respuesta. Qué queda por demostrar? pues todo, aunque mucho ya queda claro. Lo primero de todo es que la escultura fue un “encargo de Falange”, para librar a su padre de una persecución mayor. No hay manera de explicar que un pintor genial haga una escultura que jamás reivindicó ni reclamó como suya. Se fue a Brasil a mediados de la década de 1950 y solo volvió tras la muerte del Dictador. Eso se llama exilio, sea cuál sea el motivo. Fue el primer retratista de La Pasionaria, lo que deja muy clara su ideología.
      El monumento, salvo el conjunto escultórico de su hermano, es pura basura que solo merece la demolición.
      Vicente Maeso merece un recuerdo mayor en Melilla del que tiene, o quizá él no quiso ninguno.