El CD Don Benito en Melilla


    El líder frente al colista

  Badajoz es la provincia más grande de España y también es el tercer municipio más extenso, solo por detrás de Lorca y Cáceres. Su término municipal alcanza casi los 600 km². La taifa de Badajoz fue en el siglo X, la más extensa de la España musulmana. Las dimensiones del espacio en Extremadura suelen ser enormes.

   En Don Benito reposan parte de los recuerdos de mi infancia, en la casa de mi tía Pepi Mateos, nacida en la localidad, y junto a mi tío y padrino Alberto. También en Villafranca de los Barros y sobre todo en Badajoz. La visita a Melilla del equipo titular de Don Benito propiciaba una buena ocasión para activar esos recuerdos.

   El nombre de Don Benito desaparecerá pronto, tras la decisión de unificar este término municipal con el de Villanueva de la Serena, ratificada por sus habitantes en el pasado mes de julio. La nueva entidad urbana tomará el nombre de Vegas Altas, en el límite geográfico con la provincia de Cáceres.

      UD Melilla – CD Don Benito

  El líder de la categoría pasó muchos apuros para doblegar al colista del grupo V de la 2ª división de la RFEF ( Real Federación Española de Fútbol) que equivale a una antigua 3ª división. Sólo el despeje erróneo del meta dombenitense, propició el primer gol de la UD Melilla en el último minuto del tiempo añadido, en la 1ª parte de este encuentro. Todo indicaba que este primer periodo acabaría con el 0-0 del inicio.

  El equipo melillense, líder del grupo, ya daba claras muestras de nerviosismo en el último cuarto de hora. Cuando el público pide un penalti tras cada caída en el área rival, es que las cosas no van bien. Muy inquieto el entrenador local, que gritaba sólo en la banda. Nerviosos los jugadores, que no veían el modo de abrir la defensa del colista, que no hizo cerrojo en ningún momento. Lo que es imposible es marcar un gol sin disparar a puerta. En realidad, ese gol primero es consecuencia del despeje erróneo, y de enviar a la red un balón perdido.

  El equipo melillense estará en la fase de ascenso a su antigua categoría, pero se auguran sufrimientos, por lo visto en el día de hoy.