En el estanque dorado


                                 Imágenes de una gestión

              Ante las impávidas miradas de las esfinges prontas a desaparecer, que tanto han visto, suceden decenas de cosas en las que nadie parece fijarse, o a las que ya no se les da importancia por suceder habitualmente. El ser humano se acostumbra a cualquier cosa. No hemos acostumbrado a unos mínimos, que ya no pueden verse en ninguna capital de provincia, salvo en los barrios más destartalados, las colonias urbanas

             Se han gastado 100.000€ en hacer un estanque sin futuro. Lo que en el lenguaje común es llamaría charco de ranas. La ciudad merece estar adornada, pero no en el frenesí del último cuatrimestre antes de las elecciones. En Málaga, ciudad en la que tanto gusta ahora mirarse, el tramo final del río Guadalmedina está acondicionado para juegos, paseos, e incluso para bicicletas, desde hace más de una década. Este es el retraso mínimo que llevamos en Melilla. Una década, la última, completamente perdida para el desarrollo de la ciudad. Nada se ha hecho en la desembocadura del río en todo este tiempo.

           Todo tiene nombres pomposos, pero está hueco. El paseo andaluz del Presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, en Melilla la Vieja, es un montón de casas en ruinas a un lado y otro de la calle San Miguel. Todas las casas por donde paseó el Presidente de la Junta están cerradas, en ruinas o derribadas. El pueblo estaría deshabitado salvo por las viviendas protegidas que allí se edificaron en la etapa del alcalde Gonzalo Hernández.

            Ahora hay un frenesí decorador de la ciudad, con obras por todos lados que elevan el estrés ciudadano  hasta límites intolerables. Nuevas aceras, obras a toda prisa, campañas de asfaltados, ruidos de maquinarias a todas horas. Todo para ocultar que en la última década nos ha devorado “la nada”, como diría Sartre o Michael Ende.

                 Melilla es como La Historia Interminable, hace falta una palabra mágica que la salve, y es “imaginación”.

Anuncios

El sueño de Napoleón


                 Si en algún lugar de Melilla se puede apreciar las distancia entre la ciudad imaginada, la de la propaganda, y la real, es en la calle Napoleón. La grandeza del nombre frente a la dureza de la realidad.

                       Napoleón fue grande, pero su obsesión fue el poder, que ejerció sin límite y sin freno. Tanto, que llegó  a instaurar un modelo propio de ejercer el gobierno al que se denominó como “bonapartismo”. En un blog ya muerto de los miles que siguen atravesando el tiempo a través de internet, denominado Ideologías, es descrito así: “El bonapartismo es un sistema político o un conjunto de ideas que, aunque se basa en la forma de gobernar de Napoleón, es con su sobrino Napoleón III cuando se cristaliza. Se trata de una especie de sistema de dictadura popular. No es una monarquía absoluta, sino una especie de monarquía o pseudomonarquía donde se reconoce la soberanía del pueblo, aunque no se trate de una monarquía constitucional. Se invoca, constantemente, al pueblo, a la voluntad popular, a través de los plebiscitos, fácilmente manipulables”. Aquí encajaría muchos perfiles políticos, como por ejemplo Nicolás Maduro y su autocracia. Se trata de ejercer un poder personalista, dentro de sistemas democráticos.

                Un personaje cercano como José María Aznar y su alto concepto de sí mismo, sobre todo en su segunda legislatura, entraría dentro del perfil del bonapartismo; pero al menos acertó en un cosa, y es en la de poner límite a su mandato. Un poder extendido sin límite temporal, aunque sea bajo el amparo del voto popular, acaba creando grandes problemas, porque alteran incluso a la propia sociedad. El no saber retirarse a tiempo y el miedo a la propia ausencia del líder, crean un conjunto letal para el ejercicio democrático.

                                                  La calle Napoleón

             Hemos escrito sobre barrios abandonados a su suerte durante dos décadas, las del dinero a raudales y que ya no volverá a fluir en la misma ingente cantidad (Carmen, Ataque Seco, Poblado de Cabrerizas, Rastro, Barrio Hebreo, Cañada), e incluso este mismo que alberga a la calle Napoleón, el de Faldas de Camellos. Aquí la inversión pública ha sido ínfima, aunque ahora se prometa una zona verde fastuosa. Es necesario vivir primero en condiciones dignas, tener acceso a opciones laborales en igualdad de condiciones, para poder lograr un equilibrio social, antes que tener un parque, al que también se tiene derecho. Un pueblo dependiente es un pueblo sometido.

                 En la calle Napoleón y adyacentes, la accesibilidad , ciudad sostenible y otras muchas cosas no son ni siquiera propaganda. No existen.

Nota:http://historiaideologias.blogspot.com/

Parábola del túnel de Salang


  

                                     ¿Estrangulamiento a Eroski?

         El desfiladero y el túnel de Saláng constituían la única posibilidad de comunicación desde el Norte,  entre la entonces Unión Soviética y Kabul, de hecho lo siguen siendo. El paso era tan estrecho y tortuoso, que se convirtió en una ratonera para el ejército ruso. Las posibilidades de emboscada eran 100 veces superiores a cualquier posibilidad de defensa. O se llegaba a un acuerdo con los muyahidines para mantener el paso abierto o entonces el desfiladero era solo un camino hacia el martirio.

      El desfiladero de Salang de Melilla es el mar Mediterráneo. No hay otra posibilidad de llegar hasta la ciudad que atravesarlo, utilizando claro está, los buques de carga o de pasajeros. La ciudad se abastece de suministros por mar, y ya solo hay una línea naviera para transporte de pasajeros, la fusionada Armas/Trasmediterránea; y otra para el transporte de mercancías Baleária/Peregar, también fusionadas bajo el nombre de Alborán. Fusionadas, como las cofradías de Málaga.

       El embudo se estrecha al llegar a Melilla, con estas dos únicas vías para el transporte, 13 agencias de aduanas, y 6 consignatarias de buques. Esto quiere decir que la totalidad de la inmensa cantidad de mercancía que llega  al puerto, precisa de alguna de estas puertas para su entrada en la ciudad y distribución. En algún lugar de esta cadena parecen estar los problemas de distribución que parecen estar afectado a la gran superficie de Eroski, que se encuentra al borde del desabastecimiento desde hace ya 10 días.

      Estantes vacíos de productos tan elementales como huevos, productos lácteos, botellas de agua, alimentos perecederos o no perecederos, productos de limpieza, aseo, etc. Pasear por sus pasillos produce el mismo efecto que las imágenes de la Venezuela de Maduro. Ha llegado a faltar el pescado, frutas y hortalizas. Fuentes oficiosas informan de que el problema podría radicarse en el transporte o distribución, y en el intento de negociar un nuevo contrato para la llegada de la mercancía hasta la cadena alimenticia.

         Esto no sucede en ninguna ciudad de España ni de Europa, salvo el ya referido caso de Venezuela. La plana mayor de Eroski/Murias se encuentra ya en la ciudad, intentando solventar la situación, sea cual sea. Hace unos días, en la zona de hortalizas se informaba a los clientes de que “problemas con la distribución impedían ofrecer los productos habituales”. Todavía no parece faltar el papel higiénico, como en Caracas. La otra posibilidad que se apunta, aunque con menos solvencia, sería la del cambio de titularidad del supermercado, pero esto no explicaría el desabastecimiento casi total de productos.

         Hasta el mes de diciembre de 2017, fecha de inauguración del Parque Comercial, el comercio melillense se encontraba en la Edad de Piedra. Han llegado hasta nosotros un tipo de centros comerciales que ya son habituales en el resto de España desde hace dos décadas. En Melilla, el presente siempre es el pasado.

         Nuestra defensa es siempre la del consumidor y trabajador melillense, la de la ciudad. Ya escribimos hace tiempo de como la acción de empresarios y comerciantes melillenses junto con parte del poder político, impidieron en 1996 que Melilla iniciase una renovación económica acorde con la que entonces se iniciaba en la península.

       Notas:https://elalminardemelilla.com/2017/12/03/parque-comercial-murias-de-melilla/

 

Atentados de Madrid, 15º aniversario


                                       11- M: El último viaje de los trenes

              La mitad del Alminar es visual. Gracias a dos colaboradores podemos mostrar el monumento central de la plaza de Atocha de Madrid en recuerdo de las víctimas del atentado islamista del 11 de marzo, también el Bosque del Recuerdo.
Aquella mañana  3 trenes partieron desde Alcalá de Henares con 15 minutos de diferencia, y uno más desde Guadalajara con dirección a Madrid. El que llegaba a la estación de Atocha reventó a 07h 37´, el de la estación de Téllez a las 07h 39´, y los de las estaciones de El Pozo a las 07h 38´y Santa Eugenia a las 07h 38´.
                               La verdad del 11 de Marzo
La mañana del 11 de marzo de 2004, mientras todas la cadenas de radio interrumpían la rutinaria programación y empezaban a relatar lo sucedido en Madrid, y el país entero palidecía ante lo que ya era el atentado más mortífero de la historia de España, y clamaba al unísono contra la organización terrorista ETA, lo primero que pensé es en el atentando del metro de Moscú, cometido por terroristas chechenos apenas un mes antes, el 4 de febrero, entre las estaciones de Avtozovódskaya y Pavelétskaya, que causó 49 muertos y más de 300 heridos. Era un atentado de tipo checheno: hacer reventar vagones de tren llenos de pasajeros.
Un crimen es un crimen (escribimos días atrás en relación con el asesinato de la familia imperial rusa) da igual quien lo cometa. No hay diferencias entre ellos, solo admite categorías. Moscú y Madrid quedaron unidas por dos masacres contra su población civil, sucedidas con poco más de un mes de diferencia. En el caso ruso la relación se establecía de modo directo, pues Rusia había sostenido ya dos guerras en Chechenia. Nada justifica una masacre o un atentado. La acción terrorista solo busca excusas. Sin embargo, en el caso de España la posible relación se tornaba más complicada, porque un Gobierno en estado de shock, ponía todo su empeño en mantener la atribución del atentado a ETA, con todas las consecuencias que eso tenía.
Sin embargo, un gobierno tiene a su disposición todos los recursos y medios posibles (servicios de información, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, servicios de inteligencia, contactos internacionales), para centrar de modo casi inmediato y certero las investigaciones. En medio de la confusión reinante y de la conmoción que reinaba en aquellas primeras horas, el gobierno de la Nación empezó a recibir información sobre lo ocurrido. A media mañana Israel ofreció a sus expertos en terrorismo islamista a España y el ofrecimiento fue rechazado. Los esfuerzos diplomáticos del Gobierno consiguieron que la ONU hiciera una declaración de condena a la organización terrorista vasca, mientras que los expertos policiales no hallaban indicios de su presencia. Un experto policial afirmaba: “Yo creo que no ha sido ETA, no es su modus operandi, sus métodos…demasiados muertos”*.
A las 10h 50´de esa mañana apareció la famosa furgoneta Renault Kangoo blanca con detonadores, dinamita y una cinta con recitaciones del Corán. Era la primera prueba que orientaba la autoría de la masacre en otra dirección. Eran detonadores antigrisú, que nunca había empleado la organización terrorista vasca. A lo largo de la madrugada del día 12, las inspecciones de todos los objetos encontrados en los vagones sirvieron para encontrar tres mochilas bombas que no había estallado. Solo una pudo ser desactivada. El explosivo encontrado era Goma 2 de la marca Unión Española de Explosivos. Esto sucedió a las 04h 30´del día 12.
¿Por qué se empeñó el Gobierno en mantener una teoría del atentado distinta de la que apuntaban ya todos los medios de comunicación internacionales, y todos los gobiernos europeos?. En 2004 internet y la mundialización de la información estaban ya en pleno desarrollo y la gente buscaba confirmar las respuestas que ya intuía, Ya nadie creía al Gobierno de España y eso provocó el rechazo y la indignación de la gente.
                              Las teorías de la conspiración
Ningún otro Estado conspiró contra el Gobierno de España en 2004, como parece sugerirse en el libro 11-M: La Venganza, del periodista Casimiro García-Abadillo. No queda abierta posibilidad alguna de que algún día algún dato lleva hacia una posible colaboración de ETA en la masacre de Madrid, como también afirma el autor. Siete de los autores del 11 M murieron en la explosión suicida del piso de Leganés, el 3 de abril de 2004, en el que también falleció el GEO Francisco Javier Torronteras. Es también claro que el cerebro del atentado y quizá algún autor más, lograron escapar de la acción policial.
Lo más parecido a una excusa que ha conseguido formular José María Aznar es: Debo reconocer que la sociedad española no era lo suficientemente consciente de la amenaza que suponía el terrorismo islámico. Si es así, entonces el gobierno tendría que asumir alguna responsabilidad.
La realidad es que en el segundo mandato de Aznar (2000-2004), arrancó a España de sus aliados europeos y la situó al lado del Reino Unido y de los Estados Unidos, lo que situó al país en el punto de mira del terrorismo de Al Qaeda. Tony Blair sí ha pedido perdón por el error de participar junto a Estados Unidos en una acción bélica contra Iraq sin mandato de la ONU, y ante la ausencia de pruebas de que Saddam Hussein tuviera armas químicas, o las pudiera emplear contra nadie.
Esta es la relación que se quería evitar, manteniendo las dudas sobre la autoría de los atentados de Madrid, la de que España había quedado expuesta, tras el giro en su política internacional. Los únicos responsables de los atentados fueron los que los cometieron, pero lo único que derrotó al Gobierno fue su obstinación en no reconocer y asumir de qué lado recaía la acción terrorista. Esa división se palpa todavía hoy, y sobre todo en el texto de homenaje en el Bosque del Recuerdo de Atocha, pues se utiliza el genérico de “a todas las víctimas del terrorismo”, cuando se trata de un homenaje y conmemoración a las víctimas de un atentado específico, el del 11 M.
José María Aznar debería pedir perdón y asumir su responsabilidad en la acción de gobierno. Saddam Hussein carecía de armas químicas, la devastación de Iraq ha resultado una catástrofe y se actuó en contra del criterio Naciones Unidas.
Nuestro homenaje es a las víctimas, las 190 que fallecieron en aquel fatídico día y en los posteriores. y a todos los cuerpos de seguridad, emergencias y voluntarios que trabajaron ese día.

                         Las 190 víctimas mortales del 11 de Marzo (lista del diario ABC)
1. Eva Belén Abad Quijada, española, 30 años
2. Óscar Abril Alegre, español, 19 años
3. Liliana Guillermina Acero Ushiña, ecuatoriana, 26 años
4. Florencio Aguado Rojano, español, 60 años
5. Juan Alberto Alonso Rodríguez, español, 38 años
6. María Josefa Álvarez González, española, 48 años
7. Juan Carlos Del Amo Aguado, español, 28 años
8. Andriyan Asenov Andrianov, búlgaro, 22 años
9. María Nuria Aparicio Somolinos, española, 40 años
10. Alberto Arenas Barroso, español, 24 años
11. Neil Hebe Astocondor Masgo, peruano, 34 años
12. Ana Isabel Ávila Jiménez, española, 43 años
13. Miguel Ángel Badajoz Cano, español, 34 años
14. Susana Ballesteros Ibarra, española, 42 años
15. Francisco Javier Barahona Imedio, español, 34 años
16. Gonzalo Barajas Díaz, español, 32 años
17. Gloria Inés Bedoya, colombiana, 40 años
18. Sanaa Ben Salah Imadaquan, española hija de marroquíes, 13 años
19. Esteban Martín de Benito Caboblanco, español, 39 años
20. Rodolfo Benito Samaniego, español, 27 años
21. Anka Valeria Bodea, rumana, 26 años
22. Livia Bogdan, rumana, 27 años
23. Florencio Brasero Murga, español, 50 años
24. Trinidad Bravo Segovia, española, 40 años
25. Alina Maria Bryk, polaca, 39 años
26. Stefan Budai, rumano, 37 años
27. Tibor Budi, rumano, 37 años
28. María Pilar Cabrejas Burillo, española, 37 años
29. Rodrigo Cabrero Pérez, español, 20 años
30. Milagros Calvo García, española, 39 años
31. Sonia Cano Campos, española, 24 años
32. Alicia Cano Martínez, española, 63 años
33. José María Carrilero Baeza, español, 39 años
34. Álvaro Carrión Franco, español, 17 años
35. Francisco Javier Casas Torresano, español, 28 años
36. Cipriano Castillo Muñoz, español, 55 años
37. María Inmaculada Castillo Sevillano, española, 39 años
38. Sara Centenera Montalvo, española, 19 años
39. Oswaldo Manuel Cisneros Villacís, ecuatoriano, 34 años
40. Eugenia María Ciudad-Real Díaz, española, 26 años
41. Jacqueline Contreras Ortiz, peruana, 22 años
42. María Soledad Contreras Sánchez, española, 51 años
43. María Paz Criado Pleiter, española, 52 años
44. Nicoleta Deac, rumana, 27 años
45. Beatriz Díaz Hernández, española, 30 años
46. Georgeta Gabriela Dima, rumana, 35 años
47. Tinka Dimitrova Paunova, búlgara, 31 años
48. Kalina Dimitrova Vasileva, búlgara, 31 años
49. Sam Djoco, senegalés, 42 años
50. María Dolores Durán Santiago, española, 34 años
51. Osama El Amrati, marroquí, 23 años
52. Sara Encinas Soriano, española, 26 años
53. Carlos Marino Fernández Dávila, peruano, 39 años
54. María Fernández del Amo, española, 25 años
55. Rex Reynaldo Ferrer, filipino, 20 años
56. Héctor Manuel Figueroa Bravo, chileno, 33 años
57. Julia Frutos Rosique, española, 44 años
58. María Dolores Fuentes Fernández, española, 29 años
59. José Gallardo Olmo, español, 33 años
60. José Raúl Gallego Triguero, español, 39 años
61. María Pilar Gámiz Torres, española, 40 años
62. Abel García Alfageme, español, 27 años
63. Juan Luis García Arnáiz, español, 17 años
64. Beatriz García Fernández, española, 27 años
65. María de las Nieves García García-Moñino, española, 46 años
66. Enrique García González, dominicano, 28 años
67. Cristina Aurelia García Martínez, española, 34 años
68. Carlos Alberto García Presa, español, 24 años
69. José García Sánchez, español, 45 años
70. José María García Sánchez, español, 47 años
71. Javier Garrote Plaza, español, 26 años
72. Petrica Geneva, rumana, 34 años
73. Ana Isabel Gil Pérez, española, 29 años
74. Óscar Gómez Gudiña, español, 24 años
75. Félix González Gago, español, 52 años
76. Angélica González García, española, 19 años
77. Teresa González Grande, española, 38 años
78. Elías González Roque, español, 30 años
79. Juan Miguel Gracia García, español, 53 años
80. Javier Guerrero Cabrera, español, 25 años
81. Berta María Gutiérrez García, española, 39 años
82. Sergio de las Heras Correa, español, 29 años
83. Pedro Hermida Martín, español, 51 años
84. Alejandra Iglesias López, española, 28 años
85. Mohamed Itaiben, marroquí, 27 años
86. Pablo Izquierdo Asanza, español, 42 años
87. María Teresa Jaro Narrillos, española, 32 años
88. Oleksandr Kladkovoy, ucraniano, 56 años
89. Laura Isabel Laforga Bajón, española, 28 años
90. María Victoria León Moyano, española, 30 años
91. María Carmen Lominchar Alonso, española, 34 años
92. Myriam López Díaz, española, 31 años
93. María Carmen López Pardo, española, 50 años
94. María Cristina López Ramos, española, 38 años
95. José María López-Menchero Moraga, español, 44 años
96. Miguel de Luna Ocaña, español, 36 años
97. María Jesús Macías Rodríguez, española, 30 años
98. Francisco Javier Mancebo Záforas, español, 38 años
99. Ángel Manzano Pérez, ecuatoriano, 42 años
100. Vicente Marín Chiva, español, 37 años
101. Antonio Marín Mora, español, 43 años
102. Begoña Martín Baeza, española, 25 años
103. Ana Martín Fernández, española, 43 años
104. Luis Andrés Martín Pacheco, español, 54 años
105. María Pilar Martín Rejas, española, 50 años
106. Alois Martinas, rumano, 27 años
107. Carmen Mónica Martínez Rodríguez, española, 31 años
108. Míriam Melguizo Martínez, española, 28 años
109. Javier Mengíbar Jiménez, español, 42 años
110. Álvaro de Miguel Jiménez, español, 26 años
111. Michael Mitchell Rodríguez, cubano, 28 años
112. Stefan Modol, rumano, 45 años
113. Segundo Víctor Mopacita Mopacita, ecuatoriano, 37 años
114. Encarnación Mora Donoso, española, 64 años
115. María Teresa Mora Valero, española, 37 años
116. Julita Moral García, española, 53 años
117. Francisco Moreno Aragonés, español, 56 años
118. José Ramón Moreno Isarch, español, 37 años
119. Eugenio Moreno Santiago, español, 56 años
120. Juan Pablo Moris Crespo, español, 32 años
121. Juan Muñoz Lara, español, 33 años
122. Francisco José Narváez de la Rosa, español, 28 años
123. Mariana Negru, rumana, 40 años
124. Ismael Nogales Guerrero, español, 31 años
125. Inés Novellón Martínez, española, 30 años
126. Miguel Ángel Orgaz Orgaz, español, 34 años
127. Ángel Pardillos Checa, español, 62 años
128. Sonia Parrondo Antón, española, 28 años
129. Juan Francisco Pastor Pérez, español, 51 años
130. Daniel Paz Manjón, español, 20 años (hijo de Pilar Manjón)
131. Josefa Pedraza Pino, española, 41 años
132. Miryam Pedraza Rivero, española, 25 años
133. Roberto Pellicari Lopezosa, español, 31 años
134. María del Pilar Pérez Mateo, española, 28 años
135. Felipe Pinel Alonso, español, 51 años
136. Martha Scarlett Plasencia Hernández, dominicana, 27 años
137. Elena Ples, rumana, 33 años
138. María Luisa Polo Remartínez, española, 50 años
139. Ionut Popa, rumano, 23 años
140. Emilian Popescu, rumano, 44 años
141. Miguel Ángel Prieto Humanes, español, 37 años
142. Francisco Antonio Quesada Bueno, español, 44 años
143. John Jairo Ramírez Bedoya, colombiano, 37 años
144. Laura Ramos Lozano, hondureña, 37 años
145. Miguel Reyes Mateos, español, 37 años
146. Marta del Río Menéndez, española, 40 años
147. Nuria del Río Menéndez, española, 38 años
148. Jorge Rodríguez Casanova, español, 22 años
149. Luis Rodríguez Castell, español, 40 años
150. María de la Soledad Rodríguez de la Torre, española, 42 años
151. Ángel Luis Rodríguez Rodríguez, español, 34 años
152. Francisco Javier Rodríguez Sánchez, español, 52 años
153. Ambrosio Rogado Escribano, español, 56 años
154. Cristina Romero Sánchez, española, 34 años
155. Patricia Rzaca, polaca, 7 meses
156. Wieslaw Rzaca, polaco, 34 años
157. Antonio Sabalete Sánchez, español, 36 años
158. Sergio Sánchez López, español, 17 años
159. María Isabel Sánchez Mamajón, española, 37 años
160. Juan Antonio Sánchez Quispe, peruano, 45 años
161. Balbina Sánchez-Dehesa Francés, española, 47 años
162. David Santamaría García, español, 23 años
163. Sergio dos Santos Silva, brasileño, 28 años
164. Juan Carlos Sanz Morales, español, 33 años
165. Eduardo Sanz Pérez, español, 31 años
166. Guillermo Senent Pallarola, español, 23 años
167. Miguel Antonio Serrano Lastra, español, 28 años
168. Rafael Serrano López, español, 66 años
169. Paula Mihaela Sfeatcu, rumana, 27 años
170. Federico Miguel Sierra Serón, español, 37 años
171. Domnino Simón González, español, 45 años
172. María Susana Soler Iniesta, española, 46 años
173. Carlos Soto Arranz, español, 34 años
174. Mariya Ivanova Staykova, búlgara, 38 años
175. Marion Cintia Subervielle, francesa, 30 años
176. Alexandru Horatiu Suciu, rumano, 18 años
177. Danuta Teresa Szpila, polaca, 28 años
178. José Luis Tenesaca Betancourt, ecuatoriano, 17 años
179. Iris Toribio Pascual, español, varón, 20 años
180. Neil Torres Mendoza, ecuatoriano, 38 años
181. Carlos Tortosa García, español, 31 años
182. María Teresa Tudanca Hernández, española, 49 años
183. Jesús Utrilla Escribano, español, 44 años
184. José Miguel Valderrama López, español, 25 años
185. Saúl Valdés Ruiz, hondureño, 44 años
186. Mercedes Vega Mingo, española, 45 años
187. David Vilela Fernández, español, 23 años
188. Juan Ramón Zamora Gutiérrez, español, 29 años
189. Yaroslav Zojniuk, ucraniano, 48 años
190. Csaba Olimpiu Zsigovski, rumana, 26 años
Nota: Todos los datos mencionado proceden del libro de Casimiro García-Abadillo

Mujeres en las calles, con voz y voto


                         Día Internacional de la Mujer en Melilla

                                 
Mujeres en las calles, desde las primeras horas de la mañana, de todas las condiciones sociales y procedencias. Mujeres de todas las edades, trabajadoras, desempleadas, madres de familia, estudiantes, hijas, abuelas. Las mujeres agrupadas como clase, frente a la agresión sistémica.
Es el Día Internacional de la Mujer. En un ambiente festivo, reivindicativo, solidario. Sin feminismo no se hubiesen abierto las puertas a la igualdad, sin marxismo no hubiese habido derechos de los trabajadores. Ese es el origen aunque ahora el neoliberalismo reniegue de todo e intente establecer caminos diferentes. Todo lo que no sea proseguir en este camino, supondrá una regresión en los derechos y en los conceptos.
El Patriarcado se defiende, porque un modelo igualitario supondría acabar con el sistema actual de dominio. Para ello siempre encuentra colaboraciones en viejos partidos, como el PP, para sus postulados patriarcales, o en otros nuevos, como Ciudadanos. Cuando estos modelos no le garantizan la hegemonía crea otros nuevos, como Vox, que conforma un modelo político altamente regresivo.
Llegan tiempos y citas electorales. El peligro de dormirse en los laureles y acomodarse en el Poder (Andalucía) trae como consecuencia que los movimientos y partidos neoliberales se introduzcan entre las grietas y contradicciones de la sociedad, y se hagan con gobiernos autonómicos, municipales, o incluso el del Estado, pero para cambiar las formas consensuadas a lo largo de cuatro décadas. Ese el peligro que acecha: la pretensión de conquistar el Poder desde la Democracia, para eliminar conquistas sociales, provocar regresiones, o mermar el Estado de las Autonomías.
Siempre existirán pobres, desfavorecidos, desigualdades que eliminar o corregir. Por ello serán siempre necesarias estructuras sociales de protección, sindicatos de clase, no gremiales, y movimientos políticos alternativos, que deben adaptarse de modo continuo a los nuevos tiempos.
En Melilla hay una especificidad que señalar y destacar y es la incorporación de las mujeres musulmanas a la lucha por los derechos e igualdad de las mujeres. Mujeres musulmanas con hiyab, con pañuelo tradicional o sin él. En esto nuestra ciudad sí es vanguardia. Resulta paradójico que las mujeres de los tres partidos de la nueva derecha se auto excluyan de una jornada de reivindicación colectiva, y sí participe desde hace años Coalición por Melilla, partido al que acusan de querer imponer una sociedad medieval, mientras la tríada de PP, Vox y Cs, califican al intento de resurgimiento del centro derecha con el término de “reconquista”, que es claramente un arcaísmo. Son las paradojas de estos tiempos extraños.

Agua


             Cuando una sola palabra lo es todo. Quizá sea el título más corto de toda la historia del Alminar en sus más de 2100 artículos. La mezcla de la palabra y la imagen para que cada cual vea por sí mismo. No creer hasta ver y aun viendo seguir sin creerlo, pero esto ya sería la obstinación. ¿Qué ocurre con el agua en Melilla?.

                    La lectura atenta del último comunicado de Guelaya-Ecologistas en Acción, pone los acentos sobre la gestión del agua, que corresponde por completo a la Ciudad Autónoma de Melilla y a su Consejería de Medio Ambiente. Son ellos los responsables únicos y últimos de todo lo relacionado con el agua en la ciudad. El comunicado deja claro que el último ciclo de planificación aprobado es el de 2016-2021, por lo que no ha influido en nada el cambio de gobierno. Cualquier problema detectado ahora debería haber sido previsto por el Gobierno Autonómico, que es el mismo desde el año 2000.

                 Guelaya califica en su comunicado como “bajeza”, el que desde la Consejería de Medio Ambiente se lanzara el mensaje de que la ciudad podría quedarse sin suministro de agua a partir del 7 de junio: Si la ciudad tenía conocimiento de que no se bombeaba agua desde el río de Oro hasta el embalse de las Adelfas desde hace meses porque no estaban operativas las bombas, ¿que ha hecho para resolver el problema?. La respuesta es nada. ¿Por qué no se escoge la fecha del 26 de mayo para iniciar el corte de agua?

                No existe la gestión ni la planificación, ni tampoco la vigilancia sobre lo planificado en el Plan. Aludir ahora a la falta del cuarto módulo es solo una huida hacia adelante por parte de la Administración competente en el tema del agua, esto es, la Autonómica.

                  Este gobierno lleva mucho tiempo tras la idea de cerrar las fuentes de agua de los barrios, las tradicionales ( Trara y Cuatro Caños), y las de ósmosis inversa, pero no puede porque la calidad del agua en los hogares es pésima para el consumo, como también sugiere Guelaya: “No negamos que el agua de Melilla sea potable, pero la población no la bebe de forma generalizada. Eso provoca visitas a las fuentes y consecuencias económicas para el bolsillo de los particulares, aumenta las cantidades de plásticos (botellas y garrafas de agua) por las que debemos pagar en la incineradora, y las depuradoras de ósmosis en casas aumentan el consumo por el rechazo de agua”.

                La otra cuestión sería la del excesivo gasto de agua en Melilla. Sin embargo aquí surge una triple incógnita. ¿Se puede atribuir ese exceso a los hogares o es una política de despilfarro de agua, a la que habría que añadir el de las fugas y las pérdidas generalizadas de la red? ¿Cuá es la razón de que Melilla triplique la media de gasto nacional de agua?

           El pantano de Las Adelfas es solo una reserva estratégica. Aun así la visión actual es la de sequedad casi absoluta, comparado con el pasado mes de julio. Lo habíamos visto más lleno en otras ocasiones, pero nunca tan vacío.

Nota:https://guelayaecologistasenaccion.com/tag/planta-desalinizadora-de-melilla/

 

Cuestiones de salud


                                El escáner de Remartínez prorroga su actividad

              Camilo José Cela hizo popular el lema de que “en España quien resiste vence”, tomado ahora por el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez en su Manual de Resistencia. En mayo de 2011, en los primeros días del Alminar de Melilla ya proclamábamos “La voluntad de resisitir”, como condición indispensable para tener al menos la posibilidad de  vencer. Algo parecido le ocurrió al conquistador de México Hernán Cortés, en su célebre Noche Triste, que abrió el camino a la gran victoria de Tenochtitlán, y de la que también hemos escrito en El Alminar.

                  Los ejemplos de resistencias que culminaron en ulteriores victorias jalonan la historia universal. Algo así le sucedió en la primera quincena de enero al radiólogo melillense Mariano Remartínez, quien nos comunicaba el cierre de su clínica de Tomografía Computerizada, conocida popularmente como “el scáner”. El final estaba concertado para el pasado día 28 de febrero, y los acuerdos con el grupo de análisis clínicos Echevarne prácticamente ultimados. Después de más de medio siglo en el ejercicio de la profesión médica, el resultado parecía una salida honrosa para el octogenario doctor melillense, aunque el resultado fuese malo para Melilla, pues se perdían los mejores equipos diagnósticos existentes en la ciudad. Todavía queda un largo trecho para la inauguración del nuevo hospital, cuyas obras estuvieron paralizadas durante los siete años de gobierno de Mariano Rajoy (2011-2018).

                            ¿Qué ha ocurrido  para que la situación se invierta?

                   El artículo publicado el pasado 19 de enero en este blog fue leído por 6700 personas, y recorrió como un rayo todas las redes sociales multiplicando su efecto. La sociedad melillense salió de su letargo y apoyó de un modo claro a los radiólogos Remartínez, únicos ejercientes en Melilla. Ante el apoyo recibido decidieron replantearse la situación y buscar una vía de salvación, para mantener los equipos diagnósticos en Melilla. Un nuevo estudio de viabilidad, con reducción de costes de explotación, y los inevitables recortes de personal, permiten mantener la actual situación, al menos a lo largo de todo el año 2019. Esta es la consecuencia de dos años de acoso por parte de la anterior dirección del INGESA, que llegó a revocar el resultado del último concurso público, que todavía está pendiente de resolverse en los tribunales de lo contencioso-administrativo.

        Nuestra contribución fue solo la de encender una pequeña linterna, eso sí, dentro de una cueva de murciélagos. El ruido que se produce es ensordecedor y el alboroto indescriptible, pues si a algo teme el murciélago es a la luz. Esta ha sido la situación de la sanidad en Melilla en los últimos 7 años, llena de maniobras orquestales en la oscuridad. En algún momento del septenio cayó la opción de poder escoger entre un segundo especialista, en el concierto de MUFACE con las compañías de prestación de servicios médicos, y esta entidad dejó de vigilar la obligatoriedad de la presencia continuada de los especialistas en la ciudad, y no solo las consultas de uno o dos días al mes.

         La situación sanitaria de Melilla sigue estando bajo mínimos, con todos los servicios saturados, desde la atención primaria hasta el propio hospital comarcal. La decisión de mantener abierta esta clínica supone un alivio, porque ya había cundido la alarma social ante su posible cierre. Un diagnóstico certero, con medios adecuados, puede evitar enfermedades, tratamientos largos y costosos, y salvar muchas vidas.  Esta es una de las cuestiones más serias que penden sobre la cabeza de los melillenses.

 

Notas:https://elalminardemelilla.com/2011/05/12/la-voluntad-de-resistir/; https://elalminardemelilla.com/2017/07/03/la-situacion-sanitaria-de-melilla/