Fiestas de Melilla


                  Los problemas de La Feria de Melilla

         Las Fiestas de Melilla no tienen contenido, no tienen carácter, son una celebración sin rumbo, entre otras cosas porque ni la oposición política, ni el resto de la ciudad, participa en el diseño de las mismas. Hace tres años se decidió que “las fiestas” se dedicarían al Mar y hoy ya nadie se acuerda de esa absurda denominación. La Feria de Melilla es lo que deciden en ese momento los encargados de llevarla a cabo. Se han perdido todas las casetas tradicionales de la Feria, salvo La Bodeguiya de los socialistas, la caseta del PP y la Peña Bética, ya no quedan ninguna de las denominaciones históricas de las establecidas en el parque Hernández. La Caseta Militar ya no es ni un pálido reflejo de lo que fue en su día. Lo que da solidez a una Feria es la continuidad y la raigambre y eso es lo que se ha deshecho, desde que la denominada “Comisión de Festejos” se hiciera cargo de la gestión de La Feria de Melilla.

         Hay muchas sombras sobre la asignación de casetas ( no se entiende ni justifica la exclusión del Populares en Libertad ) de la Feria. Lo importante no es conocer a quiénes se le ha dado, algunas de dudosa justificación y nula ocupación, sino a quiénes se le ha negado el espacio en el Recinto Ferial. Ya no hay ninguna asociación de vecinos, ya no hay casetas de la comunidad musulmana. No hay ninguna muestra de la diversidad cultural y social de  Melilla. Ya no hay nada y tampoco se busca la diferencia. Se quiere y pretende un tono monocorde.

           Ha sido un error absoluto el empezar este año la Feria el día 27 de agosto, con gran parte de la población sin finalizar sus vacaciones estivales y sin haber regresado a la ciudad. Se ha liquidado la participación ciudadana (concurso de carteles), y no hay actividades de ningun tipo, salvo las que realizan las propias casetas, que suelen ser escasas. Adelantar la fecha de celebración y utilizar cinco días de agosto para el desarrollo de La Feria, impide su encadenamiento con la de Almería y no concede huecos para el traslado de las atracciones.

         Otro problema es el de la falta de espacio de la propia Feria. Se trasladó de un sitio acotado, el parque Hernández, a otro que tampoco admite ningún tipo de crecimiento, como es la explanada de San Lorenzo y que verá mermada su superficie útil, con el cambio de uso sobre el espacio en el que ahora se asientan parte de las atracciones. La falta de espacio hace que la selección de casetas sea demasiado arbitraria y que muchas de las atracciones feriales no puedan viajar a Melilla por no tener lugar en el que ubicarse.

       ¿Fiestas Patronales?

             Es una cuestión complicada, pero está claro que se mantiene el patronazgo de las mismas aunque no aparezca la denominación en la cartelería oficial. Fue una exageración el pedir hace tres años “un acto de desagravio” a la Virgen de La Victoria por el presunto olvido de la celebración de la efeméride, que creo que está conmemorada suficientemente. Ocurre que la asistencia a los oficios religiosos por parte de la población cristiana es cada vez menor o casi testimonial. No soy partidario del predomino de lo religioso sobre la vida social de una ciudad y creo que fue un error declarar “Alcaldesa perpetua” a La Virgen en la década de 1990. Aunque sólo lo sea de modo honorífico, no fue una decisión correcta.

                  Melilla necesita un modelo de Feria en el que tengan cabida, estén representados y participen todos los ciudadanos. Necesita un espacio ferial amplio, el actual lleva un proceso de degradación muy rápido y no aguantará mas de 5 años. Quien quiera un modelo que se fije en Almería, que con un 2º traslado en el espacio de 10 años, parece haber sentado las bases para la supervivencia de este tipo de festejos patronales.

5 Respuestas a “Fiestas de Melilla

  1. Dos cosas al respecto: una, ¿Por qué no se celebra la feria la semana del 8 o la semana del 17, aprovechando el día festivo? Lo que no tiene sentido es que se acabe la feria y tres días después sea el día de la patrona. Y dos, ¿Cómo es posible que en el único lugar de la ciudad en el que se nota que estamos de fiestas sea en el recinto ferial? No hay ningún tipo de actividad, tipo conciertos o festival de teatro o de algún deporte, ni siquiera hay actividades para los niños, marionetas, cuentacuentos… Y las asociaciones de vecinos también podrían realizar alguna actividad en sus barrios, degustaciones, por ejemplo. Cualquier cosa que empape de fiesta a toda la ciudad y que haga que te moleste ir a trabajar, es lo menos que se le puede pedir a las fiestas de tu ciudad, creo yo. Una explicación: soy del norte y allí la calle se toma entera, no hay forma de escapar de la fiesta.

  2. Najerilla,estoy de acuerdo contigo en todo menos en los 10 dias de feria. No creo que los melillenses podamos aguantar a los niños que no entienden que no se les puede llevar todos los dias a la feria.

  3. A los niños hay que llevarlos sólo dos o tres días como máximo. Por lo demás el actual número de días de Feria está bien (8/9).

  4. La Feria de Melilla ha empezado siempre en los primeros días de septiembre y su final dependía del día de la semana en que se situase el día 8, el día de La Patrona de Melilla. Se llaman fiestas patronales, porque el día del patrón o patrona, caía o cae en medio de las fiestas. En Melilla ha sido así siempre, hasta que mentes muy, pero que muy lúcidas, tanto que no alcanzamos a comprenderles, decidieron la insensatez de la “fiesta del mar” y vaciaron todo de contenido.
    Porque hay que pensar y mucho, para encadenar el fin de la Feria de Almería con el inicio de la de Melilla (día 27 de agosto) y hay que pensar doblemente, para que los primeros días de la Feria sean los últimos del mes. Con el azote de la crisis y una ciudad con 10.000 parados, el día 27 y siguientes, la gente está con los bolsillos vacios, y esto se ha notado mucho. Pero los que piensan son ellos.

  5. Laura, digo cambiar la feria de semana, no alargarla. eso sería demasiado hasta para los jóvenes! Por cierto, ¿qué opináis del botellón de menores de edad enfrente de las Torres con la policía local al lado del hotel sin hacer absolutamente nada, como pasó el sábado pasado a las 6 de la tarde?

Acostúmbrate a sufrir con paciencia las contrariedades, a escuchar en silencio lo que desagrada, a estar sosegado entre los turbulentos y a permanecer tranquilo entre el estrépito del mundo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .