El cerro de La Piedad


           ¿ Un antiguo morabito en Segovia ?

         El año que concluye hoy, ha tenido para mí dos finales. Uno se produjo en Segovia, el día 27 de diciembre, el de San Juan Evangelista; a donde acudí para ver a mi Tía Mercedes, gravemente enferma. Fue un viaje inesperado y relámpago, de ida y vuelta, como casi todos los viajes. En febrero acudía al mismo lugar, a las exequias de mi otra Tía, Carmen. Ambas han estado presentes en mi vida a lo largo de 50 años, mi Tía Mercedes todavía lo está. Apenas dos semanas antes, realicé una entrada sobre Segovia, que a día de hoy parece casi premonitoria de este último viaje. En ella hablaba de la vida y de la muerte de Juan de La Cruz, y de mi visita a su santuario en el valle de La Fuencisla. Dos semanas después volvía a Segovia amparado por otro de los Juanes, el evangelista. Como escribí entonces, resulta extraño visitar como turista aquellos lugares en donde uno ha vivido. Son recuerdos y sensaciones distintas que se acaban unificando, aunque muchos años después. En los 7 años que viví en Segovia (1972-1979), jugué, paseé y caminé por el Cerro de La Piedad en decenas de ocasiones, mi colegio estaba al lado. No lo he vuelto a pisar desde entonces, aunque a veces lo veo de lejos. En esta ocasión me esperaba la imagen al bajarme del autobús que me traía desde la estación del AVE (Alta Velocidad Española), y mientras esperaba al siguiente con destino a San Ildefonso, localidad en donde residen mi madre y mi tía.

       La visión del cerro, iluminado por la cercana luz del ocaso, llamó mi atención de modo poderoso y magnético. Con mi cámara, como siempre, fijé ese instante y cerré puertas de recuerdos distantes. Todo era nuevo y lo vi de forma distinta: “Mirar donde otros han mirado y ver lo que otros no han visto, incluido uno mismo”. Por primera vez he visto este lugar como un eco del pasado, como un lugar de culto morabítico (en ellos se veneran tanto a personajes judíos como musulmanes). Segovia tiene un cementerio judío, con tumbas excavadas en roca (en las que he jugado infinidad de veces), y también estuvo bajo la dominación musulmana desde los inicios del siglo VIII, hasta finales del XI.  Son tres siglos y medio en los que debió quedar algún recuerdo, algún eco. Este podría ser uno. Lo he visto ahora, no antes. Me ha parecido una buena imagen para concluir el año 2012, el primero completo del Alminar.

           En la actualidad, y desde no sé qué época, la capilla del oratorio está acompañada por un Vía Crucis de cruces de piedra, algo bastante usual en los pueblos de Castilla. Tampoco es inadecuada la parábola para el año que se nos viene encima, y para el que despedimos.

    PD: https://elalminardemelilla.com/2012/12/14/en-la-tumba-de-san-juan-de-la-cruz/.

           https://elalminardemelilla.com/2011/12/29/santuario-de-santa-fe-de-mondujar/

 

Una respuesta a “El cerro de La Piedad

  1. Vamos a estar aquí, mientras Dios Padre quiera que sigamos en esa posición y no nos desviemos de su camino. Cuesta sangre escribir en muchas ocasiones, pero ese es nuestro calvario, que aceptamos en todo momento. Nunca nos falta la ayuda de Simón Cirineo, y en cada caída alguien nos ayuda a levantarnos.

¡Bendita perseverancia la del borrico en la noria!. Siempre al mismo paso, siempre las mismas vueltas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .