Archivo diario: 5 abril, 2013

La parábola de Yugoslavia


                 Se necesita un siglo para construir un estado, y una hora para reducirlo a polvo. Lord Byron

          La República Federal de Yugoslavia era el paradigma del estado plurinacional, multiétnico y multiconfesional. Hacían gala de sus siete nacionalidades, cinco idiomas oficiales y cuatro religiones.  La Presidencia se obtenía por turno rotatorio. Pueden buscarse a posteriori  todos los defectos que se quiera, pero el más grande de ellos, no merecía ni uno solo de los miles de muertos que provocó La Guerra de Yugoslavia.

                    La desgracia de Yugoslavia fue que en el momento más crítico de su historia, se encontró gobernada por los políticos más incapaces. El símil sirve para dónde vds. quieran, desde lo más cercano, que es Melilla, hasta lo siguiente, que es España, o lo más lejano, que es la Unión Europa. Esa es la eficacia de las parábolas, que sirven para mostrar sin señalar.

                El papel de Europa fue, como siempre, lamentable. Los responsables de la voladura de Yugoslavia como país, casualmente Alemania, con su reconocimiento unilateral de Croacia como estado independiente.  El mérito, creo,   recayó sobre Helmut Khol.

                 ¿Quiénes sufrieron más?. Los bosnios-musulmanes, que fueron masacrados por miles, ante la mirada impasible de la Unión Europea. Sarajevo pasó de ser ciudad olímpica en 1984, a un inmenso cementerio en 1991/2.

                      ¿Quién es el enemigo?. El otro, siempre. Nada está tan lejano como parece. Nunca olviden Sarajevo. Yo no la olvido, ni a Yugoslavia tampoco.

              Nota: https://elalminardemelilla.com/2011/05/11/la-parabola-de-sarajevo/