La parábola de Yugoslavia


                 Se necesita un siglo para construir un estado, y una hora para reducirlo a polvo. Lord Byron

          La República Federal de Yugoslavia era el paradigma del estado plurinacional, multiétnico y multiconfesional. Hacían gala de sus siete nacionalidades, cinco idiomas oficiales y cuatro religiones.  La Presidencia se obtenía por turno rotatorio. Pueden buscarse a posteriori  todos los defectos que se quiera, pero el más grande de ellos, no merecía ni uno solo de los miles de muertos que provocó La Guerra de Yugoslavia.

                    La desgracia de Yugoslavia fue que en el momento más crítico de su historia, se encontró gobernada por los políticos más incapaces. El símil sirve para dónde vds. quieran, desde lo más cercano, que es Melilla, hasta lo siguiente, que es España, o lo más lejano, que es la Unión Europa. Esa es la eficacia de las parábolas, que sirven para mostrar sin señalar.

                El papel de Europa fue, como siempre, lamentable. Los responsables de la voladura de Yugoslavia como país, casualmente Alemania, con su reconocimiento unilateral de Croacia como estado independiente.  El mérito, creo,   recayó sobre Helmut Khol.

                 ¿Quiénes sufrieron más?. Los bosnios-musulmanes, que fueron masacrados por miles, ante la mirada impasible de la Unión Europea. Sarajevo pasó de ser ciudad olímpica en 1984, a un inmenso cementerio en 1991/2.

                      ¿Quién es el enemigo?. El otro, siempre. Nada está tan lejano como parece. Nunca olviden Sarajevo. Yo no la olvido, ni a Yugoslavia tampoco.

              Nota: https://elalminardemelilla.com/2011/05/11/la-parabola-de-sarajevo/

Anuncios

10 Respuestas a “La parábola de Yugoslavia

  1. José Luis Navarro

    De aquella absurda y cruenta guerra, como suelen ser todas, conservo la imagen del atinado vídeo-reportaje que una periodista española hizo a una mujer mayor, ama de casa croata-cristiana.
    Con la guerra recién acabada, la reportera entrevistaba a la señora en su pueblo, que antes de la contienda, era compartido tanto por familias croatas como bosnias. Su casa estaba intacta y su familia entera, pero la de sus vecinos -bosnios- estaba destrozada y deshabitada. Al preguntarle por ellos, la buena (sic) señora puso mala cara, habló de que era mala gente y llegó a confesar, con disimulada satisfacción, que vio como los soldados serbocroatas los habían ametrallado y quemado la casa. “Como merecían”, vino a decir.
    Entonces la reportera, que para tal fin la entrevistaba, le mostró un vídeo hecho por la misma cadena antes de la guerra donde se veía a las dos matronas, la vecina bosnia y ella, comiendo juntas, abrazadas y diciéndose hermanas, mientras las familias de ambas, hijos y nietos, hacían los mismo. La mujer croata, tras rechazar aquello, acabó confesando que entonces ella no sabía que su vecina era una malvada bruja, como todos los de su etnia, que los tenía engañados, y que bien muertos estaban.
    De este repugnante proceder y odios surgidos entre antiguos amigos, incluso hermanos, los españoles sabemos mucho. Yo mismo, que viví la posguerra, pude comprobar como mis padres, republicanos, eran continuamente reprochados, cuando no insultados, por mis tíos, nacionales ellos.
    Y como las guerras civiles duran cien años, ese rechazo persiste en algunas conciencias.

    • Yo viví la ante guerra, la guerra y la postguerra, y se pasó tal como lo expresas en tu escrito y aun lo podemos comprobar entre muchos!
      Repugnante, a veces, el ser humano!!

  2. Se cargaron Yugoslavia. Se cargarán a todos aquellos países que no se sometan a su “imperio económico y político neoliberal”. Hay muchas formas de insuflar ideas nocivas a las masas.
    En el libro de Umberto Eco, se recuerda “el minuto del odio”, de la novela 1984, de George Orwel.
    Parece que vamos hacia eso. Dirigen constantemente nuestra atención hacia enemigos que “ellos” designan, de modo sucesivo: Iraq, Irán, Corea, etc…

  3. Quien no ha estado allí no sabe lo que es el horror. No sabe a donde llega la maldad humana. Yo lo he visto. Lo he vivido. Prefiero no recordar.

  4. Leyendo la entrada de D.Jose Luis Navarro, se me ponen los pelos como escarpias.Mi mejor amiga es musulmana, hemos compartido bodas, nacimientos, bautizos incluso enfermedades y muertes.No quiero ni imaginarme que nos hicieran a alguna de las dos tal lavado de cerebro, que al final llegaramos a odiarnos tanto.Dios no lo permita.Quiero muchisio a mi amiga y ella a mí.

  5. José Luis Navarro

    En la causa que el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) instruyó contra Milosevic, consta que la sicopatía del llamado Carnicero de los Balcanes era tal que cuando en marzo del 99, la OTAN, ante la inoperancia de Europa, decidió acabar con aquella guerra genocida y empezó a bombardear Belgrado (por cierto, fueron los F-18 españoles los primeros en atacar), éste no se lo podía creer. Pensado que se debía al desconocimiento geográfico de la península por parte de los americanos, envió un enfadado mensaje a Clinton que incluía un mapa de la península donde se señalaba Tirana (Albania). ‘That’s is your target’, escribió de puño y letra.
    El número de locos mesiánicos que, a lo largo de la Historia, han gobernado en el mundo son incontables. Pero más lamentable es saber que muchos de ellos lo hicieron, y hacen, con el beneplácito de sus pueblos.

  6. José Luis Navarro

    Como todo viene a cuento, guerra de sangre o paz sucia, aprovecho para mandaros un link sobre un artículo que acabo de publicar en Digital Melilla:
    http://www.digitalmelilla.es/index.php/opinion/firmas-de-colaboradores/2265-la-atlantida-now

  7. Las predicciones y las profecías no suelen tener demasiada repercusión, pero están escritas. No siempre se comprenden y suelen irritar bastante. Ningún profeta es alabado en su propia tierra.

  8. La balcanización de la política llega a España. Regresaremos por aquí.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s