Frontera, del colapso al coladero.



“En Melilla se entra, pero no se sale”. Manuel Céspedes

Hay frases que no merecen perderse y ésta, del que fuera Delegado del Gobierno socialista entre 1986 y 1996, es una de ellas. Por aquél entonces, le reclamábamos al entonces delegado gubernativo, que dejara salir de Melilla a dos ciudadanos búlgaros que habían quedado atrapados en nuestro perímetro. Tanto le insistimos a Manuel Céspedes Céspedes, que en apenas un mes, que a nosotros nos pareció una eternidad, firmó una orden de expulsión y repatriación a Bulgaría; único modo de salir de la ciudad en aquella época. Manuel Céspedes nos dio la orden de expulsión en mano, no era un hombre que soliera esconderse de sus acciones, y nos dijo: “la próxima vez decidle a vuestros amigos que: en Melilla se entra pero no se sale”. En su momento, la frase nos pareció propia de un cinismo administrativo casi intolerable, sin embargo hoy, con la perspectiva, me parece una de las frases más acertadas que se hayan dicho nunca, acerca del problema fronterizo de la ciudad. Se atraviese la frontera en el sentido que se atraviese, nuestra frontera es un cáos o un coladero. Entonces pensábamos que estábamos ante los mayores problemas fronterizos de la historia.
El más que evidente colapso en la frontera, está reventando las posibilidades de Melilla con su entorno, y está creando alteraciones dentro de la propia ciudad. Esta mañana, intentar salir del polígono industrial, por la carretera de Huerta de Cabo, era un ejercicio imposible, salvo que se incumpliese todas las normas posibles de circulación. Da miedo pensar que esta es la zona en la que se han planteado instalar “Centro Comerciales”. Con esta situación fronteriza, cualquier posibilidad de la zona es solo una especulación onírica.
No hablo del “comercio atípico”, sino simplemente del intercambio comercial y humano normal, del que disfrutábamos en el pasado tanto melillenses, como marroquíes. Hoy todo eso es historia, solo los más aguerridos se atreven a soportar las interminables e inhumanas colas de la frontera. Que se puede atravesar a partir de las ocho de la tarde es algo que ni es útil, ni sirve a nadie.
El atasco tiene su extremo a casi un kilómetro de la frontera de Beni Enzar, y la fila de coches es doble.

5 Respuestas a “Frontera, del colapso al coladero.

  1. Hay que abordar este tema, se podrían mejorar los accesos y hacerlos más fluidos y seguros. Yo he sido testigo ocular de atropellamientos, colas de hasta seis horas y masas agolpandose. Que no nos mientan y que no nos dejemos engañar hospitalario, solo estamos fomentando el contrabando, las mafias y la inmigración, que sigue distando muchísimo de ser una frontera con los requisitos que marca la UE. ¿Qué pasa con los policías y guardia civiles que se ocupan de nuestra frontera y se la juegan con apedreamientos y se exponen a los conductores suicidas que quieren atravesar la valla por la fuerza? o vamos a estar toda la vida villarriba y villabajo con la solución del afamado Imbroda de que tiene que venir de Bruselas. Basta ya.

  2. Yo propongo los temas, algunos con más éxito que otros y las personas opinan en los que mejor le parecen.

  3. Cuando llega la calor, todo aquel que puede y quiere aprovecha para escaparse de Melilla y creo que la gente todavía esta de vacaciones.

    Lo que hace falta es imponer una política realista a este coladero de mafias del tercer mundo. Esta ciudad, como es Melilla, no se merece semejante vergüenza. No se dan cuenta que el pueblo pide a gritos soluciones, que no les llegan. Los responsables de todo esto tienen nombre: El afamado Imbroda y El Barkani ni bebe ni fuma ni gasta el zapato.

  4. Pormenores de la pequeña historia de Melilla que algunos no conocieron.

    Había que ver en aquellos tiempos en que a nuestro país se le podía considerar casi como un país tercer tercermundista, ya que una buena parte de la población tenia que buscarse las habichuelas de forma, muy diversas! Había que ver los vapores que hacían el trayecto Melilla-Malaga, Melilla-Almeria, ida y vuelta; había que haberlos visto esos cientos de residentes melillenses con las maletas atiborradas de tabaco, de pimienta en grano, de café, de plásticos diversos desconocidos en España, y de tantas otras cosas de las cuales se carecía en la península.

    Hacían el viaje ida y vuelta, y en la vuelta las maletas venían atiborradas sobre todo,de aceite de oliva, y de tejidos diversos, percales, tela blanca, opales, entre otras cosas.

    Y eran las musulmanas de los alrededores de Melilla que transportaban estas mercancías provenientes de la península, a toda la zona del protectorado incluido la zona francesa.
    Los tejidos lo pasaban liados al cuerpo, que parecían las pobres verdaderos monstruos de lo abultadas que se ponían! El camino lo hacían a pie desde el lugar en que había comprado la mercancía, fuese cual fuese el destino de ellas.

    Naturalmente estaban perseguidos y muchas veces, como se puede suponer, le confiscaban la mercancía cada vez que los carabineros de turno querían detener a unos u otros!. Como siempre también funcionaban las triquiñuelas, sembrando por aquí o por allí!

    La diferencia con la actual situación es que, la pobreza en que quedó sumido nuestro país a consecuencia de la guerra, no poseía ningún atractivo para los nativos africanos. Al contrario, los barcos extranjeros que atracaban en Melilla eran rondados por jóvenes melillenses que cuando se les ofrecía la ocasión se introducían de polizón. Unos eran descubiertos y devueltos a sus familias, pero muchos consiguieron llegar al destino final del viaje e instalarse allí en busca de una vida mejor.

    Hoy a pesar de que todo va mal, no son aquellas circunstancias, y son los otros, aquellos que piensan en este eldorado que parece que es nuestra Europa!

  5. Aunque a muchos no les guste la comparación y se empeñen en demostrar que todo es diferente, los españoles, somos los fronterizos en Gibraltar. Son los mismas imágenes, pero en situaciones inversas.

¡Bendita perseverancia la del borrico en la noria!. Siempre al mismo paso, siempre las mismas vueltas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .