Estampas medievales en Melilla


 

             El año es largo, y debe tener a lo largo de el diversos puntos de ruptura (navidad, ramadán, semana santa, carnaval, feria medieval), para permitir la desconexión con la realidad circundante, y obtener solo imágenes , instantes visuales que diferencia unos años de otros. Estos cinco puntos de ruptura, narrados año tras año en El Alminar, reflejan la evolución o el retroceso de ese entorno y también nuestra propia evolución y perspectiva con los acontecimientos que observamos y de los que participamos. No todos los años vemos lo mismo, ni nos fijamos en las misma cosas. Lo que un año llama la atención, otro no, o ha desaparecido.

                Objetivamente esta Feria medieval ha sido algo más reducida que la del año pasado.  Se sigue apreciando un ligero descenso en la participación. La crisis ha pasado factura. Los años en que surgió eran los últimos de la vorágine del gasto. Lo que asombra, es que se consiga ofrecer casi lo mismo con 93.000€, que es el gasto de este año, que lo que se ofrecía hace algunos años con el doble o algo más de presupuesto.

               En cualquier caso es necesario algo de diversión y fiesta, aunque el entorno ideal de Melilla La Vieja sea incómodo y agobiante para la afluencia de público. Por un lado es bueno estar sometidos por una horas  a esas incomodidades de espacio, para recordar lo que debió sufrir allí la población melillense, recluida en ese entorno asfixiante, en la larga noche de los 400 años (1497-1860).

                                 El paso de las ocas

               Este año se llevaron la palma las disciplinadas y marciales ocas, conducidas por un buen pastor. Viéndolas así, sin romper la formación, se entiende visualmente, el porqué los nazis utilizaban este tipo de paso para sus desfiles, conocido como el paso de la oca. La misma marcialidad gregaria, pero en este caso, solo se trata de graciosos animalitos. Lo lamentable de “aquello”, es que compartían especie con nosotros, por muy increible que nos parezca.

Anuncios

3 Respuestas a “Estampas medievales en Melilla

  1. Por increíble y duro que nos parezca, debemos aceptar que los humanos somos capaces de cualquier cosa. Ejemplos nos sobran. Ser conscientes de eso me parece el mejor camino para estar alerta y evitar caer en lo peor.

  2. Gracias, Isa. Los comentaristas definen la diferencia del Alminar. Hay algo que es difícil de explicar y es la relación entre comentarios y entradas, y la aparición o desaparición de los comentaristas, independientemente de ellas, aparte de las consignas que se imparten desde la nomenclatura; mientras que el ritmo de visitas está estabilizado.

  3. La Cabalgata de este año era de las más “pobres” que he visto…

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s