Archivo de la etiqueta: costa de melilla

Imágenes de octubre en Melilla


                      Octubre tiene una luz especial. Es todavía intensa y fuerte pero empiezan a producirse contrastes muy acusados. Es frecuente que las mañanas de octubre aparezcan cargadas de nubes que desaparecen a lo largo  del día. San Narciso, San Judas Tadeo y San Quintín cierran un mes cargado de significados y de nombres. Desde el origen del Alminar, suele ser uno de los mejores meses, con más visitas y temas variados e inesperados. Nunca puede preverse lo que va a ocurrir. Los temas van surgiendo sin que podamos atisbar el más mínimo indicio. Lo que pensábamos no sucede, y lo que nadie esperaba acaba ocurriendo.

                              Es un mes de contrastes y como dice el refrán: en octubre de la sombra huye pero si sale el Sol, cuídate de la insolación. Es el mes de la siembra del cereal y también de la vendimia. La luz disminuye casi en una hora y media a lo largo del mes y su último día marca el ecuador del otoño. Es un mes largo, de los de 31 días. Solo el verano tiene dos meses completos de 31 días, mientras que el resto de las estaciones sol tienen uno completo y otro deben compartirlo. A veces es necesario pararse a contemplar, aunque sea solo por un instante.

Anuncios

Normalidad en la costa melillense


Fragata Marina Real de Marruecos

      Ayer entró una patera en la bahía melillense a la vista de todos.  Las fotografías han dado la vuelta al mundo. El testimonio está ya ahí para siempre. La política de ocultación de hecho por parte de las autoridades, queda anulada por la actividad de los teléfonos inteligentes y de las redes sociales. Alguien ve algo, lo fotografía y lo comparte de modo inmediato. Negar los hechos resulta luego ridículo. Hoy la ciudad estaba llena de rumores. A media mañana recibí varios mensajes alertando de la supuesta entrada de otra patera y de que esta vez las Fuerzas de Seguridad del Estado impedía hacer fotos. Me resultó extraño, porque nadie puede impedir a la gente hacer fotos desde sus casas o puestos de trabajo. La playa de San Lorenzo, muelle de atraque de pateras está rodeada de viviendas y oficinas. Al recibir el mensaje me encontraba en la ciudad vieja y las aguas parecían en calma. Aun así, pude ver entrar a una fragata de la Marina Real de Marruecos atravesar el mar entre los dos faros y dirigirse al puerto de Beni Enzar. La normalidad parecía absoluta. Los contraluces y la bruma de levante impedían obtener una mayor precisión en la fotografía.