Archivo de la etiqueta: desaparición

El pabellón Lázaro Fernández


          

              ¿ Cuál será el futuro de este pabellón ?

    ¿ Tiene sus días contados el pabellón Lázaro Fernández ?. La futura inauguración del nuevo pabellón García Pezzi afectará de modo indudable a este ya viejo, pero entrañable pabellón de deportes. Normalmente los acontecimientos no se producen solos, sino que desencadenan otros movimientos en los que en principio no se piensa. Dentro de poco, han esperado al nuevo gobierno del PP, los populares melillenses aprobarán su nuevo Plan General de Ordenanción Urbana ( PGOU). 

             El PGOU es un intrincado documento, del que tengo la presentación preliminar y el Avance del mismo, con el que se deciden los reordenamientos urbanos y muchas operaciones especulativas (recalificaciones, cambios de edificabilidad, variaciones en las licencias de uso), y un sinfín de operaciones muy difíciles de entender, pero que en realidad, es la única y gran vía de financiación para un gobierno autonómico tan derrochador, y tan sobredimensionado. Un PGOU bien manejado supone una auténtica cascada de millones para cualquier ayuntamiento.

            En el último año se había especulado con la posible demolición de las viviendas de Alvaro de Bazán, las viviendas de las calles Infanta Elena y Cristina y quizá, toda esa maraña de datos que incluyen los avances del PGOU, incluya la demolición de este pabellón, la recalificación del suelo y la posterior conversión del solar en un nuevo grupo de viviendas. La presión de las constructoras sobre el Gobierno autonómico melilllense  es enorme, y hay cientos de movimientos que esperan la aprobación de ese PGOU para iniciar su carrera.

          De todo esto, lamentaría sobre todo, la posible  desaparición del nombre de “Lázaro Fernández” de las calles de Melilla. El resto no está  a nuestro alcance el impedirlo, aunque lo veremos todo y quizá algo podamos evitar.

La desaparición del viejo Real


             La presión inmobiliaria es muy fuerte sobre toda Melilla, y mucho más en donde hay casas viejas (Tesorillo,Monte de La Libertad, Bº del Real). En general ya solo quedan pequeños solares, pero en este caso del Barrio del Real, la superficie a construir rebasa ampliamente los 1000 mts. cuadrados. Comprende la mitad de la calle Cataluña y toda la calle de Vigo. Las calles Mar Chica y la de Infanta Elena son sus lindes. La manzana completa fue comprada hace dos años por un único propietario. Ya sólo quedaban tres vecinos viviendo y con la marcha de esta vecina de la calle Cataluña, ya solo son dos las viviendas habitadas en la calle Vigo.

         La inquilina de esta vivienda, la última de la calle Cataluña, se ha marchado hace dos semanas. Ahora ya no queda nadie en este frente. Era una mujer mayor y vivía sola desde hace unos años. En el último mes había sufrido dos robos. La parte trasera a Cataluña carece  de valor arquitectónico o de cualquier otro tipo. Sólo este frente, conservaba las ménsulas y la balaustrada. Dentro de poco  desaparecerá y una parte más del viejo Real habrá desaparecido. Ahora mismo es uno de los barrios con más presión inmobiliaria.  Ya son contados y escasos los inmuebles modernistas o con decoración “Art Decó”, que quedan en el Real. Habrá que protegerlos si se quiere conservar algo, de lo que fue en su día, una planificación arquitectónica de Melilla y de sus barrios.