Volviendo al Área 51


                                            La puerta cerrada del Gobernador

         Se le llama la Casa del Gobernador, pero hace ya décadas que no reside allí ningún gobernador, ni nadie. La puerta está siempre está cerrada. Un día y otro, y un mes, y un año entero, y otro. Así desde 2014. Nadie ha vuelto a entrar allí y ver qué sucede. En años y tiempos que ya casi nadie recuerda, se descubrieron allí restos ¿romanos, medievales?. El último arqueólogo solvente que excavó allí fue el ceutí Noé Villaverde. Luego todo se cerró, se volvió a abrir en busca del mítico pasado fenicio de la ciudad y el lugar dejó de existir. Las órdenes eran estrictas. Nadie podía entrar aquí bajo ninguna circunstancia. Cualquier movimiento extraño  de personas con cámaras fotográficas debía ser comunicado. Hicimos fotos desde la terrazas contiguas, con la colaboración vecinal, desde las de enfrente, desde otras más lejanas, pero también se dieron órdenes claras: «no dejar pasar a nadie a las terrazas, bajo ningún concepto, con ninguna excusa». Todo debía estar cerrado a miradas y ojos extraños. Más allá del cartel nadie puede pasar. Fotografiarse en la puerta sí. Las últimas fotos que tenemos del lugar datan de 2014. Fue la última vez que pudimos subir a una  terraza y observar. Las excavaciones se detuvieron en 2011.

        Este verano se informó de que se rememoraba el 4º aniversario de las excavaciones de 2011*. Todo se abandonó, pero nadie dijo el motivo. ¿No se encontró lo que se buscaba? o se encontró lo que no se estaba buscando. ¿Qué ocurre allí?. Algunos se olvidan de las cosas, nosotros no.

           Las instalaciones de la Nasa se encuentra en el desierto de Nevada, en EEUU y se conocen con el nombre del Área 51. Las instalaciones de la Casa del Gobernador se encuentran en la Plaza de Pedro de Estopiñán.

         Nota:https://elalminardemelilla.com/2014/01/16/en-la-selva-del-gobernador/. *http://www.melillahoy.es/noticia/74127/juventud/doce-jovenes-reviven-las-excavaciones-en-la-casa-del-gobernador-.html

Excavaciones: Victoria Grande y Cerro del Cubo


              

        
     Me remiten un anuncio insertado en la página web del Gobierno de Aragón, ofertando dos plazas de peones excavadores para el próximo mes de julio en Melilla, en las excavaciones que se llevarán a cabo en las inmediaciones del fuerte de Victoria Grande, sus fosos y en las inmediaciones del Cerro del Cubo. La noticia, no divulgada en Melilla resulta sumamente importante, primero por que confirma que seguirá adelante el nuevo proyecto megalómano y modificador del perfil tradicional de Melilla, que pretende unir el fuerte de Victoria Grande y su derruido zona, con el Parque Lobera. Luego transformarán el propio Parque Lobera hasta dejarlo irreconocible, con fuentes musicales, luces de mil colores.
                     La excavación es olbigada hasta para ellos mismos, puesto que en la Carta Arqueológica de Melilla, que tienen escondida hasta el ridículo pese a ser un documento público, marca toda esa zona en color rojo, o sea, de maximo interés arqueológico y de excavación obligatoria. De momento informa solo de que se realizará una única campaña.
                 Lo siguiente que llama la atención es que en las entidades que convocan esta excavación son la Consejería de Fomento ¿?, la Viceconsejería de Juventud ¿¿?? y la entidad privada, Instituto de Cultura Mediterránea ¿¿¿???, entidad privada y adosada como una lapa a la Consejería de Cultura, y que curiosamente no aparece por ningún lado como promotora.
                 Como viene siendo habitual, no hay ningún proyecto de colaboración con Universidades, ni con arqueólogos de renombre, con arqueçologos especialiados en arqueología musulmana,  ni con nadie que tenga que ver realmente con la arqueología. Esto es  la nomemclatura.           
              
                       Lo que encontré en el Cerro del Cubo
         En 2010 vino a Melilla la Ministra de Cultura González Sinde, y le entregué delante de la Consejera de Cultura, un proyecto para declarar todo el espacio de La Alcazaba, el Cerro del Cubo y el Parque Lobera, como un conjunto único de interés arqueológico. Pocos días antes, habían entregado dos cajas con unos 40 fragmentos de cerámica medieval islámica, al «arqueólgo jefe» de Melilla, Manuel Aragón. Junto con las muestras elaboré una  lista con los lugares en donde fueron halladas, y la indicación exacta en donde fueron se eocnotraban las piezas. También encontré fragmentos de huesos fosilizados de cordero, propios de la alimentación musulmana.
      Nota: Enlace a la página del Gobierno de Aragón
Organismos/InstitutoAragonesJuventud/Documentos/Melillan.pdf

Falsificación munumental en Melilla, V


               La plaza de Armas de Melilla

          Lo sucedido en la plaza de Armas de Melilla, es con mucho, el peor atentado que se haya cometido nunca contra el patrimonio histórico de Melilla. No me cansaré de decirlo una y otra vez y volveré sobre ello todas las veces que considere necesario. En este caso, la aportación de estas fotos por parte de otro colaborador de El Alminar, obliga a que volvamos nuestros pasos sobre la «falsificada plaza», cuyas  excavaciones empezaron en el año 2000 y se mantuvieron hasta el 2002.

           Hubo varios arqueólogos en aquellas excavaciones iniciales, dirigidas por el Doctor Noé Villaverde. Tras su expulsión de Melilla (su despido fue declarado improcedente), se acabó de perpetrar el monumental destrozo arqueológico y estético de lo que fuera la plaza de Armas, sin embargo, hubo una zona que estuvo dos años abierta un año mas, sin que nadie se atreviese a hacer algo con ella. ¿Qué pasó?, ¿qué encontraron allí que no esperaban?, ¿porqué se decidieron por tapar todo?. ´

          Noé Villarverde encontró, en su opinión, y no hay otra porque ningún otro arqueólogo volvió a pisar o interpretar la zona, todo aquello se correspondía con un área votiva o de culto, que se habría mantenido a lo largo de los siglos, desde el VIII aC., hasta la llegada de los españoles. El arqueólogo ceutí dejó claramente identificadas,  en su memoria de excavaciones y en una publicación posterior, tanto un resto de muralla musulmana del siglo X/XI, como el resto de lo que pudiera ser la primera cerca edificada por las tropas que conquistaron Melilla en 1497. Había muchas más cosas, los silos de los que ya he hablado y mostrado fotografías, lo que parecían ser habitaciones de un conjunto más grande, e incluso una escalera que parecía descender a lo que pudiera ser una cripta o una zona sagrada, siempre y cuando se acepte la interpretación de Noé Villaverde. La arqueología es una ciencia pero también tiene un margen de interpretación, e incluso de teoría política.

      Para evitar un visión única y dirigida en una determinada visión, cualquier proyecto de excavación, si quiere ser riguroso, debe contar con un arqueólogo director y varios auxiliares, con experiencia en distintas épocas históricas. Aquello se intentó en aquellas fechas, Noé Villaverde menciona a varios en su memoria de excavación. Luego se hizo el silencio, el mismo que se mantiene en la época actual. Tan sólo dejaron unas zonas marcadas con suelo de distinto color y material (son perfectamente visibles en la actualidad), las dos línea de murallas que dejara marcadas Noé Villarverde. Los silos no se señalaron y del resto de lo encontrado, se desconoce su estado actual o si fue preservado. Para hacer el diseño actual de la plaza y el acceso a la plataforma del baluarte de San José Bajo, se eliminó una parte de la muralla medieval hispana. Todo en Melilla es insólito, porque esto no se hizo en una época en que no importaban los restos históricos, sino en una fecha tan reciente como el año 2005.

     El lema de: «Se oculta, se destruye, se tapa», sigue vigente en Melilla. Al menos ahora tenemos las fotos y podemos mostrar lo que decimos, para que cada cual juzgue por sí mismo. Es una política de rehabilitación absolutamente cuestionable y puesta totalmente en evidencia.

En el interior del Gobernador


       

 

             En el interior del Área 51

         Si como dice un colaborador ayer sacaron escombros de la Casa del Gobernador, sólo pueden ser los procedentes de la nueva zanja o de la ampliación de la cuadrícula, o quizá también de los acumulados en la puerta tras la reanudación de las campañas de excavaciones en el año 2008. Tenemos las fotos de todo, porque nunca nos faltan colaboradores, pese a que cada vez es más difícil moverse por Melilla La Vieja, sin ser detectados por las «balizas» de  los servidores del mundo oscuro.

       En el post anterior comentada la diferencia de nivel del suelo entre la Casa y el propio patio, por lo que es importante limitar cual sería el area a proteger, osea, en aquellas zonas en donde el terreno no fue desmontado ni allanado y eso sólo sucede entre esta patio, la Caja de Reclutas que está por detrás, y el resto de la manzana que concluye e incluye la Casa Lafont. Hay que recordar que Melilla está protegida por un decreto de la década de 1950, como Conjunto Histórico y no puede haber nuevas cosntrucciones o remociones de terreno, sin excavar antes. Lo digo porque ya ha habido dos extraños anuncios de venta de solares en Melilla La Vieja, uno en la calle del Horno y otro en la de San Miguel, que no pueden ser tocados sin excavaciòn previa. De la Comisión de Patrimonio ya no se puede esperar nada, porque eso es sólo una marioneta al servicio de otros intereses, tras la expulsión caciquil del representante de La Delegación del Gobierno y del Colegio de Arquitectos de Melilla.