Archivo de la etiqueta: isla de talleres

Tocando fondo en Isla de Talleres


         A veces es bueno tocar fondo, como en el caso de Isla de Talleres, pues eso quiere decir que a partir de ahora, veremos alzarse las famosas 5 plantas de un parking público que resolverá, supuestamente, el problema de aparcar en el centro de la ciudad. Sin embargo, aquí se acaban la buenas noticias porque, todo hay que decirlo, la Ciudad Autónoma de Melilla adelantó la cantidad de 14, 5 millones de euros, para hacerse con la propiedad de  714  plazas de aparcamiento, lo que supone un coste por plaza que oscila entre los 16.500€  y 20.300€,   que es una cifra carísima para el mercado de plazas de aparcamientos.

        ¿Cuánto tardará la ciudad de Melilla en amortizar semejante cantidad de dinero?. Calculando de modo generoso la utilización del parking público de Isla de Talleres, aproximadamente se tardarán 100 años en revertir a las arcas públicas la cantidad desembolsada, siempre y cuando los melillenses aparquemos de modo constante y por cualquier motivo, en ese parking. Ocurre que los aparcamientos públicos empiezan a resultar deficitarios en todas las ciudades de España y más en tiempos de crisis y de disminución de sueldos, que ya no revertirán a su estado original. La gente, en cualquier parte, está empezando a utilizar los transportes públicos, a reducir el uso de los vehículos privados y sobre todo, a buscar zonas gratuitas de aparcamiento aunque suponga, tener que realizar andando parte del trayecto. En una ciudad pequeña como Melilla, ese negocio del parking, está llamado a no resultar provechoso nunca. Además, los precios de este tipo de aparcamientos resultan muy caros.

         No se entiende lo ocurrido en Isla de Talleres, ni el porqué de ese adelanto tan descomunal de dinero a una empresa, que ni siquiera tiene su sede social en Melilla. Todo esa inversión se escapa,  en su mayor parte, de Melilla  y no está creando que se diga, demasiado empleo en nuestra ciudad. Extraña también, que dada la cantidad de terreno removido, no se haya encontrado siquiera una hebilla romana, una moneda árabe o una chapa púnica.

    El Informal de Fran también se hizo eco de esto en su momento: http://www.elinformaldefran.com/2011/04/aparcamientos-isla-talleres.html

      Nota: todavía se está drenando agua del nivel freático, de la antigua zona pantanosa de Isla de Talleres.

Anuncios

Fotos antiguas y desconocidas de Melilla


          La aportación documental de un amigo de El Alminar, va a servir de base a esta nueva sección de El Alminar de Melilla. Son fotografías antiguas, poco conocidas, que voy a compartir con todo aquel que quiera descargarla. No le voy a poner ningún tipo de marca de agua, para que todos puede utilizarla como mejor le parezca. La idea es de Dani JSR, que abrió un post con una temática parecida, en un Foro de infausto recuerdo. Todas son del año 1971, realizadas desde un avión. Algunas son fácilmente identificables, otros no.  Iré subiendo las fotografías de dos en dos,  hasta que se acaben las fotos novedosas.

         La 1ª fotografía está realizada sobre la desaparecida Isla de Talleres y antes de que se hicieran los chalets. Destaca el parque Hernández y otros edificios característicos, incluso el campo de deportes de la calle Bandera de Marruecos,que hoy es un edificio de viviendas. La 2ª de las fotografías es una panorámica completa del Bº del Real, que necesita muy pocos comentarios. La calle Mar Chica es la arboleda del lado derecho de la foto. Se ve perfectamente el campo denominado como  “huertas del Real” y también que no está construido el puerto marroquí de Beni Enzar.

          Es una medida contra los APAs (archivos personales de autor), cuyos fondos proceden en su mayoría de extintos organismo oficiales, inconsultables y destinados solo  a ocultar la verdadera historia de Melilla y al provecho personal y único del autor.

          Nota: Las fotografías fueron realizadas por uno de los helicópteros del portaaeronaves Dédalo, en su visita a Melilla en 1971.

Hacia el abismo en Isla de Talleres


                  2016. Odisea en el subsuelo     

           La excavación en Isla de Talleres es un festín geológico, técnico y también visual. Se va a excavar a una profundidad nunca vista en Melilla, 15 mts., y dentro de poco, tendremos la imagen mas parecidas a la explotación de  minas a cielo abierto, con rampas circulares para extraer la arena del fondo. El subsuelo a esas profundidades va a deparar muchas sorpresas, y casi seguro, hallazgos arqueológicos, porque justo en esta zona estaba el estuario del histórico río de Oro. Las laderas del cerro de San Lorenzo descendían hasta lo que hoy es la calle Sánchez Suárez, límite sur del solar. Era un estuario, ahí llegaban casi seguro antiguas embarcaciones, probablemente era un desembarcadero púnico y cerca, en el cerro estaba el túmulo funerario. El hallazgo en 1988 de un molino romano en unas obras en el edificio de Sanidad Marítima, sugiere también la posibilidad de una zona habitada. Si había puerto, también existían dependencias auxiliares. Si hubo vida, también hay muertos. ¿Qué aparecerá?.

           Lo primero que ha aparecido es arena de playa, que es la capa de arena oscura que cubre toda la superficie excavada hasta ahora. Revueltas entre la arena se están encontrado miles de conchas, prueba de que la línea de costa antigua estaba ahí. Realmente todo eso, hasta el límite actual es terreno ganado al mar. El caso es que si llegaban embarcaciones, había casi seguro hundimientos, perdida de mercancías en el desembarco, depósitos traídos por las crecidas del río, en suma, una gran posibilidad de hallazgos. La profundidad actual es de 4 mts. Apenas 1/3 de la final, que será próxima a los 15. Los camiones ya empiezan a parecer pequeños.

         Se está utilizando tecnología punta en este tipo de excavaciones. Debajo, aunque no lo vemos está el nivel freático y un lago. Hay bombas extractoras que bombean agua durante  todo el día y la vierten directamente dentro de la red de alcantarillado.

          Para hacer el muro pantalla que rodea el solar, se utilizó una “cuchara bivalva hidráulica para muros de pantalla continuos”. Cada vez que se hundía en el suelo alcanzaba la profundidad antes aludida. La ventaja de esa máquina es que es silenciosa y no provoca vibraciones en el suelo. Ahora están utilizando perforadoras para crear pilotes de refuerzo frente al muro pantalla. El muro pantalla en su lado Oeste está lejos de las casas de la avenida de La Democracia. No parece haber peligro de que se produzcan corrimientos de terreno, pero nunca se puede estar seguro de todo. La profundidad va a ser mucha y todavía nadie sabe puede saber qué es lo que espera en el abismo.

      El caso es que la compañía promotora de este futuro vergel, descartó hace diez años una obra así por considerarla demasiado arriesgada. Ahora ha cambiado que ha sido la Ciudad Autónoma la que ha adelantado 14 millones de euros, para las futuras 700 plazas de garaje. La promotora no arriesga nada porque el dinero es público y nuestros actuales gobernantes tampoco, porque el plazo de finalización de obras, siempre y cuando no surja el más mínimo contratiempo es el último mes del año 2016. Las próximas elecciones Autonómicas serán en 2015, por lo que el éxito o el fracaso corresponderá a otros. Casi ninguno de los actuales gobernantes estará al frente de Melilla para aquellas fechas. No habrá solución al problema del aparcamiento hasta el 2017. Es un horizonte demasiado lejano. Mientras tanto, seguiremos vigilando el abismo de cerca.

   PD: ¿ Hacia dónde se está llevando todo ese vaciado de áridos ?. Si algún día se acomete la quimérica ampliación del Puerto de Melilla, habrá que comprar los áridos de relleno a Marruecos. ¿ Dónde se están almacenando todos estos miles de metros cúbicos de arena?

 

El cenagal de Isla de Talleres


 

Aflora el agua en el solar de Isla de Talleres

         El agua ya ha empezado a aflorar, desde el lunes, en el solar de Isla de Talleres, que no sólo es una ciénaga en el sentido geotécnico, sino también otros. Como primer paso no se entiende ni se justifica que la Ciudad Autónoma entregara un aval de 14 millones de euros por adelantado, a cuenta de las 700 plazas del supuesto garaje, que sólo estará listo, si no hay ningún percance técnico, en el año 2014.  Esto quiere decir que con suerte, la obra del aparcamiento público estará lista solo unos meses antes de las próximas elecciones, pero esto no va a sucede así, porque los problemas ya han empezado y los operarios de Magna Melilla, Ñarucola, o quien se encargue de la obra, llevan ya tres días achicando agua y eso que sólo se ha excavado la primera capa, con el desmonte de la zapata de hormigón que servía de cimentación a las construcciones anteriores. El problema estriba en que “el muro pantalla” se ha excavado hasta los 20 mts. de profundidad y eso es mucha profundidad y de ahí puede salir mucha agua o sabe Dios qué.

      Evidentemente hay medios técnicos para solucionar cualquier eventualidad y si no, que se lo digan a los holandeses, que viven en un país arrancado al mar. Lo único que se cuenta aquí, es que probablemente los plazos de obra, aunque largo, se dilaten más de lo previsto y al final esos 14 millones de euros, no cubran los gastos de modificaciones de proyecto y cimentaciones. El parking tiene prevista su finalización en 2014  y las viviendas en 2016, osea, cuando ninguno de los responsables de semejante e insólito derroche  “a cuenta”, ya ni siquiera se presenten a las próximas elecciones municipales.

              El agua ya está ahí, y el plano que señala el antiguo pantano y los viejos cursos de agua de  la comarca de Melilla, extraídos del magnífico estudio: “Las cimentaciones de la Ciudad de Melilla”, también. Esto es una gran ciénaga, que sólo está empezado a aflorar y me refiero solamente al aspecto geotécnico.

           PD: El nombre real del Río de Oro es Uad Medduar (río de las curvas o de los meandros), no sabiéndose realmente de dónde salió o quién impuso esa extraña denominación, pues material aurífero jamás se ha extraído de su cauce.

Isla de Talleres


                 Isla de Talleres

     En atención al comentario de SinRumbo, incluyo esta otra fotografía del solar de Isla de Talleres, en el que ya ha empezado la excavación en serio. En la zona marcada con una línea amarilla en el lado izquierdo, la perforadora en forma de pinza de cangrejo sigue culminando el muro pantalla a 20 mts. de profundidad, y en la zona más próxima a nosotros, marcada con una linea verde, ha empezado el desmontaje de la zapata de hormigón que servía de cimientos a la zona de talleres, del poliddeportivo y las áreas de ocio. Una vez retirada la losa de hormigón, deberán excavar hasta los referidos 20mts, una profundidad nunca vista en Melilla y la orden será no detenerse ante nada, no mirar al suelo cuando se mete la pala excavadora.

          Una obra de estas características y con la cantidad de dinero que hay comprometida, no se va a parar porque aparezca un molino romano (calle Vilegas,1984), o restos humanos y cerámicas islámicas ( cerro de San Lorenzo, 1986 y 1988). Si están; como dice SinRumbo, los restos humanos de los soldados del Sultán Sidi Mohamed Ben Abdalah, puedo asegurar que volverán al mismo vertedero en el que estaban. Otra cosa sería que apareciesen los restos de La Atlántida o incluso de Tartessos, solo en estos casos, creo que podrían detenerse la obras. Una vez marcado el objetivo, mi capacidad de seguimiento excede lo que vaya a ocurrir en esa zona y si los que debían estar interesados y obligados a ello no pueden controlarlo, entonces creo que no vamos a detener nada.

             Aun así, auguro enormes problemas en la zona, porque ahí hay siglos de sedimentos tanto de las cuencas fluviales como del posible estuário de San Lorenzo y más allá de una determinada profundidad, no pueden saber qué es lo que se van a encontrar. Quizá coincidan los niveles freáticos de la zona y una posible filtración procedente del mar, con lo que Isla de Talleres puede acabar convertida en el mayor lago artificial de Melilla. Es una obra muy arriesgada, que curiosamente ya descartaron llevarla a cabo la primera vez que lo intentaron, allá por el año  1998. Ñarucola que se hizo con los terrenos por esa fecha, siendo presidente de Melilla Enrique Palacios, descartó profundizar demasiado en ese terreno, precisamente por ese riesgo y por eso vendieron a su vez el solar, aunque ahora vuelva a participar en el proyecto.

                            ¡¡ Recuerden esta profecía !!

El solar de Isla de Talleres


                  El lecho arqueológico de Isla de Talleres

        Dicen, o al menos asi se representaba en una maqueta del Museo de Melilla, no expuesta actualmente, que en lo que hoy es el solar de Isla de Talleres se asentaba un antiguo pantano o el estuario de los cauces fluviales de Russadir, porque esta comarca tenía mucha agua, desembarcaderos naturales al abrigo del mar abierto y tierras muy fértiles por los depósitos constantes de limos y sedimentos. Esto hizo que la mítica Russadir fuese un territorio de antiquísimo poblamiento y zona de contacto de todas las culturas que se han asentado o pasado por la zona.

       Esta zona fue un lago, o un pantano, o un estuario, o lo que es lo mismo, una zona muy propicia para hallazgos arqueológicos, porque los ríos arrastran de todo y en los estuarios y desembarcaderos hay todo tipo de hundimientos. A muchos arqueólogos les gustan mucho este tipo de zonas, por la gran probabilidad de hallazgos y sobre todo, por la gran diferencia de los mismos. Se puede encontrar en un mismo lugar todo tipo de restos de épocas muy diferentes.

    La gigantesca perforadora con forma de pinza que ha excarvado el suelo para edificar “el muro pantalla” que rodea lo que serán los cimientos del edificio y los futuros aparcamientos, se ha introducido hasta los 20 metros de profundidad y ahora hay que excavar el todo el terreno comprendido por ese muro pantalla hasta esa profundidad, con lo cual, la probabilidad de que aparezcan restos de embarcaciones, procedente de depósitos arrastrados por las aguas o de cualquier otro tipo, es muy alta, proque la szonas se irían colmantando y aprovechándose para huertas o cualquier otro uso. La calle que rodea el solar y que se corresponde con la ladera norte del extinto Cerro de San Lorenzo, fue objeto de hallazgos arqueológicos en 1920, cuando se excavó superficialmente la zona para construir la Casa de Socorro. Si ahora se excavará hasta los 20 mts. de profundidad, habría que estar muy atentos a posibles hallazgos arqueológicos.

            Sería adecuado someter la zona a un atento y cuidadoso control la posible apararición de hallázgos y sobre todo, pensar que vale más perder dos o tres meses en la ejecución de las obras, que no perder datos de la historia de Melilla, como viene siendo la norma en los últimos tiempos. Lo del muerto del Teatro Kursaal, del que nunca más se supo, no puede volver a suceder.