Edificios fantasmas


         La cochambre es noticia en Melilla porque edificios en zonas muy transitadas, se perpetúan en estado de ruina durante años sin que la consejería competente actúe o realice acción alguna, hasta que una denuncia ciudadana la pone de relieve o la muestra.

           Cuando caiga este edificio entre las calles Álvaro de Bazán y general Polavieja, liberará un solar de gran valor crematística. La demolición y la construcción son dos actividades que corren parejas en la ciudad, y que no han decaído en ningún momento durante la crisis.

            En el momento en el que la piqueta, o las palas excavadoras derriben esta cochambre, desaparecerán dos lugares, con dos tipos de recuerdos distintos. El restaurante Fornos deja tras de sí muchas centenas de buenos recuerdos durante sus años de actividad. El otro es justo lo contrario, uno de los pubs y puteríos más infames de la historia de la ciudad, y al que preferimos no nombrar.

              Durante el tiempo en el que han permanecido cerrados, menor en el casado del restaurante de comida asturiana, han sido objeto del vandalismo y de la residencia ilegal, por parte de los merodeadores melillenses, las gentes que viven en la calle. En el caso del pub, resulta tanto más sorprendente que la antigua barra del puterío, permanezca en el mismo estado en el que se sirvieron allí copas, con las botellas vacías y los vasos sin limpiar.

            Todavía y hasta que sean demolidos, les quedan unas semanas hábiles para los residentes fantasmas, eso si deciden correr el riesgo de caminar entre las ruinas y escombros. La imagen es absolutamente fantasmal, y eso que no se ha hecho más allá del quicio de la puerta, no sea que algún cliente deambule por el interior, en busca de una última consumición, o incluso de pagarla.

           Durante los debates parlamentarios de 1921, a cuenta del Desastre de Annual, el parlamentario socialista Indalecio Prieto hacía alusión a los dos elementos que habían socavado la moral y la integridad de las tropas, en  lo que él llamaba “el vicio de Melilla”. Uno era la prostitución, que parece no haberse ido, y el otro es el juego, que ahora parece regresar, de la mano de los Presupuestos Generales del Estado.

Anuncios

16 Respuestas a “Edificios fantasmas

  1. La vocación ruinosa de melilla es evidente y viene de lejos. Todo lo que se ve es ruina, tan gloriosa como se quiera, pero una ruina de pies a cabeza. Además no es sólo este edificio la muestra más evidente de que melilla tiene vocación de ciudad en ruinas. Cuántos edificios han estado más entre los muertos que entre los vivos? Hay edificios que están abandonados y en ruinas desde hace mucho tiempo y que tienen colonias de murciélagos incluida. No es ya algo más que edificios fantasmas sino de políticos fantasmas.

  2. ¿Lo de la droga no se daba entonces?
    Hoy Indalecio Prieto se sorprendería de hasta qué nivel puede llegar la degradación mucho más allá del círculo de la tropa. La prostitución no solo no se ha ido, ni siquiera reducido, es que aumenta por todas partes y el juego, un negocio que como cualquier negocio todo el mundo se alegra de contar con él y de que prospere sin importarle un bledo las implicaciones sociales que pueda tener.
    Por cierto, en algunos medios se habla de que la heroína y los camellos están volviendo a algunos barrios degradados de Madrid…

  3. Hay más, Miguel. El reino de la cochambre avanza sin remedio.

  4. El problema es que hay familias pagando alquileres de 300 y 400€, por vivir en edificios en ese estado. Este al menos lo van a tirar en breve.

  5. Curioso silencio…con tanto cargo relacionado con la cultura en la ciudad y tanto ilustrado relacionado diariamente con el poder, que perdamos cada día nuestro patrimonio tangible o intanbible. El sentido estético que décadas atrás querían hacer de Melilla un lugar hermoso decayó en la astracanada constante, en los delirios de grandeza a base de pelotazos urbanísticos. Valle Inclán se hubiera puesto las botas con nuestra decadencia insomne.

    • Le dicen cultura cuando quieren decir religión&dioses ,esta es la ciudad de las culturas,de las religiones,de los dioses,de la duplicidad de cargos culturales. Instituto de las culturas, consejería de cultura, Melilla Monumental, viceconsejeria de festejos…. 4 en 1….

      • Te comprendo. La cultura, las fiestas, la identidad, todo girando en torno a actos religiosos, acaban los de unos y empiezan los de otros, todos compitiendo en ostentación buscando preponderancia. Tiene que ser insoportable en una ciudad tan pequeña donde no hay escapatoria.

  6. Melilla solo tienen un dios y es el dinero. Los otros dioses fueron ejecutados hace ya más de 20 años.

  7. No, creo que se refiere a un hecho o momento determinado.

  8. Mi intención era referirme a la fecha de aprobación del Estatuto de Autonomía de la Ciudad de Melilla y la construcción de un gran templo (torres V centenario), visible desde cualquier punto de la ciudad, al nuevo dios.

Lo que se ha podado retoña; lo ahuyentado vuelve, lo extinguido se enciende; lo adormecido despierta otra vez. Poco es , pues, podar una sola vez; es necesario podar muchas veces, continuamente, si es posible.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s