Archivo de la etiqueta: accidentes de trafico

N+ 1 accidente en una rotonda


             No todo lo que es redondo es una rotonda. No puede haber rotondas con carriles rectos (rectondas), no se puede aparcar dentro de una rotonda, no pueden existir rotondas que cedan el paso a un carril lateral de acceso. En Melilla no hay rotondas como las que se dibujan en las normas de tráfico para conducir por ellas. Seguridad Ciudadana y Seguridad Vial no son la misma cosa.

             Esta mañana ha habido un nuevo accidente de tráfico en una “supuesta rotonda”, pero eso ya no es noticia, porque los hay todos los días. No es que todos/as los melillenses no sepan conducir, es que no existe una regulación del tráfico con arreglo a las normas de seguridad vial. Hay rotondas que obstaculizan el tráfico y que no son rotondas.

           Un poco más lejos de esta rotonda, la del accidente del día, existe otra que es una “rectonda”, término nuevo inventando por El Alminar para describir una rotonda que no existe ni se ve, y que está situada a la entrada del puerto deportivo o Noray. Se circula en línea recta hacia ella, y es cosa sabida que el que circula pro el carril interior de una rotonda recorre menos espacio que el que lo hace por el exterior o “cuerda”. Como se llega hasta ella en línea recta, no se ve al vehículo que circula por la parte posterior y gira, o al que accede a la misma desde la calle de Ayú Lalchandani. Además hay un homenaje al mar en forma de barca de pesca, que tapa la visión, que complica la situación. Ese lugar es un “come frenos”.

          Se produce a diario otra situación, y es que si se sale de los aparcamientos de Puerto Noray, hay que esperar a que se despejen los carriles que vienen del puente de la Policía Local, porque al venir en línea recta y rápidos, alcanza con facilidad al que intenta salir del aparcamiento y accede a la rotonda, por lo que se ve obligado a ceder la preferencia para evitar la colisión. Ya se sabe que a igualdad de señalización vial, un ceda el paso en este caso, tiene preferencia el que sale por la derecha. Aquí no, porque te revientan y además el impacto sería lateral y más peligroso. Esto tampoco es una rotonda.

          Afortunadamente en Melilla no se conduce tan mal como se piensa, ni tan rápido como se dice, por eso los accidentes aunque numerosos, revisten carácter leve, salvo en casos muy desgraciados y de temeridad al volante. No hay una planificación conjunta del tráfico en la ciudad, ni una regulación eficaz. Podría darse el caso de que aún  prohibiendo el tráfico rodado, habría accidentes. Cuando veamos una rotonda como las utilizadas en los planos explicativosde Tráfico, la fotografiaremos.

 

Anuncios

Ocurrencias en Real de Peatones


Maceteros peligrosos en Real de Peatones

              La falsa peatonalización del Barrio del Real, es la tercera peor obra pública de la historia de Melilla, después de las Torres del V Centenario y del Túnel de Alfonso XIII, probablemente sea incluso la más absurda de todas, llevada a cabo en contra de la opinión de todo el barrio. La obra lleva retraso, está mal ejecutada, y ya tiene defectos, pero de esto ya hemos escrito y se seguirá haciendo en los próximos años. El caso es que han destrozado el bulevar centenario del Real. Las obras megalómanas suelen acabar mal.

                      Primer accidente de tráfico en Real de Peatones

          Se ha producido al filo de la media tarde de ayer, día ocho de mayo. Como no hay manera de distinguir, por el color de suelo, cuál es la calzada, cuál la acera, y qué parte es la antigua zona central del bulevar, no se les ha ocurrido otra cosa que instalar unos peligrosos maceteros gigantes de ferralla de hierro en las esquinas de los cruces. Son peligrosos todos, pero sobre todo porque por su desmedido tamaño, dificultan la ya complicada maniobrabilidad de Real de Peatones.

              La calle La Legión está orientada en dirección Este/Oeste, por lo que ha una determinada hora y en sentido ascendente, el Sol está siempre de cara y deslumbra. Esto le ha ocurrido al conductor de un Audi, que al girar hacia la derecha para salir a la calle Valencia, se ha tragado un “maceterón” de ferralla.

               Es un nuevo despropósito más, en una obra que ya lo es de por sí. Cuando ya no se acierta ni siquiera cuando se rectifica, es que la situación empieza a ser preocupante e irreversible. No habrá modo de salir de esta.

                Nota: https://elalminardemelilla.com/2015/04/28/peatonalizacion-en-falso/

Tráfico, el infierno en las calles


accidentes en melilla

         Los accidentes de tráfico son constantes y diarios. Jugársela en las calles también. El mal estado del pavimento, la saturación y densidad del tráfico junto a la falta de una regulación efectiva, son males endémicos en la circulación en Melilla. La proliferación de rotondas (algunas de ellas inservibles), la ausencia de una señalización vial permanente, salvo el esporádico repintado electoral, consiguen que casi nadie circule adecuadamente por la calles. La falta casi generalizada de respeto o atención del automovilista melillense hacia cualquier señal o norma de tráfico empieza a ser legendaria. Suele ser normal que en un semáforo pasen más automóviles con la luz naranja o roja, que cuando está en verde. Exaspera ver el tiempo que se toman algunos/as en salir de un semáforo cuando el disco muestra el color verde, o la parsimonia con que  algunos/as salen de los aparcamientos, provocando enormes considerables embotellamientos. Los vicios de los automovilistas melillenses llenarían paginas de una enciclopedia. No todo podemos achacarlo a una gestión pésima.

Las intersecciones del Barrio del Real


            El barrio del Real fue muy bien diseñado en 1910, cuando se conquistó la zona en la Guerra de 1909. Era un barrio de modernismo obrero del que ya apenas quedan unos pocos vestigios. Un siglo después de su nacimiento la situación ha cambiado mucho. En las ciudades modernas el tráfico y el problema de los aparacamientos es uno de los más serios con los que tiene que enfrentarse cualquier ciudad. Nada es irresoluble si se actúa con eficacia y no se deja que los problemas se enquisten a lo largo de los años. Hemos señalado muchos de los problemas del barrio y uno siempre recurrente es la peligrosa circulación en el barrio, sobre todo en las intersecciones entre calles.

          Los automovilistas aparcan en cualquier lado, sobre las mismas esquinas, e incluso dentro de las intersecciones, obstaculizando la visión y conviertiendo en muy peligrosa la simple acción de atravesar el cruce. En la intersección de la calle Mar Chica con la calle Valencia los accidentes son constantes, porque las esquinas y la propia intersección están permanentemente invadidas de coches. Bastaría con pintar los bordillo de las mismas de color amarillo, para disuadir el aparcamiento y realizar unas isletas centrales, como existen en la calle de La Legión, para solventar el problema. Cualquier cosa es preferible antes que el constante aumento de los accidentes y atropellos de peatones, como denuncia la propia Dirección Provincial de Tráfico.

                     Estas fotografías son de otro accidente en la zona señalada. Es una constante del barrio. Siempre el mismo lugar. No sólo se incrementan los accidentes, sino también la gravedad de los mismos.

  Nota: (1)https://elalminardemelilla.com/2011/11/03/obras-caos-accidentes/. (2) https://elalminardemelilla.com/2013/12/18/el-trafico-envilecido-de-melilla/

El tráfico envilecido de Melilla


En determinadas horas es imposible circular en Melilla, sin desesperarse en atascos y cuellos de botella para salir de determinados barrios. Se anuncian magnas obras para comunicar el polígono industrial con el espacio exterior, en zonas por donde el ciudadano no pasará casi nunca, mientras que debe sufrir en con su coche en las calles, jugándose la vida en cruces sin visibilidad, entre coches mal aparcados y en lugares de pésima iluminación. A menudo hay que sortear contenedores y todo tipo de obstáculos para poder circular. La desesperación llega al límite en algunos puntos, en donde la espera se hace interminable para salir de ellos. A veces hay que arriesgarse, pillar el hueco y normalmente no ocurre nada. Sin embargo, otras veces se produce el accidente. Llevamos una semana de accidentes graves, con lesiones fuertes para los conductores. Es este caso, la conductora del vehículo que sufrió mayores daños, fue trasladada al Hospital Comarcal por los servicios de emergencias, tras ser estabilizada sobre la acera.

Esta es la situación que nos encontramos los melillenses a diario, con pavimentos y calles en pésimo estado, escasa visibilidad,  saturación de tráfico y caos en las horas en las que se necesita usar el coche. Como siempre escribimos, ninguna queja hacia la labor de la Policía Local, que bastante hace con el actual estado de cosas y con quienes la dirigen. No hay regulación ninguna del tráfico en Melilla. La señalización es pésima y el rotondismo no soluciona nada. Como siempre, todo ya lo habíamos escrito en alguna ocasión.

Nota: https://elalminardemelilla.com/2012/02/06/jugarsela-a-diario-en-los-cruces/

Circulación insostenible en Melilla


La circulación en el barrio del Real

Circular en Melilla es un riesgo incesante. No hay control alguno sobre el tráfico y se conduce “al hueco”. Atascos, mala visibilidad en muchos cruces, coches aparcados en cualquier lugar que restan visibilidad y dificultan las maniobras. Da igual la norma de no aparcar en las esquinas, sobre los pasos de cebra, o sobre las aceras. No se respeta ninguna. En esta ciudad de la circulación imposible es en donde quiere implantar “el carril de bicicletas”. Hay mil obstáculos que dificultan la conducción y la movilidad en cualquier lugar de la ciudad. Hay eslóganes muy bonitos y grandes campañas publicitarias que atiborran los bolsillos de “los magnates” de la comunicación, pero que no se traducen en una calidad del tráfico y de la circulación urbana, incluida la peatonal. Esta mañana se ha producido un accidente espectacular en la intersección de la calle Mar Chica y la de Andalucía. A pesar de la aparatosidad del accidente, parece que no ha habido lesiones graves. En Melilla, los conductores, nos jugamos la vida a diario. La circulación en el barrio del Real es caótica. Especialmente complicadas son las intersecciones que sirven de acceso y de salida al Polígono Industrial, verdadero infierno de tráfico, solo equiparable al caos permanente de la zona del Rastro.
Desde El Alminar hemos señalado muchas veces puntos negros de tráfico, dado noticias de accidentes, y también aportado o sugerido algunas soluciones. La culpa no es siempre exclusiva del conductor, pues hay muchos factores que dificultan la visibilidad del tráfico, como la instalación de contenedores en lugares inadecuados, o la ausencia de isletas que impidan el aparcamiento “libre” de coches, en lugares inadecuados.

Nota: https://elalminardemelilla.com/2012/02/06/jugarsela-a-diario-en-los-cruces/

Proliferación de obras y de accidentes


 

        La Consejería de Seguridad Ciudadana hace ya mucho tiempo que es solamente un nombre en Melilla. No critico a la Policía Local, que bastante hace con mantenerse en pie, teniendo tales responsables a su frente. Tampoco lo digo porque sean más eficaces que otros anteriores, sino porque las Consejerías se están otorgando como recompensa y no se está buscando la eficacia o personas que pertenezcan al mundo de la Seguridad Ciudadana. Se escoge simplemente al que ha servido bien al partido o al jerarca, sin importar lo más mínimo el perfil profesional.

      El masivo y descontrolado corte de calles. La realización de obras “a granel”, sin prever las vías alternativas, sin información previa al ciudadano sobre qué calles están cortadas o cuales abiertas, están convirtiendo a Melilla en un permanente caos de tráfico. Se circula en tensión, en atascos interminables, con desregulación absoluta de semáforos, en permanente estado de estrés y sobre todo, se circula con los coches por bancales y caminos de carros. No existen en Melilla cien metros continuos  de asfalto liso, sin triturar. Todo son zanjas mal cubiertas, con firmes de diferentes tipos, con zonas hundidas del pavimento. Se circula en permanente peligro y todos los días ocurren accidentes graves. Parece que ya no existen, porque ya no se reparte ni publica el parte semanal de accidentes.

        Cuando algo no interesa, simplemente se toma la medida de hacer desaparecer la información relativa a determinado aspecto. Sin embargo, lo que uno ve en la calle  es algo distinto. Y si no me creen, pregunten en las compañías de seguros. Este accidente aparatoso y grave, y  ha sucedido apenas unos minutos antes de que yo cruzase por la zona, calle Luis de Ostáriz en cruce con calle del Hospital Militar. El descenso de Ostáriz hacia Altos de la Vía ha sido cortado para realizar una nueva obra, la de los miles de kilómetros de nuevas tuberías. Todo es una lotería, un puro juego de ruleta, que le puede tocar a cualquiera.

      La iluminación en la zona es pésima. La información nula. No están los tiempos para dejarse los coches o la integridad física, gracias a una deficiente gestión de la Seguridad Ciudadana.