Archivo de la etiqueta: campanario santa maría micaela

El campanario a contraluz


Campanario Sta. Mª Micaela

        A lo largo del mes de junio el Sol camina por el firmamento en la búsqueda de su punto más alto, lo que sucederá el próximo día de San Juan. El Sol solo repite la posición en el firmamento una vez al año. El campanario de Santa María Micaela es el punto más alto de la fe de Cristo en Melilla. Es el único campanario existente como tal, como elemento arquitectónico, con cuerpo propio independiente del edifico del templo. Una vez al año y durante algunos días, el Sol pasa entre sus arcos y ofrece un intenso contraluz. Los rayos solares parecen fundir el bronce de la campaña e incluso los ladrillos del sólido y esbelto campanario. Incluso la campana parece tener ojos y mirar.    Nunca antes lo había visto de esta manera. La nubes han colaborado al apagar el brillo solar, cubriéndolo todo de gris. Parece una fotografía de blanco y negro pero no lo es. Ha sido una imagen casual, que no se volverá a repetir hasta el año que viene. Son imágenes irrepetibles. Seguimos la realidad desde fuera, aunque formemos parte de ella. Ahora mismo no puede hacerse otra cosa.

Melilla desde Santa Mª Micaela


En algunas ocasiones debe volverse a un mismo lugar, en otras no, pero si por alguna razón escogemos un determinado lugar, y lo visitamos de modo continuado, o esporádico, podremos darnos cuenta de los cambios que se producen en él mismo y en su entorno. En algunos lugares no estaremos nunca y no pasa nada, aunque ahora se haya instalado la ansiedad de tener que recorrer el mundo entero y deprimirse si no se ha visitado tal o cual ciudad, determinada cascada, paraje o cerro inhóspito. El mundo se ha vuelto compulsivo y hay que visitar compulsivamente todo, pues en caso contrario no se es nadie. Hay algunos que ofrecen el relato pormenorizado de los lugares en donde han estado, como si eso resultase de algún interés para la humanidad.

Algunas veces, por casualidad, casi sin querer, visitamos un sitio y nos deja un poso que se agranda con el tiempo y que nos obliga a volver allí. Ciertas alturas me atraen, pero no todas. Me gustan sobre todo las de los alminares y las de los campanarios, en este caso el de Santa Mª Micaela, uno de los lugares más elevados de la ciudad. Es el sitio más alto desde donde se llama a Cristo en Melilla. Estuve allí hace dos años y coloqué la única foto que hice en una entrada sobre el Monte Gurugú. Era un lugar al que sabía que tenía que volver y dedicarle una entrada propia, porque la  merece. Esta vez observé y fotografié la vista completa, en un segmento Sureste-Oeste.

La visión era más nítida y diáfana que la última vez que estuve allí. Tras varios días de lluvia el ambiente estaba limpio y se aprecia en la definición del paisaje. Yo viajo y visito lugares, pero si los menciono es porque intento transmitir algo, porque en ellos puede existir alguna cosa que pudiera interesar a alguien, aunque a ninguna otra persona de este mundo, el mismo lugar le transmita las mismas cosas o le proporcione las mismas sensaciones. El viaje es individual para cada ser humano. Cuando se comparte un viaje, a cada uno le proporciona siempre una vivencia distinta, aunque todo lo demás sea común.

Nota: https://elalminardemelilla.com/2013/06/28/el-monte-gurugu/