Archivo de la etiqueta: fuerte Victoria Grande

La restauración de Victoria Chica


 

                 Victoria Chica ya solo es un torreón, un foso, y algunas dependencias internas, poco más que el resto de un fuerte. Hubo un tiempo en el que se creyó que desde sus muros se disparó el famoso cañón Caminante, pero esa fue una falsa creencia que deshizo el historiador melillense Antonio Bravo (1). Así pues, afirmar que se está en contra de la rehabilitación del fuerte de Victoria Grande porque desde él se defendió la españolidad de Melilla, es un argumento falaz y de una gran ignorancia histórica.

                 Victoria Chica no corre riesgo alguno de derrumbe, y aún teniendo su importancia histórica, no resulta muy adecuado que se gasten en él casi 3 millones de euros, en una presunta rehabilitación. El lugar podría ser conservado y mantenido con la décima parte de esa cantidad, pero en nuestra ciudad se utilizan argumentos de “estado de guerra política”, con afirmaciones tan impropias como la que hemos mencionando.

                 En Melilla hay una apariencia de gestión, al igual que existe una sensación de inseguridad. Los barrios de la ciudad se vienen abajo, las plagas de insectos y roedores asolan toda la ciudad. Hay muchas carencias  en los barrios, en Sanidad, en Educación, en Transportes, en Empleo, lo que convierte en un desafuero ese injustificado y desmesurado gasto.

               Además, visto lo ocurrido en Victoria Grande, hay muchas objeciones históricas que hacer acerca de este tipo de rehabilitaciones, que más parecen falsificaciones históricas. Victoria Grande ha sido desposeído de su carácter de fuerte militar, y del de prisión política que mantuvo a lo largo de tres siglos. Ahora solo es un espectáculo lumínico en el que es imposible averiguar su pasado. Se elimina la piedra original, se recubre todo de piedra artificial y se laminan los vestigios históricos.  En Victoria Chica, más que en ningún otro lugar, hay vestigios de épocas anteriores que no mencionaremos para no provocar su eliminación.

          Comprometer un gasto de 2.763.900 euros, con recursos propios de tesorería, con un más que posible recurso a préstamos bancarios, en una ciudad en la que siguen existiendo barrios como el del Poblado legionario, con infraviviendas, con tejados de uralita (amianto), es casi inaceptable. Toda la oposición se abstuvo en la votación de semejante despropósito y por ello fueron increpados por el Gobierno de la ciudad. Debieron votar en contra, porque ejecutar proyectos así, descartando necesidades prioritarias de barrios y de personas, no es algo que puedo contar con el refrendo de nadie. Es una huida más en el camino de la irrealidad y los proyectos megalómanos, en los que parecen haberse instalado aquellos que nos gobiernan. Victoria Chica merece ser conservada, pero no a ese precio ni en este momento.

        Eso sí, desde Victoria Chica se contemplan las mejores vistas de la ciudad, pero una vez restaurado hay que conservarlo, y eso es lo que no se sabe hacer en la ciudad, salvo cerrarlo a cal y canto.

Nota: (1)http://patrimonioculturalmelillense.blogspot.com.es/2010/05/precisando-el-punto-cero-de-melilla-la.html

 

Anuncios

La memoria de La República


La lucha por la memoria de Carlota Leret O´Neill

     La República fue vencida, y su memoria ultrajada y enterrada, hasta tal punto, que el diccionario de la Real Academia Española sigue recogiendo esta acepción: “lugar en donde reina el desorden”, en lo que es clara una antinomia, república y reinar.

        Cuando alguien, en este caso Carlota Leret, quiere recordar y rescatar la memoria de sus padres, debe demostrar que no  alberga, ni le embarga, el más mínimo deseo de revancha, aunque sea desde el punto de vista histórico. Lo que queda de manifiesto, en los herederos ideológicos y biológicos del franquismo, es que siguen sin perdonar a los derrotados.

        Solo así puede entenderse la cadena de afrentas que ha recibido Carlota Leret en su última visita a Melilla. El patronato de la UNED le denegó la publicación del libro Romanza de las rejas, pese a que es una obra mundialmente conocida. La Consejería de Cultura y sus entidades adláteres, le denegaron la posibilidad de que “Las romanzas” fueran leídas en el renovado fuerte de Victoria Grande, lugar en donde estuvo presa su madre, la escritora Carlota O´Neill y en donde escribió sus romanzas.

           Son actos con una gran carga simbólica, y ese es el motivo por el que le han denegado los permisos. Por eso mismo,  nadie se atreve a dar la cara y decir: yo fui el que denegó el permiso a Carlota Leret. Siguen detentando y ostentando sus cargos de representación pública, pero ya sin honorabilidad política alguna. Lo sucedido con Carlota en Melilla, no tiene justificación de ninguna clase. Una ciudad que se comporta así, no puede aspirar, ni merece convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

                        La dignidad de Encarna León

         Fue un  ejemplo digno de ser señalado y reconocido. La escritora malagueña afincada en Melilla, presentó en ese mismo lugar (Victoria Grande), un poemario el pasado 24 de abril. Ese fue el precedente por el que Carlota Leret solicitó la presentación de libro de su madre en ese siniestro lugar. No por afán de revancha.

           Encarna León podría no haber acudido a la presentación, celebrada en la UNED el pasado 12 de noviembre. Sin embargo, sí lo hizo y aguantó el chaparrón crítico que una “dolida Carlota” le echó encima. No solo hizo eso, sino que esperó pacientemente hasta el final, se acercó hasta Carlota Leret y allí mantuvo una charla con ella, en la que le ofreció sus disculpas por lo sucedido, y le recalcó que ella también que el lugar idóneo para la presentación era  Victoria Grande.

                             La romanza de las rejas

         La presentación del libro de Carlota O´Neill es el epílogo a quince años de lucha de su hija Carlota, por recuperar tanto la memoria de la escritora (su madre), como la del comandante aviador Virgilio Leret (su padre). Ha conseguido ambas cosas. Su nombres son ya inmortales, e incluso la propia Carlota es historia viva. Como ella dijo en un momento dado, dirigiéndose a los asistentes: Piensen que están ante la única testigo del inicio de la Guerra Civil en Melilla. La afirmación resultó demoledora. Además de sus amigos, Carlota estuvo acompañada por su hija Laura Salas Leret, y por su marido, el doctor en Derecho y experto en Derechos Humanos Héctor R. Faúndes.

       Tanto la  introducción del historiador Vicente Moga, como  la lectura de las romanzas a cargo de la periodista Begoña Rubio, no pudieron ser más acertadas. Todos, menos las autoridades culturales, estuvieron a la altura de las circunstancias, y de lo que merece Carlota Leret, un ejemplo de lucha, de tenacidad y de tesón, por situar la memoria de sus padres, en el firmamento en el que ya brillan. El acto fue organizado por la asociación cultural Ateneo.

Romanza de las rejas


     Carlota Leret presentará en Melilla la obra poética de su madre

           Carlota Leret  presentará en la tarde del  12 de noviembre,  la obra poética de su madre, Carlota O´Neill, “Romanza de las rejas”, escrita durante sus cuatro años de  cautiverio en nuestra ciudad, primero en el Fuerte de Camellos, luego en la prisión medieval de Victoria Grande, y finalmente en el Hospital de Cruz Roja de Melilla.

                     Romanza entre rejas fue  publicada por primera vez en México en 1964, primera etapa del exilio de la escritora Carlota O´Neill. Para la presente edición se han añadido algunos poemas inéditos, encontrados por su hija recientemente. La edición actual, prologada por Vicente Moga, ha encontrado bastantes dificultades para su publicación, de cuyo coste, se ha hecho cargo la propia Carlota Leret.

    La Consejería de Cultura deniega la presentación en Victoria Grande

             El fuerte de Victoria Grande, prisión medieval, que se llenó de presas políticas a partir de 1936, los hombre eran internados en el campo de concentración de Zeluán, se ha convertido en un espacio desmemoriado. La única efeméride que se recuerda allí es la del fabuloso y legendario disparo de la demarcación de límites, que alcanzó los famosos 2.800 metros de la semicircunferencia de Melilla. Todos lo demás ha sido borrado del mapa. Es verdad que las piedras hablan, pero lo es también que puede ser borrada su memoria. Esto es lo que han hecho con la prisión medieval que estuvo en uso hasta 1996.  Ahora es un espacio lumínico y reinventado, que ha costado 1,2 millones de euros.

          La intención de Carlota era presentar allí el libro de poemas de su madre, habida cuenta de que fue en ese fuerte en donde lo compuso y que le sirvió de tétrica inspiración. Sin embargo, las nuevas autoridades de la Consejería de Cultura, le denegaron el permiso, alegando que “no era una instalación pensada para ese tipo de actos”. Existen varios precedentes de actos culturales, como el de una charla sobre “el origen del blues”, celebrada entres sus muros el pasado 15 de julio*.

     Finalmente, la presentación del libro, en el que también estará la periodista melillense Begoña Rubio, se desarrollará en el aula 10 de la UNED, lugar que no han podido negar bajo ningún pretexto. El acto está promovido por la Asociación Cultural Ateneo. Melilla sigue sin espacio para la memoria.

                                  Pórtico de Carlota O´Neill 

           Entre este pórtico y la romanza de las rejas, hay un puente. Lo pisé en Melilla siendo una chamaca. 

             El primer año, solo quise morir; incrustarme en aquellas mismas piedras rezumantes de morbo. la muerte se hizo sorda.

             El segundo años quise vivir, salir, abrazar, así, con fuerza, con todas mis fuerzas, con mi sangre, a mis dos pequeñas cachorrillas que seguían enronqueciendo llamándome.

               El tercer año, después del consejo de guerra, fui condenada.

              El cuarto año me adpaté a la cárcel. Alguien me llevó libros. Recuperé mi herencia. Leí.

               En el quinto año…¿cómo fue?..Sí. Un día sentí deseos de escribir. Había publicado dos novelas, de niña prodigio; artículos de prensa de Madrid y Barcelona. Era escritora, también por herencia. Lo iba  a ser, por necesidad.

     PD: El Patronato de la UNED, que preside el servicio de publicaciones de Melilla, le denegó también la posibilidad de publicar la reedición del libro, pese a su valor testimonial, y a que incluye poemas inéditos, no incluidos en la edición mexicana de 1964.

      Nota*: http://www.melillahoy.es/seccion/23/cultura/

El misterio del fuerte aparecido


                                  

                         ¡ Excava y corre !

    No fue propiamente una excavación, sino una limpieza del terreno con puesta al descubierto, de un fuerte conocido por “el círculo secreto” y que apareció en donde tenía que estar. Melilla siemrpre sorprende y pese a haber leído todo los libros publicados sobre la historia de Melilla y sus diferentes fortificaciones y  recintos defensivos, nunca había leido el nombre de fuerte de San Antonio, que al parecer era una ampliación que completaba a su vez el fuerte o conjunto defensivo de Victoria Grande. Alguna línea me debí saltar o a algún párrafo no le presté la atención suficiente. El caso es que han aparecido los restos de un fuerte antiguo y semi desconocido, en donde en una campaña anterior de excavaciones (1998), aparecieron tres silos medievales islámicos, restos cerámicos y óseos.

         Que se excave, se encuentre lo que se encuentre es bueno. Solo me sorprende el conocimiento riguroso y exacto que se tiene sobre cierto tipo de cosntrucciones españolas, desconocidas para el común de las gentes, y que sin embargo se tardaran cuatro meses en reconocer que los restos aparecidos en el fuerte de San Miguel, eran restos del fuerte de San Miguel. Otro gran hallazgo y desconocido en lso textos históricos publicados, fue el de la célebre capilla de Sta. Mª de la Enramada, en la denominada Casa del Reloj, y que todavía no ha podido verse porque aunque  se prometió su apertura en el mes de julio, ya estamos en la mitad de septiembre y no la han disfrutado otros ojos, que no sean los de la nomenclatura. Sorprende también la aparición de planos tan exactos y que jamás nadie ha visto o sabía de su existencia. Sea lo que sea, es bueno que todo se descubra y se saque a la luz.

                                        ¿Abandonar lo excavado?

      Decidí pasarme por el Cerro del Cubo para ver lo que se había excavado este verano por voluntarios y estudiantes de historia. Ví que era un área muy determinada, de donde se deducía que se excavó sobre seguro, en una zona ya predetermida y señalada por los planos. Me sorpendió que el área no estuviese delimitada ni  acotada al uso público. Aquella zona es muy frecuentada y habitada  a la caída del Sol, por lo que el entorno puede sufrir una rápida y completa degradación. Esperaba que la zona estuviese delimitado y en algún modo protegida y que también pudiese ser fotografiada, sin los problemas y el oscurantismo del Gobernador. Las excavaciones debe ser lo más completas posibles y sobre todo, limitadas en el tiempo. Una vez que se abre una zona, debe hacerse de modo total. El caso es que por allí se podían ver todavía restos cerámicos, quizá comunes y contemporáneos, junto a algunos restos óseos.

         Lo encontrado pertenece al misterioso fuerte que yo llamo de San Antonio aparecido. Se ven perfectamente dos solares de piedra labrada y bien trabada, junto a los restos de una cerca zigzagueante, que perteneció a algún muro defensivo. Toda esta zona solo cayó en manos de los españoles a partir del siglo XVIII, por lo que los restos, si son españoles, no pueden ser anteriores a esa fecha.

 

Excavaciones: Victoria Grande y Cerro del Cubo


              

        
     Me remiten un anuncio insertado en la página web del Gobierno de Aragón, ofertando dos plazas de peones excavadores para el próximo mes de julio en Melilla, en las excavaciones que se llevarán a cabo en las inmediaciones del fuerte de Victoria Grande, sus fosos y en las inmediaciones del Cerro del Cubo. La noticia, no divulgada en Melilla resulta sumamente importante, primero por que confirma que seguirá adelante el nuevo proyecto megalómano y modificador del perfil tradicional de Melilla, que pretende unir el fuerte de Victoria Grande y su derruido zona, con el Parque Lobera. Luego transformarán el propio Parque Lobera hasta dejarlo irreconocible, con fuentes musicales, luces de mil colores.
                     La excavación es olbigada hasta para ellos mismos, puesto que en la Carta Arqueológica de Melilla, que tienen escondida hasta el ridículo pese a ser un documento público, marca toda esa zona en color rojo, o sea, de maximo interés arqueológico y de excavación obligatoria. De momento informa solo de que se realizará una única campaña.
                 Lo siguiente que llama la atención es que en las entidades que convocan esta excavación son la Consejería de Fomento ¿?, la Viceconsejería de Juventud ¿¿?? y la entidad privada, Instituto de Cultura Mediterránea ¿¿¿???, entidad privada y adosada como una lapa a la Consejería de Cultura, y que curiosamente no aparece por ningún lado como promotora.
                 Como viene siendo habitual, no hay ningún proyecto de colaboración con Universidades, ni con arqueólogos de renombre, con arqueçologos especialiados en arqueología musulmana,  ni con nadie que tenga que ver realmente con la arqueología. Esto es  la nomemclatura.           
              
                       Lo que encontré en el Cerro del Cubo
         En 2010 vino a Melilla la Ministra de Cultura González Sinde, y le entregué delante de la Consejera de Cultura, un proyecto para declarar todo el espacio de La Alcazaba, el Cerro del Cubo y el Parque Lobera, como un conjunto único de interés arqueológico. Pocos días antes, habían entregado dos cajas con unos 40 fragmentos de cerámica medieval islámica, al “arqueólgo jefe” de Melilla, Manuel Aragón. Junto con las muestras elaboré una  lista con los lugares en donde fueron halladas, y la indicación exacta en donde fueron se eocnotraban las piezas. También encontré fragmentos de huesos fosilizados de cordero, propios de la alimentación musulmana.
      Nota: Enlace a la página del Gobierno de Aragón
Organismos/InstitutoAragonesJuventud/Documentos/Melillan.pdf