Archivo de la etiqueta: recalificaciones

El fiasco de la zona deportiva


                         Instalaciones deportivas del Supersol

          Ha pasado ya tanto tiempo que ni siquiera es una denuncia, ni siquiera un escándalo. Ya no suscita alarma ninguna. Fue un fracaso más, uno de tantos. Esta zona deportiva está encima del Supersol, en origen Ecoahorro, un nombre que todavía no se ha perdido en el vocabulario de la gente que sigue comprando en este supermercado, el primero que abrieron en Melilla, allá por la primeros años de la década de 1990. pasados 25 años todavía no hemos pasado de la fase de los “supermercados”, cuando en el península llevan dos décadas comprando en las Grandes Superficies comerciales. Este es el gran atraso de nuestra ciudad.

               Las recalificaciones urbanísticas son la chistera del mago para los ayuntamientos, fuentes de financiación, de problemas y de corruptelas. Han pasado demasiados años como para que ya esto le importe a alguien. El caso es que las recalificaciones tiene sus etapas, que es imposible saltarse. Todo esto estaba calificado como zona deportiva y de equipamientos, no podía edificarse en esta parcela. Tampoco se pueden dividir, pero en algunos casos sí.

                La cuestión es que para edificar este supermercado hubo que hacer algo de prestidigitación administrativa. Se autorizaba la construcción del supermercado, pero a cambio debían mantenerse las dotaciones deportivas, pero en la azotea. En su momento sí constituyó en escándalo, con acusaciones cruzadas en la prensa, que por supuesto no llegaron a nada. Pasadas dos décadas solo hay olvido y desconocimiento. La mitad de la población no saben que en la azotea del Hipersol hay unos supuestos campos de deporte, y el resto de la población, que sí lo ve, ya ni recuerda porqué está eso ahí.

Anuncios

El pabellón Lázaro Fernández


          

              ¿ Cuál será el futuro de este pabellón ?

    ¿ Tiene sus días contados el pabellón Lázaro Fernández ?. La futura inauguración del nuevo pabellón García Pezzi afectará de modo indudable a este ya viejo, pero entrañable pabellón de deportes. Normalmente los acontecimientos no se producen solos, sino que desencadenan otros movimientos en los que en principio no se piensa. Dentro de poco, han esperado al nuevo gobierno del PP, los populares melillenses aprobarán su nuevo Plan General de Ordenanción Urbana ( PGOU). 

             El PGOU es un intrincado documento, del que tengo la presentación preliminar y el Avance del mismo, con el que se deciden los reordenamientos urbanos y muchas operaciones especulativas (recalificaciones, cambios de edificabilidad, variaciones en las licencias de uso), y un sinfín de operaciones muy difíciles de entender, pero que en realidad, es la única y gran vía de financiación para un gobierno autonómico tan derrochador, y tan sobredimensionado. Un PGOU bien manejado supone una auténtica cascada de millones para cualquier ayuntamiento.

            En el último año se había especulado con la posible demolición de las viviendas de Alvaro de Bazán, las viviendas de las calles Infanta Elena y Cristina y quizá, toda esa maraña de datos que incluyen los avances del PGOU, incluya la demolición de este pabellón, la recalificación del suelo y la posterior conversión del solar en un nuevo grupo de viviendas. La presión de las constructoras sobre el Gobierno autonómico melilllense  es enorme, y hay cientos de movimientos que esperan la aprobación de ese PGOU para iniciar su carrera.

          De todo esto, lamentaría sobre todo, la posible  desaparición del nombre de “Lázaro Fernández” de las calles de Melilla. El resto no está  a nuestro alcance el impedirlo, aunque lo veremos todo y quizá algo podamos evitar.